Descansar en la casa de Betania junto a Jesús, es saborear ese momento Único y privilegiado que te inunda de paz el corazón. Cuántas veces nos hemos planteado lo que nosotros hubiéramos hecho si nos hubiera tocado vivir en tiempo de Jesús; tenemos la seguridad que hubiésemos acudido a todos los lugares donde El descansaba. Pero no hemos caído en la cuenta que esto no es cosa del pasado sino del presente. Esto se repite hoy. Por eso quiero invitarte con esta página a que me acompañes para marchar hacia Betania. Jesús descansa allí, en Betania, con sus amigos se trata de irnos a encontrar con Él; todos estamos invitados.

 

 

V Domingo de Cuaresma
21 de marzo de 2010

GRUPOS BETANIA DE ORACIÓN Y ACCIÓN
**Textos para los trabajos de liturgia


EXHORTACIÓN PARA ESTA SEMANA

Hoy es el último domingo de Cuaresma. El próximo ya será Domingo de Ramos y con él iniciaremos la Semana Santa. Merece la pena recapitular hoy respecto a todos nuestros trabajos cuaresmales. Podemos, además, contar con la inestimable ayuda de San José, esposo de la Virgen María, y custodio y educador del Jesús. El ejemplo de María y José y la sagacidad del Niño Jesús ante los sacerdotes del Templo nos serán de mucha utilidad para llegar a nuestra meta espiritual.


LA REUNIÓN LITURGICA

ORACIÓN DE ENTRADA.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Señor Dios Padre nuestro, te pedimos gracia para comprender mejor la Palabra que se transmite en la Eucaristía Dominical. Concédenos la presencia cercana y gratificante del Espíritu Santo. Te lo pedimos por tu Hijo --y Maestro Nuestro--el Señor Jesús.


MONICIÓN SOBRE LAS LECTURAS

1.- La primera lectura, del Libro de Isaías, nos insiste en que Dios puede sacar vida hasta de lo más árido, de lo más insospechado. Él siempre hace nuevo el camino, calma la sed verdadera, pone en pie a los que han caído y les falta el ánimo para levantarse de nuevo.

S.- El Salmo 125 es un canto de alegría de los judíos que vuelven desterrados de Babilonia. Parece que no se creen la fuerza y la generosidad del Señor. Tal vez, nos pase a nosotros algo parecido en este tiempo de cuaresma, en plena transformación de nuestra vida de fe, debemos creer en la alegría de la conversión.

2.- Nuestra fuerza es el Señor, nos dice San Pablo en la segunda lectura, de la Carta a los Filipenses: cuando de verdad creamos en el apoyo de Dios, toda nuestra vida la cimentaremos en el Señor

3.- El Evangelio de San Juan nos narra la maravillosa escena de la mujer adultera. Pero tiene resonancias para nosotros hoy. Debemos alejarnos de los primeros lugares donde se esté lapidando a cualquier persona, y usando la piedra que portamos, no para arrojarla sobre los demás. Jesús nos da una gran lección de amor y misericordia. No lo olvidemos.


LECTURAS

PRIMERA LECTURA

LECTURA DEL LIBRO DE ISAÍAS 43, 16-21

Así dice el Señor, que abrió camino en el mar y senda en las aguas impetuosas; que sacó a batalla carros y caballos, tropa con sus valientes: caían para no levantarse, se apagaron como mecha que se extingue. No recordéis lo de antaño, no penséis en lo antiguo, mirad que realizo algo nuevo; ya está brotando. ¿No lo notáis? Abriré un camino por el desierto, ríos en el yermo; me glorificaran las bestias del campo, chacales y avestruces, porque ofreceré agua en el desierto, ríos en el yermo, para apagar la sed de mi pueblo, de mi escogido, el pueblo que yo formé, para que proclamara mi alabanza.

Palabra del Señor


SALMO RESPONSORIAL

SALMO 125

R.- EL SEÑOR HA ESTADO GRANDE CON NOSOTROS, Y ESTAMOS ALEGRES

Cuando el Señor cambió la suerte de Sión,

nos parecía soñar:

la boca se nos llenaba de risas,

la lengua de cantares. R.-

 

Hasta los gentiles decían:

"El Señor ha estado grande con ellos."

El Señor ha estado grande con nosotros,

y estamos alegres. R.-

 

Que el Señor cambie nuestra suerte,

como los torrentes del Negueb.

Los que sembraban con lágrimas,

cosechan entre cantares. R.-

 

Al ir, iban llorando, llevando semilla;

al volver, vuelven cantando,

trayendo sus gavillas. R.-


SEGUNDA LECTURA

LECTURA DE LA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS FILIPENSES 3, 8-14

Hermanos:

Todo lo estimo pérdida, comparando con la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor. Por él lo perdí todo, y todo lo estimo basura con tal de ganar a Cristo y existir en él, no con una justicia mía -la de la ley-, sino con la que viene de la fe de Cristo, la justicia que viene de Dios y se apoya en la fe. Para conocerlo a él, y la fuerza de su resurrección, y la comunión con sus padecimientos, muriendo su misma muerte, para llegar un día a la resurrección de entre los muertos.

No es que haya conseguido el premio, o que ya esté en la meta: yo sigo corriendo. Y aunque poseo el premio, porque Cristo Jesús me lo ha entregado, hermanos, yo a mí mismo me considero como si aún no hubiera conseguido el premio. Sólo busco una cosa: olvidándome de lo que queda atrás y lanzándome hacia lo que está por delante, corro hacia la meta, para ganar el premio, al que Dios desde arriba llama en Cristo Jesús.

Palabra de Dios


ACLAMACIÓN Jl 2,12-13

Ahora –Oráculo del Señor—convertíos a mí de todo corazón porque soy compasivo y misericordioso.


EVANGELIO

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN 8, 1-11

En aquel tiempo, Jesús se retiró al Monte de los Olivos. Al amanecer se presentó de nuevo en el templo y todo el pueblo acudía a él, y, sentándose, les enseñaba.

Los letrados y los fariseos le traen una mujer sorprendida en adulterio y colocándola en medio, le dijeron:

-- Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. La ley de Moisés nos manda apedrear a las adulteras: tú, ¿qué dices?

Le preguntaban esto para comprometerlo, y poder acusarlo. Pero Jesús, inclinándose, escribía con el dedo en el suelo. Como insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo:

-- El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra.

E inclinándose otra vez, siguió escribiendo. Ellos, al oírlo, se fueron escabullendo uno a uno, empezando por los más viejos, hasta el último. Y se quedó solo Jesús y la mujer en medio de pie.

Jesús se incorporó y le preguntó:

-- Mujer, ¿dónde están tus acusadores? ¿Ninguno te ha condenado?

Ella le contestó

-- Ninguno, Señor.

Jesús dijo:

-- Tampoco yo te condeno. Anda y adelante no peques más.

Palabra del Señor


COMENTARIO LITÚRGICO

EL SEÑOR RENUEVA TODAS LAS COSAS

Por David Llena

Olvidemos lo viejo, tanto lo bueno como lo malo, sigamos mirando y corriendo hacia la meta, como nos dice San Pablo. En cada recodo de este camino está surgiendo algo nuevo. El Señor renueva todas las cosas. El nos perdona nos devuelve la condición de hijos, como a la samaritana, Jesús no condena, perdona. Y eso nos hace sentir la alegría que expresamos en el Salmo: “El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres”. Así, Él perdona nuestro mal, nosotros no debemos confiarnos en el bien que hicimos, debemos llenarnos de Él, el resto es pérdida.


LA ORACIÓN DE LOS FIELES

SÉ COMPASIVO CON TU PUEBLO, SEÑOR

Igual que aquella mujer fue llevada ante tu Hijo, traemos nuestras plegarias ante Ti, atiende nuestras necesidades como Jesús atendió a la samaritana. Repetimos:

R.- SÉ COMPASIVO CON TU PUEBLO, SEÑOR.

1.- Por la Iglesia, para que en este tiempo cuaresmal se purifique y así llegue a alcanzar por Cristo, su cabeza, la santidad y su luz guíe al mundo.

OREMOS

2.- Por todos los hombres de la tierra para que conozcan por medio de la Iglesia el perdón que nos viene de Cristo.

OREMOS

3.- Por los que se alejaron de la Iglesia, para que en este tiempo propicio vuelvan su rostro a Cristo y formen de nuevo parte de su pueblo.

OREMOS

4.- Por las familias cristianas para que sea el perdón, el verdadero motor de su convivencia.

OREMOS

5.- Por los enfermos, los que sufren, o pasan necesidad para que yendo a Cristo encuentren la fuente de la que mana todo bien.

OREMOS

6.- Por todos nosotros, para que esta Cuaresma nos ayude a profundizar en el misterio de la muerte y resurrección de Cristo.

OREMOS

Padre ante ti presentamos estas súplicas. Atiende con generosidad, lo que con humildad te pedimos, por Jesucristo nuestro Señor.

Amen.


Las preguntas del Editor

En ambiente de gran recogimiento, un buen lector leerá lenta y con buena entonación las siguientes ideas fuerza que servirán para la meditación. Las cuestiones son las siguientes:

1.- ¿No hemos actuado alguna vez como los fariseos que llevan a la mujer pecadora ante Jesús? ¿No hemos sido capaces de acusar sin demasiado fundamento y sobre todo sin caridad alguna? No es mal día, hoy, para meditar sobre esa conducta.

2.- Jesús dice lo que era más lógico, aunque a algunos no se lo parezca. Quien no tenga pecado que tire la primera piedra y, claro, todos –como nosotros—eran pecadores. La humildad sincera es un buen combustible personal para lo que queda de Cuaresma y para el inicio de la Semana Santa.

3.- Sinceramente, las escenas de la misa de la Anunciación nos dan fuerza hacia el camino pascual. Es bueno que leamos y releamos los textos de esa Eucaristía y saquemos provecho.

4.- Conviene hoy meditar sobre Jesús, María y José. La Sagrada Familia es un gran ejemplo para nosotros.

5.- San José será siempre un ejemplo para todos los cristianos. Paciente, trabajador, responsable. Supo escuchar a Dios por medio del Ángel y supo que tenía una misión altísima: cuidar del Redentor, del Hijo de Dios.

6.- San José, es como un faro de paz y de alegría en medio de la Cuaresma y la Virgen María es un estrella de la mañana –un lucero del alba—para nuestras vidas en estas horas importantes.


LA MISIÓN

Tener el ánimo abierto y el alma dispuesta para iniciar la Semana Santa, dentro de una semana, que es el gran misterio de nuestra fe, por el cual el género humano fue salvado de la esclavitud del pecado para siempre.


Nos podéis escribir sobre todo esto. E, incluso, pedirnos ayuda sobre algún tema concreto.

betaniamad@yahoo.es