Solemnidad de San José, esposo de la Virgen María
19 de Marzo de 2010

Plegarias


ANTÍFONA DE ENTRADA Lc 12, 42

Este es el criado fiel y solícito a quien el Señor ha puesto al frente de su familia

ACTO PENITENCIAL

Señor Jesús, tú que confiaste en la vida silenciosa de José de Nazaret para crecer y desarrollarte como miembro del género humano, perdona muy especialmente, hoy, nuestras continuadas faltas de amor contra nuestros hermanos.

Señor Ten Piedad

Señor Jesús, tú que viviste en paz y en armonía con tu familia en Nazaret, disculpa nuestros pecados contra la familia cristiana.

Cristo ten Piedad

Señor Jesús, tú que tuviste en San José un guía y un maestro, no mires hoy nuestras infidelidades contra la enseñanza cristiana.

Señor Ten Piedad

ORACIÓN COLECTA

Dios todopoderoso que confiaste los primeros misterios de la salvación cristiana a San José, haz que por su intercesión, la Iglesia mantenga vivos y activos esos misterios santos y los lleve a plenitud en su misión salvadora.

Por nuestro Señor Jesucristo

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Concédenos, Señor, que podamos servirte en el altar con un corazón puro como San José, que se entregó por entero a servir a tu Hijo, nacido de la Virgen María.

Por Jesucristo Nuestro Señor

PLEGARIA EUCARÍSTICA

El Señor esté con vosotros

Levantemos el corazón

Demos gracias al Señor nuestro Dios

 

¡Oh Dios, hermoso y bello!

Eres como una brisa, más imponente en los picos nevados,

liso como un valle sonriente, bravo con un mar,

y con el encanto de los niños y adolescentes,

de los jóvenes, los adultos y los ancianos

 

Tu rostro no tiene semejanza, pero lo vemos reflejado,

como Jesús, tu Hijo, nos enseñó, en los rasgos de tus hijos más queridos.

Ellos sí, los Santos y, entre ellos, el primero de todos, José de Nazaret,

a quien encomendaste la fiel custodia de tu Hijo.

Y todos los demás, que son lo mejor de la tierra y brillan como ascuas de luz.

 

Aplaudimos con entusiasmo, el estilo de sus vidas:

su encantadora sencillez, su humildad verdadera,

el amor que les consumía, su capacidad para siempre decir la verdad,

su amor por la libertad

y su capacidad para cantarte a Ti siempre y en toda hora.

 

Gracias a ellos la Iglesia siempre ha estado dispuesta a ejercer

siempre de buen samaritano, a llevar la paz a quien la necesite,

y el amor a quien no lo tenga.

Son, junto a San José, muchedumbre de hombres y mujeres

que dieron y dan testimonio del Evangelio.

 

Y con nuestra memoria, hoy, puesta en José de Nazaret,

hacemos, también recuerdo de Pedro y Pablo y de todos los apóstoles,

de Basilio y Agustín, de Tomás de Aquino, de Ignacio de Loyola,

de Teresa de Jesús, de Carlos de Foucauld, de Juan XXIII

y de todos aquellos que, a cada uno de nosotros,

no han acompañado en nuestra vidas ascendente hacia Ti,

y añadimos a todos, los que conocidos o anónimos

han luchado por la paz y el amor del Evangelio,

para hacer de la Tierra un planeta de una geografía más habitable

 

Por todos ellos se llena el corazón de Gozo

y celebramos la fiesta de San José de Nazaret,

aclamándote a Ti, Dios de la belleza y del encanto, diciendo

SANTO, SANTO, SANTO.

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Mt 25, 21

Siervo fiel y cumplidor, pasa al banquete de Tu Señor

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Señor, protege sin cesar a esta familia tuya que ha celebrado con gozo la festividad de san José participando en la Eucaristía, y conserva en ella los dones que tanta bondad les concedes.

Por Jesucristo Nuestro señor.