Hemos iniciado la publicación, en esta página de Moniciones, de unos formularios especiales, destinados a la Misa con niños. Van al final de la página, tras las moniciones habituales.


V Domingo de Cuaresma
21 de marzo de 2010

MONICIÓN DE ENTRADA

O deseamos la más cordial bienvenida a la Eucaristía. Hoy vamos a celebrar el Quinto Domingo de Cuaresma, que es el último de este tiempo fuerte de conversión. El próximo –dentro de una semana—ya será Domingo de Ramos e iniciaremos la Semana Santa. Hoy el evangelio nos mostrará la impresionante escena de Jesús y la mujer adúltera, donde la mala intención de los enemigos de Jesús se convertirá en camino de perdón para una mujer perseguida y asustada. Todavía, a nosotros, en estas fechas cuaresmales, nos queda tiempo para reflexionar, para pedir perdón, para hacer posible nuestra conversión. Iniciemos, pues, nuestra eucaristía con gran esperanza…


MONICIÓN SOBRE LAS LECTURAS

1.- La primera lectura, del Libro de Isaías, nos insiste en que Dios puede sacar vida hasta de lo más árido, de lo más insospechado. Él siempre hace nuevo el camino, calma la sed verdadera, pone en pie a los que han caído y les falta el ánimo para levantarse de nuevo.

S.- El Salmo 125 es un canto de alegría de los judíos que vuelven desterrados de Babilonia. Parece que no se creen la fuerza y la generosidad del Señor. Tal vez, nos pase a nosotros algo parecido en este tiempo de cuaresma, en plena transformación de nuestra vida de fe, debemos creer en la alegría de la conversión.

2.- Nuestra fuerza es el Señor, nos dice San Pablo en la segunda lectura, de la Carta a los Filipenses: cuando de verdad creamos en el apoyo de Dios, toda nuestra vida la cimentaremos en el Señor

3.- El Evangelio de San Juan nos narra la maravillosa escena de la mujer adultera. Pero tiene resonancias para nosotros hoy. Debemos alejarnos de los primeros lugares donde se esté lapidando a cualquier persona, y usando la piedra que portamos, no para arrojarla sobre los demás. Jesús nos da una gran lección de amor y misericordia, No lo olvidemos.

 

Lectura de Postcomunión

MONICIÓN

Como en otras ocasiones vamos a leer, en estos momentos de paz y quietud un fragmento de la oración compuesta por el sacerdote español Javier Leoz

AYUDAME A MIRAR COMO TU, SEÑOR

A no manipular ni airear

las cruces de las personas que las soportan

A no enjuiciar ni condenar

los defectos de tantos próximos a mi vida

A no hacer estandarte ni burla

de los que están hundidos en sus miserias

 

Para que, frente a la mentira, reine la verdad

Para que, frente a la condena, brille tu misericordia

Para que, frente a la burla, salga la comprensión

Para que, frente a la humillación, despunte la bondad


Exhortación de despedida

Impresiona Jesús, aparentemente absorto, escuchando las acusaciones de quienes querían meterle en una trampa. Escribía en el suelo… Finalmente los acusadores se marchan y Jesús da el perdón y el consuelo a la mujer acusada. Busquemos, nosotros, también de Jesús, el perdón para mejor presentarnos a las notables celebraciones que se nos acercan…


Misa de Niños

Estos textos han sido realizados por el equipo de catequistas de la Parroquia de El Altet, Alicante, España.

MONICIÓN DE ENTRADA

Hoy celebramos el quinto domingo de la cuaresma. El último domingo en el camino hacia la Semana Santa. La cuaresma ha sido un tiempo de preparación donde nos hemos dado cuenta de todas las veces que con nuestros actos ofendemos a Dios. Escuchemos la voz de Jesús en nuestros corazones diciéndonos “yo no te condeno, pero anda y no peques más”. Comencemos pues nuestra celebración atentos a lo que nos quiere decir la palabra de Dios en el día de hoy.

PETICIONES DE PERDÓN

1.- Por las veces que condenamos a otros por sus actos, sin darnos cuenta que Dios nunca nos condena. Señor, ten piedad.

2.- Por todas las veces que le mentimos a nuestros padres, profesores y amigos. Cristo, ten piedad.

3.- Por todas las veces que despreciamos a otros por ser diferentes a nosotros, sin darnos cuenta que todos somos iguales para Dios. Señor ten piedad.

MONICIÓN DE LA PRIMERA LECTURA

El pueblo de Israel ha sido expulsado de la tierra que Dios les había regalado, pero no pierde la esperanza de que algún día volverán, porque Dios es fiel a su Palabra y no defrauda a los que ponemos nuestra fe y nuestra confianza en Él.

MONICIÓN DE LA SEGUNDA LECTURA

En la segunda lectura veremos como Pablo reconoce que la vida en Cristo es un largo camino, una carrera, en la que el gran premio es nuestro amigo Jesús, nuestro Dios que dará su vida muy pronto para salvarnos de nuestros pecados.

PETICIONES

1.- Por el Papa Benedicto 16, nuestros obispos, sacerdotes, religiosas y religiosos, para que iluminados por el Señor sepan guiarnos y ser modelos a seguir por nosotros los niños y jóvenes. Roguemos al Señor.

2.- Por todas las personas afectadas por los temporales y desastres naturales, para que encuentren en Jesús el consuelo, y en las personas que se han ido a ayudarles la fuerza necesaria para seguir adelante. Roguemos al Señor.

3.- Por todas aquellas personas que aun sin conocer a Dios van por el mundo haciendo el bien y ayudando a los más necesitados. Roguemos al Señor.

4.- Por todos los niños del mundo, para que podamos cambiar nuestro corazón por uno más parecido al de Jesús y así poco a poco ir cambiando nuestro mundo. Roguemos al Señor.

5.- Por todos los aquí presentes, para que Dios escuche nuestras oraciones y nos bendiga siempre. Roguemos al Señor.