VI Domingo del Tiempo Ordinario
14 de febrero de 2010


Misa Familiar

Prepara: Javier Leoz


*Objetivo: descubrir las consecuencias prácticas de nuestro encuentro con Jesús

*¿Cómo?: Meditando las cuatro bienaventuranzas que nos propone el evangelio de Lucas y reflexionando sus consecuencias positivas.


1. MONICIÓN DE ENTRADA

¡Bienvenidos a celebrar con fe y con alegría la Eucaristía! La misa de cada domingo nos da la fuerza necesaria para seguir a Jesús. ¿Puede un deportista mantenerse en forma sin una dieta sana y equilibrada? ¿Puede un amigo de Jesús, decir que es su amigo, sin escucharle, comulgarle o hacerle partícipe de su vida?

Hoy, el Señor, nos propone un programa que, si lo cumplimos, nos abre un mundo de felicidad y de paz: es el camino de las bienaventuranzas. Es decir: cómo y de qué manera ser felices según Jesús.

Iniciemos esta celebración con el canto: TAN CERCA DE MI o ALEGRE ESTOY

2. PENITENCIAL

a) Decimos ser amigos del Señor pero, en nuestra vida, a penas dejamos un lugar para El. Señor ten piedad. (Un joven o un niño puede mostrar una agenda donde ponga: deporte, idioma, juegos, juerga, belleza, etc.)

b) Decimos seguir a Jesús pero, en muchas ocasiones, no conocemos a fondo su mensaje. Cristo ten piedad (Se puede mostrar un rostro de Cristo con un aspa tapándole la boca o tal vez un mando de televisión simbolizando la preferencia de otros programas o mensajes.).

c) Decimos querer mucho a Dios pero preferimos otros programas que nos entretengan o hagan más superficial nuestra vida. Señor ten piedad (Se puede enseñar una revista con los horarios de la televisión)

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

Las tres lecturas que vamos a escuchar son una invitación a poner nuestra confianza en Dios. En la primera escucharemos como, el cerrarnos en nosotros mismos, produce olvido de Dios; en la segunda San Pablo nos recuerda una cosa importantísima: todo lo que hagamos está muy bien pero, lo más importante, es que Jesús Resucitó.

Y, finalmente en el evangelio, escucharemos el programa que Jesús quiere para nuestra vida. Un programa de cuatro puntos que, de cumplirlos, nos lleva a la felicidad. Escuchemos con atención.

4. PETICIONES

a) Por la Iglesia, de la cual formamos parte todos nosotros; para que nos ayude a descubrir los caminos para cumplir con más perfección y sinceridad el camino de las bienaventuranzas. Roguemos al Señor.

b) Por todos aquellos que ponen su centro de atención en el dinero, en el poder o en aspectos que, a la larga, producen ansiedad e insatisfacción. Para que descubran a Jesucristo. Roguemos al Señor.

c) Por los que gobiernan las instituciones. Para que promuevan el desarrollo de todos los pueblos y los derechos de todas las personas. Nos acordamos especialmente de los más pobres. Roguemos al Señor.

d) Por todos aquellos que por ser fieles al Señor son asesinados en tantos lugares del mundo. No hay día en el que, un sacerdote, religioso, religiosa o católico, muera por manifestar públicamente su fe. Que Dios sea su recompensa. Roguemos al Señor.

5. OFRENDAS

a) Con este mural en el que hemos diseñado los cuatro caminos de la pobreza, el hambre, la persecución o las lágrimas, queremos manifestarte Señor nuestro deseo de ir contracorriente. Es decir; de buscar en cada situación tu presencia y la fortaleza que tú nos das.

(Unos jóvenes o unos niños, acercan hasta el altar un póster con cuatro caminos con las siguientes palabras: pobreza; lágrimas; hambre; persecución. Al final del camino pondrá: CIELO, FELICIDAD, DIOS, JESÚS)

b) Con este mural que contiene la palabra “¡AY!” queremos representar el vacío y el lamento en los que viven muchos hombres; la soledad en la que están inmersas muchas personas que, por lo que sea, se han apartado del camino verdadero.

c) Finalmente, con el pan y con el vino, traemos la OFRENDA que, con tu fuerza y con tu poder, se convertirá en un momento feliz la Eucaristía: TU PRESENCIA REAL Y MISTERIOSA EN LA CONSAGRACION. Acéptalos, Señor, y que nunca nos falte para seguir andando por tus caminos.

6.- ACTIVIDADES

¡Actividades y más actividades!

¿Dejamos lugar para cumplir el programa de Jesús?

7.- ORACIÓN FINAL

Bienaventurados si no nos olvidamos de Dios (¡Bienaventurados!)

Bienaventurados si sonreímos aunque estemos llorando (¡Bienaventurados!)

Bienaventurados si no presumimos de ser ricos (¡Bienaventurados!)

Bienaventurados si no tememos decir la verdad (¡Bienaventurados!)

Bienaventurados si no valoramos sólo el mundo (¡Bienaventurados!)

Bienaventurados si miramos al cielo (¡Bienaventurados!)

Bienaventurados si no olvidamos al que sufre (¡Bienaventurados!)

Bienaventurados si somos fuertes en la fe (¡Bienaventurados!)

Bienaventurados si no nos burlamos de los débiles (¡Bienaventurados!)

Bienaventurados si nos dejamos tocar por Dios (¡Bienaventurados!)

Bienaventurados si creemos en la Resurrección(¡Bienaventurados!)

Bienaventurados si no ponemos en el centro al mundo (¡Bienaventurados!)

Bienaventurados si avanzamos con y por Jesús (¡Bienaventurados!)