Descansar en la casa de Betania junto a Jesús, es saborear ese momento Único y privilegiado que te inunda de paz el corazón. Cuántas veces nos hemos planteado lo que nosotros hubiéramos hecho si nos hubiera tocado vivir en tiempo de Jesús; tenemos la seguridad que hubiésemos acudido a todos los lugares donde El descansaba. Pero no hemos caído en la cuenta que esto no es cosa del pasado sino del presente. Esto se repite hoy. Por eso quiero invitarte con esta página a que me acompañes para marchar hacia Betania. Jesús descansa allí, en Betania, con sus amigos se trata de irnos a encontrar con Él; todos estamos invitados.

 

 

III Domingo del Tiempo Ordinario
24 de enero de 2010

GRUPOS BETANIA DE ORACIÓN Y ACCIÓN
**Textos para los trabajos de liturgia


EXHORTACIÓN PARA ESTA SEMANA

Nuestra eucaristía y nuestros trabajos de liturgia sólo pueden abrirse con un recuerdo emocionado por las miles de victimas del terremoto de Haití. El Señor nos ayuda, siempre, a confiar en Él y sabemos que está con los que más sufren. Hoy se habla de la Palabra de Dios y es esa Palabra la que puede liberar a todos de sus penas y de sus problemas, por muy difícil que parezca. Mantengamos nuestra fe abierta y nuestra esperanza completa. La Palabra de Dios, que hizo el mundo, nos salvará a todos.


LA REUNIÓN LITURGICA

ORACIÓN DE ENTRADA.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Señor Dios Padre nuestro, te pedimos gracia para comprender mejor la Palabra que se transmite en la Eucaristía Dominical. Concédenos la presencia cercana y gratificante del Espíritu Santo. Te lo pedimos por tu Hijo --y Maestro Nuestro--el Señor Jesús.


MONICIÓN SOBRE LAS LECTURAS

1.- Nehemías nos va a decir que estemos alegres, que no estemos tristes. Y no hay mejor recomendación previa para escuchar la Palabra de Dios. Refiere el texto de nuestra primera lectura la lectura solemne de la Ley en el Templo de Jerusalén, reconstruido a la vuelta del exilio de Babilonia

S.- El salmo 18 nos marca un contenido histórico y doctrinal que interesa reseñar. Los versículos que se van a proclamar narran precisamente las excelencias de la Ley de Moisés y su uso litúrgico en el Templo. Y hay un transfondo de entrega de oración humilde por parte del pueblo que reconoce la majestad de Dios. Esto, sin duda, también es muy indicado para nosotros en nuestros tiempos.

2.- El mensaje principal de nuestra segunda lectura, que procede de la Carta los Corintios es que la alegría es una consecuencia clara de la cercanía del Señor. Pablo, el gran Pablo, nos va a contar, como sólo él sabe hacerlo, esa organización prodigiosa que es la Iglesia, nuestra Asamblea, y que está basada en la coordinación neurológica y maravillosa que tiene el cuerpo humano. Sabiendo que Cristo es nuestra cabeza.

3.- El evangelio de Lucas recoge la confirmación de Jesús –con palabras de Isaías—que él es nuestro libertador. Narra Lucas con precisión cinematográfica la escena de la sinagoga de Nazaret. Es el principio de la vida pública de Jesús ya se vislumbran los problemas que tendrá que sufrir nuestro Maestro a lo largo de toda su vida.


LECTURAS

PRIMERA LECTURA

LECTURA DEL LIBRO DE NEHEMIAS 8, 2-4a.5-6.8-10

En aquellos días, el sacerdote Esdrás, trajo el libro a la asamblea de hombres y mujeres y de todos los que podían comprender. Era mediados del mes séptimo. Leyó el libro, en la plaza de la puerta del agua, desde el amanecer hasta el mediodía, en presencia de hombres, mujeres y a los que tenían uso de razón; y todo el pueblo estaba atento al libro de la ley. Esdras, el sacerdote, estaba de pie sobre un estrado de madera, que habían hecho para el caso.

Esdrás abrió el libro a vista de todo el pueblo, pues se hallaba en un puesto elevado, y cuando lo abrió, el pueblo entero se puso de pie. Esdrás pronunció la bendición del Señor Dios grande y el pueblo entero alzando las manos respondió: "Amén", Amén"; se inclinó y se postró rostro a tierra ante el Señor. Los levitas leían el libro de la ley de Dios con claridad y explicando el sentido, de forma que comprendieron la lectura.

Nehemías, el Gobernador, Esdras, el sacerdote y letrado, y los levitas que enseñaban al pueblo decían al pueblo entero:

-- Hoy es un día consagrado a nuestro Dios: No hagáis duelo no lloréis: (Porque el pueblo entero lloraba al escuchar las palabras de la ley.)

Y añadieron:

-- Andad, comed buenas tajadas, bebed vino dulce y enviad porciones a quien no tiene, pues es un día consagrado a nuestro Dios. No estéis tristes, pues el gozo del Señor es vuestra fortaleza.

Palabra del Señor


SALMO RESPONSORIAL

SALMO 18

R.- TUS PALABRAS, SEÑOR, SON ESPÍRITU Y VIDA.

La Ley del Señor es perfecta

y es descanso del alma;

el precepto del Señor es fiel

e instruye al ignorante. R.-

 

Los mandatos del Señor son rectos

y alegran el corazón;

la norma del Señor es límpida

y da luz a los ojos. R.-

 

La voluntad del Señor es pura

y eternamente estable;

los mandamientos del Señor son verdaderos

y enteramente justos. R.-

 

Que te agraden las palabras de mi boca,

y llegue a tu presencia el meditar de mi corazón,

Señor, roca mía, redentor mío. R.-


SEGUNDA LECTURA

LECTURA DE LA PRIMERA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS CORINTIOS 12, 12-30

Hermanos:

Lo mismo que el cuerpo es uno y tiene muchos miembros, y todos los miembros del cuerpo, a pesar de ser muchos, con un solo cuerpo, así también Cristo. Todos nosotros, judíos y griegos, esclavos y libres, hemos sido bautizados en un mismo Espíritu, para formar un solo cuerpo. Y todos hemos bebido de un solo Espíritu.

El cuerpo tiene muchos miembros, no uno solo. Si el pie dijera. "No soy mano, luego no formo parte del cuerpo", ¿dejaría por eso de ser parte del cuerpo? Si el oído dijera: "No soy ojo, luego no formo parte del cuerpo", ¿dejaría por eso de ser parte del cuerpo? Si el cuerpo entero fuera ojo, ¿como oiría? Si el cuerpo entero fuera oído, ¿cómo olería? Pues bien. Dios distribuyó el cuerpo y cada uno de los miembros como él quiso. Si todos fueran un mismo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo? Los miembros son muchos, es verdad, pero el cuerpo es uno solo. El ojo no puede decir a la mano: "no te necesito"; y la cabeza no puede decir a los pies: "no os necesito". Más aún, los miembros que parecen más débiles son más necesarios. Los que nos parecen despreciables, los apreciamos más. Los menos decentes, los tratamos con más decoro. Porque los miembros más decentes no lo necesitan.

Ahora bien, Dios organizó los miembros del cuerpo dando mayor honor a los más necesitados. Así no hay divisiones en el cuerpo, porque todos los miembros por igual se preocupan unos de otros. Cuando un miembro sufre, todos sufren con él; cuando un miembro es honrado, todos le felicitan. Vosotros sois el cuerpo de Cristo y cada uno es un miembro.

Y Dios os ha distribuido en la Iglesia: en el primer puesto los apóstoles, en el segundo los profetas, en el tercero los maestros, después vienen los milagros, luego el don de curar, la beneficencia, el gobierno, la diversidad de lenguas, el don de interpretarlas ¿Acaso son todos apóstoles?, ¿o todos son profetas?, ¿o todos maestros?, ¿o hacen todos milagros?, ¿tienen todos don para curar?, ¿hablan todos en lenguas o todos las interpretan?

Palabra de Dios


ALELUYA Lc 4, 18-19

El Señor me ha enviado a dar la buena noticia, a proclamar la liberación a los cautivos.


EVANGELIO

LECTURA DEL EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 1, 1-4; 4, 14-21

Ilustre Teófilo:

Muchos han emprendido la tarea de componer un relato de los hechos que se han verificado entre nosotros, siguiendo las tradiciones transmitidas por los que primero fueron testigos oculares y luego predicadores de la Palabra. Yo también, después de comprobarlo todo exactamente desde el principio, he resuelto escribírtelos por su orden, para que conozcas la solidez de las enseñanzas que has recibido.

En aquel tiempo, Jesús volvió a Galilea, con la fuerza del Espíritu; y su fama se extendió por toda la comarca. Enseñaba en las sinagogas y todos lo alababan. Fue Jesús a Nazaret, donde se había criado, entró en la sinagoga, como era su costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron el Libro del Profeta Isaías y desenrollándolo, encontró el pasaje donde estaba escrito:

--“El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado para dar la Buena Noticia a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, y a los ciegos, la vista. Para dar libertad a los oprimidos; para anunciar el año de gracia del Señor".

Y, enrollando el libro, lo devolvió al que le ayudaba, y se sentó.

Toda la sinagoga tenía los ojos fijos en él. Y él se puso a decirles:

-- Hoy se cumple esta escritura que acabáis de oír.

Palabra del Señor


COMENTARIO LITÚRGICO

EL ESPÍRITU ESTÁ CON NOSOTROS

Por David Llena

“Santificarás las fiestas”, aprendimos como tercer mandamiento de la ley de Dios, y hoy las lecturas hablan, profundizan en esto. En primer lugarfijémonos cómo todos, “todo el pueblo estaba atento”, “todos somos miembros del Cuerpo” somos convocados ante el altar para escuchar su palabra, “que es descanso para el alma” como nos recuerda el Salmo. “El pueblo entero se inclina y se postra ante el Señor” y el Salmo apuntilla, “que te agraden las palabras de mi boca”. “Hoy es un día consagrado” y recalca Jesús “Hoy se cumple la escritura”. La Eucaristía como anticipo del HOY de Cristo, como momento de intimidad del corazón, como unión de todos, de adhesión a Cristo, es el sentido del tercer mandamiento. También lleva consigo el “comed buenas tajadas, bebed vino dulce, enviad porciones al que no tiene”, y sobre todo “no estéis tristes” el Espíritu está con nosotros.


LA ORACIÓN DE LOS FIELES

QUE EL ESPÍRITU ESTÉ SOBRE NOSOTROS

“El Espíritu de Dios está sobre mí”. Con esa fuerza, Jesús recorrerá su camino en la tierra; y confiados en la fuerza del Paráclito presentamos al Padre nuestras plegarias. Repetimos:

R.- QUE EL ESPÍRITU ESTÉ SOBRE NOSOTROS.

1.- Por la Iglesia, para que el Espíritu esté pronto a aconsejar a todos y todos nos dejemos guiar por Él.

OREMOS

2.- Por los que ostentan el poder económico, político y social para que atiendan la voz del Espíritu y Éste les conceda el don de la sabiduría.

OREMOS

3.- Por todas las familias, para se vean asistidas por el Espíritu y sean fuentes de la piedad que de Él nos llega.

OREMOS

4.- Por todos las victimas del terremoto de Haití, por sus familiares y por todo el pueblo haitiano, para que reciban la ayuda necesaria de todos los países y sepan entender que el mundo no los ha dejado solos.

OREMOS

5.- Por los enfermos, los pobres, los necesitados para el Espíritu les conceda el don de la Fortaleza y se vean pronto libres de los males que les aquejan.

OREMOS

6.- Por los jóvenes para que el Espíritu les conceda el don de la ciencia y sepan descubrir al Padre que nos muestra Jesucristo.

OREMOS

6.- Por todos los cristianos, para que el Espíritu nos ilumine y construyamos entre todos esa unidad que es el Cuerpo de Cristo, su Iglesia que todos formamos.

OREMOS

Padre, acoge estas súplicas que y haz que el Espíritu Santo derrame sobre todos sus siete dones para que todos seamos uno.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.

Amen.


LAS PREGUNTAS DEL EDITOR, ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

En ambiente de gran recogimiento, un buen lector leerá lenta y con buena entonación las siguientes ideas fuerza que servirán para la meditación.

1.- Resulta muy interesante la lectura reposada del fragmento de San Pablo de hoy, porque da una explicación de altura sobre lo que tiene que ser la Iglesia. ¿Estamos seguros de que nosotros somos partes de un mismo cuerpo, cuya cabeza es Cristo Jesús?

2.- ¿Aguantamos a nuestros familiares, amigos, a los otros colaboradores de los trabajos de la parroquia o del grupo?

3.- ¿No será que el tiempo transcurrido nos ha enfriado y convertido en personas más egoístas, más lejanas? ¿De verdad, funcionamos con la unión con lo que lo hacen los diferentes miembros de un cuerpo? Deberíamos pensarlo con tiempo, dando profundidad a la idea en nuestro interior.

4.- La escena del evangelio de Lucas en la sinagoga de Nazaret, demuestra, entre otras muchas cosas, que Jesús tenía clara su vocación y su misión… ¿Nos ocurre lo mismo a nosotros?

5.- De vez en cuando es bueno revisar, en positivo, nuestra propia vocación. Y ello para ver si marchamos en la dirección adecuada. Sin duda, en Navidad, ha habido muchos acontecimientos que, probablemente, no nos han dejado pensar. ¿No es ahora el momento de parar y reflexionar?


LA MISIÓN

Es prioritario movilizar en nuestra parroquia o en nuestro grupo las ayudas a Haití. Y también nuestras oraciones continuas para el Señor Dios ayude a los que más lo necesitan y acoja en su seno las almas de los fallecidos.


Nos podéis escribir sobre todo esto. E, incluso, pedirnos opinión sobre algún tema concreto. Hemos recibido varios correos en las últimas semanas. Como de costumbre los publicamos y damos respuesta en la sección de Testimonios. Os repetimos el correo:

betaniamad@yahoo.es