Domingo XXV del Tiempo Ordinario
20 de septiembre de 2009

Misa Familiar

Prepara: Javier Leoz


MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos, una vez más, al encuentro con el Señor. ¿AL encuentro? Sí, porque venir a la Eucaristía, es querer encontrarnos con todo lo que el Señor dijo e hizo por el hombre.

Hoy, por ejemplo, Jesús nos indica que el servicio y la humildad, son características que hemos de llevar a cabo, y guardar sus amigos.

Muchas personas quieren ser siempre los primeros en todo. Pero, los cristianos, hemos de ser los primeros en ser generosos, en demostrar nuestra alegría y sobre todo en buscar siempre el bien de los demás.

Iniciamos esta celebración, como siempre, con el canto que nos alegra el corazón y nos lleva hasta Dios.

PENITENCIAL

1. - Es más importante SER que TENER. Pero, la humanidad, pone más empeño en el acaparar bienes que en el buscar la justicia de los hombres. Señor, ten piedad

2.- Creer, ser cristiano, significa ir contracorriente. Es decir; ser valiente cuando surgen dificultades. Pidamos perdón al Señor por nuestra debilidad. Cristo, ten piedad

3.- Muchas de las cosas malas que ocurren en el mundo, es fruto de la envidia, del orgullo y de la rivalidad de los hombres con los hombres. Pidamos perdón por no buscar lo que nos une. Señor ten piedad.

MONICIÓN A LAS LECTURAS

Nunca nos tiene que dar pena el mostrar la cara más bonita de nuestra vida cristiana: nuestra forma de ver el mundo, las personas o los acontecimientos.

Además, la segunda lectura de hoy, nos indica cuales son los caminos que conducen al hombre a su ruina, a no ser felices.

Finalmente, en el evangelio, Jesús nos recuerda que seguirle es difícil. Pero que, el día de mañana, veremos el valor de todo lo realizado en su nombre. Escuchemos con atención.

ORACIÓN DE LOS FIELES

1. Un recuerdo especial por el Papa Benedicto XVI. Por nuestro Obispo (XXX) Por los sacerdotes. Para que nos animen a buscar siempre, en el servicio, nuestra alegría y nuestro orgullo. Roguemos al Señor.

2. Por todos los que han comenzado el colegio. Por los profesores. Para que crezcamos en sabiduría. Para que aprovechemos este tiempo para llenarnos de sabiduría. Roguemos al Señor.

3. Por todos los que dividen. Por los que enfrentan a los países y a las religiones. Por todos aquellos que sólo piensan en sí mismos. Para que vuelvan al camino del bien. Roguemos al Señor.

4. Para que no seamos envidiosos. Para que promovamos siempre la paz, el desarrollo y la comunión de todos con todos. Roguemos al Señor.

OFRENDAS

1.- Con este cartel “ENVIDIA, ORGULLO, LUCHAS, MALDAD” queremos representar lo que en el mundo sobra y lo que en el mundo hace tanto daño. Que el Señor nos ayude a superarlo.

2.- Con esta jarra, un plato y la servilleta, queremos manifestar ante el Señor nuestro deseo de servir a los demás con generosidad. Que nunca nos cansemos de hacerlo.

3.- Con el PAN Y EL VINO traemos hasta el altar lo que nos hace falta para caminar como hijos de Dios. EL Cuerpo y la Sangre del Señor.

ORACIÓN

AYÚDAME, SEÑOR

A servir,

aunque no sea recompensado

A no ser envidioso

y conformarme con lo que tengo

A no ser rival de nada

y ser hacedor de paz

A no buscar sólo mi interés

y también el de los demás

A ser fuerte

cuando las dificultades salgan a mi encuentro

A luchar

por lo que de verdad merezca la pena

A no apartarme de Ti

cuando algunos intenten hacerlo

AYUDAME, SEÑOR