XXI Domingo del Tiempo Ordinario
23 de agosto de 2009

La oración de los fieles


1.- ESPERAMOS TU SALVACIÓN, SEÑOR

2.- SEÑOR: ¡QUÉ NO NOS ALEJEMOS DE TI!


PRIMERA

ESPERAMOS TU SALVACIÓN, SEÑOR

Oremos con mucha esperanza por nosotros y por todos los hombres. Dirijamos nuestra oración a Dios Padre. Y respondamos:

R.- ESPERAMOS TU SALVACIÓN, SEÑOR.

1. Por la Iglesia, por el Papa, los obispos, presbíteros y diáconos y por todos los hombres y mujeres pertenecientes a ella, para que estén unidos en el amor, la esperanza y la entrega.

OREMOS.

2.- Por todos los países de la tierra, para que los Gobernantes y los gobernados, se den cuenta que solamente en Dios encontrarán el sosiego y el bienestar.

OREMOS.

3.- Para que entendamos que la riqueza de la tierra es de todos y la repartamos con más justicia y más caridad.

OREMOS.

4.- Por todos los que están enfermos, solos, despreciados, para que encuentren fuerza y esperanza en Dios y consuelo a partir de nosotros y de nuestras buenas obras.

OREMOS.

5.- Para que Dios –Padre, Hijo y Espíritu Santo-- sea conocido y amado en todo el mundo.

OREMOS.

6.- Por nosotros presentes en esta Eucaristía (pausa. cada uno expresa en silencio su petición), en especial por aquel que más urgencia tenga en ser atendido.

OREMOS.

Ven, Dios Padre, renuévanos, condúcenos a tu Reino, donde habita la paz, la justicia, la generosidad, la verdad y el amor. Te lo pedimos por tu Hijo Jesucristo que contigo vive y reina, en unidad del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos.

Amén.


SEGUNDA

SEÑOR: ¡QUÉ NO NOS ALEJEMOS DE TI!

El final de esta serie de lecturas en torno a la Eucaristía se resume en la inspiración de Pedro: “¡Señor sólo Tú tienes palabras de vida eterna!”, por eso nuestra súplica hoy es:

R.- SEÑOR: ¡QUÉ NO NOS ALEJEMOS DE TI!

1.- Por el Papa, los obispos y sacerdotes, para que fieles a su vocación crezcan en santidad todos los días.

OREMOS

2.- Por todas las naciones del mundo para que acudan sin temor a Aquél que tiene palabras de Vida Eterna.

OREMOS

3.- Por aquellos que aún no han comprendido el mensaje de Cristo, para que encuentren en la Iglesia personas que se lo acerquen.

OREMOS

4.- Por los que sufren el dolor de la enfermedad, o de la desgracia para que encuentren luz en Aquél que es la Luz.

OREMOS

5.- Por las familias cristianas, para que en momentos de duda se acerquen a Cristo que es la certeza de la Verdad.

OREMOS

6.- Por los que nos hemos reunido en esta Eucaristía y todos aquellos que celebran hoy el día del Señor, para que seamos siempre fieles a Cristo y a su Iglesia.

OREMOS

Padre, presentamos con gran humildad estas necesidades de tu pueblo, acógelas y haznos crecer siempre en tu amor. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén