XVII Domingo del Tiempo Ordinario
26 de julio de 2009

La oración de los fieles


 1.- SEÑOR, TODO LO ESPERAMOS DE TI

2.- PADRE, ACOMPÁÑANOS EN ESTA VIDA


PRIMERA

SEÑOR, TODO LO ESPERAMOS DE TI

Padre, vemos como eres Tú quien sacia nuestras faltas y necesidades y estás cerca de los que te invocan. Hoy nos acercamos ante tu altar para presentar nuestra hambre. Repetimos:

R.- SEÑOR, TODO LO ESPERAMOS DE TI

1.- Por el Papa, para que el Señor atienda sus oraciones y se vean satisfechas todas las intenciones que él te presenta.

OREMOS

2.- Por los gobiernos de las naciones para que su principal preocupación sea el bienestar de sus ciudadanos.

OREMOS

3.- Por todos aquellos que trabajan en producir, elaborar distribuir los alimentos para que éstos lleguen a nuestra mesa para que vean su trabajo como un servicio a Cristo en los demás.

OREMOS

4.- Por los enfermos y sus familiares para que el Señor atienda, su “hambre” y la sacie con la salud que esperan.

OREMOS

5.- Por las familias en paro, para que no les falte nunca el pan en la mesa.

OREMOS

6.- Por nosotros que aspiramos a asemejarnos a Cristo, para que nuestra generosidad se vea multiplicada por la acción de Dios.

OREMOS

Padre, estas son nuestras necesidades, te presentamos también las que cada uno lleva en su interior, para que si es para bien nuestro las atiendas con prontitud.

Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén


SEGUNDA

PADRE, ACOMPÁÑANOS EN ESTA VIDA

Elevemos nuestras plegarias a Dios Padre y repitamos como Salomón en su oración:

R.- PADRE, ACOMPÁÑANOS EN ESTA VIDA

1. Padre, acompaña a nuestro Papa Benedicto XVI para que gobierne a este pueblo numeroso que es la Iglesia y que su encíclica CARITAS IN VERITATE ilumine a un mundo convulso

OREMOS

2. – Padre, acompaña a nuestros gobernantes y políticos para que sepan discernir el bien del mal y contribuyan al desarrollo de los pueblos.

OREMOS

3. – Padre, acompaña a todos aquellos que llamaste a servirte, para que perseverando en el amor sean glorificados en tu Reino.

OREMOS

4. – Padre, acompaña y fortalece a aquellos que aún no han encontrado fe, para que estén atentos a tus palabras y descubran ese tesoro que llevan dentro.

OREMOS

5. – Padre, acompaña a todos los vendedores y hombres de negocios para que no se dejen arrastran por los “tesoros” de este mundo.

OREMOS

6. – Padre, acompaña a los que disfrutan de un tiempo de relax para que durante este descanso redescubran el tesoro de las relaciones personales.

OREMOS

7. – Padre, acompaña a todos los que estamos presente en esta Eucaristía para que un día disfrutemos del Banquete que nos tienes preparado.

OREMOS

Padre, acoge estas plegarias que tu pueblo confiado te presenta. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amen.