Betania es una aldea a tres kilómetros de Jerusalén. Allí vivían Marta, María y Lázaro, los amigos de Jesús.
Él y sus discípulos descansaban allí, sobre todo en los días anteriores a la Pasión y Muerte.
Allí, Jesús resucitó a Lázaro.  En Betania Jesús siempre estuvo con amigos.

Si no vas a Misa estas Lecturas te acercaran a una sintonía más clarificadora,
solidaria y hermosa. Si vas, te servirán de recuerdo y preparación.
Y si no vas, pero quieres ir, te ayudaran a acercarte a la puerta.


 

EDICIÓN ESPECIAL DE VERANO

JULIO-AGOSTO 2009

Número 621. Año Decimotercero

Fundada el 1 de diciembre de 1996.


En el Editorial que publicamos un poco más abajo damos todos los datos de este número especial de verano y sus características. Puede servir de guía. En este primer texto lo que deseamos en desear unas felices vacaciones a todos nuestros lectores que viven el verano. Para aquellos del hemisferio austral que pasan su invierno pues decirles que el adelanto de material les será útil. Hemos dado el sumario de las Homilías bajo el encabezamiento de cada Solemnidad o cada Domingo. Recordar que más abajo están las secciones de Editorial, Carta del Editor, Libro de la Semana, y una selección de “Testimonios”. Decir, además, que esta primera página es un espacio abierto y que iremos añadiendo cosas, tal como vayan llegando. Y acontecimientos en el caso de que se produzcan.


Donaciones a Betania

CUENTA DEL BANCO SANTANDER

0049 3239 68 2814101946

Titular: Prensa Escorial Betania.

Por PAYPAL


Los Sumarios de cada misa no tienen enlaces y hay que ir a la tabla del menú azul de la izquierda para entrar a las páginas anunciadas


SOLEMNIDAD DE SANTIAGO APOSTOL
25 DE JULIO DE 2009

 

La Homilía de Betania

1.- SERVIR ES REINAR

Por José María Martín OSA

2.- UN SÍ RESPONSABLE

Por Gustavo Vélez. mxy

3.- ANTE LA SOLEDAD, EL CONSUELO

Por Javier Leoz

4.- EL APÓSTOL CON SU PREDICACIÓN ABNEGADA…

Por Antonio García-Moreno

5.- SAN JACOB (SANTIAGO) FUE UN HOMBRE VALIENTE Y AMBICIOSO

Por Gabriel González del Estal

6.- SANTIAGO APRENDIÓ LA LECCIÓN DE JESÚS

Por José María Maruri, SJ

7.- LUZ DE EUROPA

Por Ángel Gómez Escorial


LA HOMILÍA MÁS JOVEN


UNA DE LAS MAYORES MANIFESTACIONES DE RELIGIOSIDAD

Por Pedrojosé Ynaraja


Moniciones


Oración de los Fieles


Misa Familiar


DOMINGO XVII DEL TIEMPO ORDINARIO
26 DE JULIO DE 2009

 

 

La Homilía de Betania

1.- LA BUENA VOLUNTAD, VALE TODO

Por Javier Leoz

2.- EUCARISTÍA Y JUSTICIA

Por José María Martín OSA

3.- EL ÁBACO DE DIOS

Por Gustavo Vélez, mxy

4.- GENTE QUE TIENE HAMBRE Y CAMINA A LA DERIVA

Por Antonio García-Moreno

5.- SOBRE LA NECESIDAD DE COMPARTIR EL PAN FÍSICO Y EL PAN DE VIDA

Por Gabriel González del Estal

6.- OLOR A PAN RECIÉN HECHO

Por José María Maruri, S. J.

7.- PIDAMOS TODO AL SEÑOR

Por Ángel Gómez Escorial


LA HOMILÍA MÁS JOVEN


TIEMPO DE EXÁMENES Y PRUEBAS DE GENEROSIDAD

Por Pedrojosé Ynaraja


Moniciones


Oración de los Fieles


Misa Familiar


DOMINGO XVIII DEL TIEMPO ORDINARIO
2 DE AGOSTO DE 2009

 

 

La homilía de Betania

1.- JESÚS SACIA NUESTRA HAMBRE

Por José María Martín OSA

2.- NO TENEMOS HAMBRE

Por José María Maruri, SJ

3.- CUANDO DECIMOS PAN DE VIDA

Por Gustavo Vélez, mxy

4.- HACER UN NEGOCIO DE LO QUE ES SAGRADO

Por Antonio García-Moreno

5.- ¿ESTÓMAGOS AGRADECIDOS?

Por Javier Leoz

6.- “ME BUSCÁIS PORQUE COMISTEIS HASTA SACIAROS”

Gabriel González del Estal

7.- EL PAN DE NUESTRA LIBERTAD

Por Ángel Gómez Escorial


LA HOMILÍA MÁS JOVEN


HUIR DE LA MEDIOCRIDAD Y APRENDER A ALIMENTARSE

Por Pedrojosé Ynaraja


LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR


¿CUÁLES SERÁN MIS COORDENADAS?

Por Gustavo Vélez, mxy


Moniciones


Oración de los Fieles


Misa Familiar


DOMINGO XIX DEL TIEMPO ORDINARIO
9 DE AGOSTO DE 2009

 

 

La Homilía de Betania

1.- LA “DEPRE”

Por José María Maruri, SJ

2.- TÚ TIENES PALABRAS DE VIDA ETERNA

Por Antonio García-Moreno

3.- ES DIFÍCIL RECONOCER LA SANTIDAD DE LAS PERSONAS CON LAS QUE CONVIVIMOS

Por Gabriel González del Estal

4.- VIDA ETERNA CON JESÚS

Por José María Martín OSA

5.- EL PAN Y SUS OFICIOS

Por Gustavo Vélez, mxy

6.- LA VIDA NO ES SOLO COMER

Por Javier Leoz

7.- EL SEÑOR NOS SALVA DE LA ANGUSTIA

Por Ángel Gómez Escorial


LA HOMILÍA MÁS JOVEN


COMER PARA VIVIR, QUE ESO ES LO BUENO

Por Pedrojosé Ynaraja


Moniciones


Oración de los Fieles


Misa Familiar


SOLEMNIDAD DE LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA
15 DE AGOSTO DE 2009

 

La Homilía de Betania

1.- “ASCENDE SUPERIUS”

Por Gabriel González del Estal

2.- UNA MUJER VESTIDA DE SOL Y CORONADA DE ESTRELLAS

Por Antonio García Moreno

3.- MARÍA: LA ESTRELLA QUE NOS CONDUCE A JESÚS

Por José María Maruri, SJ

4.- MARIA ESTA CON NOSOTROS

Por José María Martín OSA

5.- SU DESTINO SERÁ EL NUESTRO

Por Javier Leoz

6.- DICHOSA

Por Gustavo Vélez, mxy

7.- LA RADICALIDAD DEL MAGNIFICAT

Por Ángel Gómez Escorial


LA HOMILÍA MÁS JOVEN


A POCOS METROS DEL HUERTO DE GETSEMANÍ

Por Pedrojosé Ynaraja


Moniciones


Oración de los Fieles


Misa Familiar


DOMINGO XX DEL TIEMPO ORDINARIO
16 DE AGOSTO DE 2009

 

 

La homilía de Betania

1.- MORIR SÓLO ES MORIR

Por Gustavo Vélez, mxy

2.- ¿QUÉ TIENE EL PAN DE DIOS?

Por Javier Leoz

3.- VIVIREMOS PARA SIEMPRE

Por Antonio García Moreno

4.- JESÚS NOS INVITA A PARTICIPAR EN SU VIDA

Por José María Martín OSA

5.- VIVIR HABITADOS POR DIOS

Por Gabriel González del Estal

6.- JESÚS, EL BUEN PAN

Por José María Maruri, SJ

7.- "VENTAJAS" FEHACIENTES

Por Ángel Gómez Escorial


LA HOMILÍA MÁS JOVEN


PARA SER CRISTIANO HAY QUE SER UN POCO HIPPY

Por Pedrojosé Ynaraja


Moniciones


Oración de los Fieles


Misa Familiar


DOMINGO XXI DEL TIEMPO ORDINARIO
23 DE AGOSTO DE 2009

 

La Homilía de Betania

1.- LA FE ES UN DON DE DIOS

Por Gabriel González del Estal

2.- ¿QUÉ ES JESÚS PARA MÍ?

Por José María Maruri, SJ

3.- UN HOMBRE SINCERO E IMPETUOSO

Por Gustavo Vélez, mxy

4.- PEDRO: EN ESA CASA DE DIOS UNA PIEDRA DE FUNDAMENTO.

Por Antonio García-Moreno

5.- JESUS ESPERA NUESTRA RESPUESTA

Por José María Martín OSA

6.- ¿YA SABEMOS QUIÉN ES EL SEÑOR?

Por Javier Leoz

7.- “SOBRE ESTA PIEDRA EDIFICARÉ MI IGLESIA”

Por Ángel Gómez Escorial


LA HOMILÍA MÁS JOVEN


¿QUIÉN SOY YO?

Por Pedrojosé Ynaraja


Moniciones


Oración de los Fieles


Misa Familiar


DOMINGO XXII DEL TIEMPO ORDINARIO
30 DE AGOSTO DE 2009

 

La homilía de Betania

1.- LAS EXIGENCIAS DEL SEGUIMIENTO DE JESUS

Por José María Martín OSA

2.- EL DIOS QUE HACE TEMBLAR NUESTA FE

Por José María Maruri, SJ

3.- PLANES MISTERIOSOS DE DIOS

Por Antonio García-Moreno

4.- DEMASIADOS DOLORES

Por Gustavo Vélez, mxy

5.- CONVIVIR CON EL MAL

Por Gabriel González del Estal

6.- ¡NO SOMOS CIUDADANOS DE SEGUNDA!

Por Javier Leoz

7.- LAS COSAS DE DIOS

Por Ángel Gómez Escorial


LA HOMILÍA MÁS JOVEN


QUEDAR SEDUCIDO, DEJARSE QUERER

Por Pedrojosé Ynaraja


Moniciones


Oración de los Fieles


Misa Familiar


Los Sumarios de cada misa no tienen enlaces y hay que ir a la tabla del menú azul de la izquierda para entrar a las páginas anunciadas

JULIO-AGOSTO 2009

Número 621. Año Decimotercero

Fundada el 1 de diciembre de 1996.

 

Los desafíos del próximo curso

No es malo comenzar el verano pensando en los desafíos que se nos abrirán en el próximo curso. Y, entre ellos, en el caso de Betania, la entrega de los Trofeos del Escritor del Año. Ya informaremos convenientemente de este acto. Como se sabe tenemos pendientes entregar las placas de ganadores a Antonio García-Moreno y a Julia Merodio, ambos colaboradores nuestros de hace años. Estamos pensando, asimismo, hacer algún cambio en la presentación de esta primera página, pero ya será bien adelantado el mes de septiembre. Queremos comentar en este editorial aspectos sobre la caída del Papa y la rotura de su muñeca, la enciclica “Caritas in veritate” y el año dedicado a la santidad sacerdotal ahora pasamos a describir este número con la habitual guía y luego pasaremos a tratar de los asuntos dichos.

LA GUÍA

Respecto a lo que podríamos llamar “Guía de la Edición de verano” pues señalar que están homilías, misas familiares, moniciones y oración de los fieles de todas las celebraciones consignadas. Como el año pasado se ha prescindido de la página de Plegarias. En “La Casa de Betania” –nuestra página de “Grupos”—publicamos todos los comentarios homiléticos breves de David Llena y las preguntas del Editor, correspondientes a todas las celebraciones litúrgicas que incluimos en la presente edición. Respecto a los formularios de Lecturas de dicha página y las oraciones de los fieles se puede acudir a las páginas generales de cada celebración. Julia Merodio amplia al mes de agosto su Taller con la Lectio Divina. Esta primera página –como se habrá observado—contiene además la Carta del Editor, la sección de Opinión, el Libro de la Semana, que, realmente, es el “Libro del Mes” y una sección de Testimonios que iremos aumentando, en el caso que se produzcan novedades de interés. De todos modos la contemplación del sumario ayudará especialmente a “moverse” en este número.

EL PAPA BENEDICTO

Absolutamente admirados por la encíclica Caritas in veritate” que tiene mucho de moderno, de actual, de –sinceramente—empuje juvenil, intelectualmente hablando, nos llegaba la noticia de la caída de Benedicto XVI y su posterior operación, con la rotura de su muñeca. Realmente, las caídas son frecuentes en las personas de su edad –y en las otras--, pero traía la lógica alarma y una cierta pena porque se frustraran sus vacaciones. Ya el portavoz vaticano, el jesuita Federico Lombardi señaló, que acostumbrado a escribir a mano, y al tener la muñeca derecha inmovilizada, no podrá seguir escribiendo. Pero es posible que dicte como suele hacer con la correspondencia. No se ha cambiado ningún aspecto de su programa de actos en medio de las vacaciones y su estado de salud general es bueno.

Respecto a la encíclica, cada vez se le está dando más importancia en los circulos aniversarios y políticos, de orientación economica, pues dicen que, escrita en el lenguaje adecuado, es un planteamiento ético, moral y hasta práctico que tenderá a ayudar bastante. Ciertamente, la crisis económica actual, basada en el abuso de productos de inversión falseados y manipulados, tiene su origen en la avaricia. Y es un pecado al que, desde luego, sólo se puede responder con virtud. Nuestra idea es que la impregnación del mundo económico y financiero con las ideas –con la doctrina—de Benedicto XVI tendrá su ritmo, sin duda con una cierta lentitud, pero también inexorable. Hay un antes y un después, dentro de la realidad economica, con la aparición de Caritas in Veritate. Y esa influencia no sólo se acreditará entre católicos, sino con toda clase de creyentes. Lo que nosotros sabemos es que la encíclica se está leyendo en todos los ámbitos.

LA SANTIDAD DE LOS SACERDOTES

Como ya es sabido, y con ocasión del 150 aniversario de la muerte del Santo Cura de Ars, Juan María Vianney, el Papa Benedicto XVI ha anunciado que, del 19 de junio de 2009 al 19 de junio de 2010, se celebra un especial Año Sacerdotal, que tendrá como tema “Fidelidad de Cristo, fidelidad del sacerdote”. Ciertamente, la celebración respecto al Santo Cura de Ars tiene sentido. Es patrón del clero y su ejemplo, personal y pastoral, surgido en tiempos difíciles ha de ser recordado y esta fórmula parece la apropiada.

Es lógico que la Iglesia busque la santidad de los sacerdotes, como busca la santidad de todos sus hijos. La necesaria santidad de los sacerdotes se inscirbe en cuestiones de ejemplo y de magisterio. Pero, como es lógico, todo sacerdote que tenga bien armada su vocación deseará ser santo. Junto al año jubilar, y a la petición a todos los fieles para que recen por sus sacerdotes, existe un amplio programa de acción e implemento de las virtudes sacerdotales, dentro de este mundo actual. Pero se parte de la idea, de al igual de la presunción de inocencia, todos los sacerdotes buscan la santidad. Se supone, de todas maneras, que cada sacerdote deberá mantener y hacer crecer su propio carisma y no crear un ambiente de excesiva uniformidad que siempre ahoga. Pedimos, muy sinceramente, a nuestros lectores que recen por los sacerdotes, por los laicos, por los obispos, por el Papa, por los justos y por los pecadores. Y como decía Cristo el Señor, también hemos de rezar por nuestros enemigos, que haberlos haylos.

Finalmente, desear un buen verano a nuestros lectores del hemisferio norte. Y un tiempo feliz para los lectores del hemisferio sur y que el frío no les aísle. Que Dios nos bendiga a todos y que la Señora, Santa María, nos acompañe en nuestro caminar de invierno y verano

 

Rezar en verano… y en invierno

Por Ángel Gómez Escorial

Escribo una breve carta que, sin duda, podrá tenar añadidos a lo largo de esas cinco semanas que dura el número especial. Ya es antigua la costumbre de hacer números especiales que, comenzó, desde el principio, con el especial de Semana Santa y Pascua. Y luego se busco este especial de verano que permitía que todos tuviéramos unas vacaciones. La periodicidad semanal, a veces, es un poco angustiosa. Además, el deseo de no repetirnos, de presentar en cada edición texto inéditos, marca ese trabajo.

Tiene, sin embargo, la edición de verano un tiempo de preparación increíblemente intenso. No hay más que ver el número de páginas que damos y los textos que ofrecemos. Todos ellos han de ser escritos, reunidos, editados, corregidos y sometidos a la labor cuidosa del cargado en la Red. Y quiero exponer públicamente mi agradecimiento a todos los colaboradores que hacen posible que Betania tiene recorrido y mucho fondo. Y así expresó mi gratitud –por orden de antigüedad—a José María Maruri, a Julia Merodio, a David Llena, a José María Martín, a Javier Leoz, a Antonio Pavía, a Pedrojosé Ynaraja, a Gustavo Vélez, a Antonio García-Moreno, a Gabriel González del Estal. Estos son los principales, los de colaboración semanal. Pero también quiero recordar a Jesús Martí Ballester, que fue el primer sacerdote que escribió en Betania y un gran pionero de Internet, ahora lo hace menos, pero suele estar presente en la sección de Reportajes. Y a nuevas e interesantes aportaciones de la sección de Testimonios que, por vez primera, en la edición de verano, incluimos en esta primera página.

Personalmente, busco en el verano, rezar más y más tranquilo. Mirar más al cielo, por el día, y también por la noche. Hay una enorme corriente de conexión con Dios en la contemplación del cielo estrellado. Ojalá sea yo capaz de mejorar mi tiempo de oración. En fin que no hay mucho más que decir. Que Dios nos bendiga a todos los que pasamos por Betania. ¡Qué así sea!

 


Ofrecemos dos libros que pueden servir muy bien para entretenimiento y reflexión en estos días de verano. Las reseñas son más breves que las habituales de la sección de “El Libro de la Semana” pero servirán de guías útiles para nuestros lectores.


HISTORIA DEL ECUMENISMO EN ESPAÑA

Por José Luis Díez Moreno

Colección “Pensar y creer”

Ediciones San Pablo, Madrid, España

Es un gran hallazgo este libro. Se trata de un recorrido histórico de gran calidad y precisión por el camino del ecumenismo español, no muy conocido y, sobre todo, aún menos conocido en la atribución de trabajos ecuménicos de muchas personas conocidas dentro la historia de la Iglesia española. Su autor es el periodista y gran especialista en ecumenismo, José Luis Díez Moreno, director, hoy, de la revista “Pastoral Ecuménica”. El prólogo está a cargo del teólogo y ecumenista agustino Pedro Langa Aguilar. Con lo cual centramos bien procedencias, antecedentes y consecuentes.

Hemos de admitir una gran sorpresa por los muchos datos y los muchos esfuerzos que se recogen dentro de la peripecia española del ecumenismo. Iniciados en tiempos que podriamos llamar remotos y en los que imperaba una especie de “superidentidad” católica, que determinaba que solo la salvación estaba entre nosotros. Pero mentes lúcidas, desde el principio, enfocaron la cuestión de otro modo. Bajo la idea de que solo debería haber un Rebaño dirigido por un solo Pastor, Jesucristo. Algunas de las actuaciones de los ecumenistas españolas de primera hora parecen increíbles. En fin.

Recomendamos el libro con viveza y por ser historia llena de detalles y de sucedidos puede ser su lectura muy apropiada para el verano. Se lee de un tirón entre la admiración y el asombro.


TERESA DE JESÚS

En el umbral del Siglo XXI

Por José Luis Barrena Sánchez

Ediciones San Pablo, Madrid, España

Es obvio que hay muchas biografías de Santa Teresa de Jesús y que, últimamente, han aparecido un buen número de ellas, en diferentes formatos y, en su mayoría reseñadas aquí en Betania. La diferencia de esta –a mi juicio—es que autor, contagiado por la propia Teresa, prefiera hacer un recorrido biográfico crítico. Y no tanto hacia la santa –que, tal vez, también—si no respecto a su época y a la inclusión de ella en dicho tiempo tan especial, con la contrarreforma en marcha y con enorme problemas de libertad y de sosiego. Por eso se aplica un sentido de la verdad a la investigación histórica del entorno de Santa Teresa, lo cual se agradece.

El autor, Jesús Barrera Sánchez, salmantino de Bejar, es sacerdote de la diócesis de Ávila (España). Es profesor y experto en educación. El libro cuenta con un breve prólogo, muy interesante, escrito por Francisco Javier Sancho Fermín, carmelita descalzo como la santa y director del prestigioso Centro Internacional Teresiano Juanista. En dicho prólogo se afirma que en este siglo XXI se ha reconocido el derecho de las mujeres a formarse y crecer. Y que eso ya estaba presente en Teresa y en la lucha por la independencia y educación de sus monjas.

Jesús Barrera, pues, comunica nuevos aspectos a escenas biográficas de la santa ya muy conocidos, pero presentando el contexto histórico de esos momentos también en su devenir religioso, social y sociológico. La lectura del Libro Produce muchas sorpresas y se lee como una novela de aventuras, lo que, igualmente, que la obra anterior le hace muy propio para este tiempo veraniego. Ni que decir tiene que recomendamos el libro totalmente.

Ángel Gómez Escorial

 



Les animamos a que nos escriban sobre cualquier tema que relacionado con los contenidos de http://www.betania.es/, les interese.

Pueden enviar sus comentarios atraves del e-mail a:

betania@betania.es

o por correo ordinario a la siguiente dirección:

Betania - Apartado 42024, Madrid, España


SALUDOS INVERNALES PARA EL VERANO

¡Hola, queridos amigos de Betania!

Sé que están con un pie en las merecidas vacaciones de este año. Nosotros, desde este lado del mundo, estamos a full trabajando. No quería dejar de agradecerles todo lo que han trabajado, compartido y han ayudado para que crezca como cristiana. Todo lo que nos proporcionan, semana a semana, es de un valor incalculable, no en lo material sino en lo espiritual. Les deseo que este tiempo de descanso no sea un tiempo de inactividad apostólica. Que esas semillas que tienen que ser capaces de sembrar en todos los lugares en donde se mueven como cristianos, caigan en tierra fértil. Que sus corazones aquieten los ruidos y puedan regresar recargados en el Señor para seguir dando lo mejor. Dios no duerme ni se toma vacaciones, pero Él sabe que nosotros, vasijas de barro, las necesitamos para reponer fuerzas físicas, mentales y espirituales. Que este tiempo venidero sea para todos de gran bendición y provecho. Y un deseo que siempre llevo en el corazón y se lo manifiesto a los que me rodean. Como dice esa antigua bendición irlandesa: "Hasta que volvamos a encontrarnos, Dios los guarde en la palma de su mano".

¡Hasta la vuelta!

Mónica Bonardo

Martín Coronado - Pcia. de Buenos Aires

República Argentina

NOTA DEL EDITOR.- Pues no hay mejor forma de abrir esta sección veraniega y corta de Testimonios con este correo de Mónica, que acrecemos mucho.


SOBRE CELEBRACIONES PATRONALES

Hola amigos, no se si tenéis confeccionado o habéis pensado en la elaboración de algún material (moniciones de entrada, actos penitenciales, peticiones...) para celebraciones patronales tanto de Santos como de la Virgen María, son útiles para los que somos párrocos de muchos pueblos.

Un saludo

Pedro Miguel Rodríguez

España

NOTA DEL EDITOR.- Sabemos que la demanda de formularios de todo tipo es grande. Pero Betania tiene un equipo muy limitado. Puede decirse que moniciones y actos penitencias son obra de una sola persona. Y que en la oración de los fieles trabajan dos. Por eso es imposible salirse del límite de los domingos y solemnidades.


MI PARROQUIA, COLABORADORA DEL REINO DE DIOS

Desde hace un año tengo asignada la tarea de gestionar el despacho de mi parroquia dos veces por semana. La edad avanzada del clero que, aún así, sigue ejerciendo sus labores, y la ausencia de nuevas vocaciones obliga a que los laicos empecemos a corresponsabilizarnos de ciertas funciones.

No es lo mismo sentarse en cualquier banco de la iglesia y participar de la Eucaristía que sentarse en el asiento de la mesa del despacho. La función hace el órgano, se dice. Cierto. Empiezas a percibir la complejidad de la pastoral, todo un mundo imbricado. Comprendes mejor qué es ser cura, qué es una vida entregada a una comunidad cristiana, por qué se necesita tanta mano izquierda para sortear situaciones delicadas, bregar con personas con psicología de todo tipo, conciliar lo comunitario con lo individual, la diversidad de ritmos cristianos, espiritualidades, procurar que los más avezados acepten la fe sencilla de una mayoría, armonizar riqueza de planteamientos, aun rayando en la discrepancia.

El despacho me ha permitido compartir momentos de dolor de los que han perdido un ser querido, gozar de la alegría por un nuevo parroquiano y, sobre todo, ser espectadora impotente de la pobreza que hoy atenaza a parte de nuestra sociedad. Cáritas no da a basto para intentar solventar situaciones extremas. Guardan cola, sentados en la sala de espera, con una digna paciencia, como quien sabe que esa es su única herramienta. Entre ellos no se conocen, ni hablan. Sólo esperan su turno calladamente, absortos en sus problemas, pensándolos en su idioma materno y que muchas veces no es el castellano. De vez en cuando se cuela algún pícaro que pretende camuflar su animadversión al trabajo por una situación imponderable de emergencia económica. Hay pocos, pero los hay.

Por el despacho desfilan personas que traen la buena nueva del nacimiento de un hijo y desean bautizarle. La mayoría de las veces se constata en ellos una fe sociológica, una fe difuminada y entreverada con otras creencias.

Cuando alguien se acerca para avisar que su familiar ha fallecido se sienta en la pequeña butaca arrastrando las palabras. Son ojos cansados, vidriosos, enrojecidos. Necesitan narrar su dolor, su vacío, el recuerdo amoroso de quien se fue. Hay muertes que llegan avisando, de que la vela de la vida se va apagando; otras muertes son huracanadas, de golpe. El sinsentido atormenta el corazón y necesita buscar respuestas. ¿Por qué a ella? ¿Por qué Dios se la ha querido llevar siendo apenas una niña? Mis palabras son escuetas. Es mejor escuchar que largar grandes discursos, pero siempre trato de liberar a Dios de la culpa de esa muerte prematura. Dios no es un ser caprichoso que va segando vidas tempranas para tenerlas junto a Él.

Cuando el despacho se encuentra vacío suelo leer algún libro de teología. Hasta mí llegan las voces de la gente que entra y sale a dar catequesis, la algarada infantil, los jóvenes con sus latiguillos verbales, con ese argot sólo inteligible a fuerza de oír sus expresiones. Vienen a la “reu de la parro”. Son plácidos transgresores del lenguaje. Jóvenes a quienes Jesucristo les dice algo en medio de una sociedad en la que la palabra fe está erradicada o, al menos, oscurecida. Son jóvenes generosos, solidarios, no solitarios, aunque aún no han descubierto que su fe en comunidad se ha de vivir también en el templo. Adolecen de la sensibilidad y de la necesidad de participar en el culto.

El deambular de los voluntarios es constante. Gente cuyo compromiso es visitar enfermos, llevarles la Comunión, acompañarles a médicos si no tienen acompañantes.

Mientras intento leer algunas paginas de mi libro, muchas veces me he preguntado si con nuestra labor hacemos presentes esos versículos del evangelio el Reino de Dios ha irrumpido; si seguimos, aunque sea en maqueta, ese proyecto de Creación que planeó Dios y que nos reveló Jesús. Intento ver la botella medio llena, la mía y la de mis co-parroquianos. Somos un amasijo de ilusiones e inercias aprendidas, de altruismos y limitaciones, en definitiva de confesiones y vidas cristianas de ya sí, pero todavía no.

Se presenta a Teresa de Calcuta como paradigma de entrega al prójimo. Su labor y la de tantos y tantas cristianas es digna de la máxima admiración. Pero yo necesito creer que la Iglesia de Cristo también construye Reino de Dios gracias a los y las pequeñísimas teresitas, Casaldáligas, Vicente de Ferrer que pululan por cada parroquia del mundo y también en la mía.

Nadie sale en los periódicos. No somos sujetos codiciados por la prensa amarilla. No provocamos escándalos, ni somos héroes, ni villanos… Somos, sencillamente, como esas piedrecillas, humildes guijarros del camino a los que con tanto respeto cantó el poeta León Felipe en su poema Como tú. Lo humilde, además de necesario, es grandioso.

Así es mi parroquia. La mía, la nuestra. Así será, estoy convencida, la parroquia donde celebráis vuestra fe en Dios.

Feli Alonso Curiel

Bilbao, España

NOTA DEL EDITOR.- Interesante Testimonio de Feli sobre el trabajo parroquial. Las parroquias son los mejor de la vida cristiana. Sin duda.


CINCUENTA AÑOS AL SERVICIO DE DIOS

Hace unos días, recibí una llamada telefónica que me produjo una gran alegría. Mi viejo amigo de la infancia, Rafael Pastor me comunicaba que con motivo de sus boda de oro sacerdotales, el próximo día 21 de Junio, celebraría una Eucaristía solemne y que por supuesto contaba con mi asistencia.

Fernando y yo nos conocíamos desde niños. Siempre ha sido uno de mis mejores amigos, quizás por ello, juntos nos embarcamos en la Acción Católica de aquellos tiempos. Nos queríamos como hermanos. Vivíamos muy cerca y nuestras familias mantenían una entrañable amistad.

Desde muy pequeño, Fernando ha sido una persona muy religiosa. Rodeado de una familia, que además de creyente, cristiana y católica, era tremendamente apostólica, fue cultivando una vocación, que le hizo ingresar bastante joven en el Seminario.

Una vez ordenado sacerdote, comenzó su labor apostólica en una Iglesia de nuestra Ciudad, totalmente entregado y enamorado de Dios y de sus feligreses. Nunca fué un sacerdote de los denominados “burócratas”, sino de los entregados por completo al servicio de los demás, en la confianza que supone creer en el sacerdote predicador que alimenta nuestra fé y anima nuestra conciencia.

La misa de ese 21 de Junio, día de San Luis Gonzaga, fué concelebrada por varios sacerdotes, resultando tremendamente emotiva. Allá estábamos llenando totalmente el templo, además de familiares, amigos y personas que querían dejar patente el cariño de unos feligreses hacía ese cura que nunca les había fallado.

En su sencilla pero brillante homilía, comenzó comentando el Evangelio (Mt. 6,7.15), en el que Jesús de una manera tan bella, nos enseña a orar advirtiéndonos que no usemos muchas palabras pensando que nos hará más caso, toda vez que el Padre celestial sabe perfectamente lo que nos hace falta, ante de pedírselo. Y de esta manera, Jesús nos aconseja, debéis de rezar pidiendo la santificación del nombre del Padre y que se haga su voluntad. Que venga hasta nosotros su Reino; que nos dé el pan cada día, que nos libre de caer en la tentación y en las garras del mal. Y sobre todo y ante todo que me perdone, como yo perdono. Por supuesto, nos advertía Fernando, ésto condiciona la oración: ¡Querer perdonar de corazón, sin medias tintas!.

Seguidamente también nos recordó, aquel importante día en su vida al recibir el Sacramento de su Orden Sacerdotal, cuando sobre su cabeza impuso sus manos el Sr. Obispo, pidiendo al Espíritu Santo, le otorgara los poderes sagrados para ejercer su ministerio al servicio del pueblo de Dios y al culto divino.

Así mismo, nos comentaba emocionado, lo que supuso para su vida sacerdotal, al recibir la unción con el Santo Crisma, aquella primera oración dirigida por el Prelado, transmitiéndole el don espiritual y la semilla apostólica; “Quedáis instruidos para poder instruir. Sois luz para iluminar. Os acercareis a Dios para que los demás, ser acerquen también. Y finalmente seréis santificados para santificar y recrear la imagen de Dios”.

Al finalizar la hermosa ceremonia, uno, en silencio, desea dar gracias a Dios por haber mantenido durante cincuenta años al servicio de su Iglesia, a su viejo amigo sacerdote y unir su felicitación a la de todos aquellos que por su bautizo, recibiendo la luz de Cristo entraron a formar parte de la Iglesia. A la de tantos niños que por su mano, recibieron por vez primera a Jesús en su corazón. A la de los matrimonios que por su bendición iniciaron un camino de amor y de esperanza. A la de los enfermos que sintieron la ayuda y el calor necesario, para aceptar y ofrecer a Dios sus dolores. Así mismo también quiero unir mi felicitación a la de los familiares de aquellos que partieron para la vida eterna y fueron consolados. A la de tantos cristianos que recibieron su consejo y ayuda espiritual en momentos difíciles, pensando en un Dios que estaba demasiado lejos y demasiado alto. En definitiva a todos aquellos que viviendo un sueño imposible, han despertado por razón de alguna de sus homilías y como un renovado milagro, han encontrado paz y sosiego en su alma.

Por todo ello, nuestra humilde oración, la ofreceremos para que a Fernando le permita Dios seguir dando testimonio de amor y de servicio a su Iglesia hasta el final de su vida, teniendo siempre presente a San Agustín, cuando proclamaba: “Seréis felices, aquellos que hayan buscado y encontrado la forma de servir”.

José Guillermo García Olivas

Madrid, España

NOTA DEL EDITOR.- Otro relato de José Guillermo de innegable interés. Muchas gracias a el por su continuado esfuerzo.


 

 

 

www.betania.es

Editor: Ángel Gómez Escorial
e-mail: betania@betania.es
Dirección postal: Apartado de Correos 42024
28080 Madrid - ESPAÑA