Descansar en la casa de Betania junto a Jesús, es saborear ese momento Único y privilegiado que te inunda de paz el corazón. Cuántas veces nos hemos planteado lo que nosotros hubiéramos hecho si nos hubiera tocado vivir en tiempo de Jesús; tenemos la seguridad que hubiésemos acudido a todos los lugares donde El descansaba. Pero no hemos caído en la cuenta que esto no es cosa del pasado sino del presente. Esto se repite hoy. Por eso quiero invitarte con esta página a que me acompañes para marchar hacia Betania. Jesús descansa allí, en Betania, con sus amigos se trata de irnos a encontrar con Él; todos estamos invitados.

 

 

Domingo XV del Tiempo Ordinario
12 de julio de 2009

GRUPOS BETANIA DE ORACIÓN Y ACCIÓN
**Textos para los trabajos de liturgia


EXHORTACIÓN PARA ESTA SEMANA

Cuando Jesús envía a predicar a sus discípulos nos está enviando a todos a transmitir su Palabra. No han cambiado muchas las cosas desde que ese primer grupo de discípulos salió por los caminos en busca de hermanos y hermanas que quisieran creer en Jesús de Nazaret. Y decimos que no ha cambiado mucho porque hace falta creer y conocer mejor la doctrina de Cristo. Y, ciertamente, tampoco sus palabras se conocen bien entre los que nos llamamos cristianos. Hemos de salir todos a predicar.


LA REUNIÓN LITURGICA

ORACIÓN DE ENTRADA.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Señor Dios Padre nuestro, te pedimos gracia para comprender mejor la Palabra que se transmite en la Eucaristía Dominical. Concédenos la presencia cercana y gratificante del Espíritu Santo. Te lo pedimos por tu Hijo --y Maestro Nuestro--el Señor Jesús.


MONICIÓN SOBRE LAS LECTURAS

1.- La primera lectura nos habla del profeta Amós. Un profeta, es un hombre que tiene una vocación irresistible, ha sido capaz de decir sí a Dios, aunque sabía lo que le esperaba. Un profeta, habla el lenguaje de la libertad porque no depende de nadie; las órdenes las recibe de Dios. Quiere quitarse de encima lo que le desagrada hacer, pero aunque quiere no puede resistirse a lo que Dios le pide y, pase lo que pase, irá a profetizar al pueblo.

S.- Este salmo 84 formaba parte de los que eran considerados como oraciones personales, íntimas. Y eran un tanto diferentes de los que se utilizaban para la oración en común, para la liturgia. El salmista expresa su ternura y confianza en Dios. Hagamos, hoy, nosotros lo mismo.

2.- La segunda lectura –de la Carta de Pablo a los Efesios--es una alabanza salida de un corazón que ha experimentado a Dios. Parece como si el hombre fiel a la palabra de Dios –profeta en definitiva-- hubiera explotado en un canto al Señor por el que vive.

3.- El evangelio de hoy nos habla del envío. Del encargo para cumplir una misión. No podemos guardarnos el mensaje y quedarnos parados. Tenemos que ser signo de la presencia de Dios en el mundo. Él nos dará su gracia para que esto se haga realidad en cada uno de nosotros. Y eso es lo que con palabras maravillosas nos dice San Marcos en su relato que vamos a escuchar


LECTURAS

PRIMERA LECTURA

LECTURA DEL LIBRO DE AMOS 7, 12-15

En aquellos días dijo Amasías, sacerdote de la Casa-de-Dios, a Amós:

-- Vidente, vete y refúgiate en tierra de Judá: come allí tu pan y profetiza allí. No vuelvas a profetizar en 'Casa-de-Dios', porque es el santuario real, el templo del país.

Respondió Amós:

-- No soy profeta ni hijo de profeta, sino pastor y cultivador de higos. El Señor me sacó de junto al rebaño y me dijo: "Ve y profetiza a mi pueblo de Israel."

Palabra de Dios


SALMO RESPONSORIAL

SALMO 84

R.- MUÉSTRANOS, SEÑOR, TU MISERICORDIA Y DANOS TU SALVACIÓN

Voy a escuchar lo que dice el Señor:

"Dios anuncia la paz a su pueblo ya sus amigos."

La salvación está ya cerca de sus fieles

y la gloria habitará en nuestra tierra. R.-

 

La misericordia y la fidelidad se encuentran,

la justicia y la paz se besan;

la fidelidad brota de la tierra

y la justicia mira desde el cielo. R.-

 

El Señor os dará la lluvia,

y nuestra tierra dará su fruto.

La justicia marchará ante él,

la salvación seguirá sus pasos. R.-


SEGUNDA LECTURA

LECTURA DE LA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS EFESIOS 1, 3-14

Bendito sea Dios, Padre de Nuestro Señor Jesucristo. Él nos eligió en la Persona de Cristo --antes de crear el mundo-- para que fuésemos consagrados e irreprochables ante él por el amor. Él nos ha destinado en la Persona de Cristo --por pura iniciativa suya-- a ser sus hijos, para que la gloria de su gracia, que tan generosamente nos ha concedido en su querido hijo, redunde en alabanza suya. Por este Hijo, por su sangre, hemos recibido la redención, el perdón de los pecados. El tesoro de su gracia, sabiduría y prudencia ha sido un derroche para con nosotros, dándonos a conocer el Misterio de su Voluntad. Este es el plan que había proyectado realizar por Cristo, cuando llegase el momento culminante; recapitular en Cristo todas las cosas del cielo y de la tierra.

Por su medio hemos heredado también nosotros. A esto estábamos destinados por decisión del que hace todo según su voluntad. Y así, nosotros, los que esperábamos en Cristo, seremos alabanza de su gloria. Y también vosotros --que habéis escuchado la Verdad, la extraordinaria noticia de que habéis sido salvados y habéis creído-- habéis sido marcados por Cristo con el Espíritu Santo prometido, el cual, es prenda de nuestra herencia para liberación de su propiedad, para alabanza de su gloria.

Palabra de Dios


ALELUYA Ef, 1, 17-18

El Padre de nuestro Señor Jesucristo ilumine los ojos de nuestro corazón, para que conozcamos cual es la esperanza a la que se nos llama.


EVANGELIO

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 6, 7-13

En aquel tiempo llamó Jesús a los Doce y los fue enviando de dos en dos, dándoles autoridad sobre los espíritus inmundos. Les encargó que llevaran para el camino un bastón y nada más, pero ni pan ni alforja, ni dinero suelto en la faja; que llevasen sandalias, pero no, túnica de repuesto. Y añadió:

-- Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si un lugar no os recibe ni os escucha, al marcharos sacudíos el polvo de los pies, para probar su culpa.

Ellos salieron a predicar la conversión, echaban muchos demonios, ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban.

Palabra del Señor


COMENTARIO LITÚRGICO

CONSAGRADOS E IRREPROCHABLES

Por David Llena

Jesús eligió a los doce y según leemos hoy les dio autoridad sobre los espíritus inmundos. Es lo que aclama San Pablo en el himno que hemos escuchado hoy: Dios nos ha elegido para que seamos consagrados e irreprochables, nos ha bendecido con toda clase de bienes, y lo que es más importante “en la persona de Cristo”. Cristo es el que ha hecho posible este don inmenso del Padre para nosotros. Ahora tenemos que ir al mundo sin más artilugios. Sabiendo que de Él tendremos el tesoro de su gracia, sabiduría y prudencia “derrochada” sobre nosotros. Y cuando nos pregunten debemos decir con Amós, según la primera lectura: No soy profeta, ni hijo de profeta, el Señor me sacó de junto al rebaño.


LA ORACIÓN DE LOS FIELES

SEÑOR, ATIENDE NUESTRAS NECESIDADES.

Padre hemos visto como Jesús envía a sus apóstoles al mundo, para que alivien sus males. Hoypresentamos por medio de Él las necesidades de nuestro mundo y te suplicamos:

R.- SEÑOR, ATIENDE NUESTRAS NECESIDADES.

1. – Por el Papa, los obispos y sacerdotes, para que sean siempre testigos del Evangelio de Cristo.

OREMOS

2. – Por los gobernantes y dirigentes de las naciones para que busquen siempre el bien de los más necesitados.

OREMOS

3. – Por los enfermos para que encuentren una mano que los sane y los llene de salud.

OREMOS

4. – Por todas aquellas personas que disfrutan de unos días de vacaciones para que también en esos lugares sean testigos de Cristo.

OREMOS

5. – Por las familias cristianas, descubran el derroche de gracia que Dios ha hecho en ellos por medio de Cristo.

OREMOS

6. – Por todos nosotros que hemos manchado nuestro interior, para que nunca nos falte el sincero arrepentimiento de nuestras faltas.

OREMOS

Señor, atiende estas necesidades que tu pueblo presenta y orienta los corazones de los hombres hacia Ti,

por Jesucristo nuestro Señor.

Amen.


Las preguntas del editor, Ángel GÓMEZ ESCORIAL

En ambiente de gran recogimiento, un buen lector leerá lenta y con buena entonación las siguientes ideas fuerza que servirán para la meditación.

1.- Se dice en la monición de entrada de esta página. Cuando el Señor Jesús envió a sus apóstoles a predicar estaba enviándonos también a nosotros. El mundo necesita de nuestros testimonios y de los testimonios de tantos hermanos que luchan por la que la Palabra se difunda. ¿Somos coherentes con esa responsabilidad?

2.- El poder que Jesús dio a sus discípulos sigue vigente en nosotros, si verdaderamente tenemos fe y ganas de agradar a Dios. ¿Hemos meditado con coherencia sobre la misión que nos ha encomendado Jesús?

3.- No por conocido es menos bello el himno litúrgico que hoy nos presenta Pablo de Tarso en la segunda lectura. ¿Somos capaces de hacer de ese himno –de esas palabras de San Pablo—nuestro programa de vida?

4.- Amos dice que no es profeta. ¿Pero alguno lo es, salvo Cristo Jesús? No, desde luego que no. Ha de venir la fuerza del Señor para ayudarnos a mostrar su palabra. Merece la pena meditar en esa proyección nuestra hacia el mundo exterior, hacia el mundo de la increencia. ¿Lo hacemos?


LA MISIÓN

Estemos donde estemos –aun de vacaciones—debemos seguir ayudando a transmitir la Palabra de Dios.


Nos podéis escribir sobre todo esto. E, incluso, pedirnos ayuda sobre algún tema concreto. Como de costumbre lo publicamos y damos respuesta en la sección de Testimonios. Os repetimos el correo:

betaniamad@yahoo.es