Descansar en la casa de Betania junto a Jesús, es saborear ese momento Único y privilegiado que te inunda de paz el corazón. Cuántas veces nos hemos planteado lo que nosotros hubiéramos hecho si nos hubiera tocado vivir en tiempo de Jesús; tenemos la seguridad que hubiésemos acudido a todos los lugares donde El descansaba. Pero no hemos caído en la cuenta que esto no es cosa del pasado sino del presente. Esto se repite hoy. Por eso quiero invitarte con esta página a que me acompañes para marchar hacia Betania. Jesús descansa allí, en Betania, con sus amigos se trata de irnos a encontrar con Él; todos estamos invitados.

 

 

Domingo XIV del Tiempo Ordinario
5 de julio de 2009

GRUPOS BETANIA DE ORACIÓN Y ACCIÓN
**Textos para los trabajos de liturgia


EXHORTACIÓN PARA ESTA SEMANA

Debemos esforzarnos para valorar a nuestros vecinos, para conocerlos, para saber que hacen y que son. Hemos de terminar con esa mala práctica –la sufrió Jesús—de que nadie es profeta en su tierra. Muchas veces queremos ser muy caritativos con los de muy lejos, olvidando a los de muy cerca. Amemos a nuestros prójimos más próximos. Es el primer quehacer para esta semana.


LA REUNIÓN LITURGICA

ORACIÓN DE ENTRADA.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Señor Dios Padre nuestro, te pedimos gracia para comprender mejor la Palabra que se transmite en la Eucaristía Dominical. Concédenos la presencia cercana y gratificante del Espíritu Santo. Te lo pedimos por tu Hijo --y Maestro Nuestro--el Señor Jesús.


MONICIÓN SOBRE LAS LECTURAS

1.- La primera lectura procede del capítulo segundo del Libro de Ezequiel. Dios envía a Ezequiel aún a sabiendas de que no lo escucharan. El Dios Padre nos muestra, en el Antiguo Testamento, como intenta por todos los medios que el pueblo infiel de Israel vuelva al camino marcado pro el Señor. Pero ese pueblo rebelde se resiste.

S.- Este salmo 122 entra en el grupo de los que se llaman cantos de la subidas y que no son otros que los interpretados por los peregrinos que, ya una vez, en Jerusalén subían al templo. De todas formas el mensaje de tristeza que contiene viene de los difíciles tiempos de la persecución de Antioco-Epífanes. Para nosotros es una petición a Dios para que nos llegue su misericordia, siempre necesaria en los tiempos malos.

2.- Nos advierte San Pablo en la segunda lectura –de la segunda carta a los Corintios-- que tenemos que dar gracias de nuestras limitaciones para que sepamos que la grandeza sólo puede venir de Dios. Interesante doctrina de Pablo de Tarso, por la cual la debilidad humana es un instrumento de Dios para aplicar su fuerza, su poder, su amor.

3.- Va a resultar sorprendente, incluso para el mismo Jesús, la falta de fe de sus paisanos. En Nazaret apenas pudo hacer nada. “No desprecian a un profeta más que en su tierra” es la frase de Jesús que nos invita a tener en cuenta su palabra y su mensaje por muy repetida que sea o nos resulte muy conocida.


LECTURAS

PRIMERA LECTURA

LECTURA DEL LIBRO DE EZEQUIEL 2, 2-5

En aquellos días, el espíritu entró en mí, me puso en pie y oí que me decía:

-- Hijo de Adán, yo te envío a los israelitas, a un pueblo rebelde que se ha rebelado contra mí. Sus padres y ellos me han ofendido hasta el presente día. También los hijos son testarudos y obstinados; a ellos te envío para que les digas: “Esto dice el Señor”. Ellos, te hagan caso o no te hagan caso (pues son un pueblo rebelde), sabrán que hubo un profeta en medio de ellos.

Palabra de Dios


SALMO RESPONSORIAL

SALMO 122

R.- NUESTROS OJOS ESTÁN EN EL SEÑOR, ESPERANDO SU MISERICORDIA.

A ti levanto mis ojos,

a ti que habitas en el cielo.

Como están los ojos de los esclavos

fijos en las manos de sus señores. R.-

 

Como están los ojos de la esclava

fijos en las manos de su señora,

así están nuestros ojos

en el Señor nuestro,

esperando su misericordia. R.-

 

Misericordia, Señor, misericordia,

que estamos saciados de desprecios;

nuestra alma está saciada

del sarcasmo de los satisfechos,

del desprecio de los orgullosos. R.-


SEGUNDA LECTURA

LECTURA DE LA SEGUNDA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS CORINTIOS 12, 7b-10

Hermanos:

Para que no tenga soberbia, me han metido una espina en la carne: un emisario de Satanás que me apalea, para que no sea soberbio. Tres veces le he pedido al Señor verme libre de él y me ha respondido: "Te basta con mi gracia: la fuerza se realiza en la debilidad". Por eso, muy a gusto presumo de mis debilidades, porque así residirá en mí la fuerza de Cristo. Por eso vivo contento en medio de mis debilidades, de los insultos, las privaciones, las persecuciones y las dificultades sufridas por Cristo. Porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

Palabra de Dios


ALELUYA Lc 4,18

El Espíritu del Señor está sobre mí, me ha enviado a anunciar el Evangelio a los pobres.


EVANGELIO

LECTURA DEL EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 6, 1-6

En aquel tiempo fue Jesús a su tierra en compañía de sus discípulos. Cuando llegó el sábado, empezó a enseñar en la sinagoga; la multitud que le oía se preguntaba asombrada: "¿De dónde saca todo eso? ¿Qué sabiduría es esa que le han enseñado? ¿Y esos milagros de sus manos? ¿No es éste el carpintero, el hijo de María, hermano de Santiago y José y Judas y Simón? ¿Y sus hermanas no viven con nosotros aquí?" Y desconfiaban de él. Jesús les decía:

-- No desprecian a un profeta más que en su tierra, entre sus parientes y en su casa.

No pudo hacer allí ningún milagro, solo curó a algunos enfermos imponiéndoles las manos. Y se extraño de su falta de fe. Y recorría los pueblos del contorno enseñando.

Palabra del Señor


COMENTARIO LITÚRGICO

MOMENTOS DE ESTA VIDA

Por David Llena

Llegan en la vida de fe, momentos en que se nos afloran nuestras miserias, aquellos que mejor nos conocen pueden ser cómplices de este momento. Así le pasó a Jesús en el pasaje que leemos. Él el Ungido, no es reconocido como tal en su tierra. No lo supieron reconocer en aquel chiquillo que habían visto corretear por sus calles. Pero hay veces, que nuestras miserias aparecen en aquella espina que está clavada en nuestra carne desde siempre y que como reconoce San Pablo hay que ver en ella la fuerza de Cristo. Habrá momentos en que nuestros fallos del pasado llamen a nuestro presente. Veamos en ello la voz del profeta que nos recuerda nuestra rebeldía contra Dios.


LA ORACIÓN DE LOS FIELES

AYUDANOS A ESCUCHAR TU VOZ

Muchas veces, actuamos como aquellos paisanos tuyos y no reconocemos la novedad de tu mensaje, llevamos tanto tiempo oyendo tus palabras, que nuestros oídos ya no escuchan. Por eso nuestra plegaria hoy es:

R. AYÚDANOS A ESCUCHAR TU VOZ.

1. - Por todos los que formamos la Iglesia, para que no vivamos en un evangelio de comodidad y seamos fieles al trabajo continuado en tu viña.

OREMOS

2. - Por los que gobiernan las naciones para que descubran la novedad del mensaje de Cristo que siempre defiende a los más necesitados.

OREMOS

3. - Por los enfermos y todos los que están a su alrededor para que poniendo la confianza en Cristo vean mejorar pronto su enfermedad.

OREMOS

4. – Por todos los jóvenes que han de estudiar este verano, para que relean con una nueva ilusión esas páginas que no llegaron a asimilar y vean coronados con el éxito esos esfuerzos.

OREMOS

5. - Por las familias cristianas para que sean faro en esta sociedad que no escucha la voz de Dios.

OREMOS

6. - Por todos los que dedican su vida a la propagación del Evangelio para que encuentren en Cristo la fuerza necesaria en los momentos de duda.

OREMOS

A ti levantamos los ojos Señor y fijos los ojos en Ti, esperamos tu misericordia. Atiende estas necesidades que tu pueblo te presenta.

Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén


Las preguntas del EDITOR

En ambiente de gran recogimiento, un buen lector leerá lenta y con buena entonación las siguientes ideas fuerza que servirán para la meditación.

1.- Hoy las tres lecturas hacen alusión a las dificultades que pueden sobrevenir en la vida religiosa, en el apostolado, en el trabajo para ser útil a los demás. Así le pasaba a Ezequiel. Debemos de meditar sobre ello y saber que no es fácil nuestra misión. Y por ello no rendirnos ante las dificultades. ¿O, por el contrario, cualquier escollo nos asusta o nos paraliza?

2.- El consejo que da Dios a Ezequiel es impresionante. No importa que los israelitas no le hagan caso, pero, al menos, sabrán que ha habido un profeta en medio de ellos. Esa presencia, ese testimonio nuestro, aunque parezca improductivo, tendrá su fruto. A veces solo el ejemplo basta. ¿Tenemos en cuenta esa necesidad de presencia aun existiendo la posibilidad de que no haya resultados?

3.- San Pablo nos habla de un problema grave que sufre pero ante ello reconoce que su debilidad le hace fuerte gracias a Dios, que Dios construye fortaleza en su debilidad. ¿No es hermosísimo lo que dice Pablo de Tarso? No nos preocupemos por nuestras debilidades o carencias. Si tenemos buena y recta intención Dios hará el resto en nosotros.

4.- No debemos juzgar por apariencias o por viejos antecedentes. Jesús tiene razón cuando dice que sus paisanos no creen en Él, no le consideran porque recuerdan sus humildes orígenes. No hagamos nosotros lo mismo. No creemos una imagen fija de alguien y para siempre. La gente cambia, crece, triunfa… Aceptemos a todos los profetas de nuestra tierra.


LA MISIÓN

Nunca, como ahora, la gente necesita tanto apoyo moral y económico, tanto cariño y tantas palabras de aliento. No lo olvidemos.


Nos podéis escribir sobre todo esto. E, incluso, pedirnos ayuda sobre algún tema concreto. Como de costumbre lo publicamos y damos respuesta en la sección de Testimonios. Os repetimos el correo:

betaniamad@yahoo.es