“CARITAS IN VERITATE”: BENEDICTO XVI ANUNCIA LAS CLAVES DE SU ENCÍCLICA SOCIAL

EL PAPA CLAUSURA EL AÑO PAULINO EN SAN PABLO EXTRAMUROS

EL ARZOBISPO DE VALENCIA EXPRESA SU “PROFUNDA EMOCIÓN” AL RECIBIR DE MANOS DEL PAPA EL PALIO DE METROPOLITANO

EL VIAJE DE BENEDICTO XVI A LA TUMBA DEL PADRE PÍO MUESTRA EL SENTIDO DEL DOLOR

"PADRE PÍO ES EL CURA DE ARS DE HOY", DICE POSTULADOR DE FRANCISCANOS

EL CONGRESO PERUANO DISTINGUE A UN OBISPO POR SU LABOR APOSTÓLICA Y CARITATIVA

MATRIMONIO TODAVÍA ES MAYORITARIO ENTRE ESPAÑOLES, PERO DIVORCIO SIGUE CRECIENDO

EL MENSAJE DE SAN PABLO EN EL DOCUMENTAL "EL SECRETO DE SAULO"

LA LABOR DELA IGLESIA EN BOLIVIA, UNA RIQUEZA IMPERECEDERA

CÁRITAS SALAMANCA AUMENTA SU OFERTA PARA ENFERMOS DE SIDA CON UNA NUEVA CASA DE ACOGIDA


“CARITAS IN VERITATE”: BENEDICTO XVI ANUNCIA LAS CLAVES DE SU ENCÍCLICA SOCIAL

Para un “desarrollo integral” y un “progreso sostenible”

CIUDAD DEL VATICANO (ZENIT.org).- “Caritas in veritate” (“El amor en la verdad”): Benedicto XVI ha confirmado el título de su tercera encíclica y ha anunciado su “próxima” publicación. La encíclica social contiene una reflexión sobre las condiciones de un “desarrollo integral” y un “progreso sostenible”, explicó después de rezar el Ángelus este lunes en la plaza de San Pedro del Vaticano. Se puede hablar de una encíclica “comprometida” porque el Papa se refiere al compromiso de los bautizados en estas áreas.

El presidente del Consejo Pontificio Justicia y Paz, el cardenal Renato Raffaele Martino, podría presentar la encíclica el 6 o el 7 de julio. Se trata de una fecha estratégica, previa al encuentro internacional del G8, que se celebrará del 8 al 10 de julio bajo presidencia italiana en L’Aquila, la ciudad devastada por el terremoto del pasado 6 de abril.

“Se acerca la publicación de mi tercera encíclica, que lleva por título “Caritas in veritate”, anunció el Papa en italiano. Benedicto XVI destacó que la encíclica vuelve “a los temas sociales contenidos en la “Populorum progressio”, escrita por el Siervo de Dios Pablo VI en 1967”. “Este documento -que lleva la fecha precisamente de hoy, 29 de junio, solemnidad de los santos Apóstoles Pedro y Pablo- se propone profundizar en algunos aspectos del desarrollo integral de nuestra época, a la luz de la caridad en la verdad”, explicó. Y prosiguió: “Confío a vuestra oración esta nueva contribución que la Iglesia ofrece a la humanidad en su compromiso por un progreso sostenible, en el respeto pleno de la dignidad humana y de las exigencias reales de todos”.

En los últimos días, de hecho, Benedicto XVI ha abordado en diversas ocasiones este tema de la “caridad en la verdad” y viceversa. Por ejemplo, en las Vísperas de este domingo por la tarde, destacó la dinámica relación entre corazón y razón. “Necesitamos una razón clara para que el corazón pueda aprender a actuar según la verdad en la caridad”, señaló.

La encíclica propone una antropología recordando las exigencias de respeto a la dignidad humana, del hombre y de la mujer. Benedicto firmó, pues, este lunes 29 de junio, su tercera encíclica después de la primera sobre la caridad evangélica, "Deus caritas est", publicada en 2005, y la segunda sobre la esperanza cristiana, "Spe salvi", publicada en 2007. Se trata de la primera encíclica social de su pontificado, que se publica 18 años después de la última encíclica social de Juan Pablo II, “Centesimus annus”, de 1991, publicada, como indica el título, un siglo después de la encíclica de León XIII “Rerum Novarum”.

Pero Benedicto XVI se refirió a “Populorum progressio” y retomó, en su alocución del Ángelus, el concepto de “progreso” humano auténtico del que habló el domingo a propósito de San Pablo. Ya en noviembre de 2007, Benedicto XVI pidió un “nuevo orden mundial” para eliminar la pobreza. Fue en ocasión de un congreso promovido por el Consejo Pontificio Justicia y Paz con motivo del 40 aniversario de la encíclica de Pablo VI “Populorum progressio”. En varias ocasiones, el Papa ha denunciado el escándalo del hambre en el mundo (que afecta a mil millones de personas) y ha destacado que el capitalismo y la distribución equitativa de la riqueza no son “contradictorios”. También ha advertido que la búsqueda de beneficios no debe realizarse “sin control”.

Los temas abordados en la encíclica afectan a la globalización, la preservación del medio ambiente, el desarrollo sostenible y la financiación sostenible. También trata las implicaciones económicas y sociales de un examen de conciencia para volver a una ética de las finanzas y de la economía al servicio de la persona humana según una antropología respetuosa con la identidad del hombre y la mujer.

La publicación de la encíclica ha sido aplazada varias veces porque la crisis implicaba una reflexión profunda de esta nueva realidad y por razones de traducción. El secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone ha indicado que “el Papa no quiere repetir los puntos comunes de la doctrina social de la Iglesia sino aportar algunos elementos originales conforme a los desafíos de la época”.


EL PAPA CLAUSURA EL AÑO PAULINO EN SAN PABLO EXTRAMUROS

ROMA (ZENIT.org).- Aunque el Año Paulino se concluye, hay cosas que siempre formarán parte de la vida cristiana como “estar en camino junto con Pablo, con él y gracias a él conocer a Jesús, y como él ser iluminados y transformados por el Evangelio”. Así lo señaló el Papa Benedicto XVI en su homilía durante las vísperas solemnes que presidió este domingo en la basílica de San Pablo Extramuros con motivo de la clausura del Año Paulino.

ORAR ANTE LOS RESTOS DE SAN PABLO

A las seis de la tarde, el Pontífice entró en la basílica, donde fue recibido en primer lugar por su arcipreste, el cardenal Andrea Cordero Lanza, así como por el vicario de la diócesis de Roma, el cardenal Agostino Vallini. Todos los cardenales y obispos de la Curia Romana, así como una delegación del patriarcado ecuménico de Constantinopla, participaron también en la ceremonia. Cientos de peregrinos que no lograron entrar a la basílica clamaban desde el exterior con consignas como “Benedetto” y “Viva el Papa”.

Antes de iniciar las Vísperas, el Santo Padre descendió para orar unos minutos ante el sarcófago donde, según la tradición, yacen los restos del Apóstol de las Gentes.

LA TUMBA DE SAN PABLO ESTUVO CERRADA

Con motivo de la celebración del Año Paulino, los restos fueron sometidos a un riguroso análisis de Carbono 14 que concluye que existe una alta probabilidad de que efectivamente los restos pertenezcan al apóstol. “Y no os acomodéis al mundo presente, antes bien transformaos mediante la renovación de vuestra mente” (Rm 12, 1 –2) fue la lectura que los fieles pudieron meditar durante estas Vísperas. “¿Qué nos dice San Pablo en este pasaje?”, preguntó el Papa, y prosiguió: “En primer lugar, afirma, como algo fundamental, que con Cristo se ha iniciado un nuevo modo de venerar a Dios, un nuevo culto”. “Consiste en que el hombre viviente se convierte en adoración, “sacrificio” del propio cuerpo”, afirmó. “Ya no existen las cosas ofrecidas a Dios ; es nuestra existencia la que debe convertirse en una alabanza a Dios”, añadió.

PEREGRINOS AGRADECIDOS CON SAN PABLO

Desde tempranas horas de la tarde, cientos de personas rodeaban la basílica de San Pablo Extramuros. Algunos movían sus abanicos para darse un poco de aire ante los calores típicos del verano romano, otros llevaban cámaras de fotos, y muchos, la invitación en la mano para entrar a la basílica. Uno de los peregrinos era el Padre Luca, que había viajado a Roma con una peregrinación de jóvenes de la diócesis de Bolonia. “Para mí como sacerdote ha sido un año muy importante; San Pablo es un modelo de hombre dedicado totalmente al Evangelio hasta los confines de la tierra; su mayor riqueza fue la de haber encontrado en Cristo la belleza de ser salvado del pecado”, comentó el sacerdote. “Hemos podido profundizar, leer junto con los fieles –añadió-. La clave de su pensamiento es el encuentro con Jesús que nos libera del pecado”.

Por su parte, la hermana Silvia, perteneciente a la comunidad de las hermanas salesianas, de la Madre del Cenáculo, aseguró que este año “lo sentimos como un proyecto de renovación espiritual y misionero”. “San Pablo es importante para nuestro carisma salesiano, que es la emergencia educativa y el sistema preventivo”, dijo. También aseguró que, durante este año, su comunidad ha logrado profundizar en sus Cartas, especialmente las cartas a los corintios y a los romanos.

“Hemos buscado poner en práctica la Palabra de Dios como comunidad y no sólo como personas individuales”, explicó. ZENIT habló también con la voluntaria de la Asociación Nacional San Pablo en Italia Luisa Aspi, que, durante el Año Paulino, ha asistido a los peregrinos en la basílica, explicándoles el significado de la llama Paulina. “Este año ha crecido mucho el número de peregrinos –destacó-. Se ve muchísima fe, muchas personas dejan una pequeña vela con lágrimas en los ojos”. “Por aquí han pasado personas de todo el mundo: japoneses, chinos, coreanos, españoles, alemanes, ingleses, franceses, italianos, polacos, latinoamericanos, estadounidenses”, testimonió Luisa.

“Para mí, San Pablo es un personaje importantísimo porque representa una persona que, a pesar de no haber visto lo que vieron los apóstoles, logró transmitir un espíritu grandísimo del cristianismo”, dijo. “Nos ha enseñado a permanecer en la vía recta y a no dejarnos atrapar por las cosas más ligeras que al final no sirven”, concluyó Luisa.

Una vez finalizadas las Vísperas, el Papa atravesó la Puerta Paulina, la cual permanecerá abierta, igual que el acceso a la tumba del Apóstol de las Gentes, tras el final del Año Paulino.


EL ARZOBISPO DE VALENCIA EXPRESA SU “PROFUNDA EMOCIÓN” AL RECIBIR DE MANOS DEL PAPA EL PALIO DE METROPOLITANO

MADRID (SIC).- Monseñor Carlos Osoro ha expresado su “profunda emoción” tras recibir esta mañana el palio como arzobispo metropolitano de Valencia de manos del papa Benedicto XVI en una ceremonia que ha presidido el Pontífice en la Basílica de San Pedro del Vaticano.

El arzobispo de Valencia ha destacado, en declaraciones a la agencia AVAN, la “profundidad enorme” del significado del palio, que implica “la unidad y la comunión con la sede de Pedro”. Igualmente, ha resaltado la importancia del “hecho de que nuestra archidiócesis de Valencia viva esta comunión y esta unidad con toda la Iglesia y la responsabilidad de la comunión en la provincia eclesiástica de la que forman parte las diócesis de Segorbe-Castellón, Orihuela-Alicante, Mallorca, Menorca e Ibiza”.

Según monseñor Osoro, “en el fondo es hacer realidad lo que el papa Juan Pablo II nos dice en la carta apostólica ‘Novo Millennio Ineunte’ cuando afirma que la comunión es un reto en estos momentos para la Evangelización”. Por ello, “es un reto para mí y así lo asumo en este momento de mi vida cuando he recibido el palio”, según el prelado que, a continuación, ha dado las gracias a Valencia y al “Santo Padre por haberme dado la Iglesia que camina allí, esta posibilidad y esta responsabilidad”.

Tras la ceremonia, el Arzobispo ha destacado, igualmente, el “gran recuerdo y cariño que siente el Papa por Valencia”, según le ha transmitido el propio Pontífice una vez el prelado le ha saludado al recibir el palio. Por su parte, monseñor Osoro le ha asegurado que “todos los valencianos estaban ahí conmigo también haciéndole presente y besándole la mano como yo hacía en aquel momento”.

Como titular de la archidiócesis y de la provincia eclesiástica valentina, monseñor Carlos Osoro ha expresado la importancia de la colaboración entre las diócesis. “Los gestos de comunión que hemos empezado a hacer ya y que vamos a mantener, en reuniones tres veces al año, intensificándolas más tiempo, son momentos también muy importantes para la vida y la misión del arzobispo metropolitano y de todos los obispos de la provincia”, ha precisado.


EL VIAJE DE BENEDICTO XVI A LA TUMBA DEL PADRE PÍO MUESTRA EL SENTIDO DEL DOLOR

No sólo gracias a las enseñanzas del Papa, sino también de peregrinos

CIUDAD DEL VATICANO, (ZENIT.org).- La visita que realizó Benedicto XVI a San Giovanni Rotondo, donde vivió y murió san Pío de Pietrelcina, ha servido para mostrar el sentido del dolor, no sólo por las palabras que dijo el Papa sino también por los testimonios de los enfermos, reconoce el portavoz vaticano.

Con el título "Reservas de amor", el padre Federico Lombardi S.I., director de la Oficina de Información de la Santa Sede, ha presentado un editorial en el último número de "Octava Dies", semanario del Centro Televisivo Vaticano, en el que muestra lo que sucedió en la Casa Alivio del Sufrimiento, el hospital fundado por el capuchino de los estigmas en San Giovanni Rotondo. "Los viajes del Papa no son importantes sólo por lo que dice y hace el Papa, sino también por los sentimientos y las palabras que suscitan. El testimonio de Anna, enferma de cáncer, ante el Papa, en el atrio de la Casa Alivio del Sufrimiento es un momento que no se puede olvidar", comienza diciendo.

La enferma dijo: "No me pregunté ¿por qué a mí? Sino, más bien, me dije a mí misma: 'y ¿por qué no a mí? Dios, ¿qué proyecto tienes para mí? Y, entonces -como la Virgen y tantos otros hombres dignos y santos- no quise rebelarme. Sino que quise decir: 'Aquí estoy'. ¿Cómo vivir en espera de la muerte y viviendo la cotidianidad que queda, de forma que se pueda ofrecer algo bueno al Señor?".

Según el padre Lombardi, "Nunca es demasiado tarde para entrar a trabajar en su viña, dedicar la propia vida al bien, aun sólo con la benevolencia de las palabras y de las pequeñas acciones". Y el portavoz vaticano sigue recordando estas palabras de Anna en nombre de los enfermos: "No nos dejéis solos con nuestros pensamientos y nuestros miedos. Y, cuando no tengáis nada que decir, no os preocupéis. Basta que nos toméis de la mano y nosotros percibiremos vuestra cercanía'. Y concluye: ‘Es verdad, un diagnóstico de cáncer es terrible, da miedo. Pero más terrible es no ser amigo de Dios, alejarse de su amor". "Entonces comprendemos que el sufrimiento puede llegar a ser un gran tesoro --dice el padre Lombardi--. Comprendemos que nos interpela a todos y comprendemos qué es lo que quería decir Padre Pío cuando - como recordó el Papa - decía que ‘los hospitalizados, los médicos y los sacerdotes tenían que volverse ‘reservas de amor', que cuanto más sea abundante en uno, más se comunicará a los demás'". "No sólo en San Giovanni Rotondo, sino en todo el mundo, cada sufrimiento, ante el rostro que sufre de Cristo, debería poder convertirse en amor".


"PADRE PÍO ES EL CURA DE ARS DE HOY", DICE POSTULADOR DE FRANCISCANOS

ROMA (ACI) En la víspera de la visita del Papa Benedicto XVI a San Giovanni Rotondo en donde están los restos mortales de San Pío de Pietrelcina; el postulador de los franciscanos capuchinos, P. Florio Tessari, señaló que este santo sacerdote "es el cura de Ars de hoy" porque ambos vivieron teniendo como centro de todo a la Eucaristía y se entregaron a sus fieles en el confesionario. En entrevista concedida a L'Osservatore Romano, el P. Tessari resaltó, al iniciarse el Año Sacerdotal decretado por el Papa Benedicto XVI en ocasión del 150 aniversario de la muerte de San Juan María Vianney, las similitudes de este santo con el Padre Pío de Pietrelcina, santo estigmatizado a quien el Pontífice visitará este domingo 21 de junio.

"El Santo Cura de Ars hacía la misma cosa que el Padre Pío: celebraba la Eucaristía y se ponía a disposición para administrar el sacramento de la reconciliación. Quienes llegaban a San Giovanni Rotondo, buscaban al Padre Pío como quienes buscaban al Cura de Ars. Iban para la celebración de la Eucaristía y para el sacramento de la Reconciliación", comentó. Seguidamente comentó como el Padre Pío fue "un fraile, un sacerdote religioso que ha vivido con profunda observancia los consejos evangélicos (castidad, obediencia y pobreza), ha sufrido en silencia en las dificultades como un auténtico Cireneo y ha sido al mismo tiempo un crucificado sin cruz".

Para el postulador, los elementos fundamentales que hicieron que este fraile llegara a ser canonizado fueron dos: "la fe a ultranza y la obediencia también a ultranza, pese a las dificultades encontradas en su vida. Importante fue también vivir en modo sencillo y en total unión con Jesús, la Virgen María y la Eucaristía". Luego de señalar que el Santo de Pietrelcina amó mucho a la Iglesia y al Papa, el postulador resaltó que su mensaje sigue teniendo vigencia para los hombres de hoy a quienes le dice "amando profundamente a Dios se ama en modo intenso al hombre. El Padre Pío da a la humanidad una respuesta concreta al sufrimiento a través de los grupos de oración y la Casa de alivio del sufrimiento. El Padre Pío es el hombre para Dios y el hombre al servicio del hombre".


EL CONGRESO PERUANO DISTINGUE A UN OBISPO POR SU LABOR APOSTÓLICA Y CARITATIVA

Monseñor Luis Sánchez Moreno Lira, arzobispo emérito de Arequipa

LIMA (ZENIT.org).- "La primera obligación que tengo hoy es agradecer y pedirle a ese Dios bueno que sigamos siendo capaces de salir adelante en estos momentos críticos que estamos viviendo en el país", aseguró monseñor Luis Sánchez Moreno Lira, arzobispo emérito de Arequipa, al recibir la medalla de Honor del Congreso de la República del Perú, en el grado de Comendador, por su fecunda labor pastoral en las ciudades de Chiclayo, San Vicente de Cañete y Arequipa. La ceremonia privada estuvo presidida por el cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, arzobispo de Lima, y la congresista Fabiola Morales Castillo, tercera vicepresidenta del Congreso, quien le otorgó la medalla, después de resaltar las labores apostólicas, educativas y asistenciales a favor de los más pobres en los lugares en los que ha trabajado.

Monseñor Sánchez ha promovido la construcción de comedores populares, asilos de ancianos y cunas infantiles. Ha dado un especial impulso a los seminarios diocesanos en Cañete, Chiclayo y Arequipa, lugares en los que desarrolló su labor episcopal. Durante su discurso de agradecimiento el prelado se refirió también a la situación difícil que en los últimos días ha enfrentado su país: "Como cristiano, peruano y arequipeño contemplo con pesar cómo se pone en riesgo el fruto del trabajo de muchos habitantes de este país". Y exhortó a que cada quien pueda trabajar para buscar ante esto una salida: "Hay toda una labor destructora que tenemos que denunciar, pero nosotros tenemos fe en Dios de que podemos hacer lo que tenemos que hacer para defender la civilización cristiana, peruana -y arequipeña- en el hogar y el trabajo, en toda la sociedad y en la Iglesia".

Por su parte el congresista Víctor Andrés García Belaunde, quien propuso el otorgamiento de la medalla de honor, resaltó el servicio a la comunidad que ha brindado Mons. Sánchez Moreno, especialmente los 28 años que fue Obispo Prelado de Cañete, donde impulsó y desarrolló el Instituto Pedagógico de esa ciudad, el Santuario de Nuestra Señora Madre del Amor Hermoso, y la predicación constante de la santificación del trabajo ordinario, siguiendo el espíritu de san Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei.

"Construir el Santuario de Nuestra Señora Madre del Amor Hermoso en San Vicente de Cañete parecía una labor imposible, por el momento en el que se decidió levantarlo", testimonió el prelado. "El Señor estuvo de por medio, nos ama con locura. El esfuerzo humano -fuimos leales con el Señor y con su Madre santa María- y la gracia de Dios, a pesar de los pesares, hicieron posible que el esfuerzo de los sacerdotes y laicos de Cañete levantaran el Santuario de Nuestra Señora Madre del Amor Hermoso, fruto del poder de Dios, que tanto ha servido y sirve a los fieles", recordó. Cañete es una población ubicada a 92 kilómetros al sur de Lima. Allí se encuentra la imagen de la Madre del Amor hermoso, elaborada por el escultor español Manuel Caballero, y donada en 1964 por San Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei.

Su santuario está construido a la entrada de esta localidad el cual puede albergar a miles de personas y al que se le añadió un hermoso retablo de madera tallada, de estilo colonial. Monseñor Sánchez Romero hizo también un llamado a no desanimarse en la misión de evangelización: "Podemos tener la sensación de que todo lo que hemos hecho, con muy buena voluntad, es solamente un mamarracho, pero debemos ser muy optimistas". "Seamos hombres y mujeres recios que sepan defender lo que es necesario en un mundo donde hay un evidente declive moral, descenso familiar y pobreza espiritual. Seamos muy optimistas, a pesar de los pesares, y el Señor pondrá el incremento a nuestro esfuerzo; y la Iglesia y el Perú seguirán desarrollándose, y sus habitantes continuarán mejorando", concluyó el obispo.


MATRIMONIO TODAVÍA ES MAYORITARIO ENTRE ESPAÑOLES, PERO DIVORCIO SIGUE CRECIENDO

MADRID (ACI).- El Vicepresidente del Instituto de Política Familiar (IPF), Mariano Martínez-Aedo, señaló que el matrimonio sigue siendo el estado civil mayoritario de los españoles, sin embargo, el divorcio rápido y los bajos sueldos de los solteros han hecho que el porcentaje de matrimonios haya descendido de 62,3 a 57 por ciento en los últimos 20 años.

"El matrimonio sigue siendo en la actualidad el estado civil mayoritario de los españoles, y esto, a pesar del descenso de número de matrimonios en los últimos años: En España existe casi 11 millones de matrimonios en la actualidad, lo que supone que el 57 por ciento de los españoles mayores de 16 años están casados", expresó recientemente Martínez-Aedo.

Sin embargo, advirtió que esta cifra es menor a la de veinte años atrás, cuando el porcentaje de matrimonios era de 62,3 por ciento. A la vez, añadió, está aumentando el número de solteros, divorciados y separados. Explicó que esta situación se debe tanto al divorcio rápido, como a los bajos sueldos que hace que los jóvenes permanezcan más tiempo solteros y viviendo en casa de sus padres, algo que se ha agravado con la actual crisis económica. Ante esto, el presidente del IPF, Eduardo Hertfelder, advirtió que mientras las administraciones sigan ignorando las imprescindibles funciones sociales que cumple el matrimonio y la familia, el porcentaje de divorcios y de españoles solteros seguirán creciendo con todas las consecuencias que ello trae.


EL MENSAJE DE SAN PABLO EN EL DOCUMENTAL "EL SECRETO DE SAULO"

MADRID (OMPRESS)-Coincidiendo con la clausura por el Papa del Año Paulino, Goya Producciones ha presentado en la sede de la Universidad San Pablo-CEU un documental que resalta la sorprendente actualidad del mensaje de San Pablo en temas como la libertad, la homosexualidad o la intolerancia religiosa. El DVD combina una síntesis de la fascinante vida del Apóstol con algunos de sus mensajes más fuertes. Sus propuestas, rechazadas en su época, le costaron la vida. Hoy siguen desencadenando apasionados debates.

¿Por qué el oponente más fiero de la fe cristiana se convirtió en su más eficaz promotor? ¿Cómo logró transformar el mundo antiguo frente a mil peligros y persecuciones? ¿Cuál fue su secreto? "Lo mejor de este documental", ha dicho su productor Andrés Garrigó, "no son tanto las aventuras, los enigmas, o la acción, sino la 'pasión', el 'secreto', que animaba a Saulo... y que le impulsó a transformar el mundo.

El documental hace accesible al cristiano 'de a pie' la figura y el mensaje del gran Apóstol de las Gentes. Descorre el velo y muestra la fuerza divina que actuaba, no detrás de él, sino en él y desde él. El secreto es Cristo. El es quien anima su vida, quien le lleva a recorrer tierras y mares, enfrentarse a judíos y romanos y a padecer lo que humanamente no tenía sentido."

"A veces", comenta el obispo auxiliar de Madrid César Augusto Franco, "estamos un poco acomplejados, y San Pablo es un paradigma de lo que tiene que hacer todo cristiano: hablar de Cristo a tiempo y a destiempo en momentos fáciles y en momentos difíciles". Además del mencionado obispo intervienen en este documental profesores de distintos países como Luis Sánchez Navarro, Aurelio García, José Rico Parés, Josep Gavaldà, Díaz Rodelas, Isabel Rodà, Javier Navarro Rainer Riesner, Shai Shemer y John Barclay.


LA LABOR DELA IGLESIA EN BOLIVIA, UNA RIQUEZA IMPERECEDERA

BOLIVIA (OMPRESS-) Con motivo de la celebración de la fiesta de San Pedro y San Pablo, el Nuncio Apostólico en Bolivia, Mons. Giambattista Diquattro, hizo público un mensaje en el que ponía de relieve la obra de la Iglesia en Bolivia. Se ha tratado de una labor encomiable, cuyo testimonio, señalaba el prelado, se puede encontrar en los archivos y en las crónicas de las diferentes órdenes religiosas que han misionado y misionan hasta el día de hoy en Bolivia.

El representante del Papa recordaba en su mensaje que, en los próximos días, la archidiócesis de Sucre, uno de los cuatro arzobispados del país andino, celebrará 400 años de su fundación. Recordó asimismo que, en los primeros tiempos de la evangelización, para acercarse a los indígenas los misioneros fueron abriendo "doctrinas" que facilitaban el contacto directo y permanente con los habitantes, de manera que llegaban al corazón de la gente.

Mencionó a los obispos, sacerdotes y misioneros que llegaron a aquellas nuevas tierras y que dieron a su labor evangelizadora un especial matiz de defensa del indio y su cultura, como fueron Mons. Domingo de Santo Tomas, quien publicó la gramática o arte de la lengua indígena. Este amor se puede apreciar hoy en día en la obra de Mons. Adalberto Rossat, obispo emérito de la prelatura de Aiquile, con su diccionario de lengua quechua recientemente publicado.


CÁRITAS SALAMANCA AUMENTA SU OFERTA PARA ENFERMOS DE SIDA CON UNA NUEVA CASA DE ACOGIDA

SALAMANCA (ESPAÑA) (CÁRITAS).- Cáritas Diocesana de Salamanca ha ampliado su oferta para enfermos de VIH-Sida tras el reciente traslado de la “Casa Samuel”, sita hasta ahora en la avenida de La Salle, a una nueva ubicación, en la Glorieta de Béjar. Este inmueble, propiedad de la Diócesis de Salamanca y que ha sido cedido a Cáritas para este proyecto, va a permitir ampliar el número de plazas de residentes de 10 a 14 y, sobre todo, facilitar una mayor calidad de vida a los enfermos, en particular de aquellos que tienen menor movilidad.

El nuevo edificio está adaptado a personas con movilidad reducida: las entradas son accesibles, dispone de ascensor, todas las habitaciones tienen baño y un sistema de intercomunicación de enfermería, así como de un amplio jardín para disfrute de los residentes. El proyecto de Cáritas Salamanca pasa también por abrir esta nueva casa a otros enfermos con patologías diferentes al VIH-Sida que se encuentran en situación de exclusión social y sin apoyo familiar

77 RESIDENTES EN 15 AÑOS

El pasado 17 de junio se cumplieron 15 años de la apertura de la casa de acogida de enfermos de sida de Cáritas Salamanca. Desde entonces, han pasado por ella 77 residentes, de los cuales 20 han fallecido --la mayoría en los primeros años-- y otros 17 han podido independizarse o reanudar su convivencia familiar. Afortunadamente, la evolución y mejora de los tratamientos médicos han permitido ir alargando la esperanza de vida de los enfermos y que esta enfermedad pase a ser considerada como “crónica”.

En la actualidad, en “Casa Samuel” viven 10 residentes --7 hombres y 3 mujeres--, aunque se esperan nuevos ingresos en las próximas semanas. Los residentes reciben en la casa todo lo necesario para vivir (alojamiento y manutención), junto al oportuno seguimiento médico y psico-social. Además de la casa de acogida para enfermos, la intervención de Cáritas Salamanca en materia de VIH-Sida cuenta con otros ámbitos de intervención:

- Servicio de Acogida, orientación y acompañamiento, a través del cual se atendieron el año pasado a 30 personas.

- Acompañamiento hospitalario, del que se beneficiaron el año pasado 4 personas.

- Intervención comunitaria para facilitar, por un lado, apoyo social a enfermos que residen en sus domicilios –18 personas atendidas en 2008-, y, por otro, sensibilizar a la sociedad sobre la realidad de los enfermos de sida, en coordinación con otras instituciones.

El proyecto de VIH-Sida de Cáritas Salamanca cuenta con un equipo de trabajo integrado por 7 personas y 25 voluntarios, y unos recursos económicos que el año pasado ascendieron a 335.255 €, aportados por donantes privados (más de 200.000 euros) y por el Ministerio Sanidad y Política Social, el Ayuntamiento de Salamanca, la Obra Social de La Caixa y de Caja Duero. Mención especial merece el compromiso de la Parroquia de San Juan de Sahagún de Salamanca con este proyecto, que todos los años realiza una colecta en cuaresma cuyos fondos han servido para ir realizando mejoras en la casa.