Domingo XIII del Tiempo Ordinario
28 de junio de 2009

La oración de los fieles


1.- SEÑOR, AUMÉNTANOS LA FE

2.-SEÑOR, ENSÉÑANOS A VIVIR.


PRIMERA

SEÑOR, AUMÉNTANOS LA FE

Hoy hemos visto como tu salvación llega a todos los que tienen fe. Pero nuestra fe aún es muy débil por eso hoy nuestra plegaria es:

R.- SEÑOR, AUMÉNTANOS LA FE.

1. – Por el Papa, los obispos y sacerdotes, para que no desfallezcan en su labor de presentar al mundo la Salvación que Jesucristo nos trae y todos lo proclamen Señor.

OREMOS

2. – Por los dirigentes de las naciones para traten con la misma justicia al pobre y al poderoso.

OREMOS

3. – Por los que sufren por culpa de la enfermedad, para que el encuentro con Cristo sane sus dolencias.

OREMOS

4. – Por las familias cristianas, para que teniendo a Cristo en el centro de su devenir, Él las socorra en momentos de incertidumbre y necesidad.

OREMOS

5. – Por médicos y el personal sanitario para que sea siempre su meta el dar y cuidar la vida.

OREMOS

6. – Por todos nosotros que necesitamos que el Señor cure nuestras faltas, para que reconociéndonos pecadores acudamos a Él con confianza de ser sanados.

OREMOS

Señor, atiende estas súplicas que tu pueblo presenta y aumenta nuestra fe para que cada día vivamos más cerca de Ti.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.

Amen.


SEGUNDA

SEÑOR, ENSÉÑANOS A VIVIR.

Ponemos estas peticiones en manos del Padre y le pedimos que nos haga generosos a la hora de aceptar nuestros compromisos, ya que ellos nos darán razones sólidas para vivir.

R.- SEÑOR, ENSÉÑANOS A VIVIR.

1.- Por todos el Papa, los obispos, los sacerdotes, los diáconos, para que nos muestren el auténtico rostro del Dios de la vida.

OREMOS

2.- Por todos los necesitados de pan, de amor, de ternura, de solidaridad; para que dejen los convencionalismos y se pongan delante de Jesús, insistiendo en su necesidad.

OREMOS

3.- Por todos los que han tenido que morir en la pobreza, sin compañía y sobre todo a los que no tienen a nadie que pida por ellos.

OREMOS

4.- Por los ancianos, los que están solos, los que viven angustiados porque son víctimas de malos tratos; para que no nos quedemos indiferentes ante su dolor.

OREMOS

5.- Para que los poderosos no intenten lograr la paz empuñando armas, sino que defiendan la tolerancia, la justicia, la concordia, el amor.

OREMOS

6.- Por todos los que estamos aquí cargados de peticiones y preocupaciones; para que el Señor las acoja, sobre todo las de los más angustiados.

OREMOS.

Señor, sigue ayudándonos a ser consecuentes, y recuérdanos que todo lo que hemos recibido de tu bondad.

Por nuestro Señor Jesucristo que contigo vive y reina por los siglos de los siglos.

Amén.