Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo
14 de junio de 2009

La oración de los fieles


1.- SEÑOR, ALIMENTA A TU PUEBLO

2.- VIVIMOS GRACIAS A LA GRANDEZA DE TU AMOR


PRIMERA

SEÑOR, ALIMENTA A TU PUEBLO

Hoy celebramos el alimento que tu Hijo nos dejó para el camino. Ahora antes de unirnos todos a Él presentamos las necesidades que se nos presentan en este caminar. Respondemos diciendo:

R.- SEÑOR, ALIMENTA A TU PUEBLO

1. – Por el Papa Benedicto, para que guíe a la Iglesia y descubramos todos el tesoro de la Eucaristía.

OREMOS

2. – Por los que dirigen nuestras naciones para que sea su preocupación el alimento y las necesidades primarias de los hombres.

OREMOS

3. – Por aquellos que se han alejado de la Iglesia, para que se reúnan pronto a la mesa de Cristo y compartan el pan y el vino que son su Cuerpo y Sangre.

OREMOS

4. – Por los enfermos, impedidos y necesitados para que el alimento que Cristo nos dejó les llene de fuerza para combatir las enfermedades y dolencias.

OREMOS

5. – Pidamos por las familias, para que además de procurarse el pan material, no descuiden nunca el Pan Eucarístico.

OREMOS

6. – Por todos los que celebramos esta fiesta de la Iglesia para que este alimento nos acompañe siempre hasta que lleguemos a la casa del Padre.

OREMOS

Te presentamos, Padre, estas plegarias con la confianza de que serán atendidas por tu inmensa bondad.

Por Jesucristo nuestro Señor

Amen.


SEGUNDA

VIVIMOS GRACIAS A LA GRANDEZA DE TU AMOR

El Señor nos ha dado la mayor prueba de amor que podía esperarse. La presencia ideleble de su Hijo en la Eucaristía. Ante un hecho tan grandioso ponemos en sus manos nuestras peticiones sabiendo que serán escuchadas. Y respondemos:

R.- VIVIMOS GRACIAS A LA GRANDEZA DE TU AMOR

1.- Por el Papa Benedicto, los obispos, los sacerdotes, los religiosos para que no se cansen nunca de repartir ese pan que sacia, nutre y fortalece a toda la Iglesia.

OREMOS

2.- Por todos los que carecen de lo necesario para seguir viviendo: trabajo, casa, educación, formación y no ven un medio para salir adelante; para que encuentren personas que vivan de verdad el mandamiento del amor.

OREMOS

3.- Por las familias nacidas del amor; para que cuando salgan a relucir las carencias, las limitaciones, los defectos no dejemos entrar la desilusión ni la rutina y luchemos porque ese amor no decaiga.

OREMOS

4.- Para que en el mundo crezca la solidaridad, el entendimiento, el amor y sintamos la necesidad que tenemos unos de otros para hacernos la vida más fácil y más feliz.

OREMOS

5.- Por todos nosotros; presentes en la Eucaristía, para que después de conocer el amor de Cristo, no escatimemos esfuerzos a la hora de comprometernos y darnos.

OREMOS

Señor, haz que nosotros que hemos conocido el Amor, y hemos compartido tu Cuerpo y tu Sangre, no nos quedemos con los signos externos sino que tratemos de llegar al corazón de Cristo.

Por el mismo Jesucristo nuestro Señor.

Amén