IV Domingo de Pascua
3 de mayo de 2009

Misa Familiar

Prepara: Javier Leoz


(Buen Pastor – Día de la Madre)

*Objetivo: descubrir la presencia de Jesús en nuestra vida

*Idea: Jesús nos conoce y, porque nos conoce, nos guía, nos quiere y nos acompaña


1. MONICIÓN DE ENTRADA

Buenos días a todos. Un día más os decimos: ¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!

En este cuarto domingo de la Pascua nos reunimos en el nombre del Señor. Hoy lo vemos como Buen Pastor. Como Aquel que da la vida por sus ovejas, por sus amigos. Hoy es un día muy especial para pedir por nuestros sacerdotes: les felicitamos y que Dios les dé salud y fortaleza.

Además, en este primer domingo de mayo, tenemos un recuerdo especial por la Virgen María. Es el mes de las flores. Y, además, felicitamos a nuestras madres. Ellas también son “buenas pastoras” de nuestras casas, en nuestras vidas y en nuestra educación cristiana y humana.

Nos ponemos de pie y recibimos al sacerdote.

(Al iniciarse el mes de mayo, al comienzo de la procesión de entrada, puede presentarse un cartel con el nombre de “MARIA”. y otro más, en referencia a la Pascua, “ALELUYA”)

2. MONICIÓN A LA ASPERSIÓN DEL AGUA

Para seguir a Jesús, que es Buen Pastor, necesitamos quitarnos de encima todo aquello que nos impide seguirle o ser como El.

Que el AGUA BENDITA renueve nuestros corazones y nos limpie aquellos puntos oscuros que nos alejan del camino del Señor.

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

Los apóstoles, como vamos a escuchar ahora, sabían muy bien que actuaban en nombre del Señor. Es decir; no iban por voluntad propia. Además, en las dos lecturas siguientes, contemplaremos el amor tan grande que Dios nos tiene. Un amor que, en la figura del Buen Pastor, da la vida por sus ovejas que somos todos nosotros.

4. ORACIÓN DE LOS FIELES

4.1. Tengamos un recuerdo especial por la Iglesia a la que pertenecemos. Por el Papa Benedicto XVI. Por nuestro Obispo (…). Para que en medio de las dificultades sigan guiando al Pueblo de Dios. Roguemos al Señor.

4.2. En este Día del Buen Pastor, no puede faltar un recuerdo especial por nuestros sacerdotes (…). Para que les ayudemos con nuestra oración, comprensión y apoyo moral y físico. Roguemos al Señor.

4.3. Por aquellos que se dedican al cuidado de los rebaños. Para que el Señor les dé las oportunas lluvias. Para que cuidemos los valles y las montañas. Para que tengamos “alma ecológica”. Roguemos al Señor

4.4. Por todos los que colaboran en nuestra parroquia. Para que lo hagan en comunión con sus pastores. Para que no sean independientes y sean humildesy obedientes. Roguemos al Señor.

4.5. Por nuestras madres. Que en este primer domingo de mayo reciban nuestra felicitación. Ellas también son “pastoras”. Nos educan, nos llevan por los buenos caminos, nos alimentan. Que Dios les proteja a nuestras madres. Roguemos al Señor.

4.6. Estamos en el mes de mayo. Para que no olvidemos ni un solo día de recordar a la Virgen María, de ofrecerle una buena obra o si podemos una flor ante su imagen. Roguemos al Señor.

5. OFRENDAS

5.1. Con este CAYADO queremos representar la figura de Jesús. Nuestras naciones, nuestras familias, ciudades y pueblos, son acompañados desde hace siglos por la FE CRISTIANA. Damos gracias a JESUS por su Palabra y su presencia.

5.2 En este mes de mayo, mes de las flores, llevamos hasta la Virgen María este ramo de flores con la palabra “GRACIAS”. Ella también es una Divina Pastora que quiere lo mejor para nosotros.

5.3. En este día de la madre queremos representar la belleza del corazón de nuestras madres con esta joya de oro (puede ofrecerse una pulsera, un anillo, etc.). Para nosotros, la madre, es un regalo, una gran riqueza que Dios ha puesto en nuestros hogares: ¡Gracias, madres!

5.4. Con el pan y el vino, en este comienzo de mayo, alabamos el nombre de Dios. Que no falte trabajo en nuestras casas. Que se solucionen los problemas de los más pobres.

6. ORACIÓN FINAL

SOMOS DE LOS TUYOS, SEÑOR

Tú eres nuestro Pastor

Conoces nuestras vidas y pensamientos

Sabes de antemano nuestros caminos

SOMOS DE LOS TUYOS, SEÑOR

Recuerdas nuestros nombres y apellidos

Nada de lo que nos ocurre te es indiferente

Nos ayudas y animas cuando estamos tristes

SOMOS DE LOS TUYOS, SEÑOR

Deseas que nuestras vidas sean santas

Nos buscas si andamos perdidos

Nos aceptas si volvemos a Ti

SOMOS DE LOS TUYOS, SEÑOR

Tu Palabra es VIDA

Tu Palabra es VERDAD

Tu Palabra es AMOR

SOMOS DE LOS TUYOS, SEÑOR