COMISIÓN PONTIFICIA ANALIZA CÓMO LA BIBLIA ES GUÍA MORAL TAMBIÉN HOY

UNA RELIQUIA DE DON BOSCO RECORRERÁ EL MUNDO

LOS OBISPOS DE ESTADOS UNIDOS APOYAN EL CAMBIO DE POLÍTICA HACIA CUBA

CARDENAL ROUCO: “EXISTE UNA CRISIS DE CONCIENCIA MORAL” EN ESPAÑA

ESTE DOMINGO LA IGLESIA CONTARÁ CON CINCO NUEVOS SANTOS

CATERINA VOLPICELLI, SANTA DEL SAGRADO CORAZÓN, SERÁ SANTA EL 26 DE ABRIL

EL PAPA ALIENTA A LOS FRANCISCANOS A SEGUIR "REPARANDO" LA IGLESIA

SIN CONFIANZA EN DIOS LA FAMILIA NO PUEDE SOBREVIVIR, DICE MONSEÑOR OSORO


COMISIÓN PONTIFICIA ANALIZA CÓMO LA BIBLIA ES GUÍA MORAL TAMBIÉN HOY

La Pontificia Comisión Bíblica celebra estos días su plenaria anual

CIUDAD DEL VATICANO (ZENIT.org).- La Pontificia Comisión Bíblica lleva reunida desde este lunes en su asamblea plenaria anual para estudiar, a propuesta del pasado Sínodo de los Obispos de octubre, el tema "Inspiración y verdad en la Biblia", hasta el próximo 24 de abril. Los trabajos de esta Comisión, creada por León XIII en 1903 para defender la ortodoxia en la interpretación de las Escrituras y promover su estudio científico, y dependiente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, los dirige el sacerdote jesuita Klemens Stock, que es secretario de la comisión, y los preside el prefecto, cardenal Levada.

Precisamente, Stock explicaba al respecto en L'Osservatore Romano, en la edición italiana de este martes, que actualmente la Comisión trabaja en la publicación en varios idiomas de un documento sobre la relación entre la Biblia y los actos morales, tema que ha ocupado las reflexiones del último quinquenio. Este documento, cuya versión italiana e inglesa se hicieron públicos al término de la plenaria del año pasado, lleva por título "Biblia y moral. Raíces bíblicas del actuar cristiano".

Según el secretario de la Comisión, se trata de un "importante documento" que pretende orientar la reflexión moral sobre problemas actuales, sobre los que la Biblia no da explícitamente una orientación (imposible en la época en la que se escribió), como las cuestiones relacionadas con la bioética, por ejemplo. "Hoy se presentan muchos problemas morales desconocidos para los autores bíblicos --explica el padre Stock--. Esto plantea la pregunta de si la Biblia tiene algo que ofrecer para solucionarlos, aunque no se puedan encontrar en ella respuestas preconfeccionadas".

El documento, por tanto, "indica algunos criterios que pueden guiar en la búsqueda de normas justas para los problemas actuales", a través de dos criterios básicos: "la conformidad con la visión bíblica del ser humano y la conformidad al ejemplo de Jesús". "La visión bíblica pone de relieve la dignidad de la persona humana y su llamada a la comunión íntima con Dios. Por otro lado, Jesús es el ejemplo del actuar perfecto. Su comportamiento y sus instrucciones son el punto de orientación para el actuar de los cristianos", explica el biblista.


UNA RELIQUIA DE DON BOSCO RECORRERÁ EL MUNDO

La peregrinación empieza el sábado y durará cinco años

ROMA (ZENIT.org).- Una reliquia de San Juan Bosco recorrerá los países del mundo en los que están presentes los salesianos, en el 150 aniversario de la fundación de la congregación salesiana, este año 2009, y como preparación del bicentenario del nacimiento de Don Bosco, en 2015. Según comunicó la agencia de información de los salesianos ANS, su rector mayor, don Pascual Chávez Villanueva, presentará y bendecirá la "reliquia insigne" este sábado 25 de abril en la Basílica de María Auxiliadora de Valdocco, en Turín, donde nació la congregación. Desde ese día y hasta enero de 2014, la reliquia peregrinará por los cinco continentes, acompañada por una estatua de Don Bosco en el interior de una gran urna de aluminio, bronce y cristal.

La urna representa un puente sostenido por cuatro pilares sobre los cuales están grabadas las fechas del bicentenario (1815-2015). Los pilares laterales están decorados con baldosas cuadrangulares que representan rostros de jóvenes de los cinco continentes. El escudo de la Congregación Salesiana y el lema carismático que adoptó el mismo Don Bosco -Da mihi animas, caetera tolle- completan la decoración de la urna. El recorrido empezará en Italia. La urna visitará Lazio y, tras pasar por el monasterio de clarisas de Città della Piève y las ciudades de Frascati, Latina, Formia, Castelgandolfo y Genzano, llegará a finales de junio a la casa general de los salesianos de Roma.

La etapa internacional de la peregrinación comenzará en América Latina. La urna visitará Chile del 1 al 18 de julio, donde los salesianos han preparado diversos eventos para difundir en el país la figura y la vida de su fundador, así como la obra salesiana y su servicio educativo. Después la peregrinación continuará en Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil. De marzo a octubre de 2010, visitará América del Norte, y más tarde, América Central y Sudamérica septentrional; después, el Este de Asia y Oceanía, y las provincias salesianas de Asia Sur y África-Madagascar.

En 2012, la urna con la figura y la reliquia de Don Bosco llegará a Europa y recorrerá las regiones salesianas de Europa Oeste, Europa Norte e Italia y Oriente Medio. A 150 años de su fundación, la Congregación Salesiana está presente en 129 naciones y cuenta con 16.092 salesianos: 10.669 sacerdotes, 2.025 coadjutores, 2.765 seminaristas, 515 novicios y 118 obispos, entre ellos 5 cardenales.


LOS OBISPOS DE ESTADOS UNIDOS APOYAN EL CAMBIO DE POLÍTICA HACIA CUBA

Piden también un cambio en la política migratoria hacia México

WASHINGTON (ZENIT.org).- Los obispos de Estados Unidos dan la bienvenida a la intención de Barack Obama, de un cambio de política hacia Cuba que comportaría una relajación de las sanciones, anunciado por el presidente norteamericano con motivo de la cumbre que se ha celebrado recientemente en Trinidad y Tobago. En una carta, el obispo Howard Hubbard de Albany, Nueva York, presidente de la Comisión episcopal sobre Justicia Internacional y Paz, señaló que el consejo que preside "ha pedido durante muchos años una flexibilización de las sanciones contra Cuba".

"Estas políticas han fracasado en gran parte a la hora de promover una mayor libertad, la democracia y el respeto de los derechos humanos en Cuba", escribe monseñor Hubbard en la carta de 15 de abril. "Al mismo tiempo, las políticas contraproducentes de nuestra nación han innecesariamente alienado a muchos en el hemisferio. La mejora de la vida del pueblo cubano y el fomento de los derechos humanos en Cuba avanzarán más a través de un mayor, y no de un menor, contacto entre los pueblos norteamericano y cubano".

Obama anunció su intención de garantizar a los cubanos residentes en Estados Unidos el derecho de viajar libremente a la Isla y de enviar dinero a sus familiares, así como de levantar las restricciones a las compañías de telecomunicaciones norteamericanas, con el fin de ayudar a un futuro cambio en Cuba.

Otra de las cuestiones sobre las que los obispos consideran necesario un cambio es la política migratoria, para lo que piden al presidente un mayor diálogo con las autoridades mexicanas. Monseñor John Wester, obispo de Salt Lake City (Utah) y presidente del Comité episcopal sobre Migración, mostró la preocupación de los obispos sobre la situación de la migración entre México y Estados Unidos, poco antes de la visita de Obama al presidente Felipe Calderón, durante la cual se trató este tema, entre otros.

Según explicó monseñor Wester en una nota de prensa ese mismo día, ambas naciones se benefician de la situación actual, mientras que quienes son explotados son los propios inmigrantes. Los Estados Unidos, afirmó, "reciben el beneficio de los inmigrantes y de los impuestos sobre su trabajo sin tener que preocuparse por la protección de sus derechos, ni en los tribunales ni en los lugares de trabajo. Cuando conviene, se les convierte en chivos políticos expiatorios - tanto retóricamente como de forma efectiva, a través de redadas en sus lugares de trabajo". Pero también México gana, añadió monseñor Wester, refiriéndose a los 20.000 millones de dólares en remesas anuales, sin la necesidad de resolver la situación de los mexicanos en los peldaños más bajos de la escala económica.

"Lo que les queda es una política de 'ir hacia el norte', que expone a los ciudadanos mexicanos a los estragos de los traficantes, de los agentes de la ley corruptos, y la posibilidad de morir en el desierto", se lamentó monseñor Wester. "Los perdedores en este juego de la globalización son los propios migrantes, que no tienen el poder político y son incapaces de defenderse de los inevitables abusos y la explotación, en un sistema que se aprovecha de su desesperación y les expropia de la ética en el trabajo".


CARDENAL ROUCO: “EXISTE UNA CRISIS DE CONCIENCIA MORAL” EN ESPAÑA

Dedica al aborto y a la crisis económica el discurso de apertura de la Plenaria

MADRID (ZENIT.org).- La aceptación social del aborto y la crisis económica actual son una muestra de la más profunda crisis de la conciencia moral que existe en las sociedades actuales, y también en la española. Así lo hizo notar el cardenal Antonio María Rouco, arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) durante la apertura de la plenaria de los obispos este lunes en Madrid. En esta XCIII Asamblea Plenaria, los obispos españoles hablaron de varios temas actuales, entre ellos la próxima Jornada Mundial de la Juventud de Madrid 2011, el actual año de oración por la vida convocado en toda España, o la próxima celebración del año sacerdotal.

El cardenal se refirió especialmente a la cuestión del aborto, sobre la que advirtió que "uno de los campos de la vida social donde urge evangelizar de nuevo es el de la conciencia acerca del don inestimable de la vida de cada ser humano". Lo preocupante de este tema, advirtió el purpurado, es que "amplios sectores sociales han empezado a considerar públicamente que eliminar a los que van a nacer no sería algo de por sí reprobable" y "tal mentalidad ha encontrado eco en las legislaciones".

En este sentido, recordó que los obispos siempre "han anunciado el Evangelio de la Vida" y negó que esto suponga "hacer política": "Se trata más bien de procurar por medios legítimos el reconocimiento efectivo de aquellos valores éticos fundamentales que trascienden, preceden y sustentan la misma acción política". "Si, por una trágica ofuscación de la conciencia colectiva, el escepticismo llegara a poner en duda hasta los principios fundamentales de la ley moral, el mismo ordenamiento democrático se tambalearía en sus fundamentos, reduciéndose a un puro mecanismo de regulación empírica de intereses diversos y contrapuestos", añadió citando a Juan Pablo II.

Añadió que "cuando la crisis de la conciencia moral en la sociedad afecta a un bien tan decisivo como es la vida humana y el derecho a la misma, no es de extrañar que la crisis moral pueda extenderse y de hecho se extienda a otros aspectos de la existencia de las personas y de las sociedades".

En este sentido, recordó también la necesidad de defender el derecho de los padres a educar a sus hijos, y añadió que "se violan los derechos de los padres y de las escuelas cuando se impone legalmente a todos una determinada visión antropológica y moral, es decir, una formación estatal de las conciencias", en referencia a la polémica asignatura "Educación para la Ciudadanía".

CRISIS ECONÓMICA

El purpurado dedicó también una parte de su discurso a la actual crisis económica, a la que considera como una expresión más de esa "crisis de la conciencia moral" que "afecta no sólo a los campos de derechos fundamentales como el derecho a la vida y el derecho a la educación, sino también al derecho al trabajo". Ante esto, el cardenal Rouco afirmó que los católicos deben dar una doble respuesta: por un lado, con un aumento de las ayudas económicas, y en segundo lugar, también con "el discernimiento de las causas éticas, tanto individuales como sociales, que han provocado la situación de crisis".

Es necesaria, afirmó, "una actualización de la Doctrina Social de la Iglesia para ayudar a superar el lamentable estado de cosas actual". En este sentido, expresó su esperanza de la próxima encíclica de Benedicto XVI, "que versaría sobre doctrina social". "En cualquier caso, se puede sostener también ya que sin un cambio profundo de mentalidad y de actitudes, a la luz de una conciencia moral rectamente formada, es decir de una verdadera conversión personal y social, difícilmente se remontará esta grave crisis, cuyas dimensiones y horizontes se muestran tan inciertos e imprevisibles".

Para el purpurado, "será muy difícil superar esta crisis, de tan hondas raíces morales y humanas, sin el respeto de los imperativos espirituales y morales de la sobriedad y de la austeridad de vida; de la aceptación del sacrificio personal, compartido por todos, en aras del bien común; de la concepción y realización del trabajo como un derecho, pero también como un deber generosa y creativamente practicado".

También es necesaria "una regulación normativa jurídica y administrativamente eficaz de la vida económica y financiera que proteja mejor a las instituciones estatales, a las financieras y a las empresas de conductas gravemente egoístas e inmorales, tantas veces estimuladas por generalizados patrones de vida marcados por el ansia del enriquecimiento fácil y rápido". Recordó que los propios obispos, en la Plenaria anterior (el pasado mes de noviembre), decidieron aumentar los fondos destinados a las Cáritas diocesanas. Sin embargo, advirtió, "en los meses transcurridos desde entonces la situación ha ido empeorando". Por ello invitó a todas las diócesis a aumentar su apoyo a las Cáritas, especialmente con la próxima colecta con motivo del Corpus Christi.

El discurso completo del cardenal Rouco puede leerse en la página web de la Conferencia Episcopal Española

http://www.conferenciaepiscopal.es


ESTE DOMINGO LA IGLESIA CONTARÁ CON CINCO NUEVOS SANTOS

VATICANO, (ACI) La Santa Sede confirmó hoy que este domingo 26 de abril, III Domingo de Pascua, el Papa Benedicto XVI presidirá en la Plaza de San Pedro una Eucaristía solemne en la que canonizará a cinco beatos europeos, tres hombres y dos mujeres. Los futuros santos son los italianos Arcangelo Tadini (1846-1912), sacerdote y fundador de la Congregación de las Hermanas Obreras de la Santa Casa de Nazaret; Bernardo Tolomei (1272-1348), abad y fundador de la Congregación de Santa María del Monte Oliveto de la Orden Benedictina; Gertrude Comensoli (1847-1903), virgen y fundadora del Instituto de las Hermanas del Santísimo Sacramento; y Caterina Volpicelli (1839-1894), virgen y fundadora de la Congregación de las Siervas del Sagrado Corazón. La lista se completa con el portugués Nuno de Santa Maria Álvares Pereira (1360-1431), religioso de la Orden de los Carmelitas.


CATERINA VOLPICELLI, SANTA DEL SAGRADO CORAZÓN, SERÁ SANTA EL 26 DE ABRIL

Fundadora de las esclavas del Sagrado Corazón

ROMA (ZENIT.org Por Carmen Elena Villa).- "Señor, ¿qué quieres que haga?", era la pregunta constante que la joven Caterina Volpicelli, luego de regresar de espectáculos como el teatro, o la danza que tanto le gustaban, le hacía a la imagen del "Ecce Homo", que se encontraba en su casa. Imagen que se encuentra hoy en la casa madre de la comunidad de las Esclavas del Sagrado Corazón, fundada por ella. El próximo domingo, esta mujer será canonizada por el Papa Benedicto XVI junto a otros cuatro beatos.

"La madre", como le dicen hoy las religiosas de este instituto, nació en 1839 en Nápoles. Fue una niña vivaz, inteligente y a la vez muy dócil. Hacía parte de la alta nobleza de su ciudad. En su juventud tuvo muchos cuestionamientos sobre qué camino debería seguir. "Vivió una adolescencia muy difícil. Pensaba en casarse, formar una familia. Con sus hermanas frecuentaba los teatros y las diversiones de su tiempo. Logró estudiar muchos idiomas", explica a ZENIT, Carmela Vergara, postuladora de la causa de canonización Caterina y religiosa de la comunidad Esclavas del Sagrado Corazón.

En esa época hubo también una fuerte epidemia de cólera en su ciudad. La experiencia de dolor la hizo mirar más de cerca su vocación de entregarse entera al Señor. En 1855 conoció al sacerdote franciscano Ludovico de Casoia, hoy beato, quien intuyó la vocación de Caterina: "Caterina, el mundo te atrae pero Dios vence", le decía el padre Ludovico. "Llegará un día en el que cerrarás todos los libros y Jesús te abrirá su corazón donde la primera página, la segunda y las demás no dirán otra cosa que Amor... Amor... Amor".

Así n 1859 Caterina entró a formar parte de la comunidad las Adoradoras Perpetuas de Jesús Sacramentado, pero en poco tiempo se retiró, por graves motivos de salud. Eran años difíciles para la Iglesia en Nápoles: La invasión garibaldina, la persecución de parte de los masones y la dispersión de los jesuitas eran algunos desafíos para el apostolado en este tiempo.

También se desarrollaba en Roma el Concilio Vaticano I (1869 - 1870), convocado por el Papa Pío IX. Paralelamente un grupo de anticlericales realizaba el "Anticoncilio de libre pensadores". Fue en este contexto en el que Caterina decidió comenzar su obra con el acompañamiento espiritual del padre Ludovico. En el edificio de Largo Petrone en la Salud, ubicado en Nápoles, Cateria comenzó sus actividades apostólicas. Allí reunió a doce mujeres con sus mismas inquietudes a quienes llamó "celadoras del apostolado y la oración".

Fueron grandes los frutos de su apostolado. Gracias a la amistad y a los consejos de Volpicelli, el hoy beato Bartolo Longo, fundador del santuario de la Virgen del Rosario en Pompeya, tuvo una conversión radical, tras haberse dedicado durante años a la superstición y al espiritismo. "Se había alejado de la Iglesia, pero con ella logró convertirse, hizo la primera comunión y de la casa de Volpicelli se fue a Pompeya, para fundar el santuario", dice Carmela.

El 27 de diciembre de 1867 nació el Instituto Volpicelli. Las primeras mujeres que sintieron este llamado iniciaron así la vida comunitaria. Esta comunidad en sus inicios tuvo que pasar por diferentes pruebas: "era perseguida por los masones, porque veían a esta mujer que estaba rodeada de otras mujeres y pensaban que se reunían para hacer discursos políticos contra los masones, pero esto no le preocupaba, no le daba peso, seguía adelante porque creía en la obra de Dios", asegura Carmela. "Ella decía que deberíamos llevar el Corazón de Cristo a los corazones de los pequeños, de los adultos, los jóvenes y a todas las familias de la sociedad y del mundo entero", dice.

Hoy son unas 300 mujeres las que siguen la obra de Caterina. Se encuentran en Indonesia, Italia, Brasil y Panamá. "Nuestro carisma es el de encarnar a Cristo amor, este amor misericordioso de Dios en la dimensión, sea contemplativa o pastoral, para llevar a través de la inmolación, la reparación y el sacrificio", asegura Concetta Liguori, madre general de las Esclavas del Sagrado Corazón. Caterina no quiso que las hermanas de su comunidad vistieran hábito: "porque nos ha dicho: vuestro signo visible debe ser el testimonio de vida. Debéis adaptar el hábito a los tiempos y los lugares", asegura la madre Concetta.

Así, esta comunidad tiene ahora tres ramas: en primer lugar, las Esclavas, que son mujeres consagradas que viven en comunidad la obediencia, la castidad y la pobreza. La segunda rama son las Pequeñas Esclavas que son consagradas que viven en medio de su familia. Por último están las pequeñas esclavas que viven la espiritualidad de Volpicelli en medio de la vocación al matrimonio. La beata viajó varias veces a Roma para encontrarse con el Papa León XIII, quien la alentó a que siguiera adelante con este instituto, el cual recibió su aprobación pontificia en 1911 con el Papa San Pío X.

Caterina murió el 18 de diciembre de 1894 a los 55 años. "Ha muerto una santa, una santa, una santa", dijo el Papa León XIII cuando se enteró de su tránsito. Antes de ser llamada a la casa del Padre, dejó una carta a sus familiares en la que decía: "Iluminada por Dios bendito, en su infinita misericordia, por encima la vanidad del mundo y el deber de gastarme toda y únicamente en el servir a Dios, mi creador, Redentor y Benefactor, según su beneplácito, a El he consagrado y pagado el ser y cuanto El me ha dado".


EL PAPA ALIENTA A LOS FRANCISCANOS A SEGUIR "REPARANDO" LA IGLESIA

Audiencia a los casi 3.000 religiosos participantes en el “Capítulo de las Esteras”

CASTEL GANDOLFO (ZENIT.org).- Benedicto XVI invitó a los miembros de la familia franciscana a seguir reparando la Iglesia, expresión que el mismo Cristo dirigió a su fundador, el Pobrecillo de Asís. Así lo expresó este sábado durante la audiencia concedida a los cerca de 3.000 frailes y monjas franciscanos de todo el mundo en Castel Gandolfo, con motivo de los 800 años de la aprobación pontificia de su regla de vida.

"Seguid 'reparando la casa' del Señor Jesucristo, su Iglesia. Si sois siempre capaces de renovaros en el espíritu del Evangelio, seguiréis ayudando a los Pastores de la Iglesia a hacer cada vez más hermoso su rostro de esposa de Cristo. Esto es lo que el Papa, hoy como en los orígenes, espera de vosotros", dijo el obispo de Roma. Los representantes de esta familia religiosa fundada por san Francisco de Asís, procedentes de 65 países de todo el mundo y en representación de sus alrededor de 35.000 miembros, se habían reunido en Asís del 15 al 18 de abril pasados para conmemorar la aprobación de la Regla de San Francisco, por parte de Inocencio III, en el año 1209.

Este centenario ha sido celebrado con un Capítulo General, convocado por los superiores generales, de características similares al primero convocado en 1221 por el propio san Francisco, conocido como "Capítulo de las Esteras". Ese primer capítulo recibió el nombre por el hecho de que en aquella ocasión, por falta de lugar para alojarse, los frailes participantes tuvieron que dormir en esteras. "Han pasado ochocientos años, y aquella docena de frailes se ha convertido en una multitud, diseminada en todas partes del mundo", recordó el Papa. Entonces como ahora, la misión de la Orden es la de "reparar la casa de Dios", pues "hay otra ruina que es mucho más grave: ¡la de las personas y las comunidades!", advirtió el Pontífice.

"Como Francisco, empezad siempre por vosotros mismos. Seamos nosotros en primer lugar la casa que Dios quiere restaurar", teniendo en cuenta que "carisma e institución son siempre complementarios para la edificación de la Iglesia", añadió. "Francisco habría podido no ir a donde el Papa. Muchos grupos y movimientos religiosos se estaban formando en aquella época, y algunos de ellos se contraponían a la Iglesia como institución, o por lo menos no buscaban su aprobación", afirmó el Papa.

En cambio, "él pensó en seguida en poner su camino y el de sus compañeros en las manos del Obispo de Roma, el Sucesor de Pedro. Este hecho revela su auténtico espíritu eclesial. Y el Papa reconoció esto y lo apreció". Benedicto XVI subrayó que desde entonces, "del pequeño arroyo manado a los pies del monte Subasio, se ha formado un gran río, que ha dado una contribución notable a la difusión universal del Evangelio"."Todo tuvo inicio desde la conversión de Francisco, el cual, a ejemplo de Jesús, se despojó a sí mismo y, desposando a la Señora Pobreza, se convirtió en testigo y heraldo del Padre que está en los cielos".

El Papa invitó a los franciscanos a "volver siempre al origen" de su espiritualidad, a la radicalidad del Evangelio. "La Regla y vida de los Frailes menores es ésta, es decir, observar el santo Evangelio de nuestro Señor Jesucristo: así escribió Francisco", afirmó el Papa. "Él se comprendió totalmente a sí mismo a la luz del Evangelio. Esto es lo que fascina de él. Ésta es su perenne actualidad". "Así el Pobrecillo se convirtió en un Evangelio viviente, capaz de atraer a Cristo a los hombres y mujeres de todo tiempo, especialmente a los jóvenes, que prefieren la radicalidad a las medias tintas".

En su saludo precedente al Papa, el Ministro General de los franciscanos, fray José Rodríguez Carballo, explicó que en estos días, "como hermanos y pequeños, hemos vuelto a escuchar la llamada a llevar la paz y la reconciliación a los hombres y a las mujeres de nuestro tiempo y a compartir con ellos nuestra única Riqueza: el Bien, todo Bien, el sumo Bien, el Señor vivo y verdadero". "Le pedimos que confirme una vez más este santo propósito de vida, para que, como dice nuestra regla, "siempre súbditos y a los pies de la misma santa iglesia, estables en la fe católica, observemos la pobreza y la humildad y el santo Evangelio del Señor nuestro Jesucristo que hemos prometido firmemente", añadió.


SIN CONFIANZA EN DIOS LA FAMILIA NO PUEDE SOBREVIVIR, DICE MONSEÑOR OSORO

VALENCIA, ESPAÑA, (ACI) Al tomar posesión de la Arquidiócesis de Valencia, el Arzobispo Carlos Osoro, resaltó el importante lugar que ocupa en su ministerio, ante los desafíos que plantea la cultura actual, la familia, los niños y los jóvenes. En la toma de posesión realizada el sábado, el nuevo Arzobispo de Valencia, ante una Catedral Metropolitana que se encontraba completamente llena de fieles, destacó que "la Iglesia debe poner todos los medios a su alcance para ayudar a las familias que constituyen la célula fundamental de toda sociedad sana. Creedme familias cristianas: sin la confianza en Dios, sin la confianza en Cristo, que nos da también la capacidad de la fe y de la vida, la familia no puede sobrevivir".

Por ello animó a hacer " todo lo que favorezca a la familia: círculos familiares, catequesis familiares, enseñar la oración en familia, pues donde se hace oración juntos, está presente el Señor y está presente la fuerza que puede romper la esclerocardía, la dureza del corazón, que es el verdadero motivo del divorcio". Al dirigirse luego a los niños presentes, informa la agencia AVAN, el Prelado comentó que "desde que soy obispo he tenido una relación especial con vosotros. Os he escrito una carta cada mes para expresaros que en el origen de todo ser humano está presente Dios Creador".

Por eso, añadió, "tenemos el deber de acogeros como hijos que sois, no sólo de unos padres, sino también de Dios, que os ama por vosotros mismos y os llama a la filiación divina. Os ayudaré y estaré a vuestro lado para que la dimensión trascendente crezca cada día más en vuestro corazón, y, como el Señor, pediré a quienes os rodeen: 'dejad que los niños se acerquen a mí'". Al hablar luego a los jóvenes, Mons. Osoro resaltó que "siendo obispo creí un deber mantener una correspondencia permanente con vosotros. En vosotros he visto siempre al joven a quien tanto quiso Jesús y que nunca le abandonó. Me refiero al Apóstol San Juan. Cuento con vosotros en el anuncio del Evangelio, como contó Jesús con San Juan e invoco para vosotros al Espíritu Santo, Espíritu de fortaleza y de testimonio, para que os haga capaces de proclamar el Evangelio sin temor hasta los confines de la tierra".

Antes de la Eucaristía, el Prelado veneró a la Patrona de la ciudad, la Virgen de los Desamparados. Tras la veneración, el Prelado se dirigió a la Catedral en donde fue recibido por el Cabildo. El Nuncio ha presentado al arzobispo electo al Deán, que ha ofrecido al prelado la Vera Cruz y luego el agua bendita con la que ha asperjado a los presentes. Tras la lectura de las llamadas "Letras Apostólicas" del nombramiento, el Nuncio invitó a Mons. Osoro a ocupar la Cátedra Arzobispal, donde se ha sentado, ha recibido la mitra y luego el báculo, en medio de la ovación de los participantes en la celebración.