Miércoles de Ceniza
25 de febrero de 2009


Plegarias


ANTÍFONA DE ENTRADA Sab 11, 24-25.27

Te compadeces de todos, porque todo lo puedes Señor, cierras los ojos a los pecados de los hombres, para que se arrepientan. Amas a todos los seres y no odias nada de lo que has hecho a todos perdonas, porque son tuyos, Señor

Se omite en la misa del Miércoles de Ceniza el acto penitencial ya que en dicha celebración de impone la ceniza como símbolo de penitencia.

ORACIÓN COLECTA

Señor, fortalécenos con tu auxilio al empezar la Cuaresma, para que nos mantengamos en espíritu de conversión; que la austeridad penitencial de estos días nos ayude en el combate cristiano contra las fuerzas del mal.

Por Nuestro Señor Jesucristo

BENDICIÓN E IMPOSICIÓN DE LA CENIZA

Oh Dios, que no quieres la muerte del pecador, sino su arrepentimiento: escucha con bondad nuestras súplicas y dígnate bendecir (+) esta ceniza que vamos a imponer sobre nuestras cabezas. Y porque sabemos que somos polvo y al polvo hemos de volver, concédenos, por medio de las prácticas cuaresmales el perdón de los pecados; así podremos alcanzar, a imagen de tu Hijo resucitado, la vida nueva de tu Reino.

Por Jesucristo Nuestro Señor.

En silencio, el sacerdote y los ministros imponen la ceniza a los fieles que se acercan al presbiterio. Y a cada uno dicen:

Convertíos y creed en el Evangelio

O bien

Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás

Nota: sería conveniente, y muy gráfico, que antes del rito de la imposicion de la ceniza dos o tres personas (dependiendo de los recipientes de ceniza necesarios) presentaran ante el sacerdote la ceniza. A continuación el sacerdote hace la oración correspondiente a la bendicion de la ceniza. Igualmente, y una vez que los fieles han recibido la ceniza en sus cabezas, sería muy sugestivo el que otras dos personas sostengan dos Biblias y que los penitentes vayan besando la Palabra de Dios.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Al ofrecerte, Señor, este sacrificio que inicia la Cuaresma te pedimos que nuestras obras de caridad y nuestras penitencias nos ayuden al dominio de nosotros mismos, para que limpios de pecado, merezcamos celebrar piadosamente los misterios de la pasión de tu Hijo.

Que vive y reina por los siglos.

PLEGARIA EUCARÍSTICA

El Señor esté con vosotros

Levantemos el corazón

Demos gracias al Señor nuestro Dios

En verdad es justo y necesario,

es nuestro deber y salvación

darte gracias

siempre y en todo lugar,

Señor, Padre Santo,

Dios todopoderoso y eterno

 

Porque con el ayuno corporal

refrenas nuestras pasiones

elevas nuestro espíritu

nos das fuerza y recompensa

por Cristo Nuestro Señor

Por Él, por los arcángeles

y todos los coros celestiales

celebran tu gloria unidos en común alegría.

Permítenos asociarnos a tus voces

Cantando humildemente tu alabanza.

SANTO, SANTO, SANTO

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Sal 1, 2,3

Dichoso el hombre que medita la ley del Señor día y noche, da fruto en su sazón

ORACIÓN PARA DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Señor, estos sacramentos que hemos recibido hagan nuestros ayunos agradables a tus ojos y obren como remedio saludable de todos nuestros males.

Por Jesucristo Nuestro Señor.