VI Domingo del Tiempo Ordinario
15 de febrero de 2009

La oración de los fieles


1.- LO ESPERAMOS TODO DE TI, SEÑOR

2.- SEÑOR, SI QUIERES, PUEDES LIMPIARME


PRIMERA

LO ESPERAMOS TODO DE TI, SEÑOR

Postrados ante al supremo amor y poder de Dios Padre, pedimos que nos ayude en todo lo que necesitamos: la salud, la paz, la alegría...

Y respondemos:

R.- LO ESPERAMOS TODO DE TI, SEÑOR

1.- Por el Papa Benedicto para que mantenga viva la antorcha renovadora del Concilio Vaticano II.

OREMOS

2.- Por los obispos, sacerdotes y diáconos de todo el mundo, para que no olviden jamás que han escogido el camino permanente de ser servidores y nunca de ser servidos

OREMOS

3.- Por los enfermos graves y crónicos, contagiosos y terminales, por todos los que sufren en el cuerpo los estragos de la enfermedad

OREMOS

4.- Por los enfermos de la mente y del alma, por los tristes, por los que se sienten fracasados, por los que están solos, por aquellos que no tienen a nadie que les visite o los cuide

OREMOS

5.- Por los médicos e investigadores para que jamás les falte el sentido de la caridad y el servicio a los demás y no hagan de su trabajo una carrera tras el dinero

OREMOS

6.- Por nosotros, presentes en la Eucaristía para que recibamos la gracia de la curación y de la alegría

OREMOS

Concédenos, Dios Padre Nuestro, todas estas peticiones que te hacemos con fe

Por Nuestro Señor Jesucristo

Amén


SEGUNDA

SEÑOR, SI QUIERES, PUEDES LIMPIARME

El polvo del camino, en forma de pecado, nos llena de llagas y dolor. De rodillas, como el leproso, te suplicamos:

R.- SEÑOR, SI QUIERES, PUEDES LIMPIARME.

1. – Por el Papa, los obispos y sacerdotes, para que siguiendo el ejemplo de Pablo sigan el ejemplo de Cristo y hagan toda su labor para Gloria de Dios.

OREMOS

2. – Por los gobernantes y los que les rodean, para que volviéndose a Jesucristo limpien de sus actuaciones todo aquello que los aleja del hombre.

OREMOS

3. – Por los que sufren por culpa de la enfermedad, el hambre para que encuentren en su camino personas que los atiendan como Cristo atendió a aquel leproso.

OREMOS

4. – Por todas aquellos que viven solos, para que la Iglesia se les haga cercanos y experimenten el gozo de vivir celebrar la fe en comunidad.

OREMOS

5. – Por las familias cristianas, para que Cristo sea la referencia a acudir en momentos de dificultad y Aquel a quien agradecer los bienes recibidos.

OREMOS

6. – Por los niños no nacidos y por los que necesitan cuidados para continuar su vida, para que las personas, instituciones y gobiernos que se preocupen de ellos.

OREMOS

7. – Por todos nosotros que hemos manchado nuestro interior, para que nunca nos falte el sincero arrepentimiento de nuestras faltas.

OREMOS

Señor, atiende estas necesidades que tu pueblo presenta y orienta los corazones de los hombres hacia Ti, por Jesucristo nuestro Señor.

Amen.