VI Domingo del Tiempo Ordinario
15 de febrero de 2009

Misa Familiar

Prepara: Javier Leoz


*Objetivo: Descubrir que el Señor siempre sale al encuentro de las horas amargas

*Idea: Jesús es hacedor de vida. Quiere el bien del hombre


1. MONICIÓN DE ENTRADA

Queridos amigos:

Venir a la Eucaristía sabiendo que Jesús sale a nuestro encuentro para levantarnos, para curarnos y para animarnos… ¡es una gozada!

Tenemos que agradecer a Dios lo mucho que hace por nosotros:

-Salió a nuestro encuentro en Belén

-Se hizo hombre por salvarnos

-Y ahora, camina junto a nosotros devolviéndonos la alegría de vivir, la salud, la fuerza.

Demos gracias al Señor de todo corazón.

Nos ponemos de pie y manifestamos nuestra alegría con el canto de entrada.

2. PENITENCIAL

2.1. El Señor hace muchas cosas por nosotros. ¿Por qué nos callamos nuestra amistad con El? Señor, ten piedad

2.2. Pidamos perdón al Señor porque, no siempre, somos agradecidos con lo que los demás hacen por nuestra vida. Cristo, ten piedad

2.3. El Señor quiere todo lo mejor para nosotros. Pidamos perdón porque, no siempre, vemos su mano en los acontecimientos que nos ocurren. Señor, ten piedad

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

¿Cómo nos portamos ante los demás? ¿Qué actitud tenemos frente a Dios? ¿Somos serviciales, amables, buenos, entregados? San Pablo nos va a recordar que todos somos iguales ante Dios.

Además, en el Evangelio de este día, veremos a Jesús haciendo lo que mejor sabe hacer: EL BIEN A LOS DEMAS. Es todo un ejemplo para todos nosotros.

4. ORACIÓN DE LOS FIELES

4.1. Por la Iglesia. Para que sepa acercarse sin miedo alguno a las personas más necesitadas y más humildes. Roguemos al Señor.

4.2. En el mundo hay muchas clases de lepra: la depresión, el egoísmo, el materialismo, la falta de fe. Pidamos al Señor que nos ayude a luchar contra todo ello. Roguemos al Señor

4.3. El agradecimiento es un don de Dios. Pidamos al Señor que seamos agradecidos con aquellas personas que procuran una educación buena y unos alimentos seguros para nuestra vida. Roguemos al Señor.

4.4. Demos gracias a Dios por el Domingo. Que nunca nos falte la Eucaristía. Que creamos y esperemos siempre en el Señor. Roguemos al Señor.

4.5. ¿De qué lepra nos tiene que curar el Señor? ¿Qué nos separa del amor de Dios? Que pidamos la fuerza del Espíritu Santo para ser mejores cristianos. Roguemos al Señor.

5. OFRENDAS

5.1. Con estas realidades que se dan en el mundo: EGOISMO/MALDAD/HAMBRE/GUERRA/INJUSTICIA/CRISIS…..queremos llevar hasta el altar nuestro deseo de que el Señor las toque con su mano y, pronto, puedan convertirse en salud para todos los hombres de la tierra (6 cartulinas con las 6 palabras. Pueden, por supuesto, elegirse aquellas que más puedan identificar a la realidad de la parroquia, pueblo, etc.)

5.2. ¡GRACIAS! Con la palabra “GRACIAS” queremos simbolizar nuestro agradecimiento a Dios por tantas veces que sale a nuestro encuentro. Que nunca nos cansemos de solicitar su ayuda.

5.3. PAN Y VINO. Sin el pan, el hombre, se debilita. Sin la Eucaristía, el cristiano, pierde la comunión con Dios y la salud del alma. Que el Señor acoja esta ofrenda santa y verdadera.

6. ORACIÓN

SOY UN LEPROSO, SEÑOR

Cuando vivo en la mentira

Cuando me creo el mejor

Cuando no comparto lo que tengo

SOY UN LEPROSO, SEÑOR

Cuando me olvido de Ti y no rezo

Cuando me aparto de Ti y no creo

Cuando pienso sólo en lo que veo

SOY UN LEPROSO, SEÑOR

Cuando confundo lo limpio con lo sucio

Cuando confundo el pecado con la virtud

Cuando confundo el bien con el mal

SOY UN LEPROSO, SEÑOR

Cuando digo que “nunca miento”

Cuando digo que “nunca peco”

Cuando digo que “Dios me quiere así”

AYUDAME, SEÑOR, A SER COMO TU

AMEN