Les animamos a que nos escriban sobre cualquier tema que relacionado con los contenidos de http://www.betania.es/, les interese.

Pueden enviar sus comentarios atraves del e-mail a:

betania@betania.es

o por correo ordinario a la siguiente dirección:

Betania - Apartado 42024
28080 MADRID
España 


“¡QUÉ ENTRE TODOS PUDIERAMOS HACER ALGO POR LOS JÓVENES!”

Hola amigos de Betania, soy una lectora asidua de vuestra página, me gusta mucho y me ayuda mucho a entender mejor las lecturas de cada domingo y a estar un poco al día de la actualidad religiosa. Estuve leyendo, pues iba atrasada, la edición del II Domingo Ordinario y me llamó mucho la atención el hecho de que tantos jóvenes no supieran de Dios, y me da mucha tristeza, a mi me ha hecho tanto bien saber de él, me cambio como persona y me gustaría proponer o daros traslado de mi deseo de que entre todos pudiéramos ver alguna forma de poder hacer llegar a tantos jóvenes a Dios, pues es verdad que hay muchos que le conocen, pero cada vez la sociedad tiende a su desconocimiento y eso es muy grave, pero yo sola no se como se puede evitar por eso os paso el relevo para ver si entre todos se nos ocurre una solución, yo por supuesto estoy dispuesta a ayudar en lo que sea, pues yo puedo decir que soy muy afortunada teniéndolo y conociéndolo y me gustaría que los demás también lo fueran, pero es difícil, ya me es difícil ayudar a mis propios hermanos a que lo vean así, como no más a gente que no conozco. A ver si entre todos podremos buscar alguna solución. También me gustaría proponer a Pedrojosé Ynaraja que a ver si prepara una peregrinación para conocer todos esos parajes maravillosos de los que nos habla y que me encantarían conocer y como a mi a mucha más gente.

Un atento saludo, de una seguidora y lectora

Maipi

España

NOTA DEL EDITOR.- Realmente, la nota de Maipi nos ha impresionado y vamos a intentar, otra vez, acercar a los jóvenes a Betania. Sabemos que muchos de ellos –y también sus catequistas—utilizan la Misa Familiar, de Leoz, y la Homilía Joven, de Ynaraja, para acercarse a la celebración dominical de la Eucaristía. Pero algo más deberíamos hacer. Y eso se explica, en este número, en uno de nuestros editoriales.


CREAR UN GRUPO DE REPARACIÓN Y DE ORACIÓN

Mi nombre es Daniel, soy un chico de Galicia de 22 años y me dedico al cuidado de personas mayores. Desde que era pequeño, he sentido el amor que me manifiesta Jesucristo en cada acto que realizo en mi vida. He pensado incluso en consagrarme a Él pero siento que lo que me está pidiendo en estos momentos va en otra dirección y es la creación de un grupo de reparación. Un grupo de personas que en su vida diaria le tenga a Él presente y a la Virgen en cada labor que realice, un grupo de personas que sepan que tenemos que rezar para pedir perdón a Dios por las faltas que se cometen en el mundo, un grupo de personas que quieran llevar un plan de vida de oración y trato con Dios para que sea la base primera de nuestras vidas teniendo a la Virgen siempre presente. Con un carisma de amor a la Eucaristía, de reparación y de pedir perdón por las ofensas. Un grupo de almas que se quieren acercar a Dios bajo la fraternidad que Él nos inculcó. Almas contemplativas en su vida diaria que se puedan juntar un día a la semana para orar, contemplar e intercambiar ideas. Almas que vean a Dios en los hombres: en nuestro trabajo, en los enfermos, en los niños, en todo lo que nos rodea. Ser como una familia y entre todos, poder curar las heridas de Dios.

En ocasiones, cuando rezo el rosario, cierro los ojos y puedo ver el corazón de Jesús traspasado por las faltas del mundo, por las injusticias, la violencia, las guerras, etc. y veo un corazón que me pide ser curado y vendado, y esto sólo podemos hacerlo a través de la oración. Y tengo muy claro que necesito hacerlo. Sé que Él me "utiliza" como medio para que nazca, pero el problema es que no puedo hacerlo solo. Ni sé cómo hacerlo solo. Me encuentro perdido. No sé si irme a una parroquia e intentar convencer al párroco (aunque no creo conocer sacerdotes que entiendan esta inquietud) o crear una especie de asociación. Y en definitiva, eso es lo que le pido: apoyo. Apoyo e ideas, porque tengo muy claro que es Dios quien me lo pide y es Él el que está organizando todo esto a través de mí, pero necesito orientación. En Fátima sentí que la Virgen me apoya y me manda empezar ya la aventura de crear un grupo de reparación con laicos.

Les agradezco de antemano su tiempo y sus palabras. Espero agradecido su pronta respuesta. Reciban un fuerte abrazo

Daniel Serrano.

Vigo, Galicia, España

NOTA DEL EDITOR.- Es conmovedora esta comunicación y así vemos que, efectivamente, los jóvenes de acercan a Betania. De ahí que, verdaderamente, nos ponganmos a disposición de Daniel para lo que quiera.


CONTESTACIÓN PARA JULIÁN DE JULIA MERODIO

Quiero agradecer a Julián el comunicado, que me manda, sobre la Lectio Divina. Cuando se empieza algo nuevo, por mucho que a uno guste, nunca sabe cómo va a llegar a los demás, cuando en realidad es, de eso, de lo que se trata. Por tanto es muy de agradecer el que haya alguien beneficiándose de ello, pues por, una simple persona a la que se le prestase ayuda, ya merecería la pena seguir ofreciéndolo. Y esa es mi idea, seguir. Seguir hasta que la Palabra habite en cada corazón. Seguir mientras haya gente que, con mis guiones siga comunicándose, con Dios, en la oración.Seguir para que Dios se comunique con cada ser humano. Seguir mientras el Señor quiera utilizarme como uno de sus instrumentos de comunicación. Porque no hay mayor dicha que colaborar, en la construcción del Reino de Dios, anunciando a todos la Bueno Noticia del Evangelio. Agradezco al Señor, que me dé su gracia para llevarlo a cabo y a todos vosotros, tantas oraciones como llegan, a Él, pidiendo por mí. Gracias, de nuevo, por tu comunicado Julián, espero seguir siéndoos útil, mucho, mucho tiempo más.

Saludos.

Julia Merodio

Madrid, España

NOTA DEL EDITOR.- La semana pasada publicamos el correo de Julián y ahora es Julia quien le responde. Gracias a los dos por sus mensajes.


SOBRE LA VISITA DE TARSICIO BERTONE

Soy sacerdote de la diócesis de Bilbao y agradecía mucho la pronta información que se dio en Betania sobre la visita a Madrid del Secretario de Estado, Cardenal Tarsicio Bertone. En realidad estaba consultando las página de Betania para la preparación de la Eucaristía del domingo y me vino bien disponer en la web de la información y, sobre todo, del texto íntegro de la conferencia de Bertone, texto muy interesante sobre los derechos humanos que recomiendo a todo el mundo.

Gracias por el esfuerzo de todos en Betania

Padre Antonio

Bilbao, País Vasco, España

NOTA DEL EDITOR.- Pues muchas gracias a don Antonio. En efecto, el mismo jueves en que terminaba la visita del Cardenal Bertone colocamos la información en Editorial y Noticias. Gracias.


“REZO POR EL PADRE LEOZ”

Me ha interesado mucho la breve nota que publicaban en la sección de Editorial sobre la presente experiencia misionera del Padre Javier Leoz en Venezuela. Sigo todos sus textos en Betania y, sobre todo, sus oraciones finales de después de las homilías y de las misas familiares. Creo, sencillamente, que son muy buenas. Me llena de emoción el que él deje su ámbito en Navarra para ir a Venezuela donde sé que ha dificultades para la Iglesia católica. Desde hoy rezo por el Padre Leoz para que Dios le acompañe en su misión allí.

Y saludos cordiales para el Editor.

Marisol Martín

Las Palmas

Gran Canaria, España

NOTA DEL EDITOR.- Realmente Marisol tiene toda la razón y agradecemos muy especialmente su correo. Creemos que don Javier verá Betania en Venezuela y, sin duda, leerá esa preciosa nota. Muchas gracias.


LA ALEGRÍA DE SER ABUELOS

Siempre que en estas revistas o foros cristianos escribo algo, suelo recibir mensajes de hermanos de diferentes países, comentándome su visión sobre los temas que trato en mis trabajos, que por supuestome producen una gran satisfacción.

Así las cosas, quiero citar con verdadera alegría, el mensaje recibido hoy que me parece un pequeño tesoro y que viene a responder en cierto modo al articulo que publiqué recientemente titulado: “Y Dios creó... a los abuelos”.

Y esto, me trae a la memoria el recuerdo de aquelviejo profesor que en una de sus magistrales lecciones de teología, nos señalaba el gran amor y la gran sinceridad con la que debíamos de ofrecer nuestrosmensajes escritos para que pudieran servir de espejo a los posibles receptores, procurando que nuestro lenguaje fuese útil o al menos comprensible para todos aquellos que lo leyesen.

Así ocurre, que cuando cuento bonitas o tristes historias de buenas gentes, a veces recibo cartas de amigos que me dicen que eso que cuento, o son fábulas que yo me invento, o cosas extrañísimas que suceden tristemente muy de tarde en tarde. Porque lo normal entre los hombres suele ser el egoísmo mondo y lirondo.

Sin embargo, yo pienso que lo que quizás pueda ocurrir, es que yo como uso gafas desde hacemuchos años, tal vez vea con más claridad esosgestos de bondad que desgraciadamente suelen ser poco noticiables en la prensa y por contra los asesinos, maltratadores y delincuentes son los más destacados en la prensa y enla televisión, mientras que el amor y las buenas personas en cambio son invisibles.

Que una madre maltrate a su hijo, nos enteramos todos y si cinco millones de madres se sacrifican por los suyos, nadie habla de ellas. Y así, acabamos pensando que solo existe lo que nos cuentan. Pero la realidad es que si pones en un platillo de la balanza todos los actos de egoísmo y en el otro los gestos de amor y solidaridad, el fiel con total seguridad, se inclinará hacia los segundos.

Y este es el caso de Daniel y Esperanza, dos psicólogos argentinos especializados en psicología infantil y gerontología, que llevan varios años de jubilados, y que me envían un mensaje con el que desean compartir la felicidad que han experimentado por el hecho de ser abuelos primerizos desde hace tres meses.

Y agradeciéndoselo continuamente a Dios, a pesar de su avanzada edad, se encargan a diario de cuidar a su nieto Aitor. No les importa sacrificar su tiempo libre, ni esperar a que sus hijos queden libres para disfrutar de los viajes que tanto les agradan, así como aceptarcon agrado el cansancio físico que les provoca el cuidado del bebé.

Para ellos, el nieto además de ser una bendición del cielo, es un nuevo punto de apoyo para su vida, a una edad en la van perdiendo afecto además de familia y amigos a los que Dios se va llevandopara su Reino, aún cuando les quede la capacidad de amar, que Dios les regala para depositarla en sus descendientes, además de rejuvenecerlessus cansados espíritus para llenarlos de nuevo de sueños e ilusiones.

Como profesionales, Daniel y Esperanza, son conscientes de la gran ventaja que para los niños supone la figura de los abuelos, pues es esencial para transmitirles sus raíces familiares desde los primeros años de vida, cuidándolos y siendo sus compañeros de juegos. Incluso ante un caso de separación o fallecimiento de alguno de sus padres, ayudandoa la estabilidad emocional del niño.

No obstante entienden que ellos,nunca deben desarrollar el papel de padres sustitutos y de este modo evitar los pequeños conflictos familiares que se pueden derivar entre padres y abuelos, por las evidentes diferencias entre estilos de crianza y educación del niño.

Así mismo, también son conscientes de que el exceso de dedicación que adquieren los abuelos, es una tarea que en ocasiones puede pasarles factura su organismo, por la responsabilidad a que son sometidos y que les puede derivar a situaciones de estrés y de ansiedad con empeoramiento de su salud física y mental.

Por lo tanto entienden que es fundamental que los mayores no abandonen sus tareas esenciales para su vida, como bien pudiera ser disponer de tiempo libre para dedicarlo a sus pequeños ratos de ocio que para un matrimonio son esenciales. Todo ello naturalmente sin menosprecio al cariño casi devocional que deben hacía sus hijos y nietos y por supuesto a ese Dios que les ha bendecido enviándoles el nieto.

Por todo ello, he sentido una alegría profunda al compartir con Daniel y Esperanza, abuelos primerizos, su mensaje y la felicidad que han experimentado por la llegada de su primer nieto.

Y debo decirles que a fin de cuentas, Dios siempre es Vida y por tanto nuestra vida es hermosa para seguir viviéndolacon amor y con esperanza, contemplando al mismo tiempo con entusiasmo, el gran regalo que el Cielo les envía, con la llegada del nieto.

No sé, pero me parece a mí, que cuando algunos amigos me escriben diciéndome que mis historias les llevan una ración de esperanza, yo me pregunto si estos amigos estarán tan sordos o miopes como para no percibir que tienen con total seguridad en el mundo, infinitas más razones para sentir la fe, que las que yo pudiera expresarlesen estas sencillas líneas, aunque vengan envueltas en hechos reales o en reflexiones profundas.

José Guillermo García Olivas

Madrid, España

NOTA DEL EDITOR.- Publicamos otro excelente trabajo de José Guillermo, que, sin duda, será del agrado de nuestros lectores.


EN LA MUERTE DE ELUANA ENGLARO

Al parecer han decidido dejar morir de hambre y sed a esta mujer que llevaba varios años en estado vegetativo. A propuesta de su padre. Sobre él caerá la responsabilidad, pero también sobre todos los que no alcemos la voz ante tal atrocidad. Sacrificar a su hija por su propia felicidad. Alentado por aquellos que defiende una muerte digna, conceden este tipo de espectáculos de muertes injustas, para reclamar que es mejor matarla que dejarla morir. Y ahí está la falacia. Es mejor dejarla vivir al cuidado de aquellos que ven un reflejo de Cristo sufriente, que matarla o dejarla morir. Siempre recuerdo en estos casos la falacia de esta gente. Vamos a subir los impuestos un 100% y todo el pueblo se levanta y protesta, bueno dice el dirigente en cuestión lo habéis conseguido solo lo subiré un 50% y todos felices. Es su forma de actuar. Ante esta forma de actuar TOLERANCIA CERO, como dicen ellos. Se han descubiertodurante la visita del cardenal Bertone, pensaban que iba a ser tolerantes con ellos, pero contra el pecado no hay tolerancia. Parece que no lo entienden.

David Llena

Almería, España

NOTA DEL EDITOR.- Nuestro colaborador, David Llena, nos envía en urgencia estas líneas sobre la muerte, en Italia, de Eluana Englaro, la mujer que ha permanecido 17 años en coma. Y que, finalmente, se autorizó la paralización de los medios mecánicos de alimentación, provocando una fortísima polémica en Italia y en todo el mundo.