V Domingo del Tiempo Ordinario
8 de febrero de 2009

La oración de los fieles


1.- AYÚDANOS A SACIAR EL HAMBRE DE LOS HERMANOS

2.- ATIENDE, SEÑOR NUESTRAS SÚPLICAS


PRIMERA

AYÚDANOS A SACIAR EL HAMBRE DE LOS HERMANOS

Dios Padre Nuestro, te vamos a presentar nuestras súplicas en esta Jornada contra el hambre en el Mundo. Y te pedimos fuerza para saciar a nuestros hermanos en todas sus necesidades.

Y respondemos:

R.- AYÚDANOS A SACIAR EL HAMBRE DE LOS HERMANOS

1.- Por el Papa Benedicto para que sepa conducir a la Iglesia por la senda de la ayuda incondicional a los más necesitados y, especialmente, a los hambrientos del mundo.

OREMOS

2.- Por nuestra Iglesia diocesana para que esté muy atenta a las necesidades de todos los hermanos de la diócesis, sin olvidar a los que sufren en todo el planeta.

OREMOS

3.- Por nuestros gobernantes, y por todos los responsables económicos de todas las naciones, para que sepan crear políticas que eviten la explotación económica.

OREMOS

4.- Por los hambrientos, especialmente por los niños; por los enfermos, por los que no tienen recursos y pocas posibilidades de conseguirlo, para que reciban el apoyo económico y espiritual de todos.

OREMOS

5.- Por todas las organizaciones cristianas –Cáritas, Manos Unidas, etc.—dedicadas a la atención de los más necesitados para que su labor sea comprendida por todos y nunca les falte un apoyo solidario permanente.

6.- Por todos nosotros, presentes en la Eucaristía, para que la gracia de Dios nos lleve a tener siempre presentes las necesidades de nuestros hermanos.

OREMOS

Escucha Padre las peticiones que te hacemos con fe, esperanza y amor.

Por Jesucristo Nuestro Señor

Amén.


SEGUNDA

ATIENDE, SEÑOR NUESTRAS SÚPLICAS

Señor, como aquellos que acudían a Jesús llevando sus enfermedades, venimos hoy nosotros a tu presencia para que con tu infinita misericordia a tiendas nuestras súplicas. Repetimos:

R. – ATIENDE, SEÑOR NUESTRAS SÚPLICAS

1.- Por el Papa, para que la Luz de Cristo ilumine con claridad y tome las decisiones más convenientes para la Iglesia y para el mundo.

OREMOS

2.- Por los gobernantes para que apuesten sin condiciones, por la vida desde su concepción hasta la muerte natural.

OREMOS

3.- Por los enfermos, para que la fuerza sanadora de Cristo los “levante” de su enfermedad.

OREMOS

4.- Por los que pasan dificultades, los que se quedaron sin trabajo, para que encuentren en los demás el auxilio necesario para cubrir sus necesidades.

OREMOS

5.- Por todos los misioneros para experimenten la paga que lleva consigo la predicación del Evangelio.

OREMOS

6.- Por las familias, el mensaje de Cristo sea el centro de cada hogar.

OREMOS

7.- Por los que nos reunimos en torno a la Mesa del señor, para que un día también nos reunamos en la Mesa Celestial.

OREMOS

Dios Padre acoge estas plegarias y todas cuantas llevamos en nuestros corazones que solo Tú conoces.

Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor

Amén