IV Domingo del Tiempo Ordinario
1 de febrero de 2009

La oración de los fieles


1.- PADRE, QUE SEAMOS FIELES

2.- CÚRANOS, SEÑOR


PRIMERA

PADRE, QUE SEAMOS FIELES

Cristo habla pero el mundo no le escucha, ni le entiende. El mundo tienta a Dios como ya ocurrió en el desierto “¿está Dios con nosotros? En toda esta oscuridad, nuestra plegaria hoy es”:

R.- PADRE, QUE SEAMOS FIELES

1. – Por el Papa, los obispos y sacerdotes, consagrados en cuerpo y alma a las cosa de Dios para que ese esfuerzo despierte en el mundo al admiración que Cristo despertó entre los suyos.

OREMOS

2. – Por los presidentes de todas las naciones para que atiendan solícitos las cosas de su pueblo, sin descuidar las cosas de Dios.

OREMOS

3.- Por los que viven bajo el influjo del demonio de la droga, del sexo, del juego, de la mentira para que Jesús le libere de ellos y puedan retomar una vida acorde con sus enseñanzas.

OREMOS

4. – Por las familias para que vivan en el equilibrio de atender los asuntos de Dios y los asuntos propios de cada miembro familiar.

OREMOS

5. – Por aquellos que desesperados se alejaron un día de Dios, para que vuelvan a la Iglesia, rebaño de Cristo.

OREMOS

6. – Por todos los que hoy nos hemos reunido a compartir las enseñanzas de Cristo, su Cuerpo y su Sangre, para que un día celebremos junto a Él el banquete eterno.

OREMOS

Padre, sólo Tu sabes bien lo que tu pueblo necesita, afianza nuestra fe y nuestra esperanza y aumenta nuestra caridad. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor.

Amen.


SEGUNDA

CÚRANOS, SEÑOR

Señor, al igual que tu Hijo sanó a aquel hombre en la sinagoga de Cafarnaún, nosotros te pedimos que tu amor y bondad nos sirva para ser curados de todo el mal físico y espiritual que nos afecta.

Y respondemos:

R.- CÚRANOS, SEÑOR

1.- Por el Papa Benedicto para sirva a la Iglesia a él confiada con amor, autoridad y entrega total.

OREMOS

2.- Por todos los miembros de la Iglesia –obispos, sacerdotes, diáconos, consagrados, religiosos, religiosas y laicos—para que sepan ver en la enseñanza de Jesús un camino de total liberación. Y lo transmitan a los hermanos

OREMOS

3.- Por los gobernantes, y por todos aquellos con responsabilidades en la economía, para que trabajen para evitar la crisis económica y la pobreza debida al abuso económico.

OREMOS

4.- Por los enfermos, especialmente, hoy, por aquellos que sufren en la mente y en el espíritu, para que el Señor Jesús los cure y todos los hermanos les atiendan con entrega y amor.

OREMOS

5.- Por todos nosotros, presentes en la Eucaristía, para que sepamos apreciar, día a día, la enseñanza de Jesús, que da forma y fondo a nuestras vidas.

OREMOS

Concédenos, Padre, estas peticiones que te hacemos con fe, esperanza y amor.

Por Jesucristo Nuestro Señor

Amén.