Don Antonio García-Moreno es el nuevo Escritor Betania del Año. Por eso vamos a dedicarle, otra vez, esta sección de “El Libro de la Semana” con una obra. Habla del Reino de Dios y lo prologa otro gran amigo de Betania –y también Escritor del Año—como lo es don Pedro Rodríguez. Por su gran interés mantenemos esta reseña una semana más.


PUEBLO, IGLESIA Y REINO DE DIOS

Por Antonio García-Moreno

Prólogo de Pedro Rodríguez

Ediciones Rialp, Madrid, España

En el prólogo de la presente obra, Pedro Rodríguez, compañero de Antonio García-Moreno en la facultad de Teología de la Universidad de Navarra, “descubre” que García-Moreno se incorporó pronto a la, entonces, naciente facultad como profesor de Nuevo Testamento. Y así, al leer este “Pueblo, Iglesia y Reino de Dios” nos apercibimos que estamos ante una obra muy del Nuevo Testamento, aunque por supuesto no olvide su relación en el estudio del Reino con la narración veterotestamentaria. Ciertamente, no hará falta tardar mucho para descubrir este aspecto ya que la primera página del libro contiene una lista de significado de las abreviaturas que, por supuesto, refleja, prácticamente, todos los libros del Antiguo Testamento.

Decíamos la semana pasada que Antonio García-Moreno es un gran experto en el Evangelio de San Juan –con reconocimiento internacional—y que la mayoría de sus obras caminan por ese derrotero. Pero el actual –y el título lo define muy bien—busca narrar el origen y el desarrollo del Reino. Tal vez, sin embargo, habría que enumerarlo de otra manera, a partir del pueblo de Dios, de su Iglesia, surge el Reino. Pero, la realidad es que –a mi juicio—la lectura del libro produce un itinerario inverso. El Reino está ya presente –como dice García- Moreno—en el momento del Bautismo del Señor Jesús y lo demás irá a apareciendo y aprehendiéndose. Porque, ciertamente, Jesús inicia su predicación diciendo que el Reino está cerca. Juan el Bautista también lo expresa. Pero es el primer capitulo, “Panorámicas sobre el Reino” donde se deja relacionado este Reino con todas las realidades, personas y manifestaciones. En el segundo capítulo, “El Pueblo y el Reino”, se presenta al Evangelio como definidor y anunciador del Reino. Y se expresa el pormenor en que el Reino es citado. El tercer capitulo, “Los bienes del Reino”, explica los dones que el Reino produce y que por supuesto son un camino de transcendencia, de vida futura.

En fin, es un libro profesoral y de “investigación fuerte”, pero su contenido principal no es otro que ese entramado de realidades, datos, citas que nos acercan a Dios, a Jesús, y que sirven para vivir mejor en la cercanía divina, en ese espacio fehaciente que el Reino. Y su lenguaje es asequible, muy cercano, muy fácil de seguir. Gran libro, de enorme utilidad.

Nota.- una sucinta biografía del Padre García- Moreno se encuentra en nuestra primera página.

 

Ángel Gómez Escorial