Segundo Domingo después de Navidad
4 de enero de 2009

La oración de los fieles


1.- PADRE, SABIDURÍA ETERNA, ESCÚCHANOS

2.- AYÚDANOS, SEÑOR, A QUE SIEMPRE SEA NAVIDAD


PRIMERA

PADRE, SABIDURÍA ETERNA, ESCÚCHANOS

Llegan hasta hoy los ecos de la Navidad. La Palabra hecha carne, la Sabiduría eterna, se representan en ese Niño que crece en estatura, gracia y sabiduría. Por medio de Él te presentamos estas necesidades. Repetimos:

R.- PADRE, SABIDURÍA ETERNA, ESCÚCHANOS.

1. – Por el Papa, los obispos, sacerdotes para que por medio de sus palabras, alcancemos a conocer a la Palabra.

OREMOS

2. – Por los dirigentes de todas las naciones para que la Sabiduría de Dios guíe sus decisiones y así este mundo se asemeje cada vez más al Reino que Cristo vino a traernos.

OREMOS

3.- Por los enfermos que sufren dolencias y enfermedades de larga duración, para que el Señor alivie sus males y recobren pronto la salud.

OREMOS

4. – Por las familias, para el aquella familia de Belén les sirva de ejemplo de entrega y esperanza ante las adversidades de este mundo.

OREMOS

5. – Por aquellos que, con motivo de estas fiestas, están entre nosotros para que su retorno a casa este acompañado por el Señor y lleguen con normalidad a sus lugares de origen.

OREMOS

6.-Por todos los niños que en pocos días recibirán la visita de los Reyes Magos, para que la ilusión y la felicidad nunca se borre de sus caras.

OREMOS

Padre, tu sabes mejor que nosotros nuestras necesidades, atiende con prontitud y largueza aquellas súplicas de tu pueblo. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor.

Amen.


SEGUNDA

AYÚDANOS, SEÑOR, A QUE SIEMPRE SEA NAVIDAD

Dios Padre Nuestro, en este Domingo Segundo después de Navidad te pedimos que el candor, la alegría y el amor del Niño Dios permanezcan en nosotros todo el año con nosotros. Y respondemos:

R.- AYÚDANOS, SEÑOR, A QUE SIEMPRE SEA NAVIDAD

1.- Por el Papa Benedicto, por el Obispo de nuestra diócesis (…) y todos los obispos de la Tierra para que al amor de la Navidad les guíe siempre.

OREMOS

2.- Por nuestro párroco (…) y por todos los sacerdotes y diáconos del mundo para que atiendan a sus rebaños con solicitud total y sentido de servicio.

OREMOS

3.- Por todos los consagrados y consagradas, por las monjas y los monjes, por los religiosos y religiosas para que crezcan en la fe, en la esperanza y en la caridad con la contemplación permanente de la Navidad.

OREMOS

4.- Por los profesores, médicos, científicos que trabajen por el bien común y tampoco olviden al Niño de Belén.

OREMOS

5.- Por los pobres, los enfermos, los desplazados y por aquellos que les domina la tristeza, para que sepan que el Niño Jesús ha venido a traer alegría a todos.

OREMOS

6.- Por nosotros, presentes en esta Eucaristía, para que sepamos recodar la Navidad todos y cada uno de los días de nuestra existencia.

OREMOS

Escucha Padre nuestras plegarias que con fe te presentamos

Por Jesucristo Nuestro Señor

Amén.