La Inmaculada Concepción de Santa María Virgen
8 de diciembre de 2008

Plegarias


ANTÍFONA DE ENTRADA Is 61, 10

Desbordo de gozo con el Señor y me alegro con mi Dios; porque me ha vestido un traje de gala y me ha envuelto en un manto de triunfo, como novia que se adorna con sus joyas.

ACTO PENITENCIAL

Que tu Madre, Inmaculada siempre, venga en nuestra ayuda con su alta intercesión y tu Señor perdona nuestros ausencias de pureza verdadera.

Señor Ten Piedad

Que Tu Madre, Auxilio de los Cristianos, nos aliente en nuestras luchas de Fe y tu, Señor, disculpa nuestra dureza de Corazón

Cristo Ten Piedad

Que tu Madre, Refugio de los Pecadores, venga a nuestro lado cuando más lo necesitamos, asolados por la tentación, y tu Señor perdona todos nuestros pecados.

Señor Ten Piedad

ORACIÓN COLECTA

Oh Dios que por la Concepción Inmaculada de la Virgen María preparaste a tu Hijo una digna morada, y en previsión de la muerte de tu Hijo la preservaste de todo pecado, concédenos por su intercesión llegar a ti limpios de todas nuestras culpas.

Por Jesucristo Nuestro Señor

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Señor, recibe complacido el sacrificio que te ofrecemos en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, así como ella la preservaste limpia de toda mancha, guárdanos también a nosotros, por su poderosa intercesión, limpios de todo pecado.

Por Jesucristo Nuestro Señor.

PLEGARIA EUCARÍSTICA

-El Señor esté con vosotros

-Levantemos el corazón

-Demos gracias a Dios, nuestro Señor.

 

Porque preservaste a la Virgen María de toda mancha

de pecado original, para que en la plenitud de la gracia

fuese digna Madre de tu Hijo

y comienzo e imagen de la Iglesia, esposa de Cristo,

llena de juventud y de limpia hermosura.

 

Purísima había de ser, Señor, la Virgen

que nos diera el Cordero inocente

que quita el pecado del mundo.

Purísima la que entre todo el género humano,

es abogada de gracia y santidad.

SANTO, SANTO, SANTO

 

ANTÍFONA DE COMUNIÓN

Gracias, Dios Padre Nuestro, por permitirnos celebrar este milagro portentoso de tu Hijo hecho presente en el Sacramento del Altar y por la mediación redentora de la Santísima Madre de Jesús.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Señor Dios Nuestro, que el sacramento que hemos recibido repare en nosotros los efectos de aquel primer pecado del que quedó preservada de modo singular, en su Concepción, la Inmaculada Virgen María

Por Jesucristo Nuestro Señor.