Descansar en la casa de Betania junto a Jesús, es saborear ese momento Único y privilegiado que te inunda de paz el corazón. Cuántas veces nos hemos planteado lo que nosotros hubiéramos hecho si nos hubiera tocado vivir en tiempo de Jesús; tenemos la seguridad que hubiésemos acudido a todos los lugares donde El descansaba. Pero no hemos caído en la cuenta que esto no es cosa del pasado sino del presente. Esto se repite hoy. Por eso quiero invitarte con esta página a que me acompañes para marchar hacia Betania. Jesús descansa allí, en Betania, con sus amigos se trata de irnos a encontrar con Él; todos estamos invitados.

 

XXIII Domingo del Tiempo Ordinario
7 de septiembre 2008

GRUPOS BETANIA DE ORACIÓN Y ACCIÓN
**Textos para los trabajos de liturgia


EXHORTACIÓN PARA ESTA SEMANA

Abrimos una nueva Betania tras la larga pausa del verano. Corresponde al domingo 23 del tiempo ordinario. Y Jesús nos dice cosas muy importantes: una, que todo lo que pedimos a Dios en su nombre nos lo concederá. Otra, que en cuanto dos o más nos juntemos a orar, Él –Jesús de Nazaret—esta siempre en medio de nosotros. Y también nos habla de que debemos corregir al hermano que yerra, que se equivoca. Esa es una obligación que hay que hacer siempre con amor y delicadeza, pero hacerla…


LA REUNIÓN LITURGICA

ORACIÓN DE ENTRADA.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Señor Dios Padre nuestro, te pedimos gracia para comprender mejor la Palabra que se transmite en la Eucaristía Dominical. Concédenos la presencia cercana y gratificante del Espíritu Santo. Te lo pedimos por tu Hijo --y Maestro Nuestro--el Señor Jesús.


MONICIÓN SOBRE LAS LECTURAS

1.- En la primera lectura, que procede del capítulo 33 del Libro de Ezequiel, Dios mismo nos advierte sobre lo malo de la omisión a la hora de advertir al prójimo ignorante de su falta. Y por tanto no excluye que se denuncie el mal, ya sea personal o colectivo. Pero hacerlo con amor y humildad.

S.- El salmo 94 es una oración de alabanza dirigida a la generosidad de Dios, creador de todo. Pero se completa con una advertencia en forma de recuerdo histórico: cuando el pueblo judío endureció su corazón en la travesía del desierto. Nuestro ánimo ha de estar siempre alegre esperando la generosidad del Señor, aunque, a veces, parece que falta.

2.- Según Pablo en su carta a los Romanos –que es nuestra segunda lectura de hoy-- es el amor, lo que hace el bien a los hermanos y lo que, evidentemente, limitará cualquier exceso en la capacidad de advertencia o corrección.

3.- En el Evangelio --del capítulo 18 de Mateo-- es el mismo Jesús quien nos indica la fórmula de corrección en comunidad. Y serán sus últimas palabras del párrafo de San Mateo las que contendrán una promesa impresionante. Jesús estará en medio de nosotros en cuanto “dos o tres” nos reunamos para hablar con Él. Es todo un gran programa de relación con el Salvador. No deberíamos olvidarlo nunca.


LECTURAS

PRIMERA LECTURA

LECTURA DE LA PROFECÍA DE EZEQUIEL 33, 7-9

Así dice el Señor:

--A ti, hijo de Adán, te he puesto de atalaya en la casa de Israel; cuando escuches palabra de mi boca, les darás la alarma de mi parte. Si yo digo al malvado: "Malvado, eres reo de muerte", y tú no hablas, poniendo en guardia al malvado para que cambie de conducta, el malvado morirá por su culpa, pero a ti te pediré cuenta de su sangre. Pero si tú pones en guardia al malvado para que cambie de conducta, si no cambia de conducta, él morirá por su culpa, pero tú has salvado la vida.

Palabra de Dios.


SALMO RESPONSORIAL

SALMO 94

R.- OJALÁ ESCUCHÉIS HOY LA VOZ DEL SEÑOR: "NO ENDUREZCÁIS VUESTRO CORAZÓN"

Venid, aclamemos al Señor,

demos vítores a la Roca que nos salva;

entremos a su presencia dándole gracias,

aclamándolo con cantos. R.-

 

Entrad, postrémonos por tierra,

bendiciendo al Señor, creador nuestro.

Porque él es nuestro Dios,

y nosotros su pueblo, el rebaño que él guía. R.-

 

Ojalá escuchéis hoy su voz:

"No endurezcáis el corazón como en Meribá,

como el día de Masá en el desierto;

cuando vuestros padres me pusieron a prueba

y me tentaron, aunque habían visto mis obras." R.-


SEGUNDA LECTURA

LECTURA DE LA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS ROMANOS 13, 8-10

Hermanos:

A nadie le debáis nada, más que amor; porque el que ama a su prójimo tiene cumplido el resto de la ley. De hecho, el "no cometerás adulterio, no matarás, no robarás, no envidiarás" y los demás mandamientos que haya, se resumen en esta frase: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo". Uno que ama a su prójimo no le hace daño; por eso amar es cumplir la ley entera.

Palabra de Dios.


ALELUYA 2 Cor 5, 19

Dios estaba en Cristo, reconciliando al mundo consigo, y a nosotros nos ha confiado la palabra de la reconciliación.


EVANGELIO

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO 18, 15-20

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

--Si tu hermano peca, repréndelo a solas entre los dos. Si te hace caso, has salvado a tu hermano. Si no te hace caso, llama a otro o a otros dos, para que todo el asunto quede confirmado por boca de dos o tres testigos. Si no les hace caso, díselo a la comunidad, y si no hace caso ni siquiera a la comunidad, considéralo como un gentil o un publicano. Os aseguro que todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo. Os aseguro, además, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padre del cielo. Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.

Palabra del Señor.


COMENTARIO LITÚRGICO

DAR RAZÓN DE LA VERDAD, DESDE EL AMOR

Por David Llena

Es una gran tentación la que tiene el ser humano y particularmente aquellos que son o se consideran “buenos”. La tentación de no enfrentarse al otro, dar pronto el brazo a torcer, dar la razón por no pelear, ceder en todo. Y esto lleva a no recriminar el pecado del hermano. Sufrir por Dios es el camino de nuestra salvación, pero hacer ver al hermano su error, es el camino de su salvación. Y es que debemos estar atentos a dar razón de la Verdad, desde el Amor, pues sólo aquél que ama de verdad a su hermano, por amor lo corrige. A veces es duro, pero la salvación pasa por el dolor de la cruz.


LA ORACIÓN DE LOS FIELES

QUÉ REINE SIEMPRE EL AMOR, SEÑOR

Dios Padre Nuestro acepta estas plegarias que te presentamos con amor y humildad.

Y respondemos:

R.- QUÉ REINE SIEMPRE EL AMOR, SEÑOR

1.- Por el Papa Benedicto, por (…) el obispo de nuestra diócesis y por todos los obispos de la tierra, para el Espíritu Santo les ayude en su misión evangelizadora permanente.

OREMOS

2.- Por los sacerdotes, diáconos y laicos que forman los equipos parroquiales, para que la parroquia sea la casa de todos y nadie quede excluido

OREMOS

3.- Por religiosos y religiosas, por monjas y monjes, que reciban todo el apoyo y la comprensión del resto de los fieles para con su alta misión en la Iglesia y así nunca en la Iglesia falte la oración continua y permanente.

OREMOS

4.- Por los gobernantes de todo el mundo. Y por todos aquellos que tienen responsabilidades en las cuestiones económicas para que a nadie le falte lo básico y decoroso para vivir.

OREMOS

5.- Por los pobres, los enfermos, los niños y las mujeres maltratadas, para que reciban el apoyo solidario y fraterno de todos los hermanos.

OREMOS

6.- Por todos nosotros, presentes en la Eucaristía, y por aquellos que no pudieron o no quisieron venir, para que entre todos reine el amor tal como Jesús nos enseña.

OREMOS

Padre Bueno, tú que sabes que tu Hijo Jesús ha dicho que siempre nos concederás todo aquello que pedimos en su nombre, escucha nuestras súplicas que te presentamos

Por el mismo Jesucristo que vive y reina…

Amen.


LAS PREGUNTAS DEL editor

1.- ¿Hemos comprendido que somos responsables de la salvación de los demás? ¿O solamente pensamos en la nuestra?

2.- El cristianismo no es una religión de solitarios. Cristo está en nosotros “cuando dos o mas se reúnen a rezar en mi nombre. ¿Hemos reflexionado suficientemente en esto? ¿En qué medida estamos entregados a nuestro prójimo, incluso a nuestros compañeros en los trabajos de la comunidad o de la parroquia?

3.- Nosotros hemos recibido la Palabra de Dios. La difundimos con nuestra voz y nuestro esfuerzo en los trabajos de liturgia. ¿Pero sabemos que responsabilidad entraña ese conocimiento nuestro de la Palabra? ¿Trabajamos en serio para expandirla y para transformarla en camino de salvación? ¿Hemos intuido que, tal vez, sin nuestro esfuerzo bien realizado algún hermano podría continuar lejos de Dios?

5.- Jesús hoy nos habla directamente de la corrección fraterna. Es muy frecuente que aparezcan grandes diferencias entre la gente que, de una forma u otra, trabaja en el templo. Y también entre hermanos del mismo movimiento, del mismo grupo, de la misma religión católica. Asimismo, diferencias e, incluso, conductas más o menos cercanas al pecado. ¿Actuamos convenientemente con amor y delicadeza? ¿Sabemos dar un buen consejo a quien lo necesita sin necesidad de condenarle? ¿O somos como el fariseo de la parábola que despreciaba al publicano en el templo? Sinceramente, ¿no tenemos algo de fariseos?


LA MISIÓN

Esta semana deberíamos ejercitarnos en el amor, en amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos, o, incluso, más. Amemos a los más débiles, a los más pobres, a los más feos, a aquellos a quien nada ama.


Nos podéis escribir sobre todo esto. E, incluso, pedirnos ayuda sobre algún tema concreto. Os damos este correo:

betaniamad@yahoo.es