XXIII Domingo del Tiempo Ordinario
7 de septiembre de 2008

La oración de los fieles


1.- PADRE, ATIENDE NUESTRAS SÚPLICAS

2.- QUÉ REINE SIEMPRE EL AMOR, SEÑOR


PRIMERA

PADRE, ATIENDE NUESTRAS SÚPLICAS

Hoy hemos escuchado como Jesús nos ha dicho: “Si dos de vosotros os ponéis de acuerdo para pedir algo, se lo dará mi Padre del Cielo. Con esa confianza elevamos al Padre nuestras plegarias:

R.- PADRE, ATIENDE NUESTRAS SÚPLICAS.

1. – Padre, te pedimos por el Papa para que continúe su labor al frente de la Iglesia y no decaigan sus fuerzas.

OREMOS

2. –Padre, te pedimos por todos los pueblos de la tierra para que sean sus relaciones cordiales y en un ambiente de paz y concordia.

OREMOS

3. – Padre, te pedimos por aquellos que se preparan para el sacerdocio y la vida consagrada, para que siempre sean fieles testigos del Amor que de Ti nos llega.

OREMOS

4. – Padre, te pedimos por todos aquellos que comienzan un nuevo curso, por la abundancia de las cosechas y por los éxitos profesionales.

OREMOS

5. – Padre, te pedimos especialmente por aquellos que viven parte de su vida postrado en una cama por causa de una enfermedad, para que les llegue pronto la salud y vivan estos momentos con gran fe y confianza.

OREMOS

6. – Por todos nosotros para que estemos atentos hoy a la voz del Señor como nos pide el Salmo que hemos escuchado.

OREMOS

Padre atiende con tu infinita bondad estas súplicas, y todas aquellas necesidades de tu pueblo.

Por Jesucristo nuestro Señor.

Amen.


SEGUNDA

QUÉ REINE SIEMPRE EL AMOR, SEÑOR

Dios Padre Nuestro acepta estas plegarias que te presentamos con amor y humildad.

Y respondemos:

R.- QUÉ REINE SIEMPRE EL AMOR, SEÑOR

1.- Por el Papa Benedicto, por (…) el obispo de nuestra diócesis y por todos los obispos de la tierra, para el Espíritu Santo les ayude en su misión evangelizadora permanente.

OREMOS

2.- Por los sacerdotes, diáconos y laicos que forman los equipos parroquiales, para que la parroquia sea la casa de todos y nadie quede excluido

OREMOS

3.- Por religiosos y religiosas, por monjas y monjes, que reciban todo el apoyo y la comprensión del resto de los fieles para con su alta misión en la Iglesia y así nunca en la Iglesia falte la oración continua y permanente.

OREMOS

4.- Por los gobernantes de todo el mundo. Y por todos aquellos que tienen responsabilidades en las cuestiones económicas para que a nadie le falte lo básico y decoroso para vivir.

OREMOS

5.- Por los pobres, los enfermos, los niños y las mujeres maltratadas, para que reciban el apoyo solidario y fraterno de todos los hermanos.

OREMOS

6.- Por todos nosotros, presentes en la Eucaristía, y por aquellos que no pudieron o no quisieron venir, para que entre todos reine el amor tal como Jesús nos enseña.

OREMOS

Padre Bueno, tú que sabes que tu Hijo Jesús ha dicho que siempre nos concederás todo aquello que pedimos en su nombre, escucha nuestras súplicas que te presentamos

Por el mismo Jesucristo que vive y reina…

Amen.


NOTA IMPORTANTE.- De vez en cuando se suscita por parte de algún lector si, en estas dos oraciones de los fieles, la primera es más importante que la segunda. No es así. Son igualmente válidas. La numeración no da relevancia especial a una u otra.