BETANIA, VUELTA AL TRABAJO

Betania vuelve a la normalidad, tras el asueto estival, con su primera edición normal. Esta del domingo 23 del Tiempo Ordinario correspondiente al 7 de septiembre. Antes de nada hay que decir que el comportamiento de las visitas de los lectores ha sido muy regular a lo largo de estas semanas “fijas” de julio y agosto. La disminución ha sido mínima lo que demuestra que hay muchos lectores que no interrumpen el contacto semanal con Betania, aunque, de hecho, todos sus contenidos estén ya en la Red. Y eso es muy de agradecer. Los sábados –que es el día habitual de más tráfico—se situó siempre por encima de las 3.000 entradas, lo cual entra dentro de una gran normalidad, de acuerdo con las visitas habituales.

LA CATÁSTROFE AEREA DE MADRID

Hicimos algunos cambios a lo largo de agosto, siendo el más notable la inclusión de un editorial ante el accidente en el Aeropuerto de Madrid-Barajas de un avión de Spanair que partía rumbo a Las Palmas de Gran Canaria. Se cambiaron –como no podía ser de otra forma—los formularios de las oraciones de los fieles del domingo 22 del Tiempo Ordinario, incluyendo peticiones ante tan gran tragedia. Y, por supuesto, también en el editorial se pidieron oraciones por las víctimas y sus familiares. Lo que, igualmente, hacemos ahora ya que ha sido una desgracia muy grande con más de 150 víctimas y un número de heridos que no termina de evolucionar hacia la curación definitiva por la gravedad de sus heridas. Como, asimismo, decíamos en el editorial de 20 de agosto Betania no quiere entrar en el análisis de la causa de la catástrofe y solo pide solidaridad, amor y oraciones por las víctimas y sus familiares. Estaba prevista para el 1 de septiembre la celebración de un funeral oficial, oficiado por el Arzobispo de Madrid, Cardenal Rouco Varela, pero se aplazó hasta que terminaran los trabajos de identificación de los restos mortales de los accidentados.

LAS RELACIONES IGLESIA-GOBIERNO

El presidente del Gobierno español, don José Luis Rodríguez Zapatero convocó al presidente de la Conferencia Episcopal España –y arzobispo de Madrid—monseñor Antonio María Rouco Varela en los últimos días de julio y poco antes del inicio de las vacaciones de agosto. Al parecer, el Cardenal ya no esperaba que se produjera la audiencia con el presidente –aunque solicitada en el momento en Rouco fue elegido para presidir la CEE—y, sin embargo, fue citado. Apenas tuvo contenido la entrevista y, al parecer, se repitieron en el diálogo los temas, sin resolver, que han venido apareciendo en las relaciones entre el Gobierno y la Conferencia. Lógicamente, se cree que habrá que repetir tal encuentro, aunque –obviamente—no hay fecha, ni aproximación. Las relaciones no son buenas y así siguen.

Durante todo el mes de junio y julio circularon fuertes rumores en los sectores eclesiales de que el Cardenal de Toledo, monseñor Antonio Cañizares sería nombrado presidente de un dicasterio de la Curia romana y que por esa causa tendría que dejar la sede primada de Toledo. Esos rumores se reflejaron también en medios periodísticos habitualmente buenos conocedores de la actualidad de la Iglesia, pero este hecho no se confirmó. Es posible que el nombramiento de don Antonio Cañizares se produjera en este otoño, pero la realidad es que desde fuentes próximas al Vaticano no ser ha comentado este asunto en ningún momento. Como es lógico, dicha marcha a Roma de Monseñor Cañizares produciría cambios en las sedes episcopales españolas por –lógicamente—el nombramiento de nuevo Primado y Arzobispo de Toledo. Por otro lado, y según algunos comentaristas, la marcha a Roma del Cardenal Cañizares también podría producir alguna variación en las relaciones entre el Gobierno y los obispos españoles. Monseñor Cañizares ha sido siempre muy crítico ante muchas de las decisiones tomadas por el Gobierno de Zapatero.

EL VIAJE DEL PAPA A LOURDES

Con motivo del 150 aniversario de las apariciones de Maria a la joven Bernadette en las grutas de Lourdes, el Papa Benedicto XVI viajará a Francia la próxima semana, y visitará también Paria, considerándose, pues, una visita oficial a la República Francesa. Hay un buen número de actos previstos en Lourdes y en Paris. Siempre los viajes de los Pontífices a Francia son muy importantes. Y aunque Francia es un estado laico, de manera total, la importancia del catolicismo en Francia es notable, ahora y en todas las épocas. Parece, pues, un viaje de gran contenido y trayectoria, y se esperan con especial atención los documentos –discursos, homilías, alocuciones—que Benedicto XVI pronuncie en tierras francesas. De algunas de las particularidades de este viaje informamos en nuestra habitual página de Noticias. Y, naturalmente, seguiremos informando en nuestra próxima edición.

AGRADECIMIENTOS

Ni que decir tiene que agradecemos a nuestros lectores su fidelidad a las páginas de Betania demostrada en el pasado número especial de verano y decirles, asimismo, que iniciamos el nuevo curso con energías renovadas y con ganas de acometer nuevas e interesantes cuestiones.