XX Domingo del Tiempo Ordinario
17 de agosto de 2008

La oración de los fieles


1.- TEN MISERICORDIA DE NOSOTROS, SEÑOR.

2.- DANOS, SEÑOR, LA ESPERANZA Y LA PAZ


PRIMERA

TEN MISERICORDIA DE NOSOTROS, SEÑOR.

Padre, nuestros pecados nos hacen sentirnos extraños a Ti. Sin embargo también ofreces tu Salvación a todo aquel que se vuelva a Ti. Así nuestra plegaria de hoy es:

R.- TEN MISERICORDIA DE NOSOTROS, SEÑOR.

1. – Por el Papa, los obispos y sacerdotes, para no dejen de ofrecer al mundo la misericordia que nos viene de Dios que sana toda dolencia.

OREMOS

2. – Por los gobernantes para que sea su mayor preocupación aquellos más necesitados.

OREMOS

3. – Por todos los extranjeros, para que sientan en la Iglesia el cariño y la acogida de la gran familia que es.

OREMOS

4. – Por los enfermos para que su fe no se canse de pedir la salud a aquel que vino a sanar las heridas y restablecer al hombre.

OREMOS

5. – Por todos aquellos que no conocen al Señor, para que la práctica de la justicia les lleve al encuentro con el único Salvador.

OREMOS

6. – Por todos nosotros, para que no dejemos de proclamar nuestra pertenencia a la Iglesia, con nuestras acciones.

OREMOS

Padre, atiende con generosidad lo que sin merecer tu pueblo te suplica. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amen.


SEGUNDA

DANOS, SEÑOR, LA ESPERANZA Y LA PAZ

Pedimos al Señor que por su inmensa misericordia nos conceda la gracia de escuchar las peticiones que traemos hoy a su presencia.

R. - DANOS, SEÑOR, LA ESPERANZA Y LA PAZ.

1. - Para que la Iglesia, pueblo santo de Dios, viva en unidad, justicia, paz y amor, acogiendo a todos en sus necesidades.

OREMOS

2. - Por el Papa, los obispos, los presbíteros, los diáconos y todos los que tienen responsabilidades en la Iglesia; para que vean en ello una tarea de servicio a todos los hombres y mujeres del mundo.

OREMOS

3. - Para que el Señor infunda fortaleza a todos los que sufren en el cuerpo o en el alma, y les ayude en su recuperación.

OREMOS

3. - Para que llegue a todos los pueblos la paz y la justicia de manera que se vayan destruyendo tantas desigualdades.

OREMOS

4. - Te pedimos por todos los maltratados, los que andan perdidos, los que encuentran cerradas todas las puertas; para que el Señor los conforte con su cercanía y su amor.

OREMOS

5. - Para que Cristo, el mayor testigo de la paz, conceda a todas las familias, los pueblos, las naciones, vivir en armonía, en concordia, en entendimiento y les conceda la gracia del perdón y la reconciliación.

OREMOS

6. - Por todos los que estamos aquí para que el Señor nos ayude a aceptar con amor tantas situaciones adversas como nos llegan y nos dé su gracia para que las vivamos en aceptación y alegría.

OREMOS

Te damos gracias, Padre, porque sabemos que Tú nunca desoyes las peticiones que tus hijos te presentan con fe.

Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.