Solemnidad de Santiago Apostol
25 de julio de 2008

Misa Familiar

Prepara: Javier Leoz


1. MONICIÓN DE ENTRADA

Celebramos, en este 25 de julio, la Solemnidad de Santiago Apóstol, Patrón de España. Aquel hombre, que con pocos medios pero con gran caudal de fuerza en el corazón y con mucha fe, se acercó hasta nuestra tierra trayendo consigo el tesoro del Evangelio.

Desde entonces, y con la ayuda de Santa María, ese tesoro ha ido propagándose de generación en generación y, hemos sabido ver en la figura de Santiago, un ejemplo, un patrón para entretejer nuestra vida social, cultural, familiar o religiosa. Afirmar lo contrario es vivir de espaldas a la realidad.

Hoy siguen siendo cientos, miles los peregrinos los que se encaminan hacia Santiago haciendo, del camino, un lugar para la oración y para el encuentro con Dios.

Que esta celebración sirva, igualmente, para animar nuestra fe, para fortalecer nuestras entrañas y para ponernos en camino hacia Cristo.

2. PENITENCIAL

2.1. Santiago, después de su experiencia con Cristo, no se guardó para sí el Evangelio. Señor, ten piedad.

2.2. Santiago, después de haber orado con Cristo, nos enseñó a orar. Cristo, ten piedad

2.3. Santiago, después de haber vivido las horas más grandes de Jesús, vino hasta España y nos las predicó. Señor, ten piedad

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

Las lecturas que vamos a escuchar nos hablan del testimonio, el martirio y la fuerza de Santiago Apóstol. Nos hablan, además, de una fe que –siendo grande- es frágil al ser llevada por las personas de carne y hueso.

Que la meditación y la escucha de la Palabra de Dios sea alimento espiritual en esta fiesta de nuestro Patrón Santiago.

4. PETICIONES

4.1. Por la Iglesia en España. Para que lejos de sentirse temblorosa ante los acontecimientos que nos preocupan, manifieste públicamente su convicción: ¡Jesús es el Señor! Roguemos al Señor.

4.2. Por los gobernantes de nuestra tierra. Para que no se sientan dueños ni señores del pueblo. Para que respeten las creencias mayoritariamente católicas de nuestros pueblos y ciudades. Roguemos al Señor.

4.3. Por las familias. Para que recuperen la responsabilidad de educar en cristiano y como cristianos a los hijos y nietos. Roguemos al Señor.

4.4. Por la ciudad de Santiago de Compostela. Para que sea un lugar de acogida, de perdón, de misericordia, de fe y de esperanza. Roguemos al Señor.

4.5. Por todos nosotros. Para que recuperemos el sentido cristiano del Camino de Santiago. Para que sepamos conservar con espíritu y vida la fe que el Apóstol trajo a nuestra península. Roguemos al Señor.

5. OFRENDAS

5.1. Con este cayado queremos simbolizar el dinamismo, el empuje y la voz de Santiago Apóstol. Apoyado en la Palabra de Dios, confiándose al Espíritu Santo, se puso en marcha con un objetivo: que conociésemos el amor de Dios.

5.2. Con esta cesta de tierra queremos reflejar y hacer un canto al camino de Santiago. Que las dificultades, la sed, el hambre, la apatía o la pereza no nos impidan descubrir y abrazar el tesoro de la fe.

5.3. Con el pan y el vino, como Santiago el Mayor lo hizo, presentamos al Señor nuestro esfuerzo y deseo evangelizador. Un deseo y un trabajo que serán bendecidos cuando, con la Eucaristía, alejemos de nosotros toda debilidad y cansancio.

6. ORACIÓN

SEÑOR SANTIAGO

Dame ilusión en el caminar

para pregonar el nombre de Cristo

Dame fortaleza en mis palabras

para que no me confundan las dificultades

Dame hondura en el espíritu

y no me quede en la superficialidad

Dame amor a la Palabra

y sienta la claridad de Dios

Dame afecto a la Virgen

y me acompañe en mis proyectos

Dame valentía en mis pasos

y no mire lo que he dejado

Dame persuasión en mis esfuerzos

y no quede nunca defraudado

 

SEÑOR SANTIAGO

Haz de mi vida, lo que el Señor hizo contigo,

un camino para encontrar a Cristo.

Amén.