EL SILENCIO DE MARÍA

Por Ignacio Larrañaga

Colección Betel

Ediciones San Pablo, Madrid, España

La semana pasada reflejábamos aquí otro libro –millonario en ejemplares—del franciscano, Ignacio Larrañaga, titulado “Del sufrimiento a la paz”. Y esta semana presentamos otro de los grandes éxitos editoriales del Padre Larrañaga, “El Silencio de María”. Téngase en cuenta que si ahora esta obra se publica por San Pablo –pasaba lo mismo con “Del sufrimiento a la paz”—con anterioridad se han hecho 23 ediciones o reimpresiones, lo que da idea de su difusión. La obra fue originariamente publicada en Chile en 1977, donde como se sabe reside habitualmente este franciscano, nacido en España, pero que ha ejercitado casi toda su labor sacerdotal en Latinoamérica.

“El silencio de María” es una biografía de la Virgen directa, muy expresiva, basada en el conjunto de todo lo que los evangelios y la tradición cristiana han conservado de la Madre de Jesús. Y ordenado como un relato muy gráfico, muy cinematográfico por Ignacio Larrañaga. Es un libro ameno, tierno, fuerte… Y uno no sabe, si pasados los años, bien podría decirse que, tal vez, es el mejor de la veintena larga de ellos que ha escrito Larrañaga.

El silencio de Maria es el hilo conductor. No hay muchas palabras de Ella en los Evangelios: las pronunciadas en las Bodas de Caná de Galilea. Y nada más. Larrañaga, de todos modos, cuando se refiere al silencio, no solamente hace referencia al de María. No. Es, también, el silencio general de los Evangelios respecto a Ella. Y, sin embargo, la estela de amor de sus Hijos, de los hermanos de Jesús está tan presente en la cristiandad que la forma, la conforma y genera vida todo el grupo de fieles seguidores de Jesús de Nazaret.

En fin, no se trata de reseñar el libro, porque no es fácil. De lo que se trata –al menos por mi parte—es de convencer a los hermanos –a los lectores de Betania—que la lean. Y disfruten. Y tenga sensación de una paz profunda que solo el silencio fecundo de María nos puede dar a todos.

 

Ángel Gómez Escorial