IV Domingo de Pascua
13 de abril de 2008

Misa Familiar

Prepara: Javier Leoz


• Objetivo: celebrar a Jesús como puerta por la que entramos sus amigos (el rebaño que El guía)

• Idea: Sólo con Jesús podemos gozar y vivir con plenitud la vida de Dios


1. MONICIÓN DE ENTRADA

Muy buenos días a todos. Estamos ya en mitad de la Pascua. Por eso, un domingo más, os decimos: ¡Feliz Pascua de Resurrección!

Hoy celebramos una de las página más bonitas del Evangelio: Jesús Buen Pastor.

¡Cuánto nos impresionan aquellas personas que hacen algo por los demás, que se sacrifican para que otros vivan mejor!

Pues bien, Jesús, como Buen Pastor dio y da todo lo que es por nosotros que somos miembros de su pueblo y ovejas de su rebaño.

En este domingo, además, tenemos un recuerdo y homenaje agradecido por nuestros sacerdotes. Les felicitamos por su misión. Por lo que hacen por nosotros y, sobre todo, porque intentan llevarnos al encuentro con Dios.

Nos ponemos de pie y cantamos.

2. PENITENCIAL

2.1. El Señor da la vida por todos. ¿Y nosotros? Pidamos perdón por cerrarnos en nuestra comodidad.

SEÑOR, TEN PIEDAD

(Sale un niño/a con un cofre totalmente cerrado)

2.2. El Señor conoce cómo somos y cómo pensamos. ¿Por qué, a veces, somos tan duros en nuestros juicios con los que nos rodean?

CRISTO, TEN PIEDAD

(Se presenta un látigo con diversas cuerdas en las que pone: violencia, desamor, crítica, venganza….)

2.3. Jesús es el Buen Pastor que nos conduce por caminos seguros. ¿Por qué buscamos otros que nos llevan a la tristeza?

(Un niño/a sale con una cartulina en la que hay señalados diversos caminos: televisión, internet, juegos, etc.)

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

Las lecturas de hoy nos hablan de un Jesús resucitado que, después de sufrir, dio su vida por nosotros hasta el final. Pero, sobre todo, nos vamos a fijar en una cosa: Jesús es la puerta por la que podemos entrar para llegar a Dios. Ojala, que todos los domingos, vayamos recorriendo el mismo camino que Jesús hizo mientras estuvo con nosotros.

Escuchemos atentamente estas lecturas.

4. ORACIÓN DE LOS FIELES

4.1. Cristo nos necesita. Pidamos por el Papa Benedicto, por nuestro Arzobispo. Por toda la Iglesia. Para que sean pastores que conduzcan al mundo al encuentro con Dios. Roguemos al Señor.

4.2. Nosotros les necesitamos. Pidamos al Señor en este día por nuestros sacerdotes. Para que en este día del Buen Pastor, cuenten con nuestra oración, con nuestra felicitación y con nuestra alegría de tenerles entre nosotros. Roguemos al Señor.

4.3. El mundo le necesita. En esta jornada de las vocaciones pidamos para que de nuestra parroquia salgan jóvenes que quieran ser sacerdotes o religiosas. Necesitamos de personas que nos hablen de palabra y de obra del amor que Dios nos tiene. Roguemos al Señor.

4.4. Por todos los que estamos aquí, en este día del Buen Pastor, celebrando la Eucaristía. Para que conozcamos más la persona de Jesús. Para que leamos la Biblia. Para que escuchemos con atención su Palabra. Roguemos al Señor.

4.5. Por los tristes. Por los que han cerrado las puertas de su corazón a la gran puerta del amor de Dios que es Jesús. Por nuestros seres queridos que ya han muerto. Roguemos al Señor.

5. OFRENDAS

5.1. Con estas dos puertas queremos representar a Jesús y al hombre. Detrás de la de Jesús se encuentra Dios, y detrás de la del hombre ¿qué podemos ver? Depende de cada uno. Ofrezcamos al Señor nuestro deseo de abrirle de verdad nuestro corazón.

(En una cartulina se pegan dos trozos de diferente color, a modo de puerta, en una se pone Jesús --y detrás se escribe la palabra DIOS-- en la segunda se pone hombre pero se pega para que no se vea nada de su interior)

5.2. La figura de Jesús, en este domingo de Pascua, queremos representarla con este bastón. Necesitamos de Jesús para que nos lleve por las sendas del bien, de la verdad, de la alegría y –sobre todo- por el camino que va hacia el cielo.

5.3.La Eucaristía, con el pan y el vino, la necesitamos para seguir a Jesús. Sin ella nos debilitamos. Sin ella es imposible saber qué es lo que el Señor quiere. Que nunca nos falten pastores, sacerdotes, que consagren el pan y el vino en el altar.

6. ACCIÓN DE GRACIAS

TÚ, JESÚS, ERES EL BUEN PASTOR

Una puerta que se nos abre para ver el cielo

TU, JESUS, ERES EL BUEN PASTOR

Una voz que, cuando nos habla, nos da paz

TÚ, JESÚS, ERES EL BUEN PASTOR

Una mano que nos ayuda a levantarnos

TÚ, JESÚS, ERES EL BUEN PASTOR

Unos ojos que nos miran con amor y perdón

TÚ, JESÚS, ERES EL BUEN PASTOR

Unos pies que dejan huellas para seguirlas

TÚ, JESÚS, ERES EL BUEN PASTOR

Una palabra que siempre nos animas

TÚ, JESÚS, ERES EL BUEN PASTOR

Un cayado que nos da seguridad en el camino

TÚ, JESÚS, ERES EL BUEN PASTOR

Un alimento que se nos da en la Eucaristía

TÚ, JESÚS, ERES EL BUEN PASTOR

Amén