Descansar en la casa de Betania junto a Jesús, es saborear ese momento Único y privilegiado que te inunda de paz el corazón. Cuántas veces nos hemos planteado lo que nosotros hubiéramos hecho si nos hubiera tocado vivir en tiempo de Jesús; tenemos la seguridad que hubiésemos acudido a todos los lugares donde El descansaba. Pero no hemos caído en la cuenta que esto no es cosa del pasado sino del presente. Esto se repite hoy. Por eso quiero invitarte con esta página a que me acompañes para marchar hacia Betania. Jesús descansa allí, en Betania, con sus amigos se trata de irnos a encontrar con Él; todos estamos invitados.

II Domingo de Pascua
30 de marzo de 2008

GRUPOS BETANIA DE ORACIÓN Y ACCIÓN
**Textos para los trabajos de liturgia


EXHORTACIÓN PARA ESTA SEMANA

Hemos vivido momentos muy importantes en los pasados días de Semana Santa. La Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo han llenado nuestras vidas. La alegría de la Pascua nos ofrece la serenidad de, también, el tiempo bien empleado. Este Segundo Domingo de Pascua es, tras la Octava de Pascua, un recuerdo del día glorioso de la Resurrección por eso queremos que la alegría inunde los trabajos de los Grupos y que sigamos en este camino que nos llevará a ser testigos de la Ascensión del Señor.


EXPLICACIÓN PERMANENTE SOBRE ESTOS CUESTIONARIOS

Hemos querido dar un nuevo aspecto –y renovada función—al apartado de los Grupos Betania. Hasta ahora se publicaban una explicación para construir los formularios y luego se adjuntaban unas preguntas –de tres a cinco—con las ideas fuerza para meditar esa semana.

Ahora “vamos a dar hechos” los formularios. Y gracias a los links para imprimir pues ya podrán ser utilizados directamente. Se componen, pues, de las moniciones, las lecturas y un breve comentario litúrgico. Al final, como siempre, las preguntas.

Pero hay un añadido. Vamos a sugerir algunos trabajos de campo para ayudar a los hermanos, en principio referidos al ámbito de Internet. Sería útil que nos fueran comunicando los progresos al respecto.

Los grupos Betania no son otra cosa que unas agrupaciones voluntarias, formadas, en principio, por las personas que forman los equipos de liturgia y que se suelen reunir con alguna antelación para preparar las misas en las que intervienen y también meditar la palabra de Dios. La idea nuestra es ir haciéndolos crecer y, si es posible relacionar.

Para cualquier sugerencia o duda se puede utilizar especialmente el siguiente correo:

betaniamad@yahoo.es


LA REUNIÓN LITURGICA

ORACIÓN DE ENTRADA.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Señor Dios Padre nuestro, te pedimos gracia para comprender mejor la Palabra que se transmite en la Eucaristía Dominical. Concédenos la presencia cercana y gratificante del Espíritu Santo. Te lo pedimos por tu Hijo --y Maestro Nuestro--el Señor Jesús.


MONICIÓN SOBRE LAS LECTURAS

1.- En la primera lectura, sacada del Libro de los Hechos de los Apóstoles, oiremos como lo tenían todo en común y rezaban juntos continuamente. Hay en el espíritu del cristiano actual una nostalgia de esa vida en unión de los primeros cristianos y que hoy, todavía, profesan las órdenes religiosas.

S.- Digamos primero que tanto este salmo 117, como los anteriores, 116 y 115, se inician en su texto original con el grito de Aleluya, muy indicado para este tiempo Pascual. Pero, además, el 117 era un himno para ser cantado en la Fiesta de los Tabernáculos y hay una teoría histórica al respecto de su origen. Y es que bien parece que las victorias de los Macabeos podrían haberlo inspirado.

2.- La primera Carta del Apóstol Pedro, que es nuestra segunda lectura de hoy, guarda un gran parecido con los primeros discursos de San Pedro reflejados en los Hechos. Guarda, pues, una muy especial coherencia con los mensajes de los textos litúrgicos de hoy.

3.- Se llama a este Domingo, el de Tomás, por la especial escena sobre su fe. Pero además son las apariciones del Señor Jesús en Domingo, lo que produciría la institución del primer día de la semana como Día del Señor, sustituyendo a la veneración por el sábado que profesaba la religión judía. Y como hemos oído en la monición de entrada, nos llega el mensaje de la fe de Tomás y de su arrepentimiento por no creer. Y, así, desde entonces en la cristiandad resuena su “¡Dios mío y Señor Mío!” como una de las oraciones más bellas que podemos recitar en presencia del Señor Jesús Resucitado.


LECTURAS

PRIMERA LECTURA

LECTURA DEL LIBRO DE LOS HECHOS DE LOS APÓSTOLES 2, 42-47

Los hermanos eran constantes en escuchar la enseñanza de los apóstoles, en la vida común, en la fracción del pan y en las oraciones.

Todo el mundo estaba impresionado por los muchos prodigios y signos que los apóstoles hacían en Jerusalén. Los creyentes vivían todos unidos y lo tenían todo en común; vendían posesiones y bienes, y lo repartían entre todos, según la necesidad de cada uno.

A diario acudían al templo todos unidos, celebraban la fracción del pan en las casas y comían juntos, alabando a Dios con alegría y de todo corazón; eran bien vistos de todo el pueblo, y día tras día el Señor iba agregando al grupo los que se iban salvando.

Palabra de Dios


SALMO RESPONSORIAL

SALMO 117

R.- DAD GRACIAS AL SEÑOR PORQUE ES BUENO, PORQUE ES ETERNA SU MISERICORDIA. (O ALELUYA)

Diga la casa de Israel: eterna es su misericordia.

Diga la casa de Aarón: eterna es su misericordia.

Digan los fieles del Señor:

eterna es su misericordia. R.-

 

Empujaban y empujaban para derribarme,

pero el Señor me ayudó;

el Señor es mi fuerza y mi energía,

él es mi salvación.

Escuchad: hay cantos de victoria

en las tiendas de los justos.- R.-

 

La piedra que desecharon los arquitectos

es ahora la piedra angular.

Es el Señor quien lo ha hecho,

ha sido un milagro patente.

Éste es el día en que actuó el Señor:

sea nuestra alegría y nuestro gozo. R.-


SEGUNDA LECTURA

LECTURA DE LA PRIMERA CARTA DEL APÓSTOL SAN PEDRO 1, 3-9

Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que en su gran misericordia, por la resurrección de Jesucristo de entre los muertos, nos ha hecho nacer de nuevo para una esperanza viva, para una herencia incorruptible, pura, imperecedera, que os está reservada en el cielo. La fuerza de Dios os custodia en la fe para la salvación que aguarda a manifestarse en el momento final.

Alegraos de ello, aunque de momento tengáis que sufrir un poco, en pruebas diversas: así la comprobación de vuestra fe --de más precio que el oro, que, aunque perecedero, lo aquilatan a fuego-- llegará a ser alabanza y gloria y honor cuando se manifieste Jesucristo.

No habéis visto a Jesucristo, y lo amáis; no lo veis, y creéis en él; y os alegráis con un gozo inefable y transfigurado, alcanzando así la meta de vuestra fe: vuestra propia salvación.

Palabra de Dios


ALELUYA Jn 20,29

Porque me has visto, Tomás, has creído dice el Señor: Dichosos los que creen sin haber visto.


EVANGELIO

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN 20, 19-31

Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo:

-- Paz a vosotros.

Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió:

-- Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.

Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo:

-- Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.

Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y los otros discípulos le decían:

-- Hemos visto al Señor.

Pero él les contestó:

-- Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo.

A los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos. Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio y dijo:

-- Paz a vosotros.

Luego dijo a Tomás:

-- Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.

Contestó Tomás:

-- ¡Señor Mío y Dios mío!

Jesús le dijo:

-- ¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto.

Muchos otros signos, que no están escritos en este libro, hizo Jesús a la vista de los discípulos. Estos se han escrito para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su nombre.

Palabra del Señor


COMENTARIO LITÚRGICO

LA COMUNIÓN ECLESIAL

Por David Llena

Para todos aquellos que no se han enterado, para todos aquellos que no quieren creer, para todos aquellos que aún no lo han experimentado; Cristo, a través de la Iglesia, nos da una segunda oportunidad. ¡Cristo ha resucitado! Venid y lo veréis. Ir ¿a donde? A la comunión eclesial. Ese es el camino, la primera lectura remarca “acudían al templo todos unidos” e insiste el evangelio en la figura de Tomás, hasta que no estuvo con los demás apóstoles, no tuvo la experiencia de la resurrección. Hasta que no sintamos la necesidad de la unión en la Iglesia, estaremos ciegos lejos de la Luz de la Resurrección, buscando pruebas donde no se pueden encontrar. ¡Qué mayor prueba que la reunión dominical de tantos cristianos!


la oraciÓN DE LOS FIELES

TE LO PEDIMOS POR JESÚS RESUCITADO.

En pleno éxtasis, tras la alegría de la Resurrección de Cristo, presentamos con más confianza que nunca nuestras súplicas al Padre, sabiendo que, por Él, serán atendidas, respondemos:

R.- TE LO PEDIMOS POR JESÚS RESUCITADO.

1. – Por el Papa, los obispos y toda la Iglesia, para que ante los momentos de acoso y derribo, tengan siempre la fuerza y energía del Señor.

OREMOS

2. – Por los dirigentes de todo el mundo para que guíen sus pasos hacia la Verdad que nos viene de lo alto.

OREMOS

3. – Por los niños y los jóvenes para que experimenten el gozo de Cristo resucitado, y lleven esa alegría a los demás.

OREMOS

4. – Por los cristianos, para que vuelvan a acudir al templo todos unidos y así sean estímulo para los que no creen.

OREMOS

5. – Por todos los que no han experimentado a Cristo resucitado, para que reciban el don de la fe y compartan la dicha de sentirse nacido de Dios.

OREMOS

6. – Por todos los que hemos vivido esta resurrección de Cristo, para que abandonemos para siempre aquella condición de pecado.

OREMOS

Señor, acoge nuestra oración de súplica y llena de la luz de la resurrección el corazón de todos tu fieles. Te lo pedimos por Jesucristo resucitado.

Amen.


LAS PREGUNTAS

En ambiente de gran recogimiento, un buen lector leerá lenta y con buena entonación las siguientes ideas fuerza que servirán para la meditación. Las cuestiones son las siguientes:

Hoy más que preguntas son unas reflexiones que el Padre Maruri incluye en su homilía de esta semana. Merece la pena reflexionar sobre ellas como parte del talante básico y maravilloso de Nuestro Señor Jesús.

-- Jesús mirando con simpatía y cariño al joven que quiere seguirle

--Jesús diciendo a la adúltera “tampoco yo te condeno”

--Jesús aprendiendo en la debilidad humana a comprender y a dar la comprensión de Dios.

--Debe ser el Señor siempre tendiendo la mano.

-- El Señor cerrando los ojos a todo, con tal de no apagar la mecha que aún humea, ni cobrar la caña que ya se dobla hacia el suelo

--Debe ser que Jesús que no ha venido a juzgar al mundo, sino a dar su vida por él.

--Jesús diciendo a los apóstoles que le han abandonado y traicionado “la paz sea con vosotros”

--Debe ser el Señor llenando de alegría el corazón de los suyos al verle.


LA MISIÓN

Inmersos en el tiempo pascual hemos de comunicar a todos que Jesús ha vencido a la muerte y que un día nosotros también resucitaremos. Puede que algunos no nos entiendan, pero esa es la auténtica verdad que nos hace más libres. ¡La muerte ha sido vencida!


Nos podéis escribir sobre todo esto de los Grupos, o sobre lo que querais. E, incluso, pedirnos ayuda sobre algún tema concreto. Os repetimos el correo:

betaniamad@yahoo.es