IV Domingo de Cuaresma
2 de marzo de 2008

La oración de los fieles


1.- ¡SEÑOR, QUÉ VEAMOS!

2.- HAZNOS VER TU LUZ, SEÑOR


PRIMERA

¡SEÑOR, QUÉ VEAMOS!

Dios Padre Nuestro queremos hoy pedirte comunitariamente que todos nosotros veamos, que todos sepamos aprovechar la luz, brillante y eterna, de tu Espíritu generoso. Y ante ello todos juntos repetimos

R.- ¡SEÑOR, QUÉ VEAMOS!

1.- Dios Padre nuestro, que todos, dentro de la Iglesia, sepamos ver la luz que tu Hijo Unigénito nos ofrece y que nosotros, desde el amor de nuestra realidad eclesial, sepamos llevar luz a todos los pueblos de la tierra.

OREMOS

2.- Dios Padre Nuestro, ampara y protege al Papa Benedicto para que sepa conducir el rebaño de la Iglesia hacia las más altas cotas del amor, la libertad, la solidaridad, la fe y la esperanza.

OREMOS

3.- Dios Padre Nuestro, ilumina al Obispo de nuestra diócesis (….) y a todos los obispos de la Tierra para que, según el ejemplo de los Apóstoles, sepan llevar tu Palabra hasta los más recónditos lugares de sus diócesis, y mantengan la comunión entre ellos y sus diócesis para que así a nadie le falte el alimento material y espiritual

OREMOS

4.- Dios Padre Nuestro, que tu Santo Espíritu, influya en el alma y en ánimo de todos los responsables del poder en toda el mundo, para que reine la paz y la concordia y las tinieblas de la pobreza, la explotación, el terrorismo y la guerra no oscurezcan jamás la luz que nos envías desde lo alto

OREMOS

5.- Dios Padre Nuestro, ampara y protege a los más débiles de entre nuestros hermanos: a los pobres, a los niños, a los marginados, a las parejas en conflicto, a los inmigrantes, a los enfermos incurables, para que tu luz les llene de alegría y nosotros podamos servirlos con amor y siempre en tu Nombre

OREMOS

6.- Dios Padre Nuestro, acepta con indulgencia y ternura las oraciones y sentimientos de este rebaño que se ha reunido en la Eucaristía y así recibamos la luz de tu Espíritu y el consuelo de llegar sanos y salvos a la Pascua

OREMOS

Dios Padre Nuestro acepta estas peticiones que te hacemos con amor y humildad.

Por Nuestro Señor Jesucristo

Amen


SEGUNDA

HAZNOS VER TU LUZ, SEÑOR

Nuestro corazón vive para sí ajeno y ciego a lo que sucede a su alrededor. Pedimos al Señor que nos haga salir de nuestra oscuridad. Oremos diciendo:

R.- HAZNOS VER TU LUZ, SEÑOR

1. – Por el Papa, los obispos y sacerdotes para que sean siempre luz que alumbre sin descanso las tinieblas de este mundo.

OREMOS

2. – Por los que dirigen las naciones para que centren sus esfuerzos en ayudar a los más necesitados de la sociedad.

OREMOS

3. – Por todos los que caminan de espaldas a la luz para que el Señor pase por sus vidas y transforme su ceguera en una mirada limpia.

OREMOS

4. – Por los enfermos y necesitados de nuestra parroquia o nuestro barrio para que encuentren en nosotros una mano abierta a sus problemas. Y sepamos llevarles la Luz de Cristo.

OREMOS

5. – Por los niños y los jóvenes para que sintiéndose ungidos por Dios lleven una vida iluminada y se mantengan lejos de toda oscuridad.

OREMOS

6. – Por los que preparamos con ilusión la Pascua del Señor, para que aprovechemos este tiempo favorable y demos paso a la luz en nuestros corazones.

OREMOS

Padre, atiende esta súplicas que con confianza te presentamos que tu luz llegue a nosotros para renacer a la Vida que Cristo nos trajo.

Por Jesucristo Nuestro Señor

Amen.