Domingo III de Adviento
16 de diciembre de 2007

Plegarias


A lo largo de un buen número de semanas hemos ido publicando el texto completo de la Ordenación General del Misal Romano. Esos textos continúan en nuestro “histórico”. Se trata de pulsar el link de “Consultar ediciones anteriores" e ir mirando todos los números que preceden a este, precisamente desde el 533… hacia atrás. El "escaneo" del texto y la adición de algunas notas lo hizo el sacerdote agustino de Madrid, Fray Angel Jorge.


ANTÍFONA DE ENTRADA Flp 4, 4.5

Estad siempre alegres en el Señor, os lo repito: estad siempre alegres. El Señor está cerca.

ACTO PENITENCIAL

Señor Jesús, objeto de nuestra espera, danos alegría, tras perdonar nuestras infidelidades.

Señor ten Piedad

Señor Jesús, Camino, Verdad y Vida, meta de nuestro amor, disculpa nuestros pecados contra los hermanos.

Cristo Ten Piedad

Señor Jesús, que alumbraste el mundo y la historia en Belén de Judea, cambia y olvida nuestro permanente egoísmo

Señor Ten Piedad

ORACIÓN COLECTA

Señor, Dios del Universo y Padre amoroso de todos, contempla favorablemente el esfuerzo de tu pueblo que trabaja duro para conseguir la preparación necesaria –en cuerpo y alma—para recibir a tu Hijo dignamente. Y acompáñanos en el júbilo de la Fiesta de Navidad.

Por Nuestro Señor Jesucristo.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Acepta Señor, que junto estas ofrendas de pan y vino, lleguen al altar de tu Santa Iglesia, nuestra propia y total entrega. Qué la fuerza del Espíritu haga de nosotros dones para la consagración de nuestras vidas a tu Persona y al trabajo de la Redención de todos los hombres y mujeres, que esperan de nosotros.

Por Jesucristo Nuestro Señor

PLEGARIA EUCARÍSTICA

El Señor está con vosotros

Levantemos el corazón

Demos gracias al Señor Nuestro Dios

 

Señor, Padre Santo,

Tú nos has ocultado el día y la hora

en que Cristo, tu Hijo,

Señor y Juez de la Historia,

aparecerá revestido de poder y de gloria,

Sobre las nubes del cielo.

 

En aquel día terrible y glorioso

pasará la figura de este mundo

y nacerán los cielos nuevos y la tierra nueva.

El mismo Señor que se nos mostrará entonces lleno de gloria

viene ahora en cada hombre y en cada acontecimiento,

para que lo recibamos en la fe

y por el amor demos testimonio

de la espera dichosa de su reino.

Santo, Santo, Santo

 

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Ap 22, 7

Voy a llegar en seguida. Dichoso el que guarda la Palabra.

ORACIÓN DESPUES DE LA COMUNIÓN

Que este alimento del cielo, Señor, nos mejore en espera de estas fiestas de tu llegada. Y que nunca nos separemos de ti.

Por Jesucristo Nuestro Señor