LA PAZ TAMBIÉN EXIGE JUSTICIA ECONÓMICA, ASEGURA BENEDICTO XVI

Propone una economía que responda al bien común de dimensiones planetarias

CIUDAD DEL VATICANO (ZENIT.org).- La paz también exige justicia económica, asegura Benedicto XVI en el mensaje que ha enviado con motivo de la Jornada Mundial de la Paz, que se celebrará el 1 de enero de 2008. «Se tiene una auténtica experiencia de paz en la familia cuando a nadie le falta lo necesario, y el patrimonio familiar --fruto del trabajo de unos, del ahorro de otros y de la colaboración activa de todos-- se administra correctamente con solidaridad, sin excesos ni despilfarro», asegura. Comentando el tema escogido para la Jornada próxima, «Familia humana, comunidad de paz», el obispo de Roma considera que «para la paz familiar se necesita, por una parte, la apertura a un patrimonio trascendente de valores, pero al mismo tiempo no deja de tener su importancia un sabio cuidado tanto de los bienes materiales como de las relaciones personales». «Cuando falta este elemento se deteriora la confianza mutua por las perspectivas inciertas que amenazan el futuro del núcleo familiar», constata.

Estas consideraciones el pontífice las aplica también al escenario internacional. «También la familia humana, hoy más unida por el fenómeno de la globalización, necesita además un fundamento de valores compartidos, una economía que responda realmente a las exigencias de un bien común de dimensiones planetarias», indica. «Desde este punto de vista, la referencia a la familia natural se revela también singularmente sugestiva. Hay que fomentar relaciones correctas y sinceras entre los individuos y entre los pueblos, que permitan a todos colaborar en plan de igualdad y justicia», afirma. Por este motivo, pide, «es preciso comprometerse en emplear acertadamente los recursos y en distribuir la riqueza con equidad».

En particular, indica, «las ayudas que se dan a los países pobres han de responder a criterios de una sana lógica económica, evitando derroches que, en definitiva, sirven sobre todo para el mantenimiento de un costoso aparato burocrático». «Se ha de tener también debidamente en cuenta la exigencia moral de procurar que la organización económica no responda sólo a las leyes implacables de los beneficios inmediatos, que pueden resultar inhumanas», concluye el Papa en su pasaje dedicado a «Familia, comunidad humana y economía».


UN FILÓSOFO LEE LA ENCÍCLICA SOBRELA ESPERANZA

Rodrigo Guerra López analiza «Spe salvi»

QUERÉTARO, (ZENIT.org-El Observador).- La encíclica Spe salvi «desafía a la vida personal, a la razón y aún a la actividad política», opina el filósofo mexicano Rodrigo Guerra López. A propósito de la publicación de la segunda encíclica del actual Sumo Pontífice, Zenit-El Observador ha entrevistado al doctor por la Academia Internacional de Filosofía de Liechtenstein Guerra López. Además de miembro de la Academia Pontificia para la Vida, el filósofo es especialista en el pensamiento de Karol Wojtyla; investigador de la Universidad Católica en Querétaro (UNIVA) y director del proyecto «Centro para la Investigación Social Avanzada» en México.

--¿Cuál es el contexto intelectual en el que se enmarca la aparición de la encíclica Spe salvi?

--Rodrigo Guerra López: La nueva encíclica es un mensaje que rebasa por mucho la vida intelectual. Sin embargo, aparece en un contexto en que el pensamiento, en varias de sus rutas más recientes, se encuentra sumergido en un gran desencanto. Las promesas de la modernidad racionalista no sólo no se han cumplido sino se han vuelto en contra del propio ser humano. Por otra parte, el irracionalismo postmoderno intenta seducir la conciencia desde una aparente disidencia y ruptura radical, pero tampoco logra responder a las inquietudes constitutivas del corazón humano real. En esta encrucijada Spe salvi es un valiente anuncio sobre la posibilidad de un nuevo inicio para nuestra libertad, y desde ella, para nuestra razón.

--¿Qué significa «un nuevo inicio» para la razón?

--Rodrigo Guerra López. Significa que cada persona puede recomenzar siempre a través de sus decisiones vitales e intelectuales. La modernidad ilustrada ha manifestado su agotamiento. La postmodernidad, con todo y su énfasis anti-racionalista, recae por vías insólitas en las deficiencias que pretendía combatir. Muchos postmodernos son tardomodernos vergonzantes. Sólo la razón que se deja interpelar por la radical novedad e imprevisibilidad del acontecimiento cristiano puede evitar sofocarse, puede encontrar razones para no claudicar en su misión, para recomenzar en su itinerario y experimentar así verdadera esperanza, es decir, certeza sobre una Presencia que nos abraza y nos excede de manera continua, «performativamente», cambiando la vida, como dice el Papa.

--¿Es posible encontrar algunas ideas esenciales en la encíclica "Spe salvi" que sean significativas para los filósofos y para los políticos?

--Rodrigo Guerra López: Hay dos ideas fuerza en materia de filosofía y política, que me parecen como ejes que cruzan toda la encíclica, y que aparecen además de manera explícita en ciertos momentos. La primera idea consiste en afirmar que «la victoria de la razón sobre la irracionalidad es también un objetivo de la fe cristiana». Esta intuición profundiza en el mensaje esencial de la encíclica Fides et Ratio, escrita por Juan Pablo II. La razón cuando reflexiona, analiza y argumenta poniendo entre paréntesis la fe cristiana aparenta «secularidad», aparenta «rigor» y «respeto por la autonomía de la ciencia». Sin embargo, vive en el fondo mintiéndose, cerrándose a reconocer el factor fundamental de constitución de lo real. El Papa enseña: «la razón necesita de la fe para llegar a ser totalmente ella misma». La fe no pervierte ni contamina a la razón sino que le ofrece un soporte para proceder con mayor «racionalidad» que antes.

La segunda idea consiste en mirar con atención que la encíclica insiste en que «nunca existirá en este mundo el reino del bien definitivamente consolidado». Más aún, «si hubiera estructuras que establecieran de manera definitiva una determinada --buena-- condición del mundo, se negaría la libertad del hombre, y por eso, a fin de cuentas, en modo alguno serían estructuras buenas». Dicho de otro modo: las estructuras buenas son importantes pero no bastan. El Reino que afirma Jesús es un don, no un proyecto estratégico de acción organizada. Esto significa que el poder no salva sino que requiere ser salvado a través de la radicalidad en el amor, en el perdón, en la reconciliación. «Jesús no era Espartaco», dice Benedicto XVI. Jesús y el Reino son irreductibles a cualquier proyecto organizativo por bien intencionado que sea. Sólo salvaguardando la irreductibilidad de Jesús, la dimensión social del cristianismo puede eventualmente desplegarse y colaborar a construir un mundo más humano.

--La modernidad parece haber fracasado pero no somos cabalmente concientes de lo que significa esto. ¿Qué nos dice la Spe salvi sobre esta inconciencia?

--Rodrigo Guerra López: El Papa nos dice que «es necesaria una autocrítica de la edad moderna en diálogo con el cristianismo y con su concepción de esperanza«. La crítica, entonces, debe ser desde la modernidad misma, que descubriendo sus límites y deseos constitutivos, puede llegar a advertir que es racional y razonable tener esperanza en Cristo antes que en los hombres del poder. Así mismo, Benedicto XVI señala que es también necesaria «una autocrítica del cristianismo moderno, que debe aprender siempre a comprenderse a sí mismo a partir de sus propias raíces». Esto, me parece, es una fuerte llamada de atención a todos aquellos que privilegiamos algún modelo, algún estilo, algún carisma particular, por encima del evangelio y de la Iglesia integralmente considerada. No es el camino particular el que funge como criterio hermenéutico del evangelio y de la Iglesia, sino el evangelio y la Iglesia los que permiten interpretar adecuadamente el camino particular. Hay que volver a la raíz, volver a Jesús, y desde El, juzgar nuestra vida personal y comunitaria para corregir lo que haya que corregir, y así, recomenzar con alegría y esperanza auténticas.

--¿Qué riesgos tiene colocar nuestra esperanza en el poder?

--Rodrigo Guerra López: Los riesgos son múltiples. La vanidad y la auto-referencialidad del poder en la época moderna -tanto de las derechas como de las izquierdas- ha terminado sacrificando a los hombres y a las mujeres de nuestros pueblos. ¡Sobre todo a los más pobres, frágiles y excluidos! Esto es gravísimo. En ocasiones, la indignación ante estos escenarios ha generado reacciones violentas. En otras, la impotencia ante el abuso, provoca pasividad y desánimo. El Papa Benedicto XVI nos señala a este respecto que la esperanza cristiana es la que precisamente «nos da el valor para ponernos de la parte del bien aun cuando parece que ya no hay esperanza». La injusticia, el dolor y la muerte siempre existirán en este mundo en algún grado, pero no tendrán la última palabra al final de la historia.

--¿La encíclica Spe salvi está destinada a ser un documento principalmente de estudio intelectual o es una invitación para la vida del hombre real?

--Rodrigo Guerra López: El estudio de la encíclica seguramente será provechoso para enriquecer la vida real. El Papa Benedicto XVI nos ofrece en este documento importantes indicaciones de orden existencial que nos recuerdan que el cristianismo no es una propuesta abstracta sino una Persona que se hace encuentro interpelando de modo concreto nuestra historia. Hay algunos parágrafos particularmente bellos a este respecto. Me refiero en particular al momento en que señala que cuando uno experimenta un gran amor en la vida, se trata de un momento de «redención» (Cf. n.26). ¡Nada más verdadero que esto! Sin embargo, el corazón humano, si explora su estructura más profunda, desea no un amor finito sino un amor absoluto e incondicionado como el que sólo un Dios personal puede dar.

Es verdad que sólo quien ha sido tocado por el amor intuye lo que es propiamente vivir y esperar (Cf. n. 27). Por ello, la vida en su verdadero sentido sólo puede ser relación con Aquel que nos ha amado primero de modo incondicional, enseñándonos entonces a ser radicales en la responsabilidad por el otro, en el perdón al otro, en el sacrificio a favor del otro. Ser testigos de una relación así, de una amistad así, funda el camino educativo que permite reproponer vitalmente la alegría y la esperanza de la fe cristiana. Cualquier otra vía que eluda este «método» culmina en moralismo, es decir, termina legitimando la apacible e insolidaria vida burguesa.


ARZOBISPO ESPAÑOL, NUNCIO APOSTÓLICO EN RUMANÍA Y MOLDAVIA

CIUDAD DEL VATICANO (ZENIT.org).- Benedicto XVI nombró este lunes nuncio apostólico en Rumanía y Moldavia al arzobispo español Francisco Javier Lozano Sebastián, hasta ahora nuncio apostólico en Croacia; según informó la Oficina de Prensa de la Santa Sede. Monseñor Lozano nació en Villaverde de Iscar (Segovia) el 28 de noviembre de 1943 y fue ordenado sacerdote al servicio de la archidiócesis de Sevilla el 19 de marzo de 1968. Tras licenciarse en Derecho Canónico y emprender la carrera diplomática, sirvió a la Santa Sede en distintos lugares hasta que Juan Pablo II le nombró nuncio apostólico en Tanzania, en 1994, elevándole a la dignidad arzobispal.

En 1999, fue nombrado «embajador» del Papa en la República Democrática del Congo y en el año 2001 pasó al servicio de la Sección para los Asuntos Generales de la Secretaría de Estado. Era nuncio apostólico en Croacia desde el mes de agosto de 2003.


NAVIDAD JUNTO A LOS CRISTIANOS DE TIERRA SANTA, PROPONE EL CARDENAL FOLEY

Invitación del gran maestro de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén

ROMA (ZENIT.org).- El nuevo cardenal John P. Foley propone vivir esta Navidad de una manera particularmente cercana a los hermanos cristianos de Tierra Santa. El purpurado estadounidense, de 72 años, lanza su llamamiento a través de Zenit en virtud de la misión que Benedicto XVI le ha otorgado desde el pasado mes de junio: gran maestro de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén.

«Los descendientes de los primeros seguidores de Cristo siguen viviendo en Tierra Santa. Su vida se ha hecho cada vez más difícil pues son una minoría en una minoría», explica el cardenal. «Son una minoría en Israel en medio de la mayoría judía; y son una minoría en medio de la minoría, pues forman parte de la minoría Palestina», añade el gran maestro, creado cardenal el pasado 24 de noviembre. En particular, constata, «en los Territorios palestinos son una minoría en una comunidad musulmana que se es cada vez más militante».

«Por tanto, necesitan nuestras oraciones y nuestro apoyo financiero. Oraciones para que podamos estar unidos a ellos; apoyo financiero para que sus parroquias, sus escuelas, sus servicios sociales sigan floreciendo y no sólo puedan servirles a ellos, sino que sen de ayuda a toda la comunidad». «Por tanto, en esta Navidad, debemos rezar y sacrificarnos por nuestros hermanos y hermanas cristianos de Tierra Santa», concluye el cardenal, quien fue de 1984 a 2007 presidente del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales.

Por Jesús Colina


SIGNOS POSITIVOS EN EL DIÁLOGO ENTRE CATÓLICOS Y METODISTAS

Celebrados en Roma los 300 años del nacimiento de un líder metodista

CIUDAD DEL VATICANO (ZENIT.org).- Promovida por el Consejo Metodista Mundial, el 3 de diciembre pasado, tuvo lugar en la basílica de San Pablo Extramuros de Roma, una celebración ecuménica de los trescientos años del nacimiento de Charles Wesley (1707-1788), uno de los iniciadores de la experiencia metodista. Charles, junto a su hermano John y a George Whitefield, promovió en el ámbito anglicano el despertar más importante del segundo protestantismo. En los años 20 del siglo XVIII, lideró a un grupo de estudiantes que se reunía en la Universidad de Oxford para estudiar Biblia y espiritualidad.

A la ceremonia, asistieron los más altos representantes metodistas y de la Comunión anglicana y, hecho excepcional, fue presidida por el cardenal Walter Kasper, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos. «Hace algunos años, algo así era impensable», comentó el cardenal Kasper en una entrevista a «L'Osservatore Romano» (5 de diciembre de 2007). «No significa que mañana haya unidad con los metodistas. Sería ingenuo pensarlo. Pero se ve que algo se mueve. Es evidente», añadió.

En 1967, la Iglesia Católica creó una comisión mixta para el diálogo bilateral con el Consejo Mundial Metodista, fundado en 1881, y que reúne a 76 comuniones metodistas. Desde entonces, se afrontaron temas importantes como la revelación y la fe; la tradición y la autoridad docente de la Iglesia.

Tras las palabras de John Barrett, presidente del Consejo Metodista Mundial --informa el diario vaticano--, el cardenal Kasper leyó su mensaje, en el que subrayó la oportunidad «de celebrar este aniversario entonando algunos himnos de Charles Wesley, que se interpretan en las iglesias católicas del mundo anglófono, y han enriquecido nuestra alabanza y nuestra celebración de la gracia salvífica de Dios durante generaciones».

«Sus himnos -añadió-- que saben conciliar el lenguaje elocuente y la profundidad teológica de las escrituras con la fe de la Iglesia a través de los siglos, contienen temas que reflejan la convergencia entre metodistas y católicos sobre aspectos fundamentales de la fe cristiana». «Los himnos de Charles Wesley --subrayó--, aunque contienen algunas referencias que podrían dolernos, ya que reflejan el contexto polémico del tiempo en que fueron escritos, son un don a acoger, prestando atención a la plena comunión en la fe, en la misión y en la vida sacramental, que es el objetivo del diálogo entre católicos y metodistas». «Confío en que nuestro diálogo continúe», afirmó por último el purpurado alemán.

En 2006, dos importantes etapas marcaron el camino hacia la plena comunión entre católicos y metodistas: en mayo del año pasado, la Comisión Internacional de Diálogo Católico-Metodista concluyó la redacción de su último documento, titulado «La gracia que os ha sido dada en Cristo: católicos y metodistas profundizan la reflexión sobre la Iglesia».

Las principales diferencias entre catolicismo y metodismo se concentran en el ámbito de la eclesiología, por tanto este documento, sobre la naturaleza y la misión de la Iglesia, puede servir de base para afrontar la sacramentalidad eclesial, la ordenación, el ministerio episcopal en la sucesión apostólica, y el ministerio petrino.

En julio del mismo año, en Seúl (Corea del Sur), las iglesias que forman parte del Consejo Metodista Mundial aprobaron la Declaración Metodista de adhesión a la Declaración Conjunta sobre la Doctrina de la Justificación, el acuerdo firmado en Augsburgo, en 1999, por la Iglesia Católica y la Federación Luterana Mundial. La Iglesia Metodista, que tiene en todo el mundo unos cincuenta millones de fieles, permanece fundamentalmente «episcopal» (residuo de su origen anglicano), en cuanto gobernada por obispos, sin que éstos desempeñen la misma función que les atribuyen la Iglesia católica y la anglicana.

Su historia, en especial en el siglo XIX, estuvo llena de cismas mientras que, en el siglo XX, se asistió a varias fusiones: en 1932, nació en el Reino Unido la Iglesia Metodista; en 1968, se creó en Estados Unidos la Iglesia Metodista Unida, que cuenta con ocho millones y medio de miembros; en algunos países, en cambio, los metodistas confluyeron en «Iglesias Unidas», fundiéndose con denominaciones reformadas del primer protestantismo. Hay luego denominaciones americanas (no episcopales) y afroamericanas, que han permanecido autónomas y no forman parte de las denominaciones mayores, ni del Consejo Metodista Mundial.

Por Mirko Testa, traducido del italiano por Nieves San Martín


LA MÍSTICA DE SAN JUAN DE LA CRUZ, PROPUESTA PARA NUESTRO TIEMPO

Se celebran en Úbeda (Jaén), la XXX Semana Sanjuanista y de la I Reunión Científica Internacional sobre San Juan de la Cruz

MADRID (IVICON).- La espiritualidad, la literatura y la vida de San Juan de la Cruz están siendo objeto de estudio en dos encuentros que, del 9 al 15, se están desarrollando en Úbeda (Jaén). Se trata de la XXX Semana Sanjuanista y de la I Reunión Científica Internacional sobre San Juan de la Cruz que organizan los Carmelitas Descalzos en la ciudad jienense donde murió el místico español. Expertos en la vida y escritos de San Juan de la Cruz han reflexionado sobre la música en el Cántico Espiritual, la propuesta del santo para una cultura de la vida y de la resurrección, y el corazón de San Juan de la Cruz, espejo interior en estado de cambio perpetuo.

La mística del santo carmelita será objeto de estudio, el próximo día 13, comparándola con la espiritualidad oriental del Zen. La profesora Ana María Schlüter, maestra Zen y miembro de la Fundación Zendo Betania, disertará, precisamente, sobre la "mística de San Juan de la Cruz y Zen: equivalencias y diferencias. Mística para nuestro tiempo". La XXX Semana Sanjuanista y de la I Reunión Científica Internacional sobre San Juan de la Cruz concluirán la noche del jueves 13 al viernes 14, en el mismo lugar y fecha en los que murió el santo, con una evocación histórica y lírico-musical de su muerte. Una eucaristía, este viernes, festividad litúrgica del santo de Fontiveros, que será presidida por el carmelita José V. Rodríguez, clausurará las jornadas de estudio.


EL MAESTRO DE LA ORDEN DOMINICANA PIDE A LOS GOBIERNOS QUE INSISTAN EN EL RETORNO A LA DEMOCRACIA CONSTITUCIONAL EN PAQUISTÁN

"Como hombres y mujeres de fe, consideramos inaceptables los efectos del actual estado de emergencia y la suspensión del ejercicio de la Constitución"

MADRID (IVICON).-.Los Dominicos de España han hecho pública una carta del Maestro de la Orden, fray Carlos Azpiroz Costa, y de la Coordinadora Internacional de las Hermanas Dominicas Internacionales, hermana María Fabiola Velásquez acerca de la situación de Paquistán. La carta, dirigida a todos los miembros de la familia dominicana, presentes en más de 100 países del mundo, expresa la comunión "en la oración y en la solidaridad" para con todos los dominicos que desarrollan su ministerio en "países asolados por la pobreza económica y los conflictos", de manera especial por la situación vivida últimamente por el pueblo de Paquistán. El maestro de la Orden dominicana denuncia la situación de inseguridad y de amenaza que viva la comunidad cristiana paquistaní como consecuencia de la declaración del "Estado de Emergencia" por parte del presidente de Paquistán, el General Pervez Musharraf. "Los obispos y los Superiores Mayores de los religiosos de Paquistán están sumamente alarmados", recoge la misiva, por la suspensión de la Constitución y de los derechos básicos de los ciudadanos.

De esta manera, además de exhortar al gobierno de Paquistán a levantar el Estado de Emergencia y restaurar la Constitución, el Superior General de de los Dominicos y la Coordinadora Internacional de las Hermanas Dominicas Internacionales, piden a los dominicos y dominicas de todo el mundo, además de seguir "rezando por el pueblo de Paquistán", que en los "países cuyos gobiernos pueden ser capaces de influir en el gobierno de Paquistán" insten a sus gobiernos "a ponerse en contacto directamente con el General Pervez Musarraf, para que insistan en el retorno de la democracia constitucional en Paquistán". "Como hombres y mujeres de fe, consideramos inaceptables los efectos del actual estado de emergencia y la suspensión del ejercicio de la Constitución", termina la carta


AUMENTA EN NEPAL EL NÚMERO DE JÓVENES ATRAÍDOS POR EL CRISTIANISMO

KATMANDÚ (Nepal) (OMPRESS) La pequeña comunidad católica (6.226 fieles) del país, al norte de India y cercano al Tibet, está viviendo una primavera de fe. Según fuentes de la Iglesia local, son cada vez más los numerosos jóvenes que se interesan por la fe cristiana y piden iniciar un camino para recibir el Bautismo. Para responder a las cada vez mayores exigencias de la Pastoral juvenil y de la evangelización, el Vicario Apostólico de Nepal, Mons. Anthony Sharma, SJ, ha dirigido una invitación oficial a las congregaciones religiosas masculinas y femeninas de todo el mundo, pidiendo que envien misioneros a Nepal y funden nuevas comunidades. "Es la misma población que lo pide", destacó el obispo. "Nos ofrecen terrenos para fundar nuevas casas, centros sociales, hospitales, servicios de asistencia. Especialmente la parte occidental del país necesita de una presencia cada vez más fuerte de las comunidades cristianas. Nos alegrará recibir y acoger a nuevos institutos religiosos así como el servicio que puedan ofrecer".

Los jóvenes nepalíes son atraídos por el mensaje cristiano mientras en el país, de gran mayoría hindú, se afirman la democracia y el pluralismo cultural y religioso, y se amplían las libertades personales. De este modo los jóvenes adquieren valor, miran con atención a las comunidades cristianas, piden información y solicitan pertenecer a ellas. Ellos son la clave para el crecimiento de la Iglesia en Nepal. Después de 1991, con la adopción de la nueva Constitución que quitó la prohibición de conversión y permitió así una mayor libertad religiosa, los cristianos de todas las confesiones en Nepal aumentaron y, de ser aproximadamente 50.000, se han convertido en 800.000 (de 29 millones de habitantes).

Hoy en día, tras los movimientos políticos de los últimos años, con los pasos dados en el camino de la democracia y de la participación popular en el poder, los jóvenes se sienten más libres de expresarse y ven en el mensaje cristiano "una nueva esperanza para un cambio de vida". Las comunidades cristianas con frecuencia administran institutos de instrucción, servicios sociales y caritativos que se hacen apreciar por la población (de todas las religiones), ganándose así su estima. La Iglesia en Nepal quiere estar lista para acoger a los nuevos jóvenes y espera poder acompañar a una pequeña delegación de la juventud católica nepalís a la JMJ de Sydney 2008. Este evento representaría ciertamente una extraordinaria experiencia de auténtica fe cristiana, vivida en la comunión en el compartir.


FESTIVAL DE VILLANCICOS Y LANZAMIENTO DE LA CAMPAÑA DE SEMBRADORES DE ESTRELLAS EN CORIA-CÁCERES

CÁCERES (OMPRESS). - En la parroquia de Nuestra Señora del Rosario de Fátima, tendrá lugar el día 15 de diciembre, sábado, a las 11:00 un festival de Villancicos en el que participan parroquias y colegios de la diócesis de Coria-Cáceres. Al finalizar el acto se realizará el envío de la campaña de Sembradores de Estrellas. Los niños saldrán a las calles de Cáceres para felicitar a los transeúntes la Navidad en nombre de los misioneros, imponiéndoles una estrellita.

Con motivo de la Navidad Misionera, el obispo de la diócesis, Mons. Francisco Cerro Chaves, ha dirigido una carta a todos los niños, animándoles a vivir la Navidad con espíritu misionero, de la que extraemos algunos párrafos: "Vosotros queréis a todos los niños del mundo, especialmente a los que viven en los países más pobres. Rezad y colaborad para que descubran lo que les trae Jesús: amor, paz y justicia; para que les quieran y respeten, y se les de una buena educación, se les cuide y trate de ayudar en sus enfermedades, pero, ¿cómo podrán vivir esto sin los misioneros que les llevan a Jesús?"

"¿Sabéis una cosa? Yo siempre quise ser misionero. Sobre todo porque creo que dar a Jesús es lo que más necesita el mundo y lo que hace más felices a los niños. Ahora, como obispo vuestro, quiero mucho a los misioneros, como los queréis vosotros, y espero que colaboremos todos con nuestra oración y ayudas de todo tipo". "Sed generosos, ya que habéis conocido a Jesús, que muere por nosotros como nuestro Salvador, como nuestro amigo. Y si alguna vez os preguntáis que podéis hacer en esta vida, no dudéis en ofrecer alegría y, siguiendo el ejemplo de los misioneros, decid: 'aquí estoy, quiero ayudar a los que sufren'".


TIMOR ESTE: PREOCUPACIÓN DE LOS OBISPOS POR LA SITUACIÓN DE LOS REFUGIADOS

TIMOR ESTE (INDONESIA) (OMPRESS). - Los obispos de las dos diócesis católicas de Timor Este han manifestado, a una delegación del Consejo de Seguridad de la ONU en Dili, su preocupación por el alto número de refugiados de desempleados en el país. Mons. Alberto da Silva, obispo de la capital de Timor, manifestó que la Iglesia local ha tomado como prioridad la ayuda a los jóvenes desempleados, intentando frenar la violencia a la que se está asistiendo. En cuanto a la situación de los que viven en los campos de refugiados, por causa de la violencia y de los saqueos, los obispos de Dili y Baucau esperan que la Iglesia y las Naciones Unidas aúnen fuerzas para enfrentarse a un problema que se ha agravado en el último año y medio.