Domingo XXV del Tiempo Ordinario
23 de septiembre de 2007

La oración de los fieles


1.- PADRE ESCUCHANOS

2.- A TI SEÑOR, ELEVAMOS NUESTRA ORACIÓN


PRIMERA

PADRE ESCUCHANOS

Dios Padre Nuestro, a ti te presentamos nuestras plegarias para que tengas a bien aceptarlas. Este pueblo tuyo reunido en la Eucaristía dominical te las presenta con amor, caridad y fe. Y todos respondemos

ESCUCHANOS PADRE

1.- Por el Papa Benedicto, por el obispo de nuestra diócesis, por todos los obispos de la tierra, y por los sacerdotes y diáconos, para que sirvan con amor y eficacia al pueblo a ellos encomendado

OREMOS

2.- Por los gobernantes de nuestra nación y de todos los países del mundo, para que su acción de responsabilidad coincida con el mensaje de Cristo,

OREMOS

3.- Por los pobres, los perseguidos, los inmigrantes y todos aquellos que sufren en su cuerpo y alma el efecto de la injusticia humana

OREMOS

4.- Por los estudiantes universitarios que comienza un nuevo curso, para que aprendan a que sirviendo es como se crece

OREMOS

5.- Por todos nosotros, pueblo tuyo, Padre Nuestro, presentes en esta Eucaristía, para que tú amor y ternura nos ayude a seguir en el camino que, junto a Jesús, nos hemos trazado

OREMOS

Sabemos Dios Padre que nos escuchas, porque tu Hijo Unigénito, nuestro Señor Jesús, nos dijo que al pedir se nos dará

Por el mismo Jesucristo

Amen


SEGUNDA

A TI SEÑOR, ELEVAMOS NUESTRA ORACIÓN

Siguiendo la indicación de Pablo hacemos oración por todos los hombres del mundo, sabiendo que esto es grato a tus ojos, repetimos:

R. A TI SEÑOR, ELEVAMOS NUESTRA ORACIÓN.

1. Por la Iglesia, y por todos los que formamos parte de ella para que sea la oración de unos por otros la fuerza que nos lleve hacia adelante.

OREMOS.

2. Por los que dirigen las naciones para que administren con rectitud los bienes atendiendo a los más desfavorecidos.

OREMOS

3. Por los que sufren en sus trabajos, en sus familias, en su entorno algún desajuste para que el Señor haga rectificar esas malas actuaciones.

OREMOS

4. Por los que sufren enfermedad y por todos aquellos que los atienden para que esos momentos sean fructíferos en el futuro.

OREMOS

5. Por los padres de familia, por los educadores, y todos aquellos de los que depende la educación de los niños y los jóvenes para que sean fieles a la doctrina de Cristo y no se aparten del camino por el trazado.

OREMOS

6. Por los que nos hallamos aquí reunidos para que seamos acogidos por Cristo en su mesa celestial

OREMOS

Alzamos las manos a Ti Padre Omnipotente, presentando las necesidades del mundo. Danos a todos aquello que necesitamos para llevar una vida acorde a tus designios.

Por Jesucristo Nuestro Señor,

Amén