Descansar en la casa de Betania junto a Jesús, es saborear ese momento Único y privilegiado que te inunda de paz el corazón. Cuántas veces nos hemos planteado lo que nosotros hubiéramos hecho si nos hubiera tocado vivir en tiempo de Jesús; tenemos la seguridad que hubiésemos acudido a todos los lugares donde El descansaba. Pero no hemos caído en la cuenta que esto no es cosa del pasado sino del presente. Esto se repite hoy. Por eso quiero invitarte con esta página a que me acompañes para marchar hacia Betania. Jesús descansa allí, en Betania, con sus amigos se trata de irnos a encontrar con Él; todos estamos invitados.

 

 

Domingo XXIII del Tiempo Ordinario
9 de septiembre de 2007

GRUPOS BETANIA DE ORACIÓN Y ACCIÓN
**Textos para los trabajos de liturgia


Seguimos manteniendo en esta Página de los Grupos Betania las informaciones que sobre el viaje a Almería del Editor se han generaron. La última información es de David Llena que actuó allí como promotor y anfitrión.


EXHORTACIÓN PARA ESTA SEMANA

Tras varias semanas –seis—de mantener el número especial de Verano volvemos a la normalidad. Decir solamente dos cosas. Una, que aquello que nos pide Jesús de hoy en el Evangelio es fuerte y exigente, pero Él se lo merece todo y siempre dará más que lo que pide. Y otra recomendamos la lectura de “La Misión” de esta semana. Tiene clave.


EXPLICACIÓN PERMANENTE SOBRE ESTOS CUESTIONARIOS

Hemos querido dar un nuevo aspecto –y renovada función—al apartado de los Grupos Betania. Hasta ahora se publicaban una explicación para construir los formularios y luego se adjuntaban unas preguntas –de tres a cinco—con las ideas fuerza para meditar esa semana.

Ahora “vamos a dar hechos” los formularios. Y gracias a los links para imprimir pues ya podrán ser utilizados directamente. Se componen, pues, de las moniciones, las lecturas y un breve comentario litúrgico. Al final, como siempre, las preguntas.

Pero hay un añadido. Vamos a sugerir algunos trabajos de campo para ayudar a los hermanos, en principio referidos al ámbito de Internet. Sería útil que nos fueran comunicando los progresos al respecto.

Los grupos Betania no son otra cosa que unas agrupaciones voluntarias, formadas, en principio, por las personas que forman los equipos de liturgia y que se suelen reunir con alguna antelación para preparar las misas en las que intervienen y también meditar la palabra de Dios. La idea nuestra es ir haciéndolos crecer y, si es posible relacionar.

Para cualquier sugerencia o duda se puede utilizar especialmente el siguiente correo:

betaniamad@yahoo.es


LA REUNIÓN LITURGICA

ORACIÓN DE ENTRADA.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Señor Dios Padre nuestro, te pedimos gracia para comprender mejor la Palabra que se transmite en la Eucaristía Dominical. Concédenos la presencia cercana y gratificante del Espíritu Santo. Te lo pedimos por tu Hijo --y Maestro Nuestro--el Señor Jesús.


MONICIÓN SOBRE LAS LECTURAS

1.- Un texto del Libro de la Sabiduría es nuestra primera lectura de hoy. Nos dice que sólo es posible comprender los caminos de Dios cuando el Espíritu Santo ilumina con la fe. Y esas resonancias del Espíritu, que tienen un claro matiz cristiano, ya se expresaban en tiempos de los judíos, lo que nos demuestra la unidad –en el tiempo y en el espacio-- de toda la Palabra de Dios.

S.- El salmo 89 es el primero del Libro Cuarto del Salterio. Y nos muestra la oración de Moisés. Pero es, además, el inicio del reconocimiento del género humano de la existencia de un camino de contrastes entre Dios y el hombre. Se muestra la inconmensurable grandeza de Dios que supera enormemente la débil condición humana, la cual Dios remedia si invocamos su misericordia.

2.- El texto de Pablo a la carta a Filemón –la más breve de todas las del Apóstol-- habla de abolir la esclavitud por uso del amor fraterno. ¿No es esta una buena reflexión para nosotros en estos tiempos donde la emigración y el trabajo precario –dos formas de esclavitud— forman parte de nuestra vida?

3.- El evangelio de Lucas Jesús expresa las duras condiciones de Jesús para aceptar a sus discípulos. Tales exigencias continúan vigentes para nosotros, hoy; con la dificultad añadida de que vivimos inmersos en un mundo que prima el placer y el abandono de todo esfuerzo. La demanda de Cristo, sin duda, nos va extrañar. Pero hemos de asumirla para poder seguirle.


LECTURAS

PRIMERA LECTURA

LECTURA DEL LIBRO DE LA SABIDURÍA 9, 13-18

¿Qué hombre conoce el designio de Dios? ¿Quién comprende lo que Dios quiere? Los pensamientos de los mortales son mezquinos, y nuestros razonamientos son falibles; porque el cuerpo mortal es lastre del alma, y la tienda terrestre abruma la mente que medita. Apenas conocemos las cosas terrenas y con trabajo encontramos lo que está a mano: pues, ¿quién rastreará las cosas del cielo? ¿Quién conocerá tu designio, si tú no le das sabiduría, enviando tu Santo Espíritu desde el cielo? Sólo así fueron rectos los caminos de los terrestres, los hombres aprendieron lo que te agrada, y la sabiduría los salvó.

Palabra de Dios


SALMO RESPONSORIAL

SALMO 89

R.- SEÑOR, TÚ HAS SIDO NUESTRO REFUGIO DE GENERACIÓN EN GENERACIÓN.

Tú reduces el hombre a polvo,

diciendo: «Retornad, hijos de Adán.»

Mil años en tu presencia

son un ayer, que pasó;

una vela nocturna. R.-

 

Los siembras año por año,

como hierba que se renueva;

que florece y se renueva por la mañana,

y por la tarde la siegan y se seca. R.-

 

Enséñanos a calcular nuestros años,

para que adquiramos un corazón sensato.

Vuélvete, Señor, ¿hasta cuándo?

Ten compasión de tus siervos. R.-

 

Por la mañana sácianos de tu misericordia,

y toda nuestra vida será alegría y júbilo;

baje a nosotros la bondad del Señor

y haga prósperas las obras de nuestras manos. R.-


SEGUNDA LECTURA

LECTURA DE LA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A FILEMÓN 9b-10.12-17

Querido hermano:

Yo, Pablo, anciano y prisionero por Cristo Jesús, te recomiendo a Onésimo, mi hijo, a quien he engendrado en la prisión; te lo envío como algo de mis entrañas. Me hubiera gustado retenerlo junto a mí, para que me sirviera en tu lugar, en esta prisión que sufro por el Evangelio; pero no he querido retenerlo sin contar contigo; así me harás este favor, no a la fuerza, sino con libertad. Quizá se apartó de ti para que lo recobres ahora para siempre; y no como esclavo, sino mucho mejor: como hermano querido. Si yo lo quiero tanto, cuánto más lo has de querer tú, como hombre y como cristiano. Si me consideras compañero tuyo, recíbelo a él como a mí mismo.

Palabra de Dios


ALELUYA Sal 118,135

Haz brillar tu rostro sobre tu siervo, enséñame tus Leyes


EVANGELIO

LECTURA DE SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 14, 25-33

En aquel tiempo, mucha gente acompañaba a Jesús; Él se volvió y les dijo:

--Si alguno se viene conmigo y no pospone a su padre y a su madre, y a su mujer y a sus hijos, y a sus hermanos y a sus hermanas, e incluso a sí mismo, no puede ser discípulo mío. Quien no lleve su cruz detrás de mi no puede ser discípulo mío. Así, ¿quién de vosotros, si quiere construir una torre, no se sienta primero a calcular los gastos, a ver si tiene para terminarla? No sea que, si echa los cimientos y no puede acabarla, se pongan a burlarse de él los que miran, diciendo: "Este hombre empezó a construir y no ha sido capaz de acabar." ¿O qué rey, si va a dar la batalla a otro rey, no se sienta primero a deliberar si con diez mil hombres podrá salir al paso del que le ataca con veinte mil? Y si no, cuando el otro está todavía lejos, envía legados para pedir condiciones de paz. Lo mismo vosotros: el que no renuncia a todos sus bienes no puede ser discípulo mío.

Palabra del Señor


COMENTARIO LITÚRGICO

IR POR LOS CAMINOS DE DIOS

Por David Llena

Para acercarse a las cosas de Dios hay que ir por los caminos de Dios. Como dice la primera lectura del libro de la Sabiduría, el hombre es incapaz de reconocer esos caminos y necesita la ayuda del Espíritu Santo. Por eso tampoco somos capaces de comprender las palabras de Cristo cuando nos pide renunciar a los bienes y a la seguridad familiar para como repetimos en el Salmo, tomar al Señor como refugio nuestro. Poner nuestro corazón en el Señor permite ver desde otro punto de vista. Como aquel esclavo, Onésimo, que se convierte en hermano de Pablo como leemos en la segunda lectura. Y es que la salvación de Cristo es para todo aquel que quiera acogerla.


LA ORACIÓN DE LOS FIELES

DANOS, SEÑOR, TU LIBERTAD

Elevemos nuestras plegarias a Dios Padre y pongamos sobre el altar nuestras necesidades y las de todos nuestros hermanos y hermanas. Y respondemos

R.- DANOS, SEÑOR, TU LIBERTAD

1. - Por el Papa Benedicto, por el Obispo de nuestra diócesis y por todos los obispos de la tierra, para que renueven, día a día, su radical promesa de seguimiento a Jesús y que sepan transmitirla al resto del pueblo de Dios,

OREMOS

2. - Por los organismos internacionales y por los políticos de todo el mundo para que trabajen inspirados por Jesús y consigan la erradicación de la pobreza, la desaparición del racismo y el final de cualquier forma de explotación.

OREMOS

3. - Por los científicos de todo el mundo y de todas las especialidades, para que sus descubrimientos hagan más felices a todos los hombres y mujeres de la Tierra, de esta Tierra que Dios nos dio.

OREMOS

4. - Por los niños, para que los ángeles del Señor los acompañen siempre y crezcan sin dolor, ni pena, ni hambre, y reciban mucho amor.

OREMOS

5. - Por los más pobres y desgraciados, por los solitarios y los olvidados, para que el Señor Jesús los auxilie y, a la vez, promueva en nosotros todo el amor necesario para atenderlos y ayudarlos siempre.

OREMOS

6.- Por las victimas del terremoto del Perú y por sus familias. Y por nosotros para que seamos generosos espiritual y económicamente con esa terrible tragedia.

OREMOS

7. - Por nosotros, que asistimos a esta asamblea eucarística, para que sigamos a Cristo y que su cercanía no permita adoremos a ningún ídolo de estos tiempos: el dinero, el poder, el consumo sin freno y la injusticia.

OREMOS

Permite, Dios Padre nuestro, que tu ángel lleve al altar del cielo estas humildes súplicas que te hacemos en este Domingo, día santo.

Por Jesucristo, Nuestro Señor.

Amen.


Las preguntas del Editor

En ambiente de gran recogimiento, un buen lector leerá lenta y con buena entonación las siguientes ideas fuerza que servirán para la meditación. Las cuestiones son las siguientes:

1.- No podemos escurrir el bulto. No podemos ignorar las palabras de Jesús de este domingo. Y su petición radical de seguimiento no es sólo para curas, monjas o religiosos. Es para todos. Debemos meditar muy seriamente en ello.

2.- Todos tenemos una cruz personal. Todos sufrimos. Y aunque es más que obvio que no debemos buscar el sufrimiento –los cristianos no somos masoquistas—tampoco podemos eludir la voluntad de Dios y no aceptar esa nuestra cruz personal. Una forma de mitigar el peso de nuestra cruz es ayudar a los demás a llevar la suya. Tengámoslo en cuenta.

3.- Es cierto que la petición de Jesús es “muy fuerte”, muy dura. Pero el Espíritu de Dios nos ayudará a entender en plenitud lo que nos pide el Señor. Debemos rezar mucho para que nos ilumine. Y sería paradójico que nosotros que trabajamos en temas de oración no fuéramos capaces de encontrar nuestra vía de diálogo con el Señor en los temas fundamentales.

4.- El ejemplo de San Pablo siempre nos servirá. Hoy, desde su ancianidad, pide perdón para un esclavo fugado –un gran delito en sus tiempos—y, sobre todo, pide que se le considere como un hermano. También es fuente de meditación ese talante fraternal dirigido a tantas personas que no nos gustan o nos inquietan: inmigrantes, marginados, enfermos, pobres, ancianos…

5.- No estaría mal que en nuestra primera reunión de septiembre dedicáramos un rato, al principio, a pedir fuerzas al Espíritu Santo para que nos ayude e ilumine en nuestro inicio de curso en los Grupos de Liturgia. Y para nuestros lectores del hemisferio austral, pues decirles que “cualquier pretexto es bueno” para rezar al Espíritu. ¡Qué le dediquen también un ratillo!


LA MISIÓN

Rezar un poco por Betania, pero esta página web que está preparando nuevas cosas basadas precisamente en esta web. Ya os contaremos


Nos podéis escribir sobre todo esto. E, incluso, pedirnos ayuda sobre algún tema concreto. Como de costumbre los publicamos y damos respuesta en la sección de Testimonios. Os repetimos el correo:

betaniamad@yahoo.es


UNA NUEVA FORMA DE VIVIR BETANIA

Cuando se inició la idea de crear los Grupos Betania se pensó solamente en aquellos aspectos que atañían más quienes se dedicaban a los equipos de liturgia en parroquias y en otros lugares. Pero este fin de semana –en un viaje del Editor a Almería, Andalucía, España—ha florecido una idea más universal al respecto. Vamos a ver si la explicamos bien.

AYUDAR A LA LITURGIA

La idea respecto a los Grupos primigenios surgió porque, por ejemplo, la pura dinámica del oficio de lector, la exigencia y preocupación de hacerlo bien, producía que la mayoría de las veces ese lector bajaba del ambón sin saber lo que había leído, aunque hubiese efectuado un muy buen ejercicio de lectura. Igualmente pasaba con los encargados de preparar los textos o fotocopias que se iban a utilizar en la Eucaristía y con el trabajo de las muchas cosas que hay que hacer en la preparación. Probablemente, tambien, ya muy pendientes de los detalles de la celebración pues se restaba la atención al contenido. Por ello se pensó que además de los trabajos mecánicos de preparación era bueno dedicar una reunión al estudio, meditación y contemplación de las lecturas y de otros textos concernientes a la misa. La realidad es que todo ello dio resultado y son muchos los equipos de liturgia que dedican un tiempo a, exclusivamente, estudiar los textos.

MEDITAR ANTES LAS LECTURAS

Eso era lo anterior. Ahora se nos ocurre que cualquier persona puede prepararse para mejor asistir a la misa del domingo. Antes se decía –y estaba muy bien—que lo aprendido en la Eucaristía Dominical era el alimento espiritual para toda la semana. Nosotros solo queremos adelantarlo un poco y que el examen, reflexión, contemplación y aprendizaje de los textos del domingo posterior inunden toda nuestra semana y sean guía para ella. Cuando llegue el domingo asistiremos a una especie apoteosis de amor y conocimiento y estaremos, sin duda, mejor preparados para mostrar la eficacia de la Palabra de Dios a nuestros hermanos.

Los formularios de los Grupos Betania, en La Casa de Betania, nos pueden ayudar a trabajar mejor en esa idea. Hemos incluido en ellos esta semana una Oración de los Fieles que antes no dábamos. Va inmediatamente después del comentario homilético de David Llena. Las preguntas del Editor y la misión pueden ayudar, asimismo. De todos modos, el examen de las homilías y otros textos que aparecen en las páginas correspondientes pueden ayudar asimismo a esa labor. Pequeño resumen de los estatutos Y así todos juntos, unos como orantes y otros trabajando en las funciones litúrgicas colaboramos en la extensión de la Palabra de Dios, del mensaje de Jesús de Nazaret, autentica razón de nuestro existir.


LA VISITA

Por David Llena

Creo que es de S. Agustín la frase que dice: “Haz todo como si dependiese de ti sabiendo que todo depende de Él”. Y aplicable es a todo mi quehacer antes y durante la visita de Ángel, nuestro editor, a Almería.

Desde el mes de enero se venía perfilando la posibilidad de hacer una visita, quizá de varios días, para presentar Betania.es a la gente de Almería. Y a la vez que se daba a conocer la página animar a los agentes de pastoral a utilizar más el material de Betania e incluso animar a la creación de páginas web de carácter católico. Por otro lado yo le pondría en contacto con la asociación Providentia con el objetivo de crear una asociación de fieles seguidores de betania.

En un principio se iba a dejar para después de Semana Santa, se veía que no era oportuno, con el trabajo de Cuaresma, implicar aún más a los sacerdotes, pero después fue más complicado. Las comuniones ocupan por entero el mes de Mayo y hasta el día del Corpus, era esta fiesta la que acaparaba toda la atención y trabajo de los miembros de las parroquias, especialmente en la que yo trabajo que está dedicada a la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo. Así pues, se decidió preparar el encuentro para el fin de semana siguiente al domingo del Corpus.

PRESENTARSE A LOS PÁRROCOS

El primer problema es como presentarse ante los párrocos de las distintas parroquias con una página de Internet que quizá ni siquiera habían oído hablar, que no pertenecía a ninguna congregación ni grupo, y que editaba un laico de Madrid. Para salvar este escollo Dios puso en mi camino a un sacerdote del que me enteré por casualidad que sí conocía Betania la había utilizado para preparar las homilías del domingo.

Cogí el coche y recorrí los 40 Km. que me separaban de él y tras la charla me abrió la posibilidad de contactar con varios sacerdotes que podían acoger la idea con ilusión. El primer escollo estaba salvado. Contactamos con varios de ellos, para comenzar a distribuir las posibles charlas en los distintos municipios de la provincia, pero algunos ya lo consideraban tarde, otros no lo veían adecuado, otros nos acogieron con gran entusiasmo y a otros llegamos la última hora y fue tarde.

Se redujeron a tres charlas, una de ellas es esa a la que llegamos tarde, pues acabamos contactando el mismo miércoles de la semana en que Ángel venía a Almería. Hay que tener en cuenta que todos teníamos que sacar tiempo para estos encuentros de nuestro escaso tiempo libre. Así que hubo innumerables llamadas de móvil para quedar, para ver que día podía ser etc.

Entre los sacerdotes que colaboraron a prepara las charlas y las acogían, uno de ellos está preparando el doctorado en Salamanca, además de la atención pastoral se le unen los viajes y la preparación de exámenes. Otro de ellos tuvo a primeros de Junio un viaje a Roma y varios encuentros y excursiones el mismo fin de semana que la charla y otro de ellos tuvo un viaje a Badajoz para dar una tanda de ejercicios, todo ello a la vez que la preparación de la fiesta del Corpus.

Para complicar aún más las cosas la misma semana de la llegada de Ángel, tuve un familiar ingresado en el hospital desde el domingo hasta el jueves, con el consiguiente trastorno que ello supone. Además Ángel no tenía claro aún el medio de transporte que le traería a Almería, ni la hora de llegada.

Al final algo de luz se iba viendo en aquel oscuro panorama, yo acudía a la frase de S. Agustín y empezaba a poner todo en manos de Dios, sabía que las charlas no podían fallar. Ángel venía en avión y llegaba sobre las cuatro de la tarde del viernes, la primera charla era a las 20:30 en Almería, había tiempo de sobra: lo recogería, lo llevaría a su alojamiento e incluso podríamos llegar a misa de 20:00 en S. Sebastián.

El avión se retrasa en la salida. Ángel, que ya se conoce estos entresijos venía con el traje de la charla ya puesto. Con algo de retraso llegó el avión, pero en el trayecto en coche una obra en la carretera nos detiene media hora, el tiempo estaba justo. Yo tenía que resolver aún el detalle de mis hijos. Mi mujer trabajaba y debía dejarlos con la familia que se encargaría de cuidarlos mientras tanto.

UN LAICO NO ASOCIADO

A las 20:20 llegamos a S. Sebastián y después de pasar la puerta que da acceso a la sacristía y salones pareció cambiar nuestro sino. La paz llegó, la calurosa acogida nos hizo olvidar durante un rato los trajines y las prisas que se vivían en el exterior. Allí nos encontramos con un grupo de oyentes entre quienes estaba la encargada de medios de comunicación del Obispado, un detalle que yo olvidé pero que Dios a través de D. Ginés llevó a aquel encuentro. La charla comenzó con la presentación de Ángel como un laico no asociado a ningún grupo ni movimiento que tras su conversión decidió poner sus talentos al servicio del Reino. Y como periodista que era decidió crear una publicación para acercar a los que se hallaban lejos de la Iglesia. Hizo una presentación pormenorizada de la página Betania.es y animó a todos a tomar parte en la gran red de redes que es Internet. Hizo una presentación de la importancia de este medio, como la forma más barata y sencilla de obtener toda la información a la que hasta hace 10 años ningún gobierno podía tener acceso.

Luego se generó un diálogo en torno al poco espacio que ocupa la Virgen en la página de Betania, donde solo aparece en el Rosario de los Enfermos, como sección permanente y en algunas fiestas que durante el año la Iglesia dedica a nuestra Madre. Otro tema que se trató fue el de incluir secciones sobre catequesis, que es la segunda preocupación de las comunidades cristianas tras la liturgia. Creo que el intercambio fue positivo para todos y por unas horas olvidamos el agobio que habíamos pasado hasta momentos antes de comenzar la reunión.

Tras la charla, cuando ya nos despedimos le comenté a Ángel que la tercera charla que se preveía para el sábado tarde o el domingo por la mañana, no pudo concretarse por la premura con la que llegamos a la parroquia en cuestión. Así Ángel, decidió cambiar su vuelta que estaba programada para el domingo por la tarde-noche y adelantarla al sábado a la misma hora. Pero el siguiente día nos depararía más sorpresas.

El sábado era el retiro mensual de Providentia y dentro del transcurso de ese retiro tendría lugar la presentación de Ángel. También quería aprovechar para ponerle en contacto con quien había llevado el papeleo para la creación de la asociación y que orientase a Ángel en la creación de la nueva asociación de fieles que él quería formar. La hora que yo había previsto era en el descanso que hacemos sobre las doce para que entablaran el correspondiente diálogo. Pero, quiso la Providencia, que este hombre estuviese liado con los preparativos del cumpleaños de su hija y no pudiese asistir más que al final, a la hora de la charla. Pensé pues en retrasar el encuentro a la hora de la comida. En esas estaba cuando me llama Ángel diciendo que al cambiar el billete al sábado, le cambiaron también la hora de salida y que en lugar de salir a última hora, salía a las cuatro de la tarde. Y para más remate, la charla se tuvo que retrasar hasta la una.

Pero como dice el refrán “Dios aprieta pero no ahoga”. Durante la charla donde Ángel explicó como un periodista que andaba lejos de Dios encontró la luz y decidió llevar a cabo su apostolado por Internet conforme Dios le iba guiando. Betania comenzó con las lecturas del primer domingo de adviento de 1996 y un pequeño comentario del editor, junto con una dirección de correo electrónico, ahora esa semilla se ha convertido en el árbol que todos visitamos cada semana y bajo el cual nos sentamos a descansar junto a Jesús. Una página desde la que preparar la liturgia y la celebración dominical durante toda la semana anterior. Es una gran preparación para vivir mejor la eucaristía.

ASOCIACIÓN DE FIELES

Al final de la charla, quiso Dios que se juntaran las dos personas que en vano yo había tratado de que se conocieran durante toda la mañana. Por fin, Álvaro conoció a Ángel, quedó maravillado por su charla y accedió a acompañarnos al aeropuerto donde Ángel cogería el avión de vuelta a Madrid. Quizá fueron las dos horas más interesantes del encuentro, compartimos unos sándwiches en el restaurante del aeropuerto y muchas ideas para el futuro de Betania. La semilla ha vuelto a caer en tierra buena, esperamos aún sus frutos.

El primero de ellos ya lo anunció Ángel la semana pasada, la idea de hacer varias salidas programadas para dar a conocer Betania tomando Almería como experiencia piloto. La otra la posibilidad de dar estructura a la “asociación de fieles Betania”. Necesitamos aún mucha ayuda del Espíritu, pero contamos con las oraciones de todos aquellos que leen Betania.

Como conclusión, un par de apuntes sobre la experiencia de las reuniones. Lo primero es hacer un sondeo de sacerdotes y laicos que conocen Betania en la provincia a visitar. Hacer una selección de parroquias, contando quizá con la colaboración del obispado. Luego hacer una buena propaganda en las parroquias de alrededor con carteles y en la propia página de Betania. Así prepararemos la tierra para que la semilla plantada de más fruto. Esperamos que se animen a preparar encuentros en las distintas diócesis.


ENSEÑANZAS DE UN VIAJE

Por Ángel Gómez Escorial

Hemos ensayado en Almería unas visitas mías para mejor explicar Betania y para saber como es recibida. Estamos buscando un medio de relacionarnos mejor. Y con la necesaria planificación se podrían hacer unos itinerarios para visitar varias parroquias o grupos de amigos en un mismo viaje, en la misma ciudad y diócesis. Pero, en efecto, habrá que planificarlo bien y, desde luego, con tiempo. Tanto en el Editorial como en esta segunda carta pretendo dar las impresiones de ese viaje y algunas de las ideas que hemos madurado respecto al futuro de Betania.

ALMERIA, SAN SEBASTIÁN

En primer lugar presenté Betania –conectado a la red y proyectando la página sobre una gran pantalla—en la parroquia de San Sebastián una de las más importantes y activas de la ciudad de Almería. Hubo, sorpresa, al principio por el esfuerzo que podía significar venir desde Madrid a hablar de Betania. Y se pregunto, en seguida, un poco lo que se pregunta siempre: si pertenecía a alguna orden, congregación o grupo. Y explique que era una iniciativa mía con la ayuda de un buen número de colaboradores. Se habló mucho sobre la importancia de Internet y sobre la necesidad de que se ampliase el número de páginas dedicadas a la fe en Jesús de Nazaret y en el seguimiento de la Iglesia Católica. De que --¡y por que no!—cada uno tuviera su página web o colaborase en una de ellas para “ocupar más sitio” con mensajes de fe, de esperanza y de caridad. Asistió el párroco, don Ginés García que se interesó por la posibilidad que Betania que incluyera recursos de catequesis, ya es otra de las necesidades más acuciantes que tienen las parroquias. También, se consideró que era muy oportuno mantener la sección del Rosario de los Enfermos, que, asimismo, harían faltas más cosas dedicadas a la Virgen María y a la devoción mariana.

AGUADULCE Y PROVIDENTIA

La presentación de la mañana del sábado tuvo lugar en Aguadulce la presentación de Betania, en la Casa de Espiritualidad Reina y Señora, es ahora mismo, el domicilio social (provisional) de la asociación de fieles Providentia. Tambien La Casa de Espiritualidad es la sede provisional de la parroquia de la Preciosísima Sangre. Parroquia que se creo en 2005. Y cuyo párroco es don Ramón Garrido. También don Ramón es el director de la Casa y el "Asistente eclesiástico" de la Asociación. Y adelanto esto ya que la reunión sobre Betania se hizo conjuntamente para los miembros de la parroquia y para los de la asociación.

Interesó bastante la evolución de Betania y tambien la peripecia personal del Editor y se apreciaba –aprecié perfectamente—un enorme interés por las posibilidades de Internet como medio de trasmisión de la Palabra de Dios. Los asistentes fueron muy numerosos y, ciertamente, parece que entendieron bien el esfuerzo que se hace en Betania.

Por otro lado parece muy interesante la fórmula de una asociación privada de fieles como base de organización de Betania, ya que ahora solo depende de este Editor y habrá que ir pensando en fórmulas más generales. Merece la pena publicar unos aspectos de lo que es Providentia para que se hagan idea nuestros lectores.

ASOCIACIÓN DE FIELES

Damos por ello un pequeño resumen de los estatutos Asociación privada de fieles Providentia que es un modo de vida cristiano basado en el servicio y entrega a la Iglesia Católica, cuyo fin general es fomentar el amor y apoyo a la Iglesia católica. Enriqueciendo a sus miembros con el conocimiento de la doctrina y el magisterio de la Iglesia. Como fin particular está el de recabar fondos para ponerlos a disposición del Obispo. Cualquier bautizado puede ser miembro de Providentia, siempre que esté en comunión con la Iglesia, tenga plena capacidad de obrar y acepte y haga suyos los fines de la Asociación. Todos los socios se comprometen a colaborar con las necesidades de la Iglesia con sus oraciones, trabajo personal y la aportación económica que en conciencia estime. Providentia ofrece a sus socios la posibilidad de mejorar su propia formación religiosa mediante: dirección espiritual, retiros mensuales, ejercicios espirituales, convivencias y campamentos, peregrinaciones y excursiones, charlas de formación y escuela de Padres.

Quiero agradecer especialmente a nuestro querido colaborador David Llena el esfuerzo en la organización y en los resultados de este viaje que, como decía, al principio bien podria ser el inicio de una serie de ellos para acercar la realidad de Betania “en directo” a una serie de amigos que desearan conocer mejor esta página y sus posibilidades.


Las ayudas econÓmicas a Betania

CUENTA DEL SANTANDER CENTRAL HISPANO

0049 3239 68 2814101946

Titular: Prensa Escorial Betania.