LAS VISITAS DEL EDITOR

Este próximo fin de semana el editor inicia en Almería (España) una serie de vistas –que quiere ser larga—por parroquias y otros centros para mostrar lo que es Betania y lo que puede ser en el futuro. Durante muchos meses –y estaba solo previsto que saliera un par de semanas—ha aparecido un texto en la primera página sobre los planes que deseaban hacerse. En realidad, las aportaciones económicas no han sido muy importantes –aunque las agradecemos profundamente—y no han servido para cambiar la estructura de Betania y que el Editor, en Madrid, tuviera apoyos profesionales y para la edición y el trabajo de mantener la edición en el servidor. Adolecía, sin embargo, la petición de ayuda de posibilidades de periodificar las mismas. Es decir, hacer algún tipo de suscripción que permitiera a los lectores enviar una cantidad al semestre o al año. Todo eso queremos ir resolviéndolo. Pero la idea de ahora sobrepasa cualquier petición de recursos y es más hacer crecer las relaciones reales de Betania con sus lectores. Si después de una visita se establecen posibilidades de ayuda económica, pues muy bien; y si no pues nada. Y es que se quiere colaborar conlos grupos que se dedican a la liturgia y, también, con aquellos que están encargados de hacer las publicaciones ju Hojas Dominicales. Algo, modestamente, podemos aportar sobre todo ello.

PRESENCIA EN ALMERIA

Gracias a los desvelos de nuestro colaborador, David Llena, estas visitas van a comenzar por Almería.

Esta previsto un encuentro con el Editor, Ángel Gómez Escorial, a las 20,30 en la parroquia de San Sebastián del Almería capital

Y otro, en la mañana, a las 12,30 en la Casa de Espiritualidad de Aguadulce.

A la hora de escribir el presente comentario parece previsto otro acto en Berja para el sábado por la tarde o domingo por la mañana, que queda por establecer, pero si hubiera novedades al respecto lo incluiríamos en el presente comentario, aunque ya se hubiera hecho el “colgado” de la web a lo largo del martes, día 12.

MENSAJERO DE LA PALABRA

Desde la más profunda humildad y, también, con un gran sentido fraterno, lo que el Editor quiere es ser mensajero de la Palabra de Dios. Es obvio que todos los creyentes lo somos, porque es la misión que Cristo nos ha encomendado, pero existe la percepción que Betania no puede agotarse con su presencia en la Red. La Palabra llega más lejos si está bien proclamada y esa es la idea que tiene el Editor respecto al contenido de las charlas previstas. También explicar la historia de Betania y sus muchos avatares. Ese relato puede servir para confirmar que el Espíritu ha estado cerca en la evolución de esta página web la cual, hace pocos días completaba los 2.000.000 de visitas. Y, sin duda, dos millones de visitas suponen muchos golpes de esperanza y de comunicación entre todos nosotros.

ABIERTO A OTRAS VISITAS

El Editor queda pues abierto a todas las visitas que se le propongan, de momento en cualquier lugar de España, pero sin obviar que si, un día, hay que dar el salto a América tambien se intentaría hacer. La cuestión fundamental es ir organizando estas visitas que, en principio, puede tener lugar en fin de semana, aunque otras propuestas en días laborables serían estudiadas. Lo ideal es agrupar, en la medida de lo posible, las posibles visitas por provincia o diócesis y hacer una planificación. No hay prisa, pero una vez iniciado este proceso lo ideal es que fuera fructífero y no se frenara. Ya contaremos como nos ha ido en Almería