Jueves Santo: Misa Vespertina de la Cena del Señor
5 de abril de 2007

Misa Familiar

Prepara: Javier Leoz


Objetivo: descubrir que el AMOR es el camino para llegar a JESÚS y que, la EUCARISTIA es el gran regalo que el Señor nos deja.

Idea: el amor de Jesús es amor a los demás

1. MONICION DE ENTRADA

Buenas tardes a todos. Nos hemos reunido todos aquí, rodeando el altar, para recordar y revivir los gestos que hizo Jesús en un día como hoy.

¿Sabéis porque es santa? Porque en este día, el Señor, nos dejó muchos gestos, pocas palabras y, sobre todo: su amor.

Hoy, además de escuchar su Palabra, nos sorprenderá como Jesús –representado por el sacerdote- se arrodilla para lavar a 12 chicos/as los pies. Además, el Señor, nos advertirá que, ser amigos suyos, conlleva el querernos, el hacernos el bien los unos a los otros.

Y, para que no nos falte nada, Jesús se queda para siempre en LA EUCARISTIA. Cada vez que la celebremos, recordaremos emocionados su pasión, muerte y resurrección.

Comencemos cantando: Juntos cantando la alegría/Vienen con alegría/ Alegre estoy/Yo tengo un amigo que me ama……

1.1. AMBIENTACIÓN

Entran, junto con el sacerdote, doce chicos/as representando a los apóstoles. SI van con túnica, mejor que mejor. Tal vez, y como instrucción, sería bueno que cada uno llevará en el pecho el nombre del Apóstol al cual representa.

Van precedidos de dos cirios, el incienso, la cruz y –que no falte- la Palabra de Dios, portada por otra persona, sacerdote, catequista, etc. Cuando llegan al altar, lo rodean. Para ello conviene disponer de 12 asientos. Si, por las dimensiones del presbiterio, no es posible acomodar a todo el personal, se puede hacer delante del mismo.

2. PENITENCIAL

No es bueno que comencemos esta gran celebración dónde el Señor nos invita a su Ultima Cena, sin pedirle –de todo corazón- perdón por aquello que nos distancia de El y de los demás.

2.1. Señor, Tú nos dejas un pan sagrado. ¿Sabremos valorar la riqueza espiritual de tu presencia? ¿Comulgamos conscientes de que Tú estás presente en el pan consagrado? Señor, ten piedad.

2.2. Señor; Tú nos dejas el mandamiento del amor. Pero, bien lo sabemos, amamos como podemos, a quien queremos y cuando queremos. Cristo, ten piedad

2.3 Señor; Tú nos dejas tu sacerdocio para que, nunca, nos falten sacerdotes que proclamen tu Palabra y te hagan presente en el altar. NO siempre nos acordamos de pedir por ellos. Señor ten piedad.

Canto del gloria: Gloria a Ti por siempre; Gloria a Dios en el cielo; Gloria y Alabanza; etc.

3. LITURGIA DE LA PALABRA

Lo que Jesús celebraba cada año era el recuerdo de la gran intervención de Dios para liberar a Israel del dominio del Faraón.

Hoy, como nos dirá San Pablo, nuestra celebración es muy distinta: es memorial de la muerte y resurrección de Jesús que nos libra de la muerte, que nos libra del pecado y que, además, hemos de corresponder con nuestro amor hacia Dios y hacia los demás. Escuchemos atentamente estas lecturas.

4. LAVATORIO DE LOS PIES

Amigos, hermanos; ahora, el sacerdote, va a realizar el mismo gesto que hizo Jesús con sus apóstoles y que, además, hemos escuchado en el Evangelio: lavarle los pies.

¿Qué significado tiene esto? Si el Señor, se arrodilla ante los apóstoles, es para indicarnos que el camino del amor y del servicio es el que Dios y Jesús más aplauden.

Contemplemos este impresionante gesto mientras cantamos: un mandamiento nuevo; si me falta el amor; etc.

5. ORACIÓN DE LOS FIELES

1. En Jueves Santo, pidamos por la Iglesia. Para que siempre se preocupe de servir a los que más necesitan de Dios. Pidamos que, los pobres, sean sus preferidos. Roguemos al Señor.

2. En Jueves Santo, pidamos por los sacerdotes. Nos hacen falta. Pidamos por los jóvenes que se preparan para ser sacerdotes. Para que, de entre nosotros, salgan personas dispuestas a serlo. Roguemos al Señor.

3. ¿Cómo celebramos la Eucaristía? ¿Nos confesamos de vez en cuando para recibirla con un corazón limpio? ¿Acudimos con puntualidad para escuchar la Palabra de Dios? Pidamos al Señor, en Jueves Santo, que nos haga vivir más intensamente la Santa Misa. Roguemos al Señor.

4. Por los que rigen los destinos de los pueblos. Por los gobernantes. Para que, lejos de aprovecharse, sepan que están llamados a servir a los demás. Roguemos al Señor.

5. Finalmente pidamos por tantas personas que no tienen a nadie que les cuide; por los enfermos, por los hambrientos. Por aquellos que no han conocido todavía hablar de Jesús de Nazaret. Roguemos al Señor.

6. OFRENDAS

6.1 Con este gran PAN y esta JARRA queremos simbolizar lo que tú nos dejas en este día: LA EUCARISTIA. Simboliza el trabajo de tantos hombres y mujeres que trabajan por vivir, el esfuerzo de todos nuestros padres que se esfuerzan por sacarnos adelante. Que nunca, Señor, se rompa la unidad de nuestras familias, la unidad de nosotros contigo.

6.2. Con esta bandeja de medicinas, vendas y vitaminas, queremos expresar lo que hoy estamos celebrando y tú nos pides: la ayuda a los demás. Que nunca nos cansemos de servir, de buscar los modos y las maneras para estar cerca del que sufre.

6.3. Además, y en este día del amor fraterno, llevamos hasta tu altar la colecta que hemos realizado en esta Eucaristía. Con ella queremos ser solidarios con los que menos tienen.

6.4. Finalmente, Señor, si algo no puede faltar en Jueves Santo, es el Pan y el Vino: los llevamos para que Tú, Señor, los bendigas, los hagas tuyos y por la fuerza del Espíritu Santo, nunca nos falten en el altar. Sólo entonces, Jesús, sabremos que estás presente en ellos.

7. ORACIÓN

(Traslado de la Eucaristía a un lugar especialmente adornado)

Señor, cuando nos hacen un regalo, nos lo traen bellamente adornado.

Tú, Señor, nos has dejado un valioso regalo: LA EUCARISTIA

La queremos dejar envuelta en luces y flores

Es el mejor regalo que, desde hace casi dos mil años,

Dejaste para que nunca nos faltasen fuerzas en el camino.

Que nunca nos cansemos de cuidar este regalo: LA EUCARISTIA

Que nunca nos cansemos de buscarlo: LA EUCARISTIA

Que nunca nos cansemos de pedirlo: LA EUCARISTIA

Que nunca nos cansemos de compartirlo: LA EUCARISTIA

Que nunca nos cansemos de vivirlo: LA EUCARISTIA

Que nunca nos cansemos de enseñarlo: LA EUCARISTIA

Que no juguemos, Señor, con este regalo: LA EUCARISTIA

Que no olvidemos, Señor, este regalo: LA EUCARISTIA

Que no lo dejemos sin abrir, Señor, este regalo: LA EUCARISTIA

Que no lo dejemos de saborear, Señor, este regalo: LA EUCARISTIA

--Canto: Ante Ti, Señor; Yo te alabo, Señor; Tan cerca de mí; Alabaré; etc.

Despedida: en silencio