RECUERDOS DE MUERTE Y RESURRECCIÓN

Jesús de Nazaret, el Cristo de Dios, escribe su Pascua

Por Norberto Alcover

Ediciones San Pablo, Madrid, España

Este libro, muy interesante, fue editado el año pasado y se nos quedó fuera de “El Libro de la Semana”. Nos parece hoy muy útil traerlo aquí, cuando la Cuaresma está a punto de empezar. Sabemos además que está todavía en el fondo de las librerías especializadas y, por tanto, puede ser perfectamente adquirido y utilizado en estos “días grandes” que se abren ante nosotros.

El subtítulo de la obra – “Jesús de Nazaret, el Cristo de Dios, escribe su Pascua”—nos da una pista muy importante para entrar en materia. El autor, el jesuita Norberto Alcover, ha preferido “suplantar” totalmente la voz de Jesús siendo Él quien nos cuenta la impresionante, amorosa, dura y gloriosa historia de unos cuantos días de hace más de dos mil años. Realmente, todos hemos pensado alguna vez, durante las meditaciones de las jornadas de Semana Santa y el Triduo Pascual, como nos podría contar esas vivencias el mismo Cristo.

Explica Norberto Alcover que, un día de verano, releyendo un párrafo de la Carta de San Pablo a los creyentes de Filipos concibió la idea de la presente obra. Es el fragmento en que Pablo de Tarso habla de su suprema oblación de Jesús, que “aun siendo de condición divina, no se aferró a su categoría de Dios”. Y así estamos ante un recorrido “personal” de Jesús por esas fechas del Domingo de Ramos, Lunes, Martes, Miércoles, Jueves y Viernes Santos. Y el Sábado y el Domingo de Pascua. Hay asimismo un capítulo dedicado a la Ascensión y un epílogo que Norberto Alcover titula para en futuro, y en el que sigue hablando Jesús de Nazaret.

Por el tamaño del libro y porque no es nada voluminoso, puede caber en nuestros bolsillos para estos próximos días de Semana Santa y Pascua. Innumerables veces se dice en esta sección de “El Libro de la Semana” que muchos de los libros presentados pueden servir para la oración individual y comunitaria. Bueno, en este caso habría que decir que es tan íntimo que se asume mejor como apoyo de los ratos personales de oración, en la fecunda serenidad y en el buen sosiego de la plegaria individual.

Y, como en otras ocasiones, terminamos con una breve noticia biográfica del autor. Norberto Alcover es, como decíamos, jesuita. Es periodista y licenciado en Filosofía y Teología. Experto en la espiritualidad ignaciana ha trabajado muchas horas en la preparación de Ejercicios Espirituales. Es colaborador de periódicos y tiene publicados muchos libros, tal vez cercanos a la cifra del centenar. Interesante libro el que presentamos hoy y, como decíamos, al principio, muy adecuado para el tiempo de Cuaresma que se abre el próximo miércoles.

 

Ángel Gómez Escorial