La Transfiguración del Señor
6 de agosto de 2006

La oración de los fieles


1.- QUÉ TU GLORIA NOS ACOMPAÑE

2.- TRASFIGURA NUESTRA VIDA, SEÑOR


PRIMERA

QUÉ TU GLORIA NOS ACOMPAÑE

Traemos ante el Señor Transfigurado tantas necesidades como nos acechan cada día, tantos fardos pesados como cargamos a la espalda; y le decimos:

R.- QUÉ TU GLORIA NOS ACOMPAÑE.

1. - Por la Iglesia, testigo de la Gloria de Jesús; para que busque sobre todo justicia y la santidad.

OREMOS

2. - Por el Papa Benedicto XVI, los obispos, los sacerdotes, las personas comprometidas con la acción de la Iglesia; para que trasmitan al mundo ese modo nuevo de vivir que nace del encuentro con Dios en la Gloria visible y en el silencio de la oración.

OREMOS

3. - Por los que pasan hambre, los que no tienen lo necesario para vivir, los parados, los que han abandonado su país en busca de algo mejor; para que reciban la ración diaria que les pertenece por ser miembros de la gran familia de Dios.

OREMOS

4. - Para que el Señor nos haga despegarnos de nuestros bienes, nuestras seguridades, nuestros egoísmos... y seamos capaces de repartir con los que no tienen lo necesario para vivir.

OREMOS

5. - Por los pueblos que están pasando necesidad espiritual; dominados por la adoración a los nuevos ídolos para que sepan que también en los momentos difíciles los acompaña Dios y pronto los socorrerá y pondrá en su camino personas generosas para ayudarles.

OREMOS

6. - Por las familias necesitadas de paz, entendimiento, vida en común; para que no se queden instaladas y busquen ayuda en movimientos familiares, en sacerdotes que los orienten, en libros que les hagan caminar, y sobre todo en una comunicación sincera y constante, que les acerque siempre al momento del Monte Tabor.

OREMOS

7. - Por todos nosotros, presentes en la eucaristía, y por nuestras peticiones calladas que tú, Señor, conoces; para que nos ilumines al tomar la decisión y nos ayudes a superarlas.

OREMOS

Señor, en tus manos ponemos nuestras necesidades. Las presentamos en nombre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha mostrado tu Gloria y que contigo vive y reina por los siglos de los siglos.

Amén.


PRIMERA

TRASFIGURA NUESTRA VIDA, SEÑOR

Ante la gloria manifestada por Jesucristo en lo alto del monte, presentamos al Padre estas necesidades con la confianza de que serán escuchadas:

R.- TRASFIGURA NUESTRA VIDA, SEÑOR.

 

1. – Por el Papa, los obispos, sacerdotes para como sucesores de Pedro, Santiago y Juan, vean la gloria de Dios y la trasmitan con fervor a su Iglesia.

OREMOS

2. – Por todos los organismos mundiales y los que dirigen los destinos de los pueblos, para que sean iluminados por la gloria de Dios.

OREMOS

3. – Por todos aquellos que han experimentado a Cristo resucitado en su interior para que sepan comunicar esa dicha a los demás.

OREMOS

4. – Por los que están enfermos, por los necesitados, para que Dios transfigure su realidad y alivie sus males.

OREMOS

5. – Por aquellos que se alejaron de la fe de la Iglesia, para que con la oración constante de la Iglesia reciban la gracia de reencontrarse con Cristo.

OREMOS

6. – Por todos nosotros, para que este Cristo transfigurado, nos ayude en los problemas y dificultades diarias.

OREMOS

Padre, tu que revelaste que Jesús era tu Hijo amado, dígnate a acoger estas súplicas que por Él te presentamos.

Amen.