LA ROSA BLANCA

Los estudiantes que se alzaron contra Hitler

Por José M. García Pelegrín

Editorial LIBROSLIBRES, Madrid España

La editorial LIBROSLIBRES publica títulos muy impregnados por el pensamiento cristiano, y relativos a temas generales. Ya hemos ofrecido aquí en Betania varias reseñas de libros de esta editorial. Recientemente, lo hemos con sendas reseñas referidas a dos libros sobre los pensadores franceses Albert Camus y Jean Paul Sartre, iconos del existencialismo y, por tanto, muy alejados del cristianismo y que, sin embargo, mediante las dos obras se descubren sus aproximaciones a la fe. En otro libro de la misma editorial y referido a hombres públicos, a políticos de inspiración cristiana, se nos presentaba al Robert Kennedy, hermano del asesinado presidente Kennedy, como un auténtico santo que, tal vez, podría llegar a los altares.

En estos días se ha sacado a la luz pública el que presentamos hoy y que contiene una historia real, bastante desconocida en España, y es la de los jóvenes alemanes de “La Rosa Blanca” que se opusieron al régimen tiránico y despiadado de Adolf Hitler en Alemania. Algunos de ellos terminaron en la horca y la organización fue desmantelada. Recientemente con esta historia se he hecho una película –“Sophie Scholl: los últimos días—que ha tenido especial éxito. El autor del libro, José M. García Pelegrín, un español afincado en Alemania desde hace 25 años y crítico de cine y arte, ha escrito para los lectores de habla hispana esta prodigiosa historia, totalmente desconocida para nosotros.

“La Rosa Blanca” fue un movimiento estudiantil cristiano que quería oponerse a la deificación que del Estado –y que de si mismo—hizo Hitler en Alemania. Y en estos días muy próximos a la visita que ha realizado el Papa Benedicto al campo de exterminio de Auschwitz pues también queda muy próxima esta historia que merece la pena leer. Es la actividad heroica, de solidaridad, de amor, de unos jóvenes alemanes, muchos de ellos estudiantes de medicina, que ayudaron a gentes perseguidas. Parece que el descubrimiento de estos jóvenes produjo sorpresa a la sociedad alemana de entonces, tan irracionalmente entregada a Hitler y muchos grupos hablaron de situación extravagante la de estos jóvenes. En fin, por encima de los detalles –que tendrá que encontrar el lector del libro por si mismo—hemos de decir que es una obra muy interesante, muy bien escrita y narrada, que nos presenta una emocionante y épica tarea de unos jóvenes que, manteniendo viva, la fe en Cristo, no se doblegaron a la barbarie nazi. Interesante libro que recomendamos muy vivamente.

Ángel Gómez Escorial