V Domingo de Pascua
14 de mayo de 2006

La oración de los fieles


1.- AYÚDANOS SEÑOR, A DAR FRUTOS DE AMOR

2.- SEÑOR, PERMANECE JUNTO A NOSOTROS


PRIMERA

AYÚDANOS SEÑOR, A DAR FRUTOS DE AMOR

Oramos a Dios Padre, única vid, de quien proceden todos los bienes recibidos, para que nos llene con sus dones.

R. AYÚDANOS SEÑOR, A DAR FRUTOS DE AMOR.

1.- Por toda la Iglesia; para que unida a su único Señor por la fe, haga llegar a todos sus miembros la verdad, el amor y la entrega.

OREMOS

2.- Por todos los que prestan un servicio en la Iglesia; para que dejándose podar de tantas cosas que los esclavizan lleguen a ser fecundos en su misión y generosos en la entrega.

OREMOS

3.- Por las familias que se encuentran pasando momentos de dificultad; para que acudan al Señor con la seguridad de que injertadas en Él les llegará la fuerza para suavizar su dolor.

OREMOS

4.- Por los enfermos; para que pongan sus dolores, sus sufrimientos, los pies de Cristo. Él los aliviará y les ayudará a encontrar la persona adecuada para compartirlos.

OREMOS

5.- Por todos los que dejamos de dar frutos porque vivimos en la comodidad; para que el Señor nos dé la gracia de comprender que estamos privando a los demás de los beneficios que les pertenecen de los dones que hemos recibido.

OREMOS

6.- Por todos los que compartimos esta Eucaristía; para que vivamos en el servicio la manifestación de amor que nos enseñó Cristo.

OREMOS

Padre bueno, escucha nuestras súplicas y concédenos permanecer en Ti, único Señor por medio de la fe traducida en obras.

Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


SEGUNDA

SEÑOR, PERMANECE JUNTO A NOSOTROS

Necesitamos permanecer junto a Cristo, injertados en Cristo para dar fruto. Nuestra plegaria estará entonces regada con su sangre que es la savia que nos da la vida a los sarmientos. Respondemos diciendo:

R.- SEÑOR, PERMANECE JUNTO A NOSOTROS

1. – Por el Papa Benedicto, para que siga alentando a los corazones de su Iglesia con la fuerza que da el Evangelio de Cristo.

OREMOS

2. – Por los gobernantes y los dirigentes de las naciones para que su labor no se quede en palabras y atiendan a su pueblo de verdad y con obras.

OREMOS

3. – Pidamos por todos aquellos que aún no han descubierto a Cristo resucitado, para que se haga visible ante ellos a través de la Iglesia.

OREMOS

4. – Por los enfermos y necesitados para que llegue a ellos con más urgencia la savia que da la Vida.

OREMOS

5. – Por todos los que hemos visto y celebrado la resurrección de Cristo, para que como Pablo, prediquemos públicamente el nombre del Señor.

OREMOS

6. – Pidamos que el Espíritu de la paz sople sobre aquellos lugares que tanta necesidad tienen de ella.

OREMOS

7.- Por todos nosotros, presentes en la Eucaristía, para que sepamos reconocer que el Padre es el Viñador, Jesús, la Vid y todos nosotros sarmientos con deseos de unión y de vida.

OREMOS

Señor, tu nos aseguraste: “si permanecéis en mí, pediréis lo que deseéis, y se realizará”, atiende con tu infinita bondad estas plegarias que te hemos presentado. Por Jesucristo nuestro Señor

Amen.