Descansar en la casa de Betania junto a Jesús, es saborear ese momento Único y privilegiado que te inunda de paz el corazón. Cuántas veces nos hemos planteado lo que nosotros hubiéramos hecho si nos hubiera tocado vivir en tiempo de Jesús; tenemos la seguridad que hubiésemos acudido a todos los lugares donde El descansaba. Pero no hemos caído en la cuenta que esto no es cosa del pasado sino del presente. Esto se repite hoy. Por eso quiero invitarte con esta página a que me acompañes para marchar hacia Betania. Jesús descansa allí, en Betania, con sus amigos se trata de irnos a encontrar con Él; todos estamos invitados.

 

 

II Domingo de Pascua
23 de abril de 2006

GRUPOS BETANIA DE ORACIÓN Y ACCIÓN
**Textos para los trabajos de liturgia


EXHORTACIÓN PARA ESTA SEMANA

Este segundo domingo de Pascua es algo más que una continuación del Primero, del gran día de la Resurrección del Señor. Toda la semana precedente hemos celebrado la octava de Pascua que es una repetición litúrgica del mencionado gran día. En fin, la cuestión es que vivimos momentos de gran alegría en los cuales esta muy presente Jesús de Nazaret, ya glorificado, y ya convertido en el Señor Jesús. Con la Resurrección de Cristo, se inicia la historia viva de la Iglesia y eso es algo que nosotros debemos tener muy en cuenta. ¡Feliz Pascua a todos!


EXPLICACIÓN PERMANENTE SOBRE ESTOS CUESTIONARIOS

Hemos querido dar un nuevo aspecto –y renovada función—al apartado de los Grupos Betania. Hasta ahora se publicaban una explicación para construir los formularios y luego se adjuntaban unas preguntas –de tres a cinco—con las ideas fuerza para meditar esa semana.

Ahora “vamos a dar hechos” los formularios. Y gracias a los links para imprimir pues ya podrán ser utilizados directamente. Se componen, pues, de las moniciones, las lecturas y un breve comentario litúrgico. Al final, como siempre, las preguntas.

Pero hay un añadido. Vamos a sugerir algunos trabajos de campo para ayudar a los hermanos, en principio referidos al ámbito de Internet. Sería útil que nos fueran comunicando los progresos al respecto.

Los grupos Betania no son otra cosa que unas agrupaciones voluntarias, formadas, en principio, por las personas que forman los equipos de liturgia y que se suelen reunir con alguna antelación para preparar las misas en las que intervienen y también meditar la palabra de Dios. La idea nuestra es ir haciéndolos crecer y, si es posible relacionar.

Para cualquier sugerencia o duda se puede utilizar especialmente el siguiente correo:

betaniamad@yahoo.es


LA REUNIÓN LITURGICA

ORACIÓN DE ENTRADA.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Señor Dios Padre nuestro, te pedimos gracia para comprender mejor la Palabra que se transmite en la Eucaristía Dominical. Concédenos la presencia cercana y gratificante del Espíritu Santo. Te lo pedimos por tu Hijo --y Maestro Nuestro--el Señor Jesús.


MONICIÓN SOBRE LAS LECTURAS

1.- La primera lectura de hoy es un fragmento del capítulo cuarto de los Hechos de los Apóstoles que nos narra una completa vida en común de los fieles de la primitiva Iglesia de Jerusalén. Todos pensaban y sentían lo mismo. Y reunían los bienes y las posesiones de todos como un patrimonio común. La resurrección de Señor les había unido con un vínculo muy fuerte y lleno de esperanza. ¡Qué lastima que nosotros –hoy—no sigamos así!

S.- El Salmo 117 era un himno que los judíos contemporáneos de Jesús utilizaban en la fiesta de las tiendas o tabernáculos, una de las más importantes del calendario litúrgico hebreo. Y se cantaba en la procesión de entrada al Templo en dicha fiesta. Según algunos tratadistas fueron los éxitos militares de Judas Macabeo contra los sirios los que, originariamente, debieron inspirar el Salmo. Para nosotros, hoy, representa un canto de alegría pascual: la victoria de Cristo sobre la muerte.

2.- La segunda lectura es de la Primera Carta del Apóstol San Juan y en ella nos explica que quien ha nacido de Dios vence al mundo. Y creer en Jesús como Mesías, es lo que nos hace Hijos predilectos de Dios. Dice también Juan que el auténtico amor a Dios se demuestra cumpliendo sus mandamientos. Es, en cierto modo, una aplicación teológica del antiguo refrán castellano: “Obras son amores, y no buenas razones”.

3.- El Evangelio de San Juan nos narra la aparición de Jesús a los discípulos en el Cenáculo, el mismo “primer día de la semana”, el Domingo de Resurrección. Pero Tomás no estaba y no cree que el Señor se haya presentado. Ocho días después se aparece otra vez, estando ya allí el apóstol Tomás. Su desconfianza se transformó en fe inquebrantable que se expresa en esa oración de “Señor Mío y Dios Mío” que tanto han repetido desde entonces millones y millones de cristianos.


LECTURAS

PRIMERA LECTURA

LECTURA DE LOS HECHOS DE LOS APÓSTOLES 4, 32-35

En el grupo de los creyentes, todos pensaban y sentían lo mismo: lo poseían todo en común y nadie llamaba suyo propio nada de lo que tenían. Los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor con mucho valor.

Y Dios los miraba a todos con mucho agrado. Ninguno pasaba necesidad, pues los que poseían tierras o casas las vendían, traían el dinero y lo ponían a disposición de los apóstoles; luego, se distribuía según lo que necesitaba cada uno.

Palabra de Dios


SALMO RESPONSORIAL

SALMO 117

R.- DAD GRACIAS AL SEÑOR PORQUE ES BUENO, PORQUE ES ETERNA SU MISERICORDIA. (O, Aleluya)

 

Diga la casa de Israel:

eterna es su misericordia.

Diga la casa de Aarón:

eterna es su misericordia.

Digan los fieles del Señor:

eterna es su misericordia. R.-

 

La diestra del señor es poderosa,

la diestra del Señor es excelsa.

No he de morir, viviré

para contar las hazañas del Señor.

Me castigo, me castigo el Señor,

pero no me entregó a la muerte. R.-

 

La piedra que desecharon los arquitectos,

es ahora la piedra angular.

Es el señor quien lo ha hecho,

ha sido un milagro patente.

Este es el día que actuó el Señor:

sea nuestra alegría y nuestro gozo. R.-


SEGUNDA LECTURA

LECTURA DE LA PRIMERA CARTA DEL APÓSTOL SAN JUAN 5, 1-6

Queridos hermanos:

Todo el que cree que Jesús es el Cristo ha nacido de Dios; y todo el que ama a Aquel que da el ser, ama también al que ha nacido de Él. En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios: si amamos a Dios y cumplimos sus mandamientos.

Pues en esto consiste el amor a Dios: que guardamos sus mandamientos. Y sus mandamientos no son pesados, pues todo lo que ha nacido de Dios vence al mundo.

Y lo que ha conseguido la victoria sobre el mundo es nuestra fe. ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios? Este es el que vino con agua y con sangre: Jesucristo. No solo con agua, sino con agua y con sangre: y el Espíritu es quien da testimonio, porque el espíritu es la verdad.

Palabra de Dios


ALELUYA Jn 20,29

Porque me has visto, Tomás, has creído, dice el Señor. Dichosos los que creen sin haber visto.


EVANGELIO

LECTURA DEL EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN 20, 19-31

Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en una casa con las puertas cerradas, por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo:

--Paz a vosotros.

Y diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió:

--Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.

Y dicho esto exhaló su aliento sobre ellos y les dijo:

--Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados les quedan perdonados; a quienes se los retengáis les quedan retenidos.

Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y los otros discípulos le decían:

--Hemos visto al Señor.

Pero él les contestó:

-- Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo.

A los ocho días estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos. Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio y dijo:

--Paz a vosotros.

Luego dijo a Tomás:

--Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.

Contestó Tomás:

--¡Señor mío y Dios mío!

Jesús le dijo:

--¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto.

Muchos otros signos que están escritos en este libro hizo Jesús a la vista de los discípulos. Estos se han escrito para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su Nombre.

Palabra del Señor


COMENTARIO LITÚRGICO

LA EUCARISTÍA: ANTICIPO DE VIDA ETERNA

Por David Llena

Resucitó. Cristo resucitado, piedra angular que da sostén a nuestra existencia ha resucitado. Algunos lo han visto y han creído. Otros creemos por el testimonio de aquéllos, y abrazando la fe que nos han transmitido los apóstoles, podemos decir con Tomás: “¡Señor mío y Dios mío!”. Pero, ¿cómo estar seguros de que realmente hemos acogido a Dios en nuestro interior y es su Vida la que nos vivifica?, la respuesta nos la ofrece Juan en la segunda lectura: “si cumplimos sus mandamientos”; además nos asegura que no son pesados y que vencen al mundo. Y una vez vencidas las fuerzas del mundo veremos a los demás como hermanos y seremos capaces de poner todo en común. La eucaristía es ese anticipo de vida eterna donde Cristo lo pone todo. ¿Estamos dispuestos a poner todo lo que de Él recibimos al servicio de los hermanos?


Las preguntas del Editor

En ambiente de gran recogimiento, un buen lector leerá lenta y con buena entonación las siguientes ideas fuerza que servirán para la meditación. Las cuestiones son las siguientes:

1.- Es impresionante lo que nos narra la lectura de los Hechos de los Apóstoles. La primera comunidad de la Iglesia de Jerusalén lo tenía todo en común. Sin duda, esos hermanos nuestros fueron los primeros “comunistas” de la historia, pero era una comunidad de amor, no de confrontación. Hemos de tenerlo en cuenta. Todos juntos en el amor

2.- Ese principio de confraternidad económica se perdió, aunque muchas de las órdenes religiosas siguen teniendo esa comunidad de bienes. Lo que debemos nosotros meditar –aquí y ahora—es si somos capaz de unir todos los esfuerzos –y, principalmente, los económicos—para ayudar a los hermanos que más necesitan de nuestro apoyo.

3.- En la primera carta de San Juan se habla de nuestra realidad como Hijos de Dios. Lo somos, si creemos que Jesús es el Señor y si cumplimos sus mandamientos. Es una forma muy sencilla y precisa de definirnos. Sería absurdo que nos quisiéramos hacer Hijos de Dios, cuando ni siquiera creemos en el Él. Y es que cuando, verdaderamente se cree en Él se cumplen, automáticamente, sus mandamientos, si apenas esfuerzo.

4.- Siempre impresiona la actitud del apóstol Tomás. Él no cree en el prodigio de la Resurrección. Y aunque Jesús había anunciado muchas veces que resucitaría, el tema era tan inconcebible que, o no lo recordaban, o no querían recordarlo. Tomás, asimismo, pone muy alto el listón de su apuesta, quiere tocar con sus propias manos esa Resurrección para creer. Nosotros, muchas veces, tenemos posiciones parecidas a las de Tomás. No valoramos la fuerza espiritual de los sacramentos, ni nos terminamos de creer las grandes realidades de nuestra fe. También a nosotros, Jesús nos podría llamar descreídos.

5.- “A los ocho días…” Jesús volvió cuando ya estaba Tomás y le mostró sus heridas gloriosas y glorificadas. La reacción de Santo Tomás Apóstol creo una de las mas bellas jaculatorias de la historia de la Iglesia: “Señor mío y Dios mío”. Y, asimismo, Jesús dedica una gran frase a todos los que íbamos a llegar después: “Dichosos los que crean sin haber visto”. Meditemos sobre todos esos momentos gloriosos que nos enseñan las lecturas de este segundo domingo de Pascua.


LA MISIÓN

Mostrar a todos nuestra alegría porque Jesús ha resucitado. Y explicar también a todos –sobre todo a los ancianos y a los enfermos—que un día nuestro cuerpo será bello y glorioso como el de Jesús, el Resucitado. Y no olvidemos de felicitar la Pascua a todos los que nos quieran oír. ¡Feliz Pascua!


Nos podéis escribir sobre todo esto. E, incluso, pedirnos ayuda sobre algún tema concreto. Como de costumbre los publicamos y damos respuesta en la sección de Testimonios. Os repetimos el correo:

betaniamad@yahoo.es