Solemnidad de la Anunciación del Señor
25 de marzo de 2006

Plegarias


ANTÍFONA DE ENTRADA Sal 33

El ángel del Señor acampa en torno a sus fieles y los protege. Gustad y ved que bueno es el Señor, dichoso el que se acoge a él.

ACTO PENITENCIAL

Señor Jesús, que en la celebración de la Anunciación, nos invitas a la paz y a la reconciliación. Usando tu misma generosidad nosotros nos reconocemos pecadores.

(Silencio)

Señor, Tú que vienes a salvarnos, Señor ten piedad

Señor ten piedad

Señor, Tú que nos envías a tu Espíritu para que actuemos en paz y con amor, Señor ten piedad.

Cristo ten piedad.

Señor, Tú, a quien el ángel anunció tu venida al mundo para hacerlo más justo y solidario, Señor ten piedad.

Señor ten piedad.

ORACIÓN COLECTA

Dios Padre de todos, abre los corazones de tus hijos, para que celebremos la Encarnación de tu Hijo, con gozo y abundemos en amor al prójimo y en buenas obras. Y así sepamos salir al encuentro de Cristo, presente en todos los que sufren

Por Nuestro Señor Jesucristo.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Te presentamos, Señor, este pan y vino, que Tú antes nos ha dado. Y junto al pan y el vino te ofrecemos también nuestros deseos de paz y justicia para todos. Concédenos Señor que esta Eucaristía nos haga más felices, como tu Hijo Jesús nos prometió en las Bienaventuranzas y esa felicidad presente nos lleve a la vida que nunca acaba.

Por Jesucristo Nuestro Señor

PLEGARIA EUCARÍSTICA

El Señor esté con vosotros

Levantemos el corazón

Demos gracias a Dios Nuestro señor,

 

En este día de la Anunciación del Ángel a Maria

sepamos ver que:

Tus pequeñas y grandes preocupaciones son

Tu camino para la felicidad.

La felicidad no está fuera de ti,

Está en ti.

 

Lo que ven nuestros ojos entra en nuestro corazón,

abre las ventanas de nuestro corazón,

deja que la luz de la felicidad y la alegría entre en tu vida,

descubre los colores de la vida, destierra el gris y el negro

de tu realidad.

 

No hay ascensor hacia la felicidad,

hay que tomar la escalera.

La felicidad se halla muy cerca, deja de lado las

calamidades del ayer, no te preocupes absurdamente

por el futuro.

Si no eres feliz hoy, no esperes que mañana ocurra

un milagro.

El milagro eres tú, y la felicidad de pende de ti.

Jesús, danos un poco de sol.

Danos una sonrisa para este día que el ángel

comunicó a Maria que la salvación .del genero humano comenzaba.

 

Danos los ojos de un niño.

danos un poco de alegría y amigos para compartirla.

Y con aquellos que vivieron su vida feliz, entregada a

alegrar la vida de los demás, te cantamos sin cesar

SANTO, SANTO, SANTO

 

ANTÍFONA DE COMUNIÓN

Te vamos a recibir, Señor, con emoción y esperanza. Qué el fruto del altar haga más fructífera nuestra vida.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Que tu presencia indeleble, Seños Jesús, en este sacramento nos haga mejorar en el cuerpo y en el espíritu, sepamos ser ofrenda permanente, como lo fue Maria, Tu Madre.

Por el mismo Jesucristo que vive y reina.