V Domingo del Tiempo Ordinario
5 de febrero de 2006

La oración de los fieles


1.- ATIENDE NUESTRAS SÚPLICAS

2.- DANOS SEÑOR ALEGRÍA


PRIMERA

ATIENDE NUESTRAS SÚPLICAS

Señor, llamamos a tu puerta sabiendo que sólo tú puedes aliviar nuestros problemas, los ponemos en tus manos diciendo:

R. - ATIENDE NUESTRAS SÚPLICAS

1.- Por el Papa, Benedicto XVI, y por el éxito de su encíclica “Dios es Amor”, para que sirva de nexo de unión para todos los católicos del mundo

OREMOS

2.- Por los obispos, sacerdotes y diáconos, para que sean guiados por el Espíritu Santo en su labor de predicar la Buena Noticia.

OREMOS

3.- Por los enfermos, los hambrientos, los desplazados, los que viven en soledad, para que la Palabra de Dios sea un apoyo en su sufrimiento.

OREMOS

4.- Por la paz en todos los lugares de la tierra.

OREMOS

5.- Por todos los que dedican su vida a la predicación del Reino, en especial por los misioneros del tercer mundo.

OREMOS

6.- Por las familias, para que el amor de Dios se traduzca en el servicio a los otros.

OREMOS

7.- Por los que celebramos esta eucaristía para que seamos fieles testigos de la Palabra de Dios en nuestros ambientes.

OREMOS

Dios Padre acoge estas plegarias y todas cuantas llevamos en nuestros corazones que tan bien conoces.

Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor

Amén


SEGUNDA

DANOS SEÑOR ALEGRÍA

Unidos en el Espíritu Santo, oremos, hermanos, a Dios todopoderoso. Respondemos:

R.- DANOS SEÑOR ALEGRÍA

1. - Para que el Señor envíe su Espíritu sobre la Iglesia, la llene de sus dones y la congregue en su unidad,

OREMOS.

2. - Para que Dios se digne santificar al Papa, a los Obispos, sacerdotes y diáconos y les dé Espíritu de sabiduría.

OREMOS.

3. - Para que Dios envíe su paz y su amor a todos los hombres y se terminen para siempre las guerras y el terrorismo,

OREMOS.

4. - Para que los pobres, los enfermos, los hambrientos, los tristes, los abandonados, los emigrantes, los presos, los perseguidos reciban el apoyo de todos y el gozo de tu cercana presencia,

OREMOS.

5. - Para que el Señor, con la intercesión de la Santísima Virgen, sane nuestras enfermedades, nos fortalezca en la fe, nos revele toda la verdad y su Sabiduría y así podamos glorificarle a El y ayudar a nuestros hermanos,

OREMOS.

Concede, Dios Padre nuestro, estas súplicas dichas con fe y humildad.

Por Nuestro Señor Jesucristo.

Amén.