BENEDICTO XVI: EL SECRETO DE UNA VIDA FELIZ

Meditación sobre el Salmo 111

CIUDAD DEL VATICANO (ZENIT.org).- Publicamos la intervención de Benedicto XVI en la audiencia general de este miércoles, día de los Fieles Difuntos, dedicada a comentar el Salmo 111, «Felicidad del justo».

EL SALMO 111

Dichoso quien teme al Señor

y ama de corazón sus mandatos.

Su linaje será poderoso en la tierra,

la descendencia del justo será bendita.

 

En su casa habrá riquezas y abundancia,

su caridad es constante, sin falta.

En las tinieblas brilla como una luz

el que es justo, clemente y compasivo.

 

Dichoso el que se apiada y presta,

y administra rectamente sus asuntos.

El justo jamás vacilará,

su recuerdo será perpetuo.

 

No temerá las malas noticias,

su corazón está firme en el Señor.

Su corazón está seguro, sin temor,

hasta que vea derrotados a sus enemigos.

 

Reparte limosna a los pobres;

su caridad es constante, sin falta,

y alzará la frente con dignidad.

 

El malvado, al verlo, se irritará,

rechinará los dientes hasta consumirse.

La ambición del malvado fracasará.

 

PALABRAS DEL PAPA

1. Después de haber celebrado ayer la solemne fiesta de Todos los Santos del cielo, recordamos hoy a los fieles difuntos. La liturgia nos invita a rezar por nuestros seres queridos fallecidos, dirigiendo la mirada al misterio de la muerte, herencia común de todos los hombres. Iluminados por la fe, contemplamos el enigma humano de la muerte con serenidad y esperanza. Según la Escritura, de hecho, no es un final, sino más bien un nuevo nacimiento, el paso obligado por el que pueden alcanzar la vida en plenitud quienes conforman su existencia terrena según las indicaciones de la Palabra de Dios. El salmo 111, composición de carácter sapiencial, nos presenta la figura de estos justos, que temen al Señor, reconocen su trascendencia y adhieren con confianza y amor a su voluntad, en espera de encontrarse con Él después de la muerte. A estos fieles les está reservada una «bienaventuranza»: «Dichoso quien teme al Señor» (versículo 1). El salmista especifica después en qué consiste este temor: se manifiesta en la docilidad a los mandamientos de Dios. Declara dichoso a quien «ama de corazón sus mandatos», encontrando en ellos alegría y paz.

2. La docilidad a Dios es, por tanto, origen de esperanza y de armonía interior y exterior. La observancia de la ley moral es manantial de profunda paz de la conciencia. Es más, según la visión bíblica de la «retribución», sobre el justo se extiende el manto de la bendición divina, que da estabilidad y éxito a sus obras y a las de sus descendientes: «Su linaje será poderoso en la tierra,

la descendencia del justo será bendita. En su casa habrá riquezas y abundancia» (versículos 2-3; Cf. versículo 9). A esta visión optimista se oponen las observaciones amargas del justo Job, que experimenta el misterio del dolor, se siente injustamente castigado y sometido a pruebas aparentemente insensatas. Job representa a muchas personas justas que sufren profundamente en el mundo. Es necesario, por tanto, leer este salmo en el contexto global de la Sagrada Escritura, incluyendo la cruz y la resurrección del Señor. La Revelación abraza la realidad de la vida humana en todos sus aspectos. Sigue siendo válida, sin embargo, la confianza que el salmista quiere transmitir y hacer experimentar a quien ha optado por el camino de una conducta moralmente irreprochable, contra toda alternativa de éxito ilusorio, alcanzado a través de la injusticia y la inmoralidad.

3. En el corazón de esta fidelidad a la Palabra divina está una opción fundamental, es decir, la caridad por los pobres y necesitados: «Dichoso el que se apiada y presta… Reparte limosna a los pobres» (versículos 5.9). El fiel es, por tanto, generoso; respetando la norma bíblica, concede préstamos a los hermanos necesitados, sin interés (Cf. Deuteronomio 15, 7-11) y sin caer en la infamia de la usura que aniquila la vida de los desdichados. El justo, al acoger la advertencia constante de los profetas, se pone de parte de los marginados, y les apoya con ayudas abundantes. «Reparte limosna a los pobres», se dice en el versículo 9, expresando una extrema generosidad completamente desinteresada.

4. El salmo 11, junto al retrato del hombre fiel y caritativo, «justo, clemente y compasivo», presenta al final, en un solo versículo (Cf. v. 10), el perfil del hombre malvado. Este individuo asiste al éxito del justo desazonándose a causa de la rabia y de la envidia. Es el tormento de quien tiene mala conciencia, a diferencia del hombre generoso, cuyo corazón es «firme» y «seguro» (versículos 7-8). Dirijamos la mirada al rostro sereno del hombre fiel que «reparte limosna a los pobres» y encomendemos nuestra reflexión final a las palabras de Clemente de Alejandría, el Padre de la Iglesia del siglo III, que ha comentado una afirmación difícil de comprender del Señor. En la parábola sobre el administrador injusto, aparece la expresión según la cual, tenemos que hacer el bien con el «dinero injusto». De ahí surge la pregunta: el dinero, la riqueza, ¿son en sí injustos o qué quiere decir entonces el Señor?

Clemente de Alejandría explica muy bien esta parábola en su homilía: «¿Qué rico podrá salvarse?», y afirma: con esta afirmación, Jesús «declara injusta por naturaleza toda posesión que uno posee por sí misma, como bien propio, y no la pone en común con los necesitados; pero declara también que de esta injusticia es posible hacer una obra justa y benéfica, ofreciendo alivio a alguno de esos pequeños que tienen una morada eterna ante el Padre (Cf. Mateo 10, 42; 18,10)» (31,6: «Colección de Textos Patrísticos» --«Collana di Testi Patristici»--, CXLVIII, Roma 1999, pp. 56-57).

Y dirigiéndose al lector, Clemente advierte: «Ten en cuenta, en primer lugar, que él no te ha ordenado hacerte de rogar o esperar a recibir una súplica, sino que tienes que buscar tú mismo a quienes son dignos de ser escuchados, en cuanto que son discípulos del Salvador» (31,7: ibídem, p. 57). Después, citando otro texto bíblico, comenta: «Por tanto, es bello lo que dice el apóstol: "Dios ama al que da con alegría"» (2 Corintios 9, 7), al que disfruta dando y no siembra parcamente, para no cosechar del mismo modo, Dios ama al que comparte sin lamentarse, sin distinciones ni pesar, y esto es hacer el bien auténticamente » (31,8: ibídem).

En este día en que conmemoramos a los difuntos, como decía al inicio de nuestro encuentro, estamos llamados todos a confrontarnos con el enigma de la muerte y, por tanto, con la cuestión de cómo vivir bien, de cómo encontrar la felicidad. Ante esto, el Salmo responde: dichoso el hombre que da; dicho el hombre que no utiliza su vida para sí mismo, sino que la entrega; dichoso el hombre que es misericordioso, bueno y justo; dichoso el hombre que vive en el amor de Dios y del prójimo. De este modo, vivimos bien y no tenemos que tener miedo de la muerte, pues vivimos en la felicidad que viene de Dios y que no tiene fin.

(Traducción del original italiano realizada por Zenit. Al final de la audiencia, el Santo Padre saludó a los peregrinos en varios idiomas)

PALABRAS DEL PAPA EN ESPAÑOL

Queridos hermanos y hermanas:

Después de la fiesta de Todos los Santos, la liturgia nos invita a rezar hoy por nuestros queridos difuntos. Iluminados por la fe, meditamos con serenidad el misterio de la muerte, herencia común a todos los hombres y pasaje obligado a través del cual renacen a la vida plena los que orientan su existencia según las enseñanzas de la palabra de Dios. Los justos, con su conducta moralmente intachable, rechazando toda injusticia e inmoralidad, temen al Señor, reconocen su trascendencia y se adhieren con confianza a su voluntad, en la esperanza de encontrarlo después de la muerte. Esto exige una opción fundamental: la caridad para con los pobres. El justo no posee los bienes para sí mismo, sino que los comparte con los necesitados, expresando así una extrema y desinteresada generosidad. Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española, en particular al Coro parroquial del Puerto de Santa María, a los Académicos de Extremadura, a las Hijas de María de Panamá y a los peregrinos de México. Recordad siempre que Dios ama a quien comparte con alegría sus bienes con los necesitados.


EL TEÓLOGO PABLO BLANCO ANALIZA EL PENSAMIENTO TEOLÓGICO DEL CARDENAL RATZINGER

PAMPLONA (ZENIT.org).- El teólogo Pablo Blanco ha estudiado a fondo el pensamiento Joseph Ratzinger antes de ser Papa, especialmente la relación entre fe y razón y ahora publica un libro con sus conclusiones. En esta entrevista concedida a Zenit, este teólogo de la Universidad de Navarra aclara en qué consiste la «victoria de la inteligencia» a la que alude en varias ocasiones el teólogo y cardenal elegido obispo de Roma. «Joseph Ratzinger: razón y cristianismo», con prólogo del profesor José Morales, ha sido publicado este otoño por Rialp.

--Según Ratzinger --dice usted en su libro-- el cristianismo optó por la razón y la filosofía renunciando al trasfondo mítico que ofrecían las demás religiones. ¿Qué significa esto, y cómo se entiende así toda la mitología subyacente en el Antiguo Testamento?

--Blanco: Según he entendido al leer los escritos de Joseph Ratzinger -escritos por supuesto mucho antes de ser papa-, se trata de una apuesta comprometida por parte del primer cristianismo, es decir, del cristianismo de los primeros tiempos. Como se sabe, la poesía y la política han sido continuas fuentes de inspiración para las religiones de todo el mundo. Por un lado, el cristianismo ha luchado siempre por mantener su independencia del poder estatal, de separar (a pesar de errores, avances y retrocesos) la Iglesia del Estado, para poder dar así al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios. Por otra parte, es cierto que el cristianismo asumió la poesía por ser una constante universal humana (piénsese en los cantos y en los himnos), pero fue un poco más allá. El cristianismo desde los primeros tiempos quiso aliarse también con la ciencia y el pensamiento. Para él, hubiera sido más sencillo servirse de las religiones orientales, que tenían un trasfondo mítico y simbólico casi unilateral. Sin embargo, la religión cristiana apostó por lo más difícil: aliarse con la filosofía pagana, con el pensamiento griego (que era entonces la elaboración racional más completa, y que todavía ahora nos da qué hablar).

Tal vez la presencia de san Pablo en el Aerópago de Atenas sea un símbolo en este sentido: Pablo habla a los atenienses del dios desconocido, de ese dios que tan solo conocen por la razón, y les anima a tener un conocimiento más completo y pleno a través de la fe. Los nombres de Justino y Clemente de Alejandría son tan solo los primeros de una larga lista. La religión cristiana se ha aliado siempre con la razón; es lo que Ratzinger llama "la victoria de la inteligencia" en el mundo de las religiones.

--Sin Dios el mundo no puede ser iluminado, sostiene Ratzinger. ¿Cómo hacer entender al mundo esta necesidad de Dios?

--Blanco: El cristianismo cuenta –como decíamos- con dos armas poderosas e inseparables, que son la fe y la razón. Por un lado, el cristianismo ha de seguir pensando y haciendo ciencia, y no ha de refugiarse en un cómodo simbolismo o en el misticismo de lo inefable. Es cierto que la mística y el símbolo son de gran importancia en la religión cristiana (piénsese en la Biblia o en la liturgia), pero ha de llegar también a esas esferas tan prestigiosas en la vida humana, como lo es el ámbito de la ciencia y del pensamiento. Dicho de otro modo: la verdad tiene derecho de ciudadanía en todos los campos del saber. Con este mismo título, la verdad cristiana ha de encontrar un acuerdo con las verdades que se obtienen a través de la ciencia o de la razón. Por otra parte, la fe ha de llegar a otros ámbitos humanos –además del cultural y científico- y para esto la Iglesia cuenta con su labor misionera, que tanto ha hecho a lo largo de estos veinte siglos.

--Este Papa insiste en la fe que necesita la razón. Sin embargo, todavía persisten algunos católicos que creen que la fe es la fe y la razón, la razón, y recelan incluso de la teología. ¿Qué les diría, el teólogo Ratzinger?

--Blanco: Pienso que les diría --con Juan Pablo II-- que la teología es una necesidad para la Iglesia: sin la teología, la Iglesia no puede vivir. La misma fe ya exige la razón: para creer hay que pensar. De modo que la teología es una prolongación natural de esa tendencia natural a pensar que tiene todo creyente. La fe va siempre más allá del sentimiento, para llegar al pensamiento.

--Se subraya mucho que la razón y la teología son pilares del pensamiento del cardenal y ahora Papa Benedicto XVI. No se habla tanto de la oración. ¿Por qué?

--Blanco: Porque la oración no se ve, y los libros que ha escrito el cardenal Ratzinger sí…


EL DIÁLOGO JUDEOCRISTIANO ESTÁ ENTRANDO EN UNA «TIERRA PROMETIDA»

Según explica el rabino Ángel Kreiman en una entrevista a Zenit

ROMA (ZENIT.org).- Ángel Kreiman, gran rabino de Chile de 1970 a 1990, tiene la sensación de que «hemos llegado a una nueva etapa en la relación entre judíos y cristianos». Así lo ha constatado este antiguo vicepresidente internacional del Consejo Mundial de las Sinagogas, quien participó el 27 de octubre en Roma en el acto conmemorativo de los cuarenta años de la publicación de la declaración del Concilio Vaticano II Nostra Aetate. El encuentro, en el que el se hizo presente el Papa Benedicto XVI con un mensaje especial, fue organizado por la Comisión para las Relaciones Religiosas con el Judaísmo, presidida por el cardenal Walter Kasper.

«Cuarenta años son muy importantes, durante cuarenta años el pueblo judío, que fue esclavo en Egipto, estuvo en el desierto antes de entrar en la tierra prometida», recuerda el rabino, antiguo miembro del ejecutivo de la Confraternidad Judeocristiana Internacional en una entrevista concedida a Zenit. «Cuarenta años después de la "Nostra Aetate" estamos entrando en una tierra prometida, en la que para los obispos y los sacerdotes católicos la predicación, la enseñanza del judaísmo de Jesús, y del judaísmo de Pedro y Pablo, de los apóstoles, y la vida judía de los primeros cristianos, es un fundamento teológico», aclara. Desde 1994, el rabino Kreiman preside una fundación para el diálogo interreligioso y el estudio conjunto judeocristiano dedicada a su mujer, Susy, asesinada en el atentado de julio de ese año en Buenos Aires contra la oficina central de la Comunidad Judía para la bolsa de trabajo y la desocupación, que ella misma dirigía.

Según este rabino de la Congregación Israelita de la Republica Argentina, «el apoyo de la Iglesia católica al judaísmo no es como el de un país con otro país, basado en el poder material. El apoyo de los cristianos al judaísmo es una fuerza espiritual religiosa».Haciendo un balance de estas cuatro décadas, el rabino reconoce que «han sido cuarenta años muy fructuosos y positivos. Han aumentado tanto las relaciones entre judíos y católicos, como las relaciones entre la Santa Sede e Israel».

«Por parte cristiana, creo que el único límite ha sido el de indicar el diálogo con los judíos como importante, pero no urgente --considera--. Mientras que ahora queda claro que el diálogo con los judíos no es una opción, sino una obligación. Al pueblo católico le corresponde aceptar al pueblo judío como la alianza original». En este contexto, considera que «los desarrollos en el diálogo teológico son muy alentadores. Es hora de conocer mejor las diferencias para respetarse recíprocamente, aceptándonos como somos, amándonos precisamente por lo que somos». «El límite de estos cuarenta años ha sido que no se ha hablado de teología en el diálogo, en la predicación, y en la catequesis», opina.

«Es una cuestión que afecta también a los judíos, que deben comprender que es importante el diálogo con los hermanos menores, los cristianos, con los que compartimos la fe en un Dios único, conocido en el mundo universal. Para los rabinos observantes es hora de comenzar a pensar que la Iglesia no es enemiga de Israel, sino su mejor aliada». En este diálogo, indica, «no se trata sólo de decir que cristianos y judíos son amigos, que los judíos no son acusados de deicidio, hay que decir que judaísmo y cristianismo son el fundamento de la lucha contra el paganismo». Y «el paganismo de nuestro tiempo --concluye Kreiman-- se expresa en las formas del terrorismo, del secularismo, del materialismo, del racismo».


CARDENAL ROUCO CONSIDERA IMPOSIBLE ANALIZAR REALIDAD ESPAÑOLA PRESCINDIENDO DE LA IGLESIA

MADRID (ACI).- El Arzobispo de Madrid, Cardenal Antonio María Rouco Varela, impartió una conferencia en el Club Siglo XXI, titulada “España y su futuro. La Iglesia Católica”, en la que afirmó que “es imposible prescindir de la Iglesia Católica para cualquier análisis de su realidad actual (de España) y mucho más de su horizonte futuro”. “La pregunta por el futuro de España presupone la realidad histórica de España, su consistencia actual y su capacidad y posibilidades de desarrollo futuro sin renunciar a su identidad y mucho menos a su existencia histórica” indicó el Purpurado, por lo que es imposible “prescindir de la Iglesia Católica para cualquier análisis de su realidad actual y mucho más de su horizonte futuro”, precisó.

HISTORIA Y ORDENAMIENTO JURÍDICO

El Arzobispo de Madrid afirmó que la fe católica en España inspira unos “principios antropológicos, éticos y jurídicos de una política que abre auténticos caminos para la valoración incondicional de la dignidad personal de todo hombre por su igual vocación de hijo de Dios, sea cual sea su raza, condición social y religión”. “La realidad histórica cristiana de España aparece marcada por el signo de ’lo católico’”, y “la fe católica, la forma cristiana de la existencia y la presencia de la Iglesia Católica continúen siendo esenciales en la configuración histórica de la realidad de España durante los siglos XIX y XX”, explicó. “Los numerosos textos constitucionales españoles presentados en ese período histórico” de los siglos XIX y XX “reconocieron positivamente el valor singular de la Iglesia Católica en la ordenación del Estado y de la sociedad, incluso con la fórmula de Religión oficial”, agregó. El Cardenal Rouco remarcó que “la Iglesia y los católicos españoles, en su inmensa mayoría, aportaron a su país luz sobre la verdad del hombre y vidas entregadas al servicio de los más pobres y necesitados”.

PRESENTE Y FUTURO

“Si no se olvida lo importante –continuó el Purpurado– que es para la pervivencia y el desarrollo fructífero de una sociedad el superar una concepción puramente utilitarista del sentido y del valor de sí misma, la tarea y la responsabilidad de la Iglesia Católica en el futuro de España es evidente” porque “una sociedad que no se funda en una comunidad de ideales de vida y de valores morales fundamentales compartidos, de convicciones básicas sobre el sentido de la existencia y sobre sus expresiones espirituales y/o religiosas, difícilmente podrá conseguir que la cooperación solidaria y la conciencia de la responsabilidad ciudadana se despierten y se mantengan vivas al servicio del bien común”. “El primer servicio que la Iglesia Católica debe prestar al pueblo y a la sociedad española hoy y de cara a su futuro, es el de ser activamente fiel a su misión de anunciar, celebrar y servir al Evangelio, privada y públicamente; es decir, el de ser ella misma en el contexto de un diálogo respetuoso y abierto con toda la sociedad y de un compromiso permanente con el principio de solidaridad entendido y aplicado al problema de la unidad de España con toda la hondura de las exigencias de la caridad cristiana”, subrayó el Arzobispo.

DERECHOS FUNDAMENTALES

Para el Cardenal, del Evangelio “brota un convencimiento íntimo sobre la verdad del ser humano en su relación con Dios”, que le permiten defender “los derechos fundamentales de la persona humana en toda su integridad, comenzando por el derecho a la vida desde el momento de su concepción hasta su muerte natural, el de la libertad religiosa, el de formar una familia sobre el fundamento del verdadero matrimonio, y siguiendo por el derecho de los padres a elegir la educación moral y religiosa de sus hijos, hasta el derecho al trabajo y los otros derechos sociales, económicos y culturales, reconocidos por los Tratados Internacionales vigentes”

Por ello, el Arzobispo manifestó el deseo de la Iglesia de “estar presente en el futuro de la realidad histórica de la España contemporánea con la misma dedicación, el mismo amor y con la misma pasión por el Evangelio con que lo ha estado en los mejores momentos de su historia bimilenaria”, y se comprometió a nunca dejar de “orar por España, para que conserve viva la herencia de la fe y la herencia de la cultura florecida en el tronco de la tradición cristiana, y mantenga viva la unidad solidaria de todos los españoles”.


LA FACULTAD PONTIFICIA «MARIANUM» ABRE EL CURSO BUSCAN «LA VERDADERA LIBERTAD»

Según el profesor Sergio Bastianel, es «reconocer el valor del bien cristiano»

ROMA (ZENIT.org).- La búsqueda de la verdadera libertad se convirtió en el tema central de la inauguración del año académico de la Facultad Pontificia «Marianum» de Roma. El argumento fue expuesto por el vicerrector académico de la Universidad Pontificia Gregoriana, el padre Sergio Bastianel, S.J., con estas palabras: «la verdadera libertad es reconocer el valor del bien cristiano y entregarse con empeño a realizarlo con responsabilidad». Dirigiéndose a la única facultad del mundo dedicada totalmente a estudiar a María, Madre de Dios, el teólogo habló de «La verdadera libertad es en el hombre un signo altísimo de la imagen divina», tal y como afirma la constitución pastoral «Gaudium et Spes» en el número 17.

En su conferencia, el profesor recordó que «el hombre es capaz de escuchar la Palabra de Dios en la intimidad de su conciencia, ahí Dios le habla y ahí el hombre reconoce la voluntad de Dios». Este acto, explicó, se realiza con «la libertad de quien tiene ojos y corazón para conocer y escoger el bien». Sergio Bastianel deploró que «en nuestra época la palabra libertad se use con mucha facilidad de manera aproximativa».


EL OBISPO DE ÁVILA RECUERDA QUE SANTIDAD ESTÁ “AL ALCANCE DE TODOS LOS CRISTIANOS”

MADRID (ACI).- El Obispo de Ávila, Mons. Jesús García Burillo, explicó la importancia de la santidad en la actualidad, y el llamado de todos los católicos a ser santos en la vida cotidiana. En un comunicado, el Obispo recordó que la santidad “no tiene nada que ver con los cobardes” y evocó la propuesta de santidad del Papa Juan Pablo II como un “proyecto personal y social al que habíamos de tender todos los cristianos”. El Prelado resaltó que los “fieles cristianos de cualquier condición y estado” son llamados por el Señor a encontrar “aquella santidad con la que es perfecto el mismo Padre”, porque la santidad es un llamado para todos, aunque “algunos crean que es una meta para los selectos, para los más espirituales, para aquellos que no son de este mundo”.

“A otros les parece que es un camino de huída de los compromisos de este mundo, de la realidad social, preocupante y angustiosa en qué vivimos; incluso se piensa que es un refugio de quienes temen al mundo, sus valores, sus inquietudes y también sus tentaciones”, indicó. El Prelado reiteró que la “santidad no tiene nada ver con los cobardes” y “es el camino que nos conduce a la santidad de Dios”.

El Obispo de Ávila aclaró que si bien el llamado a la santidad es para todas las personas, cada vocación en particular tiene una forma de acercarse a ella, así “los sacerdotes enriquecen su vida interior y su santidad, por medio del ejercicio de su ministerio sacerdotal. Los religiosos y religiosas, lo hacen en el desarrollo de su vida consagrada a Dios; los fieles laicos mediante su vida ordinaria, su trabajo y su inserción en la vida de familia, ya que el sacramento del matrimonio confiere a los esposos la gracia necesaria para alcanzar la santidad”.

Finalmente, el Prelado recordó que la fiesta de Todos los Santos, también conmemora la vida de todos los santos anónimos que comprendieron la santidad no como “un objetivo inalcanzable” sino como una “obligación de todos”. Por ello insistió en el proyecto liberador de Dios: «El Éxodo presenta al pueblo de Israel como un pueblo de la Palabra fundado en el acto-liberador de Dios. El hombre creado es interlocutor de Dios y es capaz de palabra y de escucha, reconoce su realidad y la del mundo en el que vive».


INFORME: TERREMOTO EN CACHEMIRA

Publicamos íntegro el tercer Informe de Cáritas al respecto

El día 8 de octubre un seísmo de intensidad 7,6 tuvo lugar en la región transfronteriza de Cachemira, entre India y Pakistán. Su epicentro se localizó en Shipal Msjid, a 95 kilómetros de Islamabad. Según los datos oficiales más reciente se calculan 40.000 fallecidos en Pakistán y 65.000 heridos, pero las cifras no serán definitivas hasta que no se haya logrado acceder a todas las poblaciones, ya que muchas de ellas, varias semanas después del siniestro, permanecen aisladas. En total, se estima que más de 3 millones de personas se han quedado sin hogar. En India los muertos han sido unos 1.400 y 6.000 los heridos.

En las horas inmediatamente posteriores al desastre, Caritas Pakistán y Caritas India se pusieron en contacto con la red internacional de Caritas (162 Caritas en todo el mundo) para poner en marcha el dispositivo de respuesta a emergencias y colaborar con las Cáritas locales en las labores de auxilio a las víctimas. Como respuesta a esa petición de ayuda, CARITAS ESPAÑOLA (con 68 Caritas Diocesanas) envió sus condolencias a ambos países y puso a disposición 250.000 € para que se repartieran entre las distintas zonas afectadas inmediatamente. Los días 10, 14, 19 y 24 de octubre se celebraron tele-conferencias en las que participaron Caritas de todo el mundo, con objeto de realizar un seguimiento logístico de la evolución de la respuesta a la emergencia, recibir información de primera mano de las Caritas de los países afectados, atender sus solicitudes y coordinar la atención de la emergencia entre las distintas Caritas implicadas.

Fruto de esa coordinación fue el envío a la zona de un equipo ERST (grupos de expertos en emergencias de carácter multinacional enviados por Caritas Internationalis a las zonas siniestradas a petición de las Caritas locales), para apoyar el trabajo de Caritas Pakistán y Cáritas India, y evaluar las necesidades prioritarias a medio y largo plazo

Según el equipo ERST, la necesidad prioritaria en esta primera fase de la emergencia sigue siendo el reparto de tiendas de campaña, ropa y alimentos a los damnificados. Esto requiere una gran coordinación porque no sirve cualquier tienda, sino que debe cumplir los requisitos establecidos por Naciones Unidas. La red internacional de Caritas está haciendo acopio de tiendas en los países cercanos y Turquía y enviándolas a Pakistán.

En Pakistán, la gestión de esta emergencia está resultando muy complicada debido a la accidentada orografía montañosa de las zonas siniestradas, lo que ha convertido a los helicópteros en una herramienta de máxima prioridad, y a las condiciones climáticas, que han comenzado a ser muy rigurosas es una región ubicada en las faldas del Himalaya. De ahí la máxima urgencia de proporcionar tiendas de campaña a las víctimas , para lo cual se ha optado por transportar la ayuda a las zonas más aisladas a lomos de burros y mulas a través de las montañas.

CÁRITAS PAKISTÁN

Una de las primeras acciones de respuesta humanitaria a la emergencia puesta en marcha por Caritas Pakistán consistió en la apertura de campamentos médicos para auxiliar a los heridos. Estos campamentos médicos prestan servicio de 24 horas. Para ello, todo el personal de Caritas Pakistán con formación en mitigación de desastres ha sido llamado para prestar servicio en los distintos campamentos. Todos los médicos de las unidades diocesanas del país también han sido invitados a prestar sus servicios en los mismos.

Junto a este programa de ayuda médica de urgencia, Caritas Pakistán está prestando ayuda humanitaria –reparto de alimentos y enseres básicos-- a unas 10.000 familias.

Tres semanas después del seísmo, Cáritas Pakistán ha puesto a punto su plan de reconstrucción y rehabilitación (SOA), para cuya ejecución ha solicitado el poyo de la red internacional de Caritas. Dicho plan contempla los siguientes aspectos:

• La duración prevista es de 36 meses.

• Su coste asciende a de 4.920.889 euros.

• El SOA se divide en 2 partes:

- La primera parte consiste en el mantenimiento de los planes de atención inmediata a los damnificados, que ya se puso en marcha con la ayuda de la red internacional de Caritas. Con los fondos enviados se compran y reparten tiendas preparadas para resistir el invierno, mantas y útiles de cama, estufas, utensilios de cocina y artículos higiénicos, entre otros. La distribución se lleva a cabo en 8 poblaciones, 4 de ellas en la zona de la ciudad de Balakot, y las otras 4 en las cercanías de la ciudad de Muzaffarabad.

-La segunda fase es la relativa a la rehabilitación. Caritas Pakistán la llevará a cabo en las mismas localidades asistidas en la fase anterior. La elección de estas poblaciones se ha basado en la vulnerabilidad de sus habitantes y en las pocas agencias que están cubriendo esas zonas.

• Los objetivos del SOA son los siguientes:

-Proporcionar alojamientos temporales y útiles no alimenticios a 5.000 cabezas de familia y 500 familias con carácter transitorio en centros urbanos.

-Promover el acceso a servicios de salud primaria a 5.000 hogares.

-Prestar apoyos a 5.000 familias en la recuperación de sus medios de vida. Este programa se divide en tres sectores: agrícola, formación profesional y estructuras escolares, además de un plan de microcréditos para impulsar la creación de pequeños negocios.

-Apoyar a los afectados del terremoto que se encuentran alojados en campamentos temporales, en coordinación con otras organizaciones, en especial ICMC (International Catholic Migration Commision).

-Promover la reconstrucción de 500 casas.

CÁRITAS INDIA

El 11 de octubre el equipo de emergencias de Caritas India se desplazó a diversas poblaciones cercanas a la ciudad de Uri, en la zona más devastada, en el área de Jammu-Cachemira. Varios miembros de este equipo se han adentrado a pie por las zonas montañosas con el fin de llevar medicinas a los afectados que más las precisen. Son muchas las poblaciones que han quedado incomunicadas en medio de las montañas, ya que las vías de comunicación están destruidas. Las labores de rescate se hacen lentas y penosas. Las condiciones de seguridad tampoco son óptimas en una zona de peligro por el conflicto bélico. Además, no sólo está lloviendo, sino que ha empezado a nevar y ya han muerto algunas personas a causa del frío. Desde que tuvo lugar el terremoto, las necesidades inmediatas de la población afectada son: agua, comida, tiendas de campaña, asistencia médica, medicinas, mantas, ropa de abrigo, y utensilios de cocina. El objetivo prioritario de Caritas India en este momento se dirige a cubrir las necesidades básicas de 7.000 familias antes de que lleguen las nevadas y los vientos invernales. Los próximos 45 días van a ser fundamentales, ya que después el acceso a estas zonas del Himalaya, será imposible hasta la primavera. Se han incorporado al equipo de emergencias 5 médicos procedentes de Delhi y lugares vecinos, mientras que toda la Iglesia india ha movilizado voluntarios con distintas formaciones académicas para desplazarse a las zonas afectadas.

En las dos diócesis principalmente afectadas, Jammu y Kashmir, se inició la emergencia y preparación de la rehabilitación en 12 poblaciones. Para ello se organizaron diversos equipos de auxilio, formados por uno o dos médicos y entre tres y cinco enfermeras, que se han adentrado, a pie, en las zonas más aisladas de Cachemira. Hasta la fecha, estos equipos han podido atender a unas 1.750 heridos en numerosas comunidades aisladas.

Caritas India, para organizar la atención a esta emergencia, ha emulado el modelo de atención a la primera fase que se organizó para atender el desastre provocado por el tsunami del 26 de diciembre de 2004, lo que le ha permitido agilizar el dispositivo de ayuda.

Caritas India ha enviado el SOA a la red internacional de Caritas, en el que identifica las áreas prioritarias de trabajo para los próximos meses. Los aspectos principales del SOA son los siguientes:

-Caritas India estima el coste de la emergencia y la posterior rehabilitación en 4.742.655 €, de los cuales solicita a la red internacional de Caritas 4.519.342 €.

-Las necesidades identificadas como inmediatas son: alojamiento, comida, atención médica, atención psicológica y educación.

-Los beneficiarios van a ser 4.000 familias, que son unas 22.500 personas.

-Cáritas India estima que, a fecha de 31 de marzo de 2006, puedan haberse cubierto estos objetivos:

•4.000 familias tengan satisfechas sus necesidades de comida, alojamiento, mantas, estufas y utensilios de cocina.

•4.000 familias que viven en 10 de los poblados afectados dispongan de acceso regular a los servicios de salud.

•5.000 niños participen en las actividades educativas y de ocio con atención especial a las necesidades psicosociales.

•2.000 familias tengan construidas casas provisionales con un sistema adecuado de salubridad, así como incentivos y materiales para realizar actividades de “cash for work” (pago por trabajo).

•1.200 familias tendrán reconstruida o reparada su casa.

•4.000 familias habrán recibido la ayuda para recuperar sus medios de vida.

Está previsto que todas las actividades necesarias para cumplir los objetivos puedan realizarlas los beneficiarios con el apoyo de sus líderes comunitarios y la ayuda de la Caritas local. Los procedimientos y metodologias utilizadas garantizan la máxima participación, la transparencia y la implicación de las mujeres en la misma medida que la de los hombres.

El personal profesional necesario para que se lleven a cabo las actividades previstas será originario de la zona.

Asimismo, Cáritas India ha previsto una protección especial para los niños, con el fin de evitar el tráfico infantil o su explotación sexual. Se habilitarán espacios apropiados para los que hayan quedado huérfanos.

Además, los equipos médicos que asistan a la población beneficiaria impartirán talleres de concienciación sobre el SIDA.

En la tele conferencia del 24 de octubre, Caritas India informó que gracias a la ayuda de 80 voluntarios procedentes de distintas diócesis de India, se están distribuyendo mantas y material de emergencia en general.

Caritas India ha mantenido sendas reuniones, una con el Gobierno de Cachemira y otra con la “Planning Commision” en Delhi, con la finalidad de que se cree una estrategia desarrollada por un consorcio tripartito formado por el ejército, la Administración civil y las ONG.

CAMPAÑA DE CÁRITAS ESPAÑOLA

Iniciada la fase de emergencia, cabe destacar, entre las acciones que Cáritas Española ha llevando a cabo, las siguientes:

• La implicación en la campaña desde la red Caritas, mediante la coordinación a través de Caritas Internationalis.

• El envío de fondos anticipados con cargo a los SOA presentados por los distintos países: 125.000 € a Pakistán y 125.000 € a India.

• La participación en distintos foros de coordinación: teleconferencias.

• La campaña informativa y de recaudación de fondos.

• La coordinación con CONFER (Conferencia Española de Religiosos, entidad confederada a Cáritas) con el fin de contactar con las congregaciones religiosas que tengan presencia en las zonas afectadas y prestarles la ayuda que precisen.

Las Cáritas diocesanas han realizado una importante labor informativa, de sensibilización y de recaudación de fondos, en coordinación con los Servicios Generales.

RED INTERNACIONAL DE CÁRITAS:

En la segunda tele-conferencia mantenida el 15 de octubre, Caritas internationalis recoge una primera aproximación del coste de la emergencia en Pakistán para los próximos 3 meses. La cantidad solicitada es de 10 millones de $USA.

El desastre provocado por el terremoto y el tsunami en el Sudeste Asiático ha provocado la movilización simultánea del mayor número de Caritas en todo el mundo hasta la fecha. Esto ha supuesto un reto en la coordinación de la red desde Caritas Internationalis que no sólo ha dado frutos positivos durante el primer mes en la atención de la emergencia, sino que ha supuesto una forma más uniforme de plantear las fases siguientes con el fin de evitar la duplicación de esfuerzos y la presencia incoherente en las distintas áreas afectadas. Además supone el fortalecimiento de las Caritas locales, que han demostrado su papel relevante desde la experiencia en atender a los empobrecidos de sus países respectivos.

Sin embargo, desde Caritas Pakistán y Caritas Internationalis se ha informado a la red que la atención a esta emergencia está siendo más difícil que la provocada por el maremoto de 26 de diciembre de 2004, debido a las dificultades para acceder a las zonas que han quedado aisladas en las montañas y a la proximidad del invierno, que imposibilitará la asistencia a dichas comunidades.

Los fondos recaudados por la red Cáritas están siendo remitidos directamente a las Cáritas de los países afectados a medida que éstas solicitan nuevas partidas para financiar los trabajados de emergencia.

Asimismo, y de acuerdo al procedimiento de transparencia establecido por Cáritas en el marco de cualquier emergencia, las donaciones recibidas servirán también para costear los programas de post-emergencia y reconstrucción de las zonas afectadas, de acuerdo a los planes elaborados por las propias Cáritas locales y una vez contrastados en los órganos de seguimiento de la red internacional.

PAKISTÁN

ORGANIZACIÓN DONACIONES EN €

Caritas Austria 20.000

Caritas Alemania 100.000

Caritas Bélgica 75.000

Caritas Francia 100.000

OBOS, Korea 41.401

Caritas Taiwán 16.560

Caritas Suecia 24.841

Caritas Española 125.000

Caritas Inglaterra (CAFOD) 146.505

Caritas Suiza 128.941

CORDAID, Holanda 200.000

Caritas Luxemburgo1 2.500

Caritas Noruega 12.420

TOTAL1.002.668

INDIA

ORGANIZACIÓN DONACIONES EN €

Caritas Española 125.000

CORDAID, Holanda 102.557

Caritas Noruega 12.420

Caritas Alemania 250.000

Caritas Australia 31.216

CAFOD, Inglaterra 220.475

CRS (Estados Unidos) 516.602

Caritas Japón 41.196

TOTAL1.292.983

PAKISTÁN E INDIA (sin precisar el reparto)

ORGANIZACIÓN DONACIONES EN €

Caritas Canadá 69.858

TOTAL 69.858

TELÉFONO DE DONACIONES: 902.33.99.99 (Solo España)

Cuentas «CÁRITAS - EMERGENCIA ASIA»

BANCOCÓDIGO DE CUENTA

BANESTO 0030-1001-32-0005892271

B.B.V.A. 0182-5906-80-0201511431

LA CAIXA 2100-2208-39-0200242284

CAJA MADRID 2038-1028-15-6000989291

C E C A 2000-0002-27-9100526810

POPULAR 0075-0001-81-0606906966

SCH 0049-0001-50-2610010014