Descansar en la casa de Betania junto a Jesús, es saborear ese momento Único y privilegiado que te inunda de paz el corazón. Cuántas veces nos hemos planteado lo que nosotros hubiéramos hecho si nos hubiera tocado vivir en tiempo de Jesús; tenemos la seguridad que hubiésemos acudido a todos los lugares donde El descansaba. Pero no hemos caído en la cuenta que esto no es cosa del pasado sino del presente. Esto se repite hoy. Por eso quiero invitarte con esta página a que me acompañes para marchar hacia Betania. Jesús descansa allí, en Betania, con sus amigos se trata de irnos a encontrar con Él; todos estamos invitados.

 

SextoDomingo de Pascua

1 de mayo de 2005

GRUPOS BETANIA DE ORACIÓN Y ACCIÓN

**Textos para los trabajos de liturgia


EXHORTACIÓN PARA ESTA SEMANA

Nos estamos acercando al final de la Pascua. El próximo domingo es la Ascensión y el siguiente celebraremos Pentecostés. Se va ya respirando un ambiente, fresco y luminoso, propio del Espíritu Santo. Y así las lecturas de todos estos días nos anuncian la llegada del Paráclito. Debemos de destinar este tiempo a mejorar nuestra vida de cristianos y nuestros trabajos de liturgia. El trabajo para el altar y para los hermanos es algo muy importante. La Eucaristía dominical es el gran acto de entrega del milagro del Pan y del Vino y, asimismo, de la actualización permanente para mantener viva la Palabra de Dios. Meditemos respecto a la llegada del Espíritu. Meditemos sobre el servicio a los hermanos.


EXPLICACIÓN PERMANENTE SOBRE ESTOS CUESTIONARIOS

Hemos querido dar un nuevo aspecto –y renovada función—al apartado de los Grupos Betania. Hasta ahora se publicaban una explicación para construir los formularios y luego se adjuntaban unas preguntas –de tres a cinco—con las ideas fuerza para meditar esa semana.

Ahora “vamos a dar hechos” los formularios. Y gracias a los links para imprimir pues ya podrán ser utilizados directamente. Se componen, pues, de las moniciones, las lecturas y un breve comentario litúrgico. Al final, como siempre, las preguntas.

Pero hay un añadido. Vamos a sugerir algunos trabajos de campo para ayudar a los hermanos, en principio referidos al ámbito de Internet. Sería útil que nos fueran comunicando los progresos al respecto.

Los grupos Betania no son otra cosa que unas agrupaciones voluntarias, formadas, en principio, por las personas que forman los equipos de liturgia y que se suelen reunir con alguna antelación para preparar las misas en las que intervienen y también meditar la palabra de Dios. La idea nuestra es ir haciéndolos crecer y, si es posible relacionar.

Para cualquier sugerencia o duda se puede utilizar especialmente el siguiente correo:

betaniamad@yahoo.es


LA REUNIÓN LITURGICA

ORACIÓN DE ENTRADA.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Señor Dios Padre nuestro, te pedimos gracia para comprender mejor la Palabra que se transmite en la Eucaristía Dominical. Concédenos la presencia cercana y gratificante del Espíritu Santo. Te lo pedimos por tu Hijo --y Maestro Nuestro--el Señor Jesús.


MONICIÓN SOBRE LAS LECTURAS

1.- Los Hechos de los Apóstoles –es la primera lectura-- nos refieren los trabajos de Felipe, que, recién nombrado diácono, emprende una vigorosa acción de apostolado. Predica en Samaria, el país considerado por los judíos como apostata y extranjero, a pesar de que adoraban el mismo Dios. La Palabra es bien recibida y tanto es así que se hace necesario el viaje de Pedro y Juan para confirmar a tanto convertido. La imposición de las manos --hoy lo hacen los obispos en el sacramento de la confirmación-- hace adultos en la fe a los recién bautizados. Los comunica el Espíritu. Y este Espíritu de Dios aletea en proximidad al acercarse el tiempo de Pentecostés.

S.- Es un salmo universalista, en su tono y en su estilo, aplicado por los judíos contemporáneos de Jesús como liturgia de aclamación y de adoración jubilosa para Dios, Nuestro Padre. Por otro lado, la transformación del mar en tierra firme para que pase su pueblo elegido es una acción frecuente en Dios para salvar a su pueblo.

2.- En la segunda lectura, sacada de la Primera Carta de San Pedro, el primer vicario de Cristo sobre la Tierra –el primer Papa--, nos sigue hablando los últimos días de Jesús en la tierra. Ahora narra la resurrección producida por el Espíritu Santo y esa es una esperanza plena para todos nosotros, que esperamos la resurrección gloriosa.

3.- En el evangelio de San Juan, Jesús anuncia el envío y la presencia de ese Espíritu, el defensor. Es Él mismo quien nos anima día a día, hora a hora, a la Iglesia en su caminar y es Él el que está presente en estos momentos, en nuestra celebración del domingo. La fuerza del Espíritu realizará también hoy el milagro cotidiano de transformar en pan y el vino en Cuerpo y Sangre de Nuestro Señor Jesucristo.


LECTURAS

PRIMERA LECTURA

LECTURA DEL LIBRO DE LOS HECHOS DE LOS APÓSTOLES 8, 5-8. 14-17

En aquellos días, Felipe bajó a la ciudad de Samaria y predicaba allí a Cristo. El gentío escuchaba con aprobación lo que decía Felipe, porque habían oído hablar de los signos que hacía, y los estaban viendo: de muchos poseídos salían los espíritus inmundos lanzando gritos, y muchos paralíticos y lisiados se curaban. La ciudad se llenó de alegría.

Cuando los apóstoles, que estaban en Jerusalén, se enteraron de que Samaria había recibido la palabra de Dios, enviaron a Pedro y a Juan; ellos bajaron hasta allí y oraron por los fieles, para que recibieran el Espíritu Santo; aún no había bajado sobre ninguno, estaban sólo bautizados en el nombre del Señor Jesús. Entonces les imponían las manos y recibían el Espíritu Santo.

Palabra de Dios


SALMO RESPONSORIAL

SALMO 65

R.- ACLAMAD AL SEÑOR, TIERRA ENTERA.

 

Aclamad al Señor, tierra entera;

tocad en honor de su nombre,

cantad himnos a su gloria.

Decid a Dios: «¡Qué temibles son tus obras!» R.-

 

Que se postre ante ti la tierra entera,

que toquen en tu honor,

que toquen para tu nombre.

Venid a ver las obras de Dios,

sus temibles proezas en favor de los hombres. R.-

 

Transformó el mar en tierra firme,

a pie atravesaron el río.

Alegrémonos con Dios,

que con su poder gobierna eternamente. R.-

 

Fieles de Dios, venid a escuchar,

os contaré lo que ha hecho conmigo.

Bendito sea Dios,

que no rechazó mi súplica

ni me retiró su favor. R.-


SEGUNDA LECTURA

LECTURA DE LA PRIMERA CARTA DEL APÓSTOL SAN PEDRO 3, 15-18

Queridos hermanos:

Glorificad en vuestros corazones a Cristo Señor y estad siempre prontos para dar razón de vuestra esperanza a todo el que os la pidiere; pero con mansedumbre y respeto y en buena conciencia, para que en aquello mismo en que sois calumniados queden confundidos los que denigran vuestra buena conducta en Cristo; que mejor es padecer haciendo el bien, si tal es la voluntad de Dios, que padecer haciendo el mal. Porque también Cristo murió por los pecados una vez para siempre: el inocente por los culpables, para conducirnos a Dios. Como era hombre, lo mataron; pero, como poseía el Espíritu, fue devuelto a la vida.

Palabra de Dios


ALELUYA Jn 14, 23

El que me ama guardara mi palabra --dice el Señor--, y mi Padre lo amará, y vendremos a él


EVANGELIO

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN 14, 15-21

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

-- Si me amáis, guardaréis mis mandamientos. Yo le pediré al Padre que os dé otro defensor, que esté siempre con vosotros, el Espíritu de la verdad. El mundo no puede recibirlo, porque no lo ve ni lo conoce; vosotros, en cambio, lo conocéis, porque vive con vosotros y está con vosotros. No os dejaré huérfanos, volveré. Dentro de poco el mundo no me verá, pero vosotros me veréis y viviréis, porque yo sigo viviendo. Entonces sabréis que yo estoy con mi Padre, y vosotros conmigo y yo con vosotros. El que acepta mis mandamientos y los guarda, ése me ama; al que me ama lo amará mi Padre, y yo también lo amaré y me revelaré a él.

Palabra del Señor


COMENTARIO LITÚRGICO

NO ESTAMOS SOLOS

Por David Llena

Vemos en el evangelio que hemos leído como Cristo, ante la proximidad de su muerte, anima a los discípulos prometiendo que no les dejará huérfanos. La Iglesia en este tiempo y ante la proximidad de la ascensión del Señor, nos recuerda estas palabras de Cristo, no estaremos solos. Si le amamos guardaremos sus preceptos y El vendrá a nosotros y viviremos. Lo que no podemos hacer es invertir el orden: lo primero es amar a Dios y de ahí se deduce todo lo demás. NO es lo primero cumplir los mandamientos, o mejor dicho debemos cumplir primero el primer mandamiento: “Amar a Dios sobre todas las cosas”.


LAS PREGUNTAS DEL EDITOR

1.- ¿Creemos, verdaderamente, en el Espíritu Santo? ¿Le rezamos? ¿Hemos meditado alguna vez por qué el Espíritu recibe tan pocas devociones? ¿Es, ciertamente, el Gran Desconocido?

2.- Todas las preguntas anteriores solo tienen una respuesta: hay que rezar y rogar al Espíritu Santo que, con nuestro trabajo, seamos capaces de anunciar su presencia y los bien que entrega, día a día, al pueblo cristiano. Debemos mostrar al Espíritu a todos.

3.- Están muy cercanos los momentos del cónclave, de la elección del Papa Benedicto XVI. Debemos orar insistentemente para que siga el Espíritu ayudando a la Iglesia y al Papa. Y nosotros –hay que insistir—debemos anunciar el efecto del Espíritu Santo en la vida cotidiana de la Iglesia.

4.- Tanto la primera como la segunda lectura –Hechos y Carta de Pedro—nos narran los primeros momentos de la vida de la Iglesia. Y en ellos, la presencia del Espíritu lo llena todo. Hemos de aprender de esa Iglesia joven, pujante y humilde para aplicar a nuestro trabajo de liturgia muchas de sus características.

5.- Celebramos el domingo el Día de los Enfermos. Deberíamos cuidar con esmero la celebración litúrgica de la Unción de los Enfermos. Como se sabe ya no es un sacramento a dispensar a los enfermos muy graves. Muchas personas pueden recibirlo y por razones variadas: edad, enfermedad, expectativa de una operación quirúrgica, etc. Por ello tambien puede ser esa jornada un momento de reflexión especial para nosotros en los Grupos Betania


LA MISIÓN

Puede ser un poco reiterativa nuestra misión de hoy, porque es lo mismo que hemos ido ofreciendo en las preguntas: anunciemos al Espíritu Santo. Y como añadido lógico bien podríamos divulgar el efecto del Espíritu en estos momentos en que la Iglesia inicia un nuevo Pontificado.


Nos podéis escribir sobre todo esto. E, incluso, pedirnos ayuda sobre algún tema concreto. Os repetimos el correo:

betaniamad@yahoo.es