Descansar en la casa de Betania junto a Jesús, es saborear ese momento Único y privilegiado que te inunda de paz el corazón. Cuántas veces nos hemos planteado lo que nosotros hubiéramos hecho si nos hubiera tocado vivir en tiempo de Jesús; tenemos la seguridad que hubiésemos acudido a todos los lugares donde El descansaba. Pero no hemos caído en la cuenta que esto no es cosa del pasado sino del presente. Esto se repite hoy. Por eso quiero invitarte con esta página a que me acompañes para marchar hacia Betania. Jesús descansa allí, en Betania, con sus amigos se trata de irnos a encontrar con Él; todos estamos invitados.

 

Cuarto Domingo de Adviento
19 de diciembre de 2004

GRUPOS BETANIA DE ORACIÓN Y ACCIÓN

**Textos para los trabajos de liturgia


Hemos querido dar un nuevo aspecto –y renovada función—al apartado de los Grupos Betania. Hasta ahora se publicaban una explicación para construir los formularios y luego se adjuntaban unas preguntas –de tres a cinco—con las ideas fuerza para meditar esa semana.

Ahora “vamos a dar hechos” los formularios. Y gracias a los links para imprimir pues ya podrán ser utilizados directamente. Se componen, pues, de las moniciones, las lecturas y un breve comentario litúrgico. Al final, como siempre, las preguntas.

Pero hay un añadido. Vamos a sugerir algunos trabajos de campo para ayudar a los hermanos, en principio referidos al ámbito de Internet. Sería útil que nos fueran comunicando los progresos al respecto.

Los grupos Betania no son otra cosa que unas agrupaciones voluntarias, formadas, en principio, por las personas que forman los equipos de liturgia y que se suelen reunir con alguna antelación para preparar las misas en las que intervienen y también meditar la palabra de Dios. La idea nuestra es ir haciéndolos crecer y, si es posible relacionar.

Para cualquier sugerencia o duda se puede utilizar especialmente el siguiente correo:

betaniamad@yahoo.es


LA REUNIÓN LITURGICA

ORACIÓN DE ENTRADA.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Señor Dios Padre nuestro, te pedimos gracia para comprender mejor la Palabra que se transmite en la Eucaristía Dominical. Concédenos la presencia cercana y gratificante del Espíritu Santo. Te lo pedimos por tu Hijo --y Maestro Nuestro--el Señor Jesús.


MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

1.- El profeta Isaías en la primera lectura nos ofrece el vaticinio impresionante de la llegada del Niño que esperamos. Y narra como el Señor Dios dará una señal a los contemporáneos de Acaz: “La Virgen está encinta y da a luz un hijo...”Todo esta a punto para la llegada.

S.- Salmo interesante este número 24. Se considera que fue compuesto para cantarlo durante el traslado del Arca de la Alianza desde Silo al Templo de Salomón en las estrofas de las que se sacado el versículo responsorial. Por otro lado parece que en sus primeros versos está compuesto antes del exilio. Y es de los pocos compuestos en esa etapa. Para nosotros es un himno al poder de Dios y a nuestra conversión.

2.- En el comienzo de la Carta a los romanos, que es nuestra segunda lectura anuncia la filiación divina del Señor Jesús y la promesa de los antiguos profetas de que salvaría al mundo. Son unas breves palabras pero de extraordinario contenido e importancia.

3.- El evangelio de Mateo, que es el que corresponde en este Ciclo A que acabamos de empezar, narra el nacimiento de Jesús y el apoyo de Dios a san José en momentos difíciles. El ángel comunicó a José la naturaleza del Hijo que esperaba María y refleja también Mateo la profecía de Isaías que hemos escuchado anteriormente.


PRIMERA LECTURA

LECTURA DEL LIBRO DE ISAÍAS 7, 10-14

En aquellos días, dijo el Señor a Acaz:

--Pide una señal al Señor, tu Dios: en lo hondo del abismo o en lo alto del cielo.

Respondió Acaz:

--No la pido, no quiero tentar al Señor.

Entonces dijo Dios:

--Escucha, casa de David: ¿No os basta cansar a los hombres, que cansáis incluso a mi Dios? Pues el Señor, por su cuenta, os dará una señal: Mirad: la virgen está encinta y da a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel (que significa "Dios-con-nosotros")

Palabra de Dios

SALMO RESPONSORIAL

SALMO 23

R.- VA A ENTRAR EL SEÑOR: ÉL ES EL REY DE LA GLORIA.

Del Señor es la tierra y cuanto la llena,
el orbe y todos sus habitantes: él
la fundó sobre los mares,
él la afianzó sobre los ríos. R.-

¿Quién puede subir al monte del Señor?
¿Quién puede estar en el recinto sacro?
El hombre de manos inocentes
y puro corazón. R.-

Ése recibirá la bendición del Señor,
le hará justicia el Dios de salvación.
Éste es el grupo que busca al Señor,
que viene a tu presencia, Dios de Jacob. R.-

SEGUNDA LECTURA

COMIENZO DE LA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS ROMANOS 1, 1-7

Pablo, siervo de Cristo Jesús, llamado a ser apóstol, escogido para anunciar el Evangeliode Dios. Este Evangelio, prometido ya por sus profetas en las Escrituras santas, se refiere a su Hijo, nacido, según la carne, de la estirpe de David; constituido, según el Espíritu Santo, Hijo de Dios, con pleno poder por su resurrección de la muerte: Jesucristo, nuestro Señor. Por él hemos recibido este don y esta misión: hacer que todos los gentiles respondan a la fe, para gloria de su nombre. Entre ellos estáis también vosotros, llamados por Cristo Jesús. A todos los de Roma, a quienes Dios ama y ha llamado a formar parte de los santos, os deseo la gracia y la paz de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo.

Palabra de Dios

ALELUYA Mt, 1, 23

Mirad, la virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel “Dios-con-nosotros”

EVANGELIO

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO 1, 18-24

El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera:

María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo.

José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo:

-- José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.

Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por el Profeta: «Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel, (que significa "Dios-con-nosotros").» Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y se llevó a casa a su mujer.

Palabra del Señor


COMENTARIO LITÚRGICO

DIOS CON NOSOTROS

Por Manuel de Maya

María es modelo del cristiano, del creyente, de la Iglesia. También lo es José, su esposo, al aceptar esa “paternidad” tan especial y difícil. El ángel del Señor le invita a que no tenga reparo de acoger a María, su mujer, desvelándole el misterio de su fecundidad. “La criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo”. Hace falta que se cumpla lo que anunció el profeta: “la virgen concebirá y dará a luz un hijo”. José, que era bueno, no entiende pero tampoco pone obstáculos. Sin discursos, sin preguntas, obedece los planes de Dios tan incomprensibles. Al levantarse de aquel sueño “hizo” lo que le había mandado el ángel del Señor. El amor entendido y vivido como fe y fidelidad acaba siendo siempre obediencia.

“Dios con nosotros” es algo más que la sorprendente presencia de Jesús en la historia. “Emmanuel” es algo más que “Dios hecho hombre” compartiendo nuestros destinos. Significa también la manifestación del obrar divino que tanto desconcierta a los hombres al contar con nuestra disponibilidad. Para Dios no hay nada imposible pero ha querido contar con nosotros, con la pobre ayuda y colaboración del hombre, para llevar a cabo y realizar sus obras de salvación.

Hoy ocurre lo mismo, nadie es insignificante. Todos somos protagonistas en el misterio de hacer presente a Dios en nuestra familia, en nuestra sociedad, en nuestro mundo y en nuestro corazón. Así alguien podrá decirnos lo que se podía haber dicho de José: “Dichoso tú, José, que has creído, lo que te ha dicho el Señor se cumplirá”.

LAS PREGUNTAS DEL EDITOR

1.- La emoción de la llegada del Niño Jesús debe llenar todas nuestras vidas. La importancia de las Fiestas que se acercan --y que tienen una enorme importancia litúrgica-- han de hacernos pensar y reaccionar. Jesús va a venir, dentro de unos días, pobre y débil. Nosotros debemos seguir su camino y prepararnos con la mayor humildad posible a celebrar la Navidad.

2.- Hemos de pensar especialmente en los pobres. Es posible que algunos de nosotros trabajemos en Cáritas atendiendo a los pobres en estas proximas fiestas. Pero más que una ayuda material, necesitan palabras de apoyo. ¿Te has parado a hablar con algunos de los que ayudas? ¿Y lo has hecho con dulzura, con entrega, con amor? ¿No? Pues ya sabes lo que tienes que hacer.

3.- Un orden práctico es bueno que trabajemos con orden en la preparación de las proximas misas de Navidad. ¡Qué no quede para el último momento, como siempre!

LA MISIÓN

Vamos a repetir la misión de la semana pasada. Se acerca la Navidad y debemos trabajar, en lo material, para los que nada tienen. Ojalá sepamos comprender los esfuerzos de mucha gente por llevar a los más pobres un poco de comida para que mejor celebren la llegada de Jesús. Es verdad que no debemos ser solamente solidarios en Navidad, pero también es cierto que debemos articular nuestra ayuda de manera especial en estos días en que Jesús nos pide que estemos alegres. La alegría es un gran don.

Nos podéis escribir sobre esto. E, incluso, pedirnos ayuda. Os repetimos el correo:

betaniamad@yahoo.es